fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
Home2015junio (Page 4)

EN SAN LUIS

Alerta equina

El Ministerio del Campo declaró una alerta sanitaria equina de 180 días en toda la provincia de San Luis debido a la detección de brotes de anemia infecciosa en caballos de la vecina localidad cordobesa de Laboulaye, donde el Senasa también declaró el estado de alerta.

CONCORDIA

¿Leishmaniasis en Entre Ríos?

Por medio de un comunicado de prensa, la seccional Concordia del Colegio de Veterinarios de Entre Ríos manifestó su preocupación “ante la cantidad de casos de Leishmaniasis que se están registrando en la ciudad (14 confirmados en laboratorio privado y otros tantos por laboratorios que trabajan con la municipalidad)”.

ODONTOLOGIA VETERINARIA

Videos disponibles

Ingresando en youtube.com/pmotivar podrán acceder a la primera entrega del material audiovisual generado por el Dr. Adalberto Amato en un nuevo aporte a la difusión de la odontología veterinaria: “Una lesión aparentemente leve en tejido blando puede indicar un proceso neoplástico importante”, justifica allí el profesional veterinario.

DECISION GLOBAL

Despidos en Zoetis

Como parte de un plan global para recortar US$ 300 millones en costos anuales para 2017, Zoetis despedirá a un máximo de 2.500 personas; cerrará o venderá plantas de producción y reducirá sus divisiones geográficas de cuatro a dos, entre otras medidas comunicadas desde la compañía recientemente. “Esta reducción de los gastos implicará unos US$ 500 millones en cargos únicos y aumentará el beneficio operativo por US$ 200 millones”, explicaron.
Fuente: Reuters / Bloomberg.

ANEMIA INFECCIOSA

Vínculo que suma

El Ministerio de la Producción de Santa Fe, la Universidad Nacional del Litoral y el laboratorio Proagro firmaron un convenio donde se establecen pautas bajo las cuales se releva la información pertinente y necesaria, para que la mencionada empresa evalúe la factibilidad técnica y económica de adquirir el desarrollo de un kit ELISA para diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina.
Esta técnica es desarrollada en el Laboratorio de Diagnóstico e Investigaciones Agropecuarias del Ministerio de la Producción y la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas.

La desconfianza provoca acciones de conservación que se traducen en un control que limita a las personas a la hora de agregar valor en su trabajo.

LILIANA BIANCHI Y MARINA OLABARRIETA
punto.encuentro@motivar.com.ar

En este encuentro les proponemos reflexionar sobre la confianza, elemento esencial para la gestión organizacional orientada a las personas. Más que elemento y tal como dice Daniel Goleman, una competencia emocional.

La confianza es una construcción a lo largo de nuestras vidas que deviene en una competencia emocional indispensable para gestionar organizaciones.

Esa construcción está sostenida desde los pilares más primarios con los que nos constituimos como personas hasta las experiencias diarias que nos moldean.

Pensamos en la confianza, en la entrega de confianza y en ser confiables y nos sentimos, a veces, descuidados y titubeantes ante la idea de que otro sea quien tome decisiones en nuestro lugar, posea información valiosa, nos represente ante clientes, empleados y socios. Cuando entregamos y recibimos confianza estamos entregando y recibiendo la capacidad de hacer. Lo que diversos autores mencionan como “empowerment” podría traducirse como: dar poder al otro.

Como paradoja de nuestros días, nos encontramos con que muchas veces las relaciones en el trabajo se basan todavía en el miedo y en la “desconfianza básica”. Se escuchan frases del tipo: “todo el mundo es culpable hasta que demuestre lo contrario”. ¿Cuál es el resultado de este tipo de pensamiento?

Reflexiones sobre el concepto de vulnerabilidad

Brene Brown Punto EncuentroLos invitamos a ingresar en www.youtube.com/pmotivar y acceder a una nueva charla Ted, donde Liliana liliana  nos invita de una manera contagiosa, a reflexionar sobre el concepto de vulnerabilidad

Compartimos con Rafael Echeverría (“La empresa emergente”, Granica, 2008) la idea de que la desconfianza provoca acciones de conservación, que se traducen en un control tan fuerte, que limita, que obtura la posibilidad de que las personas agreguen valor a su trabajo. Y si no, recuerden que alguna vez hemos respondido o nos han respondido: “Acá se te paga para que hagas y no para que pienses”.

¿Se consiguen resultados desde la desconfianza? Probablemente, pero a corto plazo, algo limitados y con un alto costo en la calidad de las relaciones.

Hoy la orden, el control y el castigo han perdido efectividad per sé; se plantea el orden y el control por el compromiso del resultado compartido, generando así un sistema de auto regulación.

Sin desconocer la necesidad de que haya seguimiento sobre los resultados, entendemos que las transformaciones del contexto y el estar transitando una nueva Era (la del conocimiento) han provocado un quiebre en la manera en que hacemos una organización.

La confianza se presenta hoy como la emocionalidad base para construir relaciones laborales efectivas.

 

¿Qué implica la confianza?

La misma tiene muchos aspectos y uno de ellos es el reconocerse “vulnerable”.

Esto es bastante difícil en las organizaciones donde, muchas veces, el precepto implícito parecería ser mostrar que uno no se equivoca, el error es de otro, está en otro sector, etc. La invulnerabilidad limita el aprendizaje y las relaciones sinceras.

El ser vulnerable me muestra como soy, con posibilidades de aprender, de desarrollarme, construye relaciones basadas en la confianza y la sinceridad.

Como dice Echeverría, “la confianza genera acciones de transformación… la confianza y la falta de ella nos habla de la manera como encaramos el futuro”.

Otro aspecto de la confianza es que es la condición para que los sistemas sociales funcionen. Todo sistema social se construye a partir de un conjunto de normas que determinan el juego que se va a jugar en ese sistema.

“Hay juegos que promueven la confianza, la colaboración entre las personas y hay otros que estimulan la competencia, provocando distintos niveles de desconfianza.

Las normas de comportamiento no sólo determinan las prácticas sociales básicas en lo que los miembros de un sistema se verán comprometidos, sino que también definen los comportamientos obligatorios, permitidos y prohibidos.”

Como líderes tenemos la posibilidad de construir sistemas más o menos confiables. Normas conocidas, claras e informadas reducen la incertidumbre: las personas saben cómo moverse, cómo actuar. Por otra parte, normas implícitas, poco comunicadas y no transparentes promueven un alto nivel de arbitrariedad, el cual puede afectar el nivel de confianza entre las personas.

Les dejamos aquí algunas preguntas para que se planteen en su rol de líderes: ¿Cómo es el manejo del error dentro de mi empresa? ¿Importa su impacto, quién lo cometió o el motivo del mismo? Una vez solucionado el error, ¿qué se hace? ¿Se la castiga? ¿Celebramos los logros? ¿Cómo reaccionamos si no estoy de acuerdo con el estilo o la decisión que tomó uno de mis colaboradores?

Visiones

Romano SforzaOMAR ROMANO SFORZA
Es presidente de Bedson, laboratorio de capitales nacionales ubicado en La Lonja, Pilar, Buenos Aires, lugar donde dispone de su planta de elaboración. La misma está certificada bajo la normativa GMP del Senasa y tiene 100 empleados. Participa en distintos segmentos del mercado: avicultura, porcinos, acuicultura y rumiantes. Más datos en bedson.com.ar o contactando a la Lic. Sofia Soubie: sofia.soubie@bedson.com.ar.

“El Marketing veterinario, una asignatura pendiente”

Argentina es un país que vive en el corto plazo. Proyectar más allá de ello es todavía una cuenta pendiente, y el sector farmacéutico veterinario local no es la excepción a esta regla. Trascender la coyuntura fue, es y será el horizonte de empresas como la nuestra, que en sus 36 años de existencia levantó la vista y miró a la industria global en perspectiva.

Tenemos un presente de permanente crecimiento: con una fuerte inversión en I+D+I, continuamos desarrollando nuevos productos, los cuales -una vez aprobados por las legislaciones regulatorias correspondientes- serán lanzados al mercado.

Adelantándonos a la tendencia, desde hace años, avanzamos en el sector porcino, siendo una industria que a nivel mundial domina el consumo y la producción de carne. Además, estamos desarrollando aditivos para rumiantes, un mercado clave para la economía argentina.

El foco de este nuevo desarrollo está destinado a los tambos, en donde existen posibilidades concretas y eficaces de incorporar este tipo de productos.

A largo plazo, disponemos de estrategias planificadas en la consolidación de nuevas tecnologías para el sector acuícola, el que más ha crecido en el último milenio y cuya demanda global aún no está satisfecha.

Existen también claves a considerar para la industria de la producción animal local.

 

Mirar hacia adelante

Hoy la tendencia es trascender la coyuntura y crecer en un mercado argentino en donde existen distintos laboratorios veterinarios comercializando productos parecidos o prácticamente iguales.

Cuando analizamos los costos todavía principales para producir un kilo o litro de proteína animal para consumo humano, el cereal sigue liderando con más del 75% de incidencia total. El cliente tiene pocos vendedores de cereal y cientos de laboratorios veterinarios a los cuales comprarle productos similares. Esto no deja de ser una verdad inocultable.

Entonces, ¿cómo hacer la diferencia?

En este sentido, hemos hecho escuela incorporando una herramienta prácticamente inédita en la industria farmacéutica veterinaria en la Argentina: el mercadeo.

“El cliente tiene pocos vendedores de cereal y cientos de laboratorios veterinarios a los cuales comprarle productos  que son similares”.

Una estrategia eficaz de marketing ya no funciona con un envase bonito o con un slogan impactante. Una de las grandes claves en liderazgo de estrategias de mercadeo es saber que el alma del marketing está en conquistar, conocer y consolidar el vínculo con el cliente: una relación que funciona como un espejo de otros vínculos humanos, igual que el amor.

Atravesamos las mismas etapas. Cuando un hombre o una mujer se enamoran, primero deben ganarse la empatía en la relación. Enamorarse es elegir; es priorizar una elección que nos parece única e irrepetible, entre decenas de opciones que descartamos. Pero para lograr una relación que trascienda el instante, conquistamos a quien queremos.

Estamos atentos a sus sensaciones, gestos, palabras y acciones. Luego actuamos en función de las variables que investigamos para lograr la felicidad del otro. Por ello nunca olvidamos los detalles, escuchamos con atención y personalizamos los gustos, los deseos y las expectativas.

Cuando conocemos a un cliente tenemos que investigar: indagar, descubrir y comprender qué es lo que necesita, por qué y -ante esa necesidad-, crear una respuesta.

Conquistar al cliente sólo es el primer paso. Una vez comenzada una relación, jamás deberían olvidarse los signos y señales que crearon el vínculo. Las relaciones cambian, atraviesan momentos de alegría, de conflicto y de estancamiento. Ponerse en el lugar del otro, adaptarse a las nuevas necesidades e innovar con nuevas soluciones son la llave para fidelizar el vínculo.

 

La clave

En nuestro caso entendimos que esta relación no se basa en el rédito momentáneo.

Cada vez que un productor tiene una necesidad o dificultad, apela a la empresa como una garantía de confianza.

A través del conocimiento de las causas que afectan la productividad y el estudio de cada contexto, desarrollamos “Programas de Aplicación Estratégicos” y de “Soporte Técnico” que son tendencia global.

Muchas organizaciones los han adoptado como modelo de fidelización. El cliente siempre tiene un valor y un peso específico: nosotros estamos presentes desde la primera vez y durante toda su trayectoria, acompañando al productor, asistiéndolo con soluciones específicas y personalizadas.

En las relaciones humanas, existen miles de opciones, pero la diferencia está en ganarse y consolidar la empatía de un vínculo a largo plazo.

Así lo demostró el Dr. Eial Izak en una jornada organizada por MSD Salud Animal en 9 de Julio, provincia de Buenos Aires.

NICOLAS DE LA FUENTE
redaccion@motivar.com.ar

Izak. “El objetivo es tener 2 o 3 casos al mes, cada 100 vacas”.

Izak. “El objetivo es tener 2 o 3 casos al mes, cada 100 vacas”.

A fines de abril, MSD Salud Animal realizó una jornada en la ciudad bonaerense de 9 de Julio, la cual se inició por la mañana con una capacitación para más de 20 tamberos y veterinarios en el establecimiento San Miguel (Ver recuadro). Luego y ya en las instalaciones del Hotel Cla Lauquen se completó la actividad con la disertación del Dr. Eial Izak, quien compartió con cerca de 50 profesionales y productores conceptos sobre las terapias de mastitis y secado.

“Estamos convencidos de que la mejor manera de contribuir al incremento de la producción láctea y reducir los conteos de células somáticas de los tambos es concretando esta serie de talleres y charlas que a lo largo del año replicamos en distintos puntos del país”, le comentó a este Periódico MOTIVAR el Dr. Luciano Borda, del Depto. Técnico de MSD.

Y agregó: “La idea es que los asistentes comprendan que es posible trabajar bien”.

Además, explicó que “se percibe una mayor utilización de pomos para tratar las mastitis clínicas que para el secado, tendencia que desde el laboratorio queremos revertir”.

 

Mano a mano

Previo a su disertación, tuvimos la posibilidad de dialogar con Eial Izak sobre distintos aspectos ligados a las mastitis clínicas en los tambos argentinos.

“A nivel nacional podemos decir que es común encontrarnos con entre 8 y 10 casos por cada 100 vacas por mes, siendo el objetivo bajarlo a 2 o 3 casos”.

A la vez, el experto destacó que sería importante que los establecimientos no tengan más de un 5% de sus vientres con cuartos perdidos. “Sin embargo, existen lugares donde ese indicador llega al 15% o se lo supera” agregó.

CAPACITACION PARA LOS ORDEÑADORES

Capacitacion MSDLa capacitación realizada por MSD en el Tambo San Miguel (9 de Julio) involucró una revisión de rutina de ordeñe y análisis de datos y registros. Eial Izak explicó que se trabajó en métodos de evaluación de mastitis que no compliquen el accionar diario. “Sería clave evaluar el conteo de células somáticas en leche de tanque, así como determinar cuántos son los animales están por debajo de las 200.000, el porcentaje total de cuartos perdidos y los casos de mastitis clínicas nuevos al mes”, resaltó. Y agregó: “Esto debe ser complementado con datos de bacteriología y antibiograma”.

Frente a esta situación, dejó en claro que es ideal curar los casos clínicos mediante una detección precoz (despunte), completar los tratamientos que se recomiendan y saber contra qué problema se está luchando. “En muchos tambos se trabaja a ciegas, yendo de protocolo en protocolo, sin comprender la importancia de hacer un uso racional y estratégico de los productos”, explicó.

Y agregó: “Se pretende curar a vacas repetidoras o crónicas, situación que rara vez da resultado. Debemos descartarlas para que se reduzca el número de casos clínicos en el rodeo”.

Borda. “Se puede trabajar bien”.

Borda. “Se puede trabajar bien”.

El especialista también hizo hincapié en que los productores comprendan no sólo la importancia de invertir en productos de calidad para el momento de la lactancia (terapia clínica) sino también en el momento del secado.

“Debemos tener en claro que la lactancia no empieza cuando la vaca pare, sino cuando la misma se seca”, explicó. Y detallo: “Más del 50% de las mastitis clínicas durante los primeros 100 días de lactancia son contraídas durante el período seco”.

 

Perder plata

Respecto de lo que es la evolución a nivel nacional y en base a cifras oficiales, Izak mencionó que el promedio para 2014 en los tambos fue de 450 mil células somáticas. “Si tomáramos el límite máximo que exigen la Unión Europea, Nueva Zelanda, Australia o Canadá (400 mil), veríamos que más del 50% de las unidades productivas locales no entraría en el circuito”, enfatizó.

Respecto de este tema, el veterinario dejó en claro que un productor con recuentos en el orden de las 400 mil células somáticas pierde un 5% de producción todos los días del año, por la presencia de mastitis subclínicas.

“Si llevamos esta situación a un tambo de 400 vacas con 25 litros por día promedio en ordeño y le sumamos también los efectos de las mastitis clínicas, veremos que ese establecimiento pierde algo más de un millón de pesos”, explicó el disertante. Y remarcó: “Un 50% de nuestros tambos están en esta situación, que representa algo así como tener un mes más de cheque de la leche en el bolsillo por año”.

 

Fertilidad y las mastitis

Este fue otro de los temas desarrollados a lo largo del encuentro realizado por MSD y sobre el mismo Eial Izak sostuvo: “Se comprobó que una mastitis por coliforme dada una semana luego de la inseminación artificial reduce en un 80% la tasa de concepción de ese animal”. Y agregó: “Hay trabajos recientes que dejan en claro que con mastitis clínicas por gram negativos se reduce en un 50% la probabilidad de preñez al primer servicio del animal infectado”.

Llevando los datos a pérdidas económicas concretas, el disertante sostuvo que: “podemos tener un incremento de días abiertos de entre 20 a 60 días respecto de las vacas sanas, lo cual representaría de $1.000 a $3.000 en concepto de pérdida por la relación entre mastitis y baja fertilidad”.

Llegado este punto, Izak también aclaró que el 70% de la pérdida de esta situación es por la leche que deja de producir ese animal. Respecto de esto, ejemplificó: “Del 100% de las pérdidas por mastitis, el costo del antibiótico más la leche descartada es el 30%: la pérdida mayor es la leche que se deja de producir”. Y puntualizó: “El programa CLAVES estimó que una vaca los próximos 90 días posteriores a esa mastitis clínica perderá 435 litros de leche. Y si no se hace una correcta curación, la situación sería aún peor”.

 

Recomendaciones para todos

Culminando su entrevista con este Periódico MOTIVAR, Eial Izak brindó recomendaciones específicas para los distintos actores que intervienen en el manejo de las vacas en el tambo. “El ordeñador no tiene por qué asignar tratamientos. De hecho, lograría una función adecuada si llevara adelante la detección precoz de los problemas, completando luego los tratamientos que se le indican, siguiendo las indicaciones del asesor veterinario”, explicó. Y agregó: “Será el profesional el encargado de establecer esos protocolos, siempre basado en bacteriología y antibiograma”. Por último, dejó en claro que: “Es ya imprescindible que el productor comprenda las pérdidas económicas a las que se enfrente si no invierte en la prevención de las mastitis”.

La empresa nacional espera inaugurar a fines de este año una nueva área para la elaboración de inyectables generales y sólidos hormonales.

PATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

Socios. Sergio García y Daniel Schiano, en el laboratorio.

Socios. Sergio García y Daniel Schiano, en el laboratorio.

Sobre la base de la auditoría realizada a mediados de marzo, el Senasa Recertificó que LabCecil SRL cumple con las Buenas Prácticas de Fabricación de Productos Veterinarios (GMP) establecidas en la Resolución 482 / 2002 del organismo sanitario. Los procesos recertificados son:

• Procedimientos generales para la elaboración, acondicionamiento y depósito de productos veterinarios.

• Elaboración de líquidos y semisólidos de administración oral y de uso externo excluyendo los que contengan principios activos hormonales o betalactámicos.

• Elaboración de comprimidos y de polvos de administración oral y uso externo, excluyendo los que contengan principios activos hormonales o betalactámicos.

• Elaboración de líquidos estériles y no estériles, exclusivamente los que contengan principios activos hormonales.

“Esta Recertificación que logramos en abril es de gran valor puesto que como terceristas brindamos a nuestros clientes la posibilidad de contar con un aliado estratégico en la producción con los más altos estándares de calidad”, le explicó el Dr. Daniel Schiano, socio gerente de la firma, a este Periódico MOTIVAR y detallo: “Nuestra calificación les permite a los laboratorios que están certificados bajo norma GMP contar con un socio para elaborar las líneas de productos que complementan su producción. Además, somos imprescindibles para aquellos que, sin certificación, pretenden exportar sus productos a terceros países que ya solicitan esta normativa”.

En este sentido, dejó en claro que a lo largo del último tiempo LabCecil fue elegido y ampliado su mercado, no sólo por las exigencias de los países que importan productos elaborados en nuestro país, sino también por los laboratorios con normas GMP que tercerizan parte de su elaboración en la planta ubicada en San Andrés, Buenos Aires.

 

Lo que viene

Siempre con el objetivo de seguir creciendo, desde la empresa destacaron que se culminó una nueva obra edilicia en la cual se instalará una planta para la elaboración de productos inyectables generales y también sólidos hormonales.

“Ya hemos adquirido el equipamiento necesarios y esperamos que el Senasa habilite esta nueva área antes que culmine 2015”, explicó Schiano. El directivo agregó que esta inversión permitirá ofrecer el nuevo servicio a las empresas que ya elaboran en LabCecil otros productos, así como acceder a nuevos clientes que puedan estar interesados.

Más allá de esto, explicó que desde que el laboratorio certificó las normas GMP en 2012 continúa invirtiendo en la capacitación de su personal, tanto en materia empresarial, como administrativa, de calidad y producción. Schiano también dejó claro que el objetivo está orientado en “ser el socio industrial que certifica la calidad tanto para quienes decidan no tener una planta propia, como para aquellos que, teniéndola, avancen en un acuerdo puntual por alguna línea o bien decidan asociarse para iniciar proyectos específicos”.

Otra de las ventajas destacadas tiene que ver con no haber dado falta de materias primas, ni de excipientes, más allá de los contextos. En cuanto al negocio en sí, Schiano destacó que desde la implementación de la resolución N° 482/02 se mantuvieron los laboratorios clientes, quienes aumentaron la cantidad de productos y se sumaron otros con varios productos, ajustando y coordinando planes específicos en concepto de precios, tiempos de entrega y plazos de producción.

“De cara al futuro apostamos por mantener a nuestros clientes satisfechos, a la vez de estar preparados para los crecimientos que esperamos en el mediano plazo”, explicó. Por último y en relación a la competencia, sostuvo que es sano que existan otras empresas que inviertan en el rubro para lo cual será imprescindible que los organismos oficiales auditen y establezcan reglas de juego idénticas para todos. “De lo contrario, empresas como la nuestra, que cumplimos con todas las normativas vigentes, estarán en desventaja si los encargados del control no lo realizan efectivamente”.

Vale decir que LabCecil es el primer y único laboratorio 100% tercerista en Argentina y en el mundo en cumplir con los estándares de trazabilidad validados por GS1, a lo cual se suma el hecho de estar inscripto en el Registro Nacional de Precursores Químicos dependientes del SEDRONAR y tener habilitación y auditorias periódicas de distintos organismos estatales en sus tres niveles (nacionales, provinciales y municipales).

Se describen estrategias inmunes de interés para el control la coccidiosis, una importante parasitosis aviar.

DRA. LIDIA M. GOGORZA
Prof. Inmunología – Microbiología (UNICEN – UNRN)
Presidente de la AAIV
lgogorza@unrn.edu.ar

La coccidiosis aviar es una enfermedad parasitaria causada por coccidios del Phylum Apicomplexa, familia Eimeriidae, de gran impacto económico en la producción avícola. Si bien las aves pueden ser portadoras de varios estadios del parásito por largos periodos, es clave saber que la infección se produce por ingestión de ooquistes esporulados de la cama, los cuales dan lugar a un proceso clínico o subclínico, caracterizado por diarreas y descenso productivo.

Cuando un animal susceptible ingiere el ooquiste esporulado, los esporozoitos se liberan e invaden la mucosa intestinal y continúan el ciclo biológico para formar esquizontes multinucleados. Cada núcleo forma un merozoito; éstos invaden otras células y repiten el proceso.

Tras varias generaciones asexuales, los merozoitos se pueden transformar en macrogametocitos hembra o macho, comenzando de esta manera el ciclo sexual, generando nuevos ooquistes, los que presentan paredes resistentes y son eliminados en las heces, continuando de esta manera con el ciclo biológico.

La infección con Eimeria spp en aves provoca la activación de mecanismos inmunes y la inmunidad protectora conferida es resultado de infecciones subsecuentes de una misma variedad de Eimeria: es extremadamente específica de especie.

El desarrollo de la inmunidad puede estimularse por la inoculación de oocistos o parásitos vivos (salvajes) o atenuados en vacunas.

La eficacia antigénica es variable, dependiendo de las especies de Eimerias y la respuesta inmune puede estimularse con una sola inyección de unos pocos cientos de oocistos o necesitar infecciones repetidas de varios miles de ellos.

“Considerar el rol de la inmunidad celular es esencial para el diseño de vacunas efectivas contra la coccidiosis aviar”.

Los esporozoitos son fundamentales para el desarrollo de la respuesta inmunitaria, ya que el sistema inmune puede inhibir el desarrollo parasitario dentro de la pared intestinal.

La respuesta innata responsable de la eliminación de parásitos involucra componentes inespecíficos de la inmunidad, tales como las células llamadas “asesinas naturales” (NK) o los macrófagos. De hecho, el número de células NK aumenta durante la etapa de eliminación del parásito.

Los animales infectados producen anticuerpos específicos presentes en la circulación y en las secreciones de las mucosas ante la primera infección con los parásitos.

 

La inmunidad específica

La inmunidad adaptativa a la coccidiosis involucra mecanismos que ayudan a reducir el número de esporozoitos intracelulares y además inhiben el desarrollo natural del parásito. Es posible que los anticuerpos prevengan la traslocación de los esporozoitos y merozoitos a la luz intestinal, y que reduzcan el grado de invasión en algunas especies de Eimeria.

Los anticuerpos actúan contra el desarrollo de estadios extracelulares, solos o en colaboración con las células inmunes. El rol de los anticuerpos en la protección es aún tema de debate, pero dado que la inmunidad celular recién se define luego de la infección secundaria, es necesario analizar la presencia de anticuerpos tanto circulantes como en superficies delas mucosas en respuesta a la infección primaria.

La localización intracelular de los parásitos de Eimeriaspp. da la clave de que la citotoxicidad mediada por células T juegue un rol central en el control de las coccidiosis. En las aves se ha observado que las células esplénicas y linfocitos sanguíneos de animales inmunes son capaces de transferir resistencia a las no inmunes. Los linfocitos T citotóxicos identifican las células infectadas, resultando en una muerte celular selectiva. Siendo el epitelio intestinal el tejido primario para la invasión de Eimeriaspp., es crucial el conocimiento de la interacción entre estas células T y coccidios en esas mucosas, donde las primeras eliminan continuamente al parásito: esta relación es importante para el diseño de vacunas efectivas.

Una de las linfoquinas más comprometidas en esta actividad es el interferón gamma. Trabajos futuros se requieren para delinear los roles exactos de los diferentes mecanismos de la respuesta inmune y la importancia en sostener, prevenir o eliminar las infecciones coccidianas en las aves.