fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeEdición ImpresaLa sanidad sí puede ser una buena noticia

La sanidad sí puede ser una buena noticia

A nivel general, toda vez que el rubro de la sanidad animal ha logrado arribar a las páginas, diales o pantallas de los principales medios nacionales ha sido con un mensaje ligado a su impacto negativo sobre la producción, o bien a la difusión de casos fatales o contagios de enfermedades entre los animales y los seres humanos.
Esto tiene su lógica, la cual sin dudas el sector deberá ir rompiendo paulatinamente.
Es por esto que no podemos nosotros pasar por alto el impacto y reconocimientos que han tenido diversos hechos a lo largo del último tiempo.
Por ejemplo, es clave destacar el artículo publicado por La Nación el 16 de mayo en donde el Dr. Juan Insaugarat (de Saladillo) expresa claramente que “La sanidad también tiene sus secretos de gerenciamiento”.
Allí y entre otros temas, el profesional deja en claro que un plan sanitario de máxima para un rodeo de cría tiene un costo de $200 por vientre entorado, incluyendo el acondicionamiento inmunológico del ternero hasta el destete, que le da mayor resistencia a enfermedades en etapas posteriores y que también incluye los correspondientes biológicos y las prácticas profesionales. Pero no sólo eso, sino que comentó el caso real de un establecimiento que pasó del 83% de preñez inicial (antes del asesoramiento) a un promedio del 92%, en la última década, con 85% de terneros logrados.
“Gerenciar la sanidad es aprovechar la herramienta de menor costo del sistema ganadero para lograr un alto impacto económico. Hay que abrir los ojos”, dijo Insaugarat. Aplausos.
Ese mismo día, también Clarín publicaba el efecto ventajoso de la sanidad como inversión a la hora de prevenir pérdidas en la productividad animal.
Pero claro que esto no fue todo ya que, aunque con un menor grado de difusión mediática, Bioinnovo -empresa de biotecnología surgida del vínculo público privado (INTA y Vetanco)- presentó su primer producto, destinado a prevenir la diarrea en los terneros.
Se siguieron anunciando inversiones en construcción de plantas, certificaciones y recertificaciones de calidad, cambios y acciones concretas de capacitación, a las que se suman nuevas inquietudes por parte del canal distribuidor, ya no sólo como un actor logístico sino también reforzando su rol de difusor y promotor de las tecnologías y los conocimientos disponibles.
A estas buenas noticias se sumaron los investigadores del INTA, instituto que si bien sigue trabajando y generando contenidos para mejorar la producción agrícola, se ha volcado fuertemente hacia la rama ganadera, modificando el perfil de sus comunicaciones e investigaciones, generando aportes realmente concretos como los que podrán ver en esta edición: el desarrollo de una nueva vacuna contra la mastitis y aportes concretos en el caso del Virus de la Diarrea Viral Bovina y las “boqueras”, entre otros.
Puede que no sea la Panacea, pero frente a la quietud que venía mostrando el sector en los últimos tiempos, estas noticias, novedades y propuestas no dejan de representar una sumatoria de signos vitales que nos llevan a pensar que sí se puede seguir creciendo y fomentando el buen uso de las tecnologías y los conocimientos que tantos profesionales veterinarios y empresas tienen para compartir en nuestro país.

comments

COMPARTIR:
Valoración: