fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main – Ene 22
HomeInstagram¿Se acuerdan cómo era el mercado veterinario mundial?
FÁRMACOS Y VACUNAS PARA LAS DISTINTAS ESPECIES ANIMALES

¿Se acuerdan cómo era el mercado veterinario mundial?

En el recuerdo. ¿Qué de todo lo planteado en CIVA 2019 seguirá vigente en la industria?

Laboratorios nacionales y multinacionales coincidían -pre pandemia- en una serie de tendencias a futuro en el sector de productos veterinarios. ¿Punto de partida o “borrón y cuenta nueva”?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Hace unos seis meses, más de 400 representantes del sector se daban cita en la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina (CIVA 2019), organizada por MOTIVAR y llevada adelante en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí se discutieron los desafíos que tendría la actividad en este 2020, muchos de los cuales deberán replantearse (o no), una vez que pase la etapa en la cual el mundo entero se encuentra en relación al control de la pandemia por COVID-19.
¿Coincidimos en que la actividad tarde o temprano retomará su ritmo de trabajo? ¿Estamos todos de acuerdo en que este “cisne negro” para la salud y la economía mundial cambiará paradigmas y hábitos?
¿Todos? ¿Algunos? ¿Cuáles? Realmente lejos estamos nosotros de saberlo.
Más allá de ello, vimos atinado compartir el diagnóstico que desde MOTIVAR se realizó allá por noviembre de 2019. ¿Servirá como punto de partida post COVID19 o habrá “borrón y cuenta nueva” en las tendencias globales para las industrias asociadas a la Sanidad Animal en el mundo?

El mercado global

Vale comenzar diciendo que en 2019 el sector veterinario global cerró una facturación anual en torno a los US$ 35.000 millones, haciendo un “esfuerzo” por sostener la tendencia positiva (en torno al 2.8%) que había venido mostrando en los anteriores 5 años.
Otra vida. Otro mundo.

En 2019 el sector veterinario global cerró una facturación anual cercana a los US$ 35.000 millones, haciendo un “esfuerzo” por sostener la tendencia positiva (en torno al 2.8%) que había venido mostrando en los anteriores 5 años. Otra vida. Otro mundo.

Asimismo y tal como se establece en la información que Vetnosis comparte anualmente, alrededor del 30% del mercado global de productos veterinarios se ubicaba en Norteamérica, un 26% en Asia, un 24% en Europa, un 10% en América Latina y el procentaje restante en otras regiones del mundo. Asimismo, sabíamos que -previo a la pandemia- este monto global cercano a los US$ 35.000 millones se dividía por especies animales, de la siguiente manera:
-Animales de compañía: 36%.
-Bovinos: 24%.
-Cerdos: 18%.
-Avicultura: 16%.
-Otros: 6%.
Situación realmente distinta a la que se percibe en nuestra región en particular, donde cerca del 50% del total del mercado es para productos (fármacos y vacunas) destinados a bovinos.
Interesante es también repasar los #TrendingsTopics que movían a las áreas de marketing de las firman en todo el mundo a la hora de buscar el mejor posicionamiento: Bienestar para las personas y animales; cuidado del medio ambiente; uso prudente de antibióticos y antiparasitarios; vínculo con los “Millennials” y mejores hábitos alimentarios, eran algunos de ellos.

Si en noviembre del año pasado ya decíamos que el proceso de humanización de perros y gatos era irreversible, imagínense ahora -post pandemia- y después de haber compartido cuarentenas enteras unos con otros.

Entre tanto y a nivel tecnológico, la industria veterinaria mundial venía mostrando una serie de tendencias ligadas a nuevas vacunas vinculadas a la seguridad alimentaria (salmonella, por ejemplo) y también con fármacos y biológicos “a medida” de los países de América Latina. ¿Seguirá? Otro de los desafíos sin dudas seguirá siendo el que planteen a futuro los productos de administración oral, en formato de complemento.

En la ganadería

Un dato que seguramente perdió relevancia frente a la pandemia por COVID19 pero que no ha desaparecido, es el que asegura que en América Latina muere el 20% de los bovinos en producción por problemas sanitarios sin tratamiento. Para darnos una idea de lo que ocurría / ocurre en Argentina, el mercado de sanidad preventiva está al 40% de su potencial, aún con precios para los productos que son un 50% más bajos que en otros mercados donde sí se aplican.
Otro dato: en Estados Unidos se invierten entre US$ 22 a 25 por animal al año en productos veterinarios; en Europa la cifra llega a US$ 15, mientras que en Argentina y Brasil estamos debajo de la media global, con US$ 4 y 3, respectivamente.
Más allá de esto, el driver central a futuro (en 2019) era claro: se avanzaba en sistemas de diagnóstico y alertas de enfermedades, ¿para qué? Para usar los productos ya existentes, cuando corresponde, en el momento y la dosis que corresponde. Ni más, ni menos.
Para ello, las grandes multinacionales ya estaban (y siguen) invirtiendo en sistemas de diagnóstico de precisión; sensores y balanzas; edición génica; Robots; imágenes / drones, etc.
Claro que mientras tanto, en países como el nuestro no debe perderse de vista que más allá de las 500 empresas que concentran 4 millones de cabezas bovinas; existen unos 10.000 productores de entre 1.000 y 5.000 cabezas, los cuales aún no adoptan la tecnología. Un verdadero desafío que, pandemia mediante, urge resolver.

Animales de compañía

Si en noviembre del año pasado ya decíamos que el proceso de humanización de perros y gatos era irreversible, imagínense ahora -COVID19 de por medio- y después de haber compartido cuarentenas enteras unos con otros.
Ya en la edición 2019 de CIVA se sabía, por ejemplo, que el 90% de los brasileros asegura que perros y los gatos son un integrante más de sus familias.

Un dato que seguramente perdió relevancia frente a la pandemia por COVID19 pero que no ha desaparecido, es que asegura que en América Latina muere el 20% de los bovinos en producción por problemas sanitarios sin tratamiento.

Puede sonar antiguo hoy, pero no perdamos de vista que los millennials no conocen el perro del pasado. Y son ellos los que hoy en el mundo están potenciando el vínculo.
Ya es un hecho. Los animales han extendido su expectativa y calidad de vida, motorizando una serie de medidas y actividades distintas a las del pasado. ¿Seguirán las investigaciones en productos naturales vinculados al sector, por ejemplo, a base de cannabis? Seguramente.
¿Serán temas como obesidad, diabetes, hipersensibilidad, problemas cardíacos, renales, oncología (específicos), los que predominen la escena de la veterinaria? Grandes temas que parecerían no tener por qué modificarse post COVID19.
Como tampoco debería modificarse la tendencia a desarrollar soluciones cada vez más acorde a la realidad de los animales gerontes y los felinos, dos ejes que guiaban los destinos del sector de productos veterinarios para animales de compañía pre-pandemia.
Y así lo siguen siendo.
¿Qué decir del acercamiento que ha logrado el sector con la sociedad en estos últimos meses? Superlativo.
¿Servirá para revertir aquello de que la medicalización de perros y gatos en nuestro país no supera el 30% de la población animal?
¿Cambiará esto que los productos para pulgas y garrapatas sean los más vendidos del rubro? Seguramente, no.
Aunque quizás sí sirva para revertir una ecuación clara y concreta: mientras que en Estados Unidos o Canadá las personas invierten no menos de US$ 50 en los cuidados de perros y gatos, en América Latina esa cifra es de US$ 10.
¿Cómo evolucionará la inversión de las personas en estos temas?

¿Y la industria en Argentina?

Los laboratorios buscan hoy un equilibrio entre su aporte a la salud pública y veterinaria, sin perder de vista su realidad económica y financiera.
En ese marco, aún siguen vigentes proyectos de nuevas combinaciones de fármacos e ideas para generar innovadoras vías de administración.
Vacunas recombinantes y tecnologías Single Use, siguen en marcha.
A futuro, sin dudas cobrarán aun más fuerza un desafío concreto que el sector ya presentaba allá por noviembre de 2019: lograr definitivamente modelos colaborativos en el propio rubro, potenciando acuerdos comerciales estratégicos, basados en la competitividad y la innovación.

comments

COMPARTIR:
Valoración: