fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
Home2020noviembre (Page 2)

Ximena Melón. Directora nacional de Sanidad Animal.

Ximena Melón. Directora nacional de Sanidad Animal.

La directora nacional de Sanidad Animal del Senasa, Ximena Melón, remarcó el rol clave del ente sanitario acompañando a las distintas actividades con diálogo, normativas y controles integrales.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

En exclusiva, MOTIVAR tuvo la posibilidad de dialogar con la MV Ximena Melón, directora nacional de Sanidad Animal del Senasa.
En un mano a mano realizado vía Zoom, pudimos preguntarle sobre el contexto actual en el cual se llevan adelante los planes oficiales, su visión sobre la posibilidad de dejar de vacunar a los bovinos contra la fiebre aftosa, la reconversión de los Entes Sanitarios y la vinculación con los veterinarios privados.
Si bien los interesados podrán ver la entrevista completa realizada en video ingresando en www.motivar.com.ar, a continuación compartimos también la visión de la referente internacional ligada a los planes oficiales de lucha contra la brucelosis y la garrapata bovina, así como también el rol del Senasa en el marco de la potencial llegada de inversiones con mega granjas de porcinos a nuestro país. Pasen y lean. Vale la pena.

MOTIVAR: ¿Cómo ha vivido el Senasa estos meses de pandemia para garantizar sus acciones de fiscalización, seguimiento y trabajo a campo?

Ximena Melón: Tuvimos que adaptarnos rápidamente a esta nueva realidad y lo hicimos de manera excepcional desde el día que se estableció por Decreto que la producción de alimentos era una actividad escencial para nuestro país.
En marzo iniciamos la primera campaña de vacunación contra la fiebre aftosa, con todas las connotaciones e importancia que esto tiene para la Argentina: una vacunación masiva, en la cual se vacunó a 52 millones de bovinos.
Supimos adaptarnos, consensuando entre el ámbito privado y público.
No debimos postergarla (como ocurrió en otros países), sino que se llevó adelante cuidando a las personas que en ella trabajaron y adecuándonos a las restricciones de movimientos que, en muchos casos, siguen vigentes.
También avanzamos con niveles altísimos de vacunación en brucelosis bovina.
Así nos fuimos adaptando con todas las especies y todas las campañas oficiales.
Ahora se viene la segunda campaña de vacunación antiaftosa (animales menores), en un contexto en el cual convivimos también con sequías e incendios, pero a partir del diálogo y el consenso se establecieron las medidas necesarias para que la producción, la comercialización y el movimiento de animales siga adelante.

¿Depende este funcionamiento sólo de la buena predisposición de los distintos actores involucrados?

Sin dudas que todos los actores han participado activamente de las acciones: el Senasa, los gobiernos provinciales, los veterinarios, los productores y los Entes Sanitarios jugaron un rol clave. Pero en definitiva, lo que funcionó fue la alianza público-privada en la cual se venía trabajando.
Más allá de los bovinos, en otras especies también se conformaron mesas de discusión y comisiones en las cuales se fueron consensuando posiciones, en la búsqueda de objetivos comunes. Si hay conflicto en esto, es muy difícil avanzar.
El Senasa cumple un rol clave en generar confianza en los mercados y acompañar con verificaciones y certificaciones a los distintos sectores.
Fuimos pioneros en establecer protocolos de sanidad para una industria frigorífica que en otros lugares del mundo sufrió muchos problemas, los cuales en Argentina no sucedieron.
Se han mantenido las instancia de negociación internacional, generando nuevos mercados. Acompañamos al sector en estos crecimientos.

¿Cuál es el análisis del último Congreso de Entes y Fundaciones realizado por CRA en octubre?

Durante el primer día del Congreso se planteó cómo -y de manera no sincrónica- vienen trabajando algunos países de la región en el levantamiento de la vacunación antiaftosa y otros no, como es el caso de Argentina, Uruguay y Paraguay.
Esta situación genera sin dudas un mapa de riesgo distinto, el cual se está gestionando: estamos trabajando para fortalecer todo lo que sea necesario, de manera de tener un sistema más robusto por si ocurriera algún evento sanitario del otro lado de nuestra frontera.
Entendemos que la región realmente muestra una estabilidad epidemiológica y las probabilidades de ocurrencia de eventos de fiebre aftosa son bajas.
Nuestro sistema interno es robusto, pero siempre hay que fortalecerlo. Es estratégico fortalecer la frontera, los planes de contingencia y la vigilancia, al tiempo de asegurar una cobertura vacunal cercana al 100%. Entre los temas que restan resolver podemos mencionar la consolidación de un banco de vacunas regional y la planificación de controles de movimientos entre las zonas con y sin vacunación.

¿Imagina el Senasa avanzar hacia una regionalización del país por zonas?

Nos faltan conversaciones, pero es clave tener en cuenta que no es una decisión que tome solamente el Senasa.
Tenemos que avanzar también en un trabajo de costo – beneficio para tomar esta decisión y considerar que la evolución que muestren los países que están levantando la vacunación, también nos dará muchas respuestas.
Vemos un horizonte de al menos 2 años para generar estas evaluaciones y planificar medidas necesarias para estar preparados.
En cuanto al cómo, más que por una regionalización de zonas con y sin vacunación antiaftosa, podrían evaluarse medidas que tengan más que ver con las categorías de animales a vacunar. Pero siempre basándonos en la ciencia y recordando que no es sólo el Senasa el que toma la decisión, sino en conjunto con el resto de los actores involucrados.

¿Cómo se logra el fortalecimiento de los Entes Sanitarios del que se habla?

A veces los controles son antipáticos, pero cuando el Estado encomienda acciones a una instancia privada, como en este caso, es muy importante hacer controles sistemáticos y serios. Eso fortalece al sistema público y privado; da confianza a los consumidores locales y también a los mercados internacionales.
En ese sentido, hay muchos controles que hoy ya se están ejecutando, pero creemos que hay una instancia para fortalecer, trabajando de un modo más sistemático e integral.
Por otro lado, se requiere también contar con Convenios que establezcan roles y responsabilidades. Será durante el primer trimestre de 2021, previo a la primera campaña de vacunación antiaftosa, que buscaremos sellar estos Convenios con los Entes Sanitarios de todo el país.
En cuanto a la posibilidad de que sumen nuevos roles, más allá de los que tienen que ver con la fiebre aftosa, estamos de acuerdo en que luego de la vacunación, la instancia de vigilancia será clave. Tanto la vigilancia activa, cuando se sale a tomar muestras de circulación viral; como la pasiva con las denuncias de sospechas de la enfermedad.
Y en este último punto, están involucrados tanto los Entes, como los veterinarios privados. También en cuanto a nuevas funciones, podríamos sumar actividades más vinculadas a la parte “verde” del agro y claro que la intervención estratégica en otras producciones y especies animales, como pueden ser la de los porcinos y los equinos. Temas como bienestar animal y resistencia antimicrobiana, sin dudas que también requieren de la participación público y privada.

¿Y el vínculo con los veterinarios?

Estamos trabajando con los Consejos y Colegios de veterinarios de todo el país para darle una nueva figura a los veterinarios de registro (privados), a los cuales también se les encomiendan una tarea específica.
Buscaremos fortalecer el vínculo actual en favor de todo el sistema sanitario; involucrarlos para que sean parte de las revisiones y la toma de decisiones. Ellos saben y pueden aportarnos el conocimiento de lo que está pasando en el terreno.

¿Ves un avance de la trazabilidad individual electrónica de los bovinos ligados a este contexto de pandemia y la mayor seguridad alimentaria?

Los mercados exigen alimentos seguros y la forma en que se llega a ese punto la establece cada país. La trazabilidad es una herramienta más para asegurar ese proceso. En este momento, la trazabilidad individual electrónica no es una exigencia que se haya generado cuando mostramos los procesos que usamos.
Más allá de esto, entendemos que la identificación individual electrónica es una herramienta muy importante, que sirve para el sistema productivo y de comercialización. Y por eso el Senasa promulgó una Resolución donde se homologan ese tipo de tecnologías con el sistema de gestión que tiene el Senasa.
No queremos desincentivar su uso, pero hoy no es una demanda de ningún mercado, ni el interno, ni el externo, ni para el cumplimiento de los objetivos sanitarios.
Quienes quieran usarlo, lo pueden usar. Ya hay una primera empresa registrada y que puede emitir esos dispositivos. Está facilitado el camino.

¿Qué nos podés decir del nuevo Plan de Brucelosis bovina que ha generado debates entre distintos Colegios y Consejos de veterinarios?

El plan de brucelosis tuvo que ser revisado. En los últimos años hubo una gran mejora en la cobertura vacunal de las terneras a nivel nacional y eso hace que los niveles de prevalencia nos llevan a avanzar de otra manera a como veníamos trabajando.
Los veterinarios privados tienen un rol central en los avances en brucelosis bovina y eso es lo que debemos estimular mediante el diálogo.
Hoy tenemos entre un 12 a 15% de prevalencia en los rodeos. Los objetivos de los planes se van renovando; son distintos, hay que cambiar.
Vamos a escuchar a todos los sectores para actualizarlo del mejor modo.
Más allá de esto, vale decir que Argentina está con los mismos resultados productivos que hace varios años y eso nos lleva a abordar las enfermedades que impactan en la productividad, siendo la brucelosis una de ellas.
Porque es una zoonosis y porque, además es una enfermedad traccionada por el mercado chino, que hoy absorbe gran parte de las exportaciones de carne bovina de Argentina.
El desafío es claro: China exige que los campos en los cuales se producen estos animales no hayan tenido brucelosis durante los últimos 12 meses.
El Senasa asumió ese compromiso y debe cumplirlo. No estamos tan lejos.
Tenemos que identificar eso campos y sanearlos. Estas inversiones no solo mejoran los índices productivos, sino que también generan acceso a mercados.

¿Y en cuanto al Plan de garrapata bovina?

Hemos trabajado mucho durante estos meses en relación con el tema porque la problemática tiene diversas aristas, desde lo geográfico (zonificación entre provincias), lo climático y en cuanto a distintas instancias relacionadas con los tratamientos y sus usos.
Esta realidad genera muchas instancias que tienen voz en cuanto a cómo vamos a seguir con el tema. Exitosamente nos reunimos con todos los sectores y escuchamos todas las visiones y objetivos, entre ellas las de los Entes Sanitarios y fundamentalmente del INTA, que tiene un rol clave en la información científica sobre la cual nos basaremos.
No podemos decir que es sencillo, ni que estamos todos ya de acuerdo, pero se ha trabajado en un mapa de resistencia a los garrapaticidas junto con el INTA, a fin de determinar hasta dónde debe intervenir el Estado para evitar la propagación de la enfermedad, abordando también un manual de buenas prácticas en cuanto al correcto uso de los tratamientos y sus distintas combinaciones.
En esto, la extensión de los veterinarios a los productores también juega un rol central. No se trata de obligar o no, sino de concientizar que, si queremos control o erradicar la garrapata en algunos lugares, los tratamientos tienen que hacerse bien. Avanzamos en las discusiones y en un tiempo prudencial tendremos los lineamientos de los que van a ser los objetivos del programa en la nueva realidad. Estamos trabajando en ello.

La Federación de Productores Porcinos de Argentina consideró estratégica la participación del Senasa para afianzar la actualidad del sector. ¿Impacta esto en el marco de las inversiones que podrían llegar al país?

Es claro que esta industria muestra un crecimiento sostenido en los últimos años (con algunos baches) y que sus exportaciones crecieron sustancialmente en los últimos meses. El desafío es importante y lo hemos visto con los proyectos de inversiones de mega granjas extranjeras que se anuncian.
La producción de proteína animal puede acompañarse con normativa y controles que sean compatibles con defender el medio ambiente y el bienestar animal.
En esto el Senasa cumple un rol clave.
También se ha hablado en este tiempo de lo que tiene que ver con la importación para mejorar la genética porcina nacional, para producir más y mejor.
Quiero transmitir la tranquilidad de que Argentina es uno de los países que mejor status sanitario tiene en el mundo y que más lo cuida, siendo muy exigente con los países que nos envían genética.
Con nuevas inversiones, a mediana o gran escala, esas mismas condiciones se mantendrán. Debemos resguardar el sistema sanitario y su nivel adecuado de protección que, en definitiva, es dejar en claro hasta donde se va a correr un riesgo, importando de otros países que puedan tener enfermedades.
La exigencia es alta y ha sido acordada entre el sistema público y privado.
Así debemos mantenerlo.

“Estamos trabajando en un mapa de resistencia a los garrapaticidas bovinos junto con el INTA, a fin de determinar hasta dónde debe intervenir el Estado para evitar la propagación de la enfermedad”.

El sector puede crecer y ser compatible con el resguardo sanitario de lo que se importa y también se puede crecer siendo exigente con las medidas que se establecen en medio ambiente y bienestar animal.

¿Es el actual esquema que se emplea en la avicultura un modelo a seguir?

Exactamente. Vale decir que la Federación de Productores Porcinos ha presentado un plan estratégico sanitario que persigue objetivos comunes, cada uno cumpliendo con su rol. Eso es bueno.
No hay que tenerle miedo al Senasa, el organismo tiene que controlar para que el sistema sea auditable y confiable.
Argentina cuenta con su sistema de gestión sanitaria (SIGSA) que es visto con muy buenos ojos por los países compradores y que sin dudas servirá en este punto.

¿Se vienen exigencias en materia de certificaciones en bienestar animal?

Este es un tema que se impone en las agendas de los gobiernos más allá de las exigencias de los países.
Las nuevas generaciones tienen una visión distinta y las exigencias sobre este punto. Lo que hay que hacer es unir posturas.
Los fanatismos invalidan la producción de proteinas animales. Hoy los servicios veterinarios tienen que establecer mecanismos donde la producción de proteína pueda ser sustentable, cumpliendo con bienestar animal, cuidado de medio ambiente el correcto uso de los antimicrobianos.

¿Cuáles son los desafíos a futuro de la dirección de Sanidad Animal?

Uno de los objetivos es optimizar el uso del sistema de gestión sanitaria, para lo cual debemos primero hacer un mejoramiento de la información que nos permita seguir tomando decisiones.
Además, comenzamos a actualizar las exigencias para las inscripciones de remates feria y de los establecimientos con engorde a corral, esto también lo discutimos con los sectores involucrados.
Las normas no pueden estar alejadas de su posibilidad de cumplimiento.
Como se dijo, durante el primer trimestre de 2021 debemos trabajar en la firma de Convenios con los Entes Sanitarios y reforzarlos en todos los sentidos.
En cada una de las especies animales tenemos objetivos concretos y, como decía, abordando transversalmente el trabajo con los sectores, con los Colegios y Consejos para mejorar el trabajo de los veterinarios, los gobiernos provinciales, discutir y buscar objetivos comunes.
Si esto no se logra, sin dudas que el trabajo es mucho más difícil.

La Federación Veterinaria Argentina dijo también presente entre las entidades que saludaron a MOTIVAR en su mes aniversario.

Con motivo del 18° Aniversario de MOTIVAR, la Federación Veterinaria Argentina (FEVA) hizo llegar a nuestra redacción unas siempre cálidas felicitaciones por haber cumplido un año más acompañando a la profesión veterinaria.

“Desde ese lugar de difusión de las distintas opiniones y divulgación de herramientas para lograr un mejor y mayor progreso técnico, que redunde en una producción sustentable, donde el profesional veterinario es un eslabón fundamental para el logro de estos objetivos, y tan bien reflejado en las publicaciones y acciones que lleva a cabo MOTIVAR”, aseguraron desde la Federación Veterinaria Argentina. Y agregaron: “Sin olvidar el apoyo que implica el manejo de nuestra Página Web www.federacionveterinaria.com.ar, reiteramos nuestro agradecimiento y felicitaciones por este nuevo aniversario”.

18 años eligiendo el mismo camino

Patricio Jiménez
@JimenezPato

Nunca fue fácil. Ni antes ni ahora, pero de la necesidad nacen derechos y surgen también los proyectos y las ideas.
Fue en 2002, en un año traumático para nuestro país (¿cuándo no?), con la asunción de Duhalde y el famoso “el que depositó dólares, recibirá dólares”…, la salida de la convertibilidad.
Fue el año en que -un miércoles a las 3 de la mañana- la Selección Argentina de fútbol se volvía eliminada del Mundial de Japón y Corea 2002. El año en que todos conocimos la palabra “pituto” por un objeto tirado por un inodoro; muchos jóvenes cantaban los éxitos de Mambrú, una banda musical salida de la tele y Los Chalchaleros se presentaban por ¿última vez?
Ese mismo año nació MOTIVAR.

Era pleno verano y el calor era agobiante. Allí, en la soledad de la montaña el camino se dividía en dos.
Uno preguntó:
– ¿Hacia dónde va ese camino?
– Hacia otro lado.
Existen varios caminos que van a lugares distintos. Pero siempre se elige uno solo. ¿Qué hubiese pasado si íbamos por otro camino? Imposible saberlo, se puede imaginar, hacer conjeturas, pero en definitiva no se sabe.

Dieciocho años en frases y palabras
En 2003 empezaba lo que más tarde sería conocido como el Kirchnerismo gobernando al país durante doce años, primero con Néstor Kirchner y luego con Cristina Fernández.
Ese mismo año aparecía en la gran escena política también Mauricio Macri, quien luego de ser presidente de Boca se presentaba como candidato a Jefe de Gobierno de Buenos Aires.
Y pasó de todo: estatización de Aerolíneas Argentinas y del Correo Argentino; inundación en Santa Fe; Boca campeón de América e Intercontinental; el pago de la deuda al FMI; Luna de Avellaneda; Gaudio ganó Roland Garros; medallas doradas en Atenas del fútbol y el básquet; la masacre de Carmen de Patagones; Blumberg; ARSAT; Cromañón; cambios en la Corte Suprema; ley de financiamiento educativo; crecimiento al 9%; disminución de la pobreza; Derechos Humanos; murió Pappo; juicios a los militares; no a las papeleras; ¿dónde está Julio López?; Antonini Wilson; nieve en Buenos Aires; floggers y emos; Cristina, Cobos y vos; gracias totales; crisis con el campo; piquetes de la abundancia; voto no positivo; Boca campeón de América; Los Pumas de bronce en el Mundial de Francia; triple crimen de General Rodríguez; Spinetta; fin de las AFJP; AUH; Crisis económica mundial; candidaturas testimoniales; matrimonio igualitario; Estudiantes campeón de América; Fútbol para todos; Ley de Medios; El secreto de sus ojos; Pomar; Maradona técnico de la selección; Bicentenario; muere Kirchner; cenizas de volcán; Barreda libre; 54% y sintonía fina; Tragedia de Once; River en la B; reestatización de YPF; cepo; menos pobres que Alemania; sensación de inseguridad; Ceratti; China Zorrilla; Procrear; Tecnópolis; Nisman; narco avión; subcampeones del mundo; inundación en La Plata; Fondos buitres; Vaca Muerta; Metrobus; estancamiento; inflación; INDEC; cadena nacional; ley de identidad de género; Nieto recuperado 114; Iron Mountain; “corta la bocha”; San Lorenzo campeón de América; Papa Argentino; memorándum con Irán; Ciccone; gas pimienta; River campeón de América; 678; Lanata; Lanatta; la morsa; queremos preguntar; Clarín; Griesa; campaña del miedo; “¿en qué te han convertido Daniel?”, populismo; ¡Si se puede!; jefa; yegua, grieta…
Y el futuro del año 2000 al 2020 fue de gigantes como Facebook, Gmail, YouTube, Twitter, iPhone, Android, Blu-Ray, WhatsApp, Instagram, Netflix, streaming, on Demand…
Hasta cambió el idioma: googlear, hashtag, facebookear, instagramear, icardear, block, follow, unfollower, Emoji, clavar visto, GIF, JPG, influencer y la lista puede ser interminable….
En 2015 Mauricio Macri llegaba a la presidencia de la Nación y entonces: salida del cepo; retenciones cero; 2 millones de dólares por mes; fin de subsidios; 38 a 38 en la AFA; “pobreza cero”; pago a los buitres; Panamá Papers; meritocracia; los bolsos de López; Argentina subcampeón de la Copa América; lluvia de dólares; segundo semestre; pesada herencia; pasaron cosas; háganse cargo; mejor equipo económico de los últimos 50 años; el Messi de las finanzas; Ni una menos; ley de aborto; Copa Davis; Paretto y Leones de oro en Rio; Santiago Maldonado; reforma previsional; créditos UVA; Boudou preso; Deborah Pérez Volpin; ¡no se inunda más!; lucha contra el narcotráfico; se despide Ginóbili; River campeón de América en Madrid; vuelta al fondo, vuelta al cepo; Mauricio, gato, grieta…
Y asumió Alberto Fernández, a los pocos meses pandemia y el mundo cambió para siempre: arreglo con los bonistas; Vicentín; cuarentena eterna; aplausos a los médicos; presos libres; meritocracia no; economía; aumento de la pobreza; banderazo; cacerolazo; protesta policial; protesta enfermeros, barbijo, imagen positiva; imagen negativa; Cristina, Mauricio y grieta…

– ¿Hacia dónde va ese camino?
– Hacia otro lado.
– Vamos por allá.

Como hemos subrayado a lo largo de nuestras últimas publicaciones, aún en este contexto la industria de productos veterinarios y su cadena de distribución y comercialización local han sabido adaptarse, avanzar y, en muchos casos, también crecer.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Los invitamos a hacer un ejercicio simple.
Cierren los ojos. Ahora vuelvan a abrirlos. Si, efectivamente el 2020 sigue entre nosotros. Tan increíble como intenso, este año quedará en el recuerdo por muchos factores, aunque principalmente por lo que ha sido la pandemia desatada a causa del COVID19.
Como hemos subrayado a lo largo de nuestras últimas publicaciones, aún en este contexto la industria de productos veterinarios y su cadena de distribución y comercialización local han sabido adaptarse, avanzar y, en muchos casos, también crecer.
Con aciertos y desaciertos, el sector en su conjunto lo dejó todo.
Las empresas y las personas.
Todos realizaron el máximo esfuerzo por mantener las operaciones activas, abastecer al mercado y potenciar no solo lo que ha sido el fortalecimiento en el vínculo afectivo entre las mascotas y las personas, sino también la producción de proteinas animales destinadas tanto al consumo interno, como al cada vez más preponderante mercado internacional.
De eso queremos hablar. Sobre estos puntos buscaremos debatir y aprender a lo largo de lo que será una nueva edición de la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina, este año en formato virtual.
Así es, el CIVA 2020 se realizará el próximo 3 de diciembre por la mañana, con invitaciones exclusivas para los referentes tanto de los laboratorios, como los distribuidores y los proveedores del sector, a quienes sin dudas se sumarán autoridades oficiales, disertantes de primer nivel y profesionales líderes de opinión.
Está claro que no podremos avanzar en el formato de Networking ofrecido en los últimos años.
Aquello de “juntar el mayor número de personas en la menor superficie posible” es hoy imposible. Y tampoco sabemos cuándo volverá a ser esto una posibilidad real y concretas. Es por eso que el planteo será distinto, pero claro, con puntos en común sobre nuestras propuestas habituales.
Charlas, análisis, debates y un juego. Si escucharon bien.
El CIVA 2020 organizado por MOTIVAR, este año presenta una nueva iniciativa: “Los líderes de la industria dicen…”. ¿Lo conocen?
¿Han visto la versión internacional? ¿Y la argentina? Bueno, ese es el desafío: que los líderes del sector logren -en vivo y mediante una transmisión a la cual únicamente se podrá acceder con una invitación especial- puedan opinar y compartir su visión no solo en cuanto a lo que ha sido el desarrollo de los distintos segmentos del mercado veterinario este año, sino también sus perspectivas para el 2021 que, créannos, más temprano que tarde estará ya entre nosotros.
Allí estaremos, atentos a la realidad, empáticos con los problemas que el día a día nos plantea y con la buena onda que nos caracteriza para cerrar el año como corresponde: a la distancia, pero juntos, como hace 18 años.
Los esperamos.

LECTURA SUGERIDA

Desde el INTA se puso a disposición una publicación cuyo propósito de colaborar con quienes trabajan o gestionan establecimientos lecheros, cualquiera sea su dimensión y escala productiva.
PEDILO A REDACCION@MOTIVAR.COM.AR

 

Con buenas expectativas para la exportación y el mercado interno, los ganaderos cuentan con vacunas que previenen pérdidas y promueven la buena salud de los animales, de la mano de los veterinarios.

Ya en la etapa de servicios y con los veterinarios en el campo, desde el Servicio Técnico de CDV refuerzan el valor de aplicar planes sanitarios preventivos en los rodeos bovinos como forma de asegurar la mejor performance productiva de cara al año 2021.

Destacando que también se encuentra en marcha la segunda campaña de vacunación Antiaftosa en las categorías menores, desde el laboratorio que cuenta con la más amplia gama de productos biológicos para ganadería, se destacó la relevancia de inmunizar a vacas, vaquillonas y toros que entrarán en servicio, contra enfermedades reproductivas y realizar refuerzo de vacuna clostridial y carbunclo. También hacen hincapié   en la importancia de inmunizar contra QIB, en lugares de alto riesgo.

En los terneros y terneras de más de 3 meses de vida, sugieren comenzar con las primeras aplicaciones de vacunas clostridiales y respiratorias, además de la vacuna de Brucelosis en las hembras, según Plan Nacional.

 

CONOCÉ LA LÍNEA DE VACUNAS PARA BOVINOS DE CDV
Hacé Click acá

 

Pero vayamos por partes. ¿Contra qué enfermedades hay que vacunar?

  • Fiebre aftosa: Para hacer frente a la segunda campaña de vacunación obligatoria nacional (menores) el Laboratorio CDV pone a disposición de los productores su vacuna Antiaftosa – (Ver más).
  • Carbunclo: Con la vacuna anticarbunclosa de CDV (Ver más), se pueden prevenir muertes de animales a causa de esta enfermedad, que además es zoonótica, capaz de provocar pérdidas que compliquen el manejo sanitario del establecimiento.
  • Brucelosis: El Plan Nacional del Senasa establece que la única vacuna de uso obligatorio en el país para ser utilizada en hembras bovinas entre los 3 y 8 meses de edad es la elaborada con Brucella abortus cepa 19, tal como la que dispone CDV (Ver más). No perder de vista que la Brucelosis forma parte del listado de enfermedades que no pueden -en los últimos 12 meses- haber afectado a los bovinos que se envían a faena con destino a China, tal como se destaca en el protocolo sanitario firmado entre Argentina y el gigante asiático que se lleva casi el 80% de las exportaciones locales.
  • Reproductivas: Se recomienda su aplicación a vaquillonas y toros vírgenes 60 y 30 días antes del servicio, vacas adultas y toros 30 días pre servicio de vacunas preventivas del Complejo Reproductivo (Vacuna Viral Reproductiva o Vacuna CDVac Reproductiva según criterio del Médico Veterinario).

 

CONOCÉ MÁS SOBRE LA LÍNEA DE VACUNAS CDVAC
Hacé Click acá

 

  • Clostridiales: Terminada la parición y acercándonos a los tres meses de edad de los terneros, se comenzará con la aplicación de un plan sanitario sobre ellos, aplicando una primera dosis del complejo clostridial (Clostrimax T o Clostridial Polivalente, según criterio del profesional veterinario) y un refuerzo a los 30 días.
  • Neumonías y Queratoconjuntivitis: Es ideal también incluir en el esquema sanitario la primera dosis y el refuerzo a los 30 días de vacunas preventivas de manera que los animales desarrollen la inmunidad adecuada previamente a la época de mayor incidencia de estas enfermedades. Para cubrir esos dos complejos, están las vacunas combinadas como Viral Feedlot y CDVac Feedlot Plus.

 

ACCEDÉ A TODA LA INFORMACIÓN SOBRE CDVAC FEEDLOT PLUS
Hacé Click acá

 

El seguro más rentable para la ganadería

«En Argentina aplicamos unos 120/130 millones de dosis cuando, por tamaño de rodeo nacional, deberíamos estar en un piso de 250/280 millones de dosis totales», sostuvo el gerente general del Laboratorio CDV, Juan Roo, en una reciente entrevista publicada por Clarín Rural. Allí y más allá de destacar que CDV es el único productor local con standard productivo local de reactivo para detección de Tuberculosis en el ganado y la capacidad de producción más grande de América Latina de PPD,

“Seguimos teniendo un destete a nivel país de menos del 64%, es decir que de 100 vacas que se ponen a servicio solo tenemos 64 terneros. Esto es una combinación de baja adopción de tecnología, en muchos casos, y de falta de comunicación sobre las herramientas disponibles. Tenemos que apuntar a más del 90 por ciento de destete, como muchos países, no solo para disponer de carne para el mercado local sino para poder exportar más de 1,5 millones de toneladas y generar divisas en un mercado que no para de crecer”, reforzó Juan Roo. Y ejemplificó también en Clarín Rural: “Tenemos que ver una vaca como una hectárea de campo: sería impensado en un campo de 100 hectáreas productivas sembrar solo 64. En ganadería es lo mismo. La inversión en sanidad es menor al 4 o 5% en el mejor de los casos sobre el costo total. Tenemos mucho camino por recorrer y vale la pena hacerlo”.

 

Conocé los servicios del Laboratorio de Diagnóstico de CDV
Hacé Click acá.

 

Y concluyó: “No tenemos que dejar de mencionar la importancia del servicio de diagnóstico, base inicial y fundamental para saber qué pasa en cada campo, en cada rodeo, y poder aplicar un plan sanitario en la medida de las necesidades. CDV cuenta con el servicio de diagnóstico desde el año 1985”.

Para más información sobre calendarios sanitarios: cdv@cdv.com.ar

La integración de la sostenibilidad al negocio minimiza los riesgos y se vuelve una fuente de oportunidades, ventajas competitivas e innovación.

Dra. Milagros Hidalgo
Consultora
mili.hidalgo@gmail.com

Laurence D. Fink, CEO de Blackrock, la compañía más grande en gestión de activos a nivel global, escribió en su carta anual del año 2019: “la sociedad está esperando cada vez más que las compañías […] aborden asuntos sociales y económicos apremiantes”. Estos asuntos, decía Fink, “van desde la protección del ambiente hasta la eliminación de la desigualdad de género y racial, entre otros”. La presión pública sobre las corporaciones aumenta rápidamente y llega más lejos que nunca.
Además, Fink manifestó que solo haría negocios con empresas que beneficiaran a la sociedad de alguna manera. «Sin un sentido de propósito, ninguna compañía, ya sea pública o privada, puede alcanzar su máximo potencial».
Desde Business Roundtable, la organización que reúne a los presidentes ejecutivos de más de 180 corporaciones de Estados Unidos, en el 2019 se emitió una declaración en la que asumen un cambio de visión radical sobre el objetivo de sus corporaciones, rompiendo con la política que mantenían desde hace más de 20 años, la cual privilegiaba la maximización de los beneficios de los accionistas por encima de cualquier otra consideración.
En esa carta afirman el papel esencial que pueden desempeñar las empresas “en la mejora de nuestra sociedad cuando los directores ejecutivos están verdaderamente comprometidos con satisfacer las necesidades de todas las partes interesadas”.
En medio de esta ola, el Foro de Davos -que reúne a los más importantes líderes empresariales y políticos del mundo cada año en Suiza- publicó el «Manifiesto de Davos 2020», estableciendo 3 principios fundamentales:
Las empresas no funcionan únicamente para sus accionistas, sino para todas las partes involucradas: empleados, clientes, proveedores, comunidades locales y la sociedad en general, y el propósito de las empresas es colaborar con todos los grupos de interés implicados en su funcionamiento.
Una empresa es más que una unidad económica generadora de riqueza y atiende a las aspiraciones humanas y sociales en el marco del sistema social en su conjunto.
Una empresa multinacional es en sí misma un grupo de interés -tal como los gobiernos y la sociedad civil- al servicio del futuro global.
En este contexto, queda claro que el desempeño social, ambiental y de gobierno corporativo es fundamental para minimizar los riesgos para cualquier empresa y, por lo tanto, para las inversiones financieras. Es por ello que acciones de responsabilidad social empresaria aisladas y sin un propósito no son eficaces para hacerle frente a la presión a las que son sometidas las empresas hoy.
La sostenibilidad corporativa, como centro de la gestión integral del negocio, es la forma de conducir las empresas a partir de las estrategias, políticas y acciones en todas las áreas de manera transversal, que integra las expectativas e intereses de los distintos actores y su dinámica. Así, la integración de la sostenibilidad al negocio minimiza los riesgos y se vuelve una fuente de oportunidades, ventajas competitivas e innovación.
El desafío es construir empresas que actúen y adopten modelos de gestión integral sostenible, orientados a maximizar el valor creado para los distintos grupos de interés y para quienes invierten económicamente en la empresa. Encontrar el equilibrio óptimo entre estas dos tensiones es el dilema que hay que gestionar.

Con un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) de 10,4 millones de pesos, otorgado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, la empresa creada por el INTA y Vetanco SA buscará incrementar la producción de Vedevax block para abastecer la demanda nacional y abrir mercados en el exterior.

Se trata de la primera vacuna a subunidad direccionada nacional contra el virus de la Diarrea Viral Bovina (DVB) que se utiliza en el mercado argentino con excelentes resultados y que ahora busca expandir su producción al mundo.

El Aporte del Tesoro Nacional (ATN) otorgado por el Ministerio de Desarrollo Productivo, a través del Programa Soluciona. Reactivación de la Economía del Conocimiento, será destinado por Bioinnovo para el aumento de la productividad. La entrega del aporte se realizó en el municipio de Hurlingham con la presencia de Ariel Schale –secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa del Ministerio de Desarrollo Productivo–, Juan Zabaleta –intendente de Hurlingham–, Tomás Schlichter –vicepresidente del INTA, un organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación– y representantes de Bioinnovo SA., entre otros asistentes.

De este modo, la empresa público-privada “podrá mejorar la competitividad en el mercado de las vacunas bovinas”, explicó Andrés Wigdorovitz, director de Bioinnovo SA. Los 10,4 millones de pesos otorgados por el Estado nacional servirán para “aumentar la capacidad productiva y lograr abastecer el mercado argentino e internacional”, remarcó.

Asimismo, “a partir de 2021 se presentará el registro de Vedevax Block escalonadamente en destinos clave fuera de Latinoamérica, que ha sido nuestro objetivo inicial”, destacó Jorge Winokur, presidente de Vetanco SA.

Atender la demanda nacional y la apertura de nuevos mercados “hace imprescindible el aumento de la capacidad productiva de la vacuna y, para lograrlo, es necesario incorporar equipamiento, insumos y mano de obra”, resaltó.

La inversión proyectada por Bioinnovo incluye la incorporación de personal y tecnología para crecer en volumen producido en torno al 100 %.

“Somos conscientes que los nuevos mercados que se abren a Vedevax Block significarán ingresos de divisas para el país en el corto plazo, y para reinvertir en más investigación y desarrollo para el mediano y largo plazo”, indicó Wigdorovitz.

En esta primera etapa “trabajamos para un objetivo regional de un stock ganadero de 100 millones de hembras en edad reproductiva”, reconoció Winokur.

Para el próximo paso extra regional, la empresa apunta a mercados con población ganadera semejante a la Argentina como, por ejemplo, Sudáfrica.

La vacuna Vedevax Block desarrollada por el sistema científico nacional llegó al mercado en el año 2018 para aportar soluciones contra un problema complejo de impacto mundial presente en el 90 % de los establecimientos.

En Argentina la Diarrea Viral Bovina ocasiona pérdidas por 100 millones de dólares al año y, a nivel Mercosur, según estimaciones aportadas por la empresa, en torno a los 500 millones dólares al año. Esto se debe a que ocasiona un significativo número de muertes y abortos en las vacas. 

Vacuna con capacidad comprobada

La vacuna Vedevax Block impacta en la actividad económica del país en dos niveles. Por un lado, ha demostrado ser eficiente en el control del virus DVB, permitiendo aumentar la producción de terneros, kilos de carne y litros de leche, favoreciendo una industria que abastece tanto al mercado local como al internacional. Y por otro, dado su crecimiento comercial en el exterior producirá ingresos de divisas al país a través de un producto con un elevado valor agregado.

La vacuna presenta en su formulación una molécula que tiene la capacidad de dirigir el antígeno viral a las células presentadoras de antígeno del sistema inmune, logrando de esta manera aumentar la respuesta inmune que es capaz de inducir en los animales vacunados. La vacuna direccionada es capaz de proteger a los bovinos por un período de doce meses.

El virus de la diarrea viral bovina se encuentra distribuido en todo el mundo y afecta al ganado de todas las razas en todas las etapas del desarrollo. Su impacto se observa en la tasa reproductiva ya que es el principal agente causal de infertilidad temporaria, reabsorciones embrionarias y abortos en todos los estadios.

La tasa reproductiva es el factor con mayor impacto económico en rodeos de cría y es uno de los más importantes en tambo, ya que una vaca necesita preñarse y parir para producir leche. A su vez, este virus es muy importante dentro del complejo respiratorio bovino, que es la enfermedad que más pérdidas ocasiona en rodeos de engorde.

La firma del subsidio para el incremento en la capacidad productiva de la vacuna, destinado a controlar el virus de la diarrea viral bovina, tuvo lugar en la planta de INTA Castelar donde Bioinnovo SA tiene sus laboratorios, con la presencia de autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo y de Vetanco SA.

Cabe destacar que el Programa Soluciona brinda asistencia financiera a personas jurídicas para favorecer la reactivación económica del país, mediante el desarrollo como la implementación de soluciones, productos y servicios innovadores generados por los sectores de la economía del conocimiento.

Fuente: INTA Informa

En lo que va del año, técnicos del Senasa realizaron 11.490 inspecciones de alimentos, animales vivos y productos y subproductos de origen vegetal.

En el marco de la actual situación en la cual se encuentran nuestro país y el mundo en relación a la Coronavirus (Covid-19), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) mantuvo de manera activa los controles sanitarios tanto en las rutas de la provincia de Entre Ríos como en las nacionales, desde el inicio de la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” dictada por el Gobierno nacional, con el fin de mitigar la propagación del virus.

En este contexto y tomando los recaudos necesarios según los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud de la Nación, agentes del Senasa realizan inspecciones en ruta con el propósito de prevenir el ingreso y dispersión de enfermedades y plagas, y preservar el estatus fitozoosanitario argentino, como así también la salud pública.

En estos operativos de control integrados en rutas, las tareas de fiscalización de vehículos y control sanitario de mercaderías transportadas fueron efectuadas por técnicos del Centro Regional Entre Ríos del Senasa en un trabajo interinstitucional junto con la Gendarmería Nacional Argentina y la Dirección de Prevención y Seguridad Vial de la Provincia.

Los puestos de control esta ubicados estratégicamente en la Autovía General Gervasio Artigas km 341, Paso Cerrito, departamento de Federación y en el km 255, del departamento de Concordia, arteria de mayor tránsito de transporte de carga, pasajeros y particulares, como de tránsito internacional, el cual conecta a las provincias de Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Buenos Aires.

Su función es principalmente controlar el ingreso de productos vegetales hospederos y/o productos y subproductos animales susceptibles de trasmitir determinadas enfermedades, protegiendo así la condición diferenciada de cada zona particular.

En estos controles integrados se realizan inspecciones a los transportes de alimentos de origen animal y vegetal, hacienda y material de vivero, par evitar la introducción y dispersión de plagas y enfermedades, tales como el Huanglongbing (HLB) en cítricos y el cumplimiento de la normativa vigente para el transporte de alimentos y ganado en pie, verificando las condiciones higiénico-sanitarias y la documentación respaldatoria.

Entre algunas de las infracciones o irregularidades que se detectaron a lo largo de estas 11.490 inspecciones se destacan la falta del Documento de Tránsito Vegetal (DTV), rótulos incompletos, credenciales apócrifas, habilitaciones vencidas y guías, entre otras.

Fuente: Senasa

Se trata de una capacitación organizada por el Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense que busca fortalecer políticas contra estas afecciones del rodeo.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) participó de dos encuentros virtuales donde expuso la experiencia del Plan Toro que se implementa en la provincia de La Pampa para prevenir las enfermedades venéreas y un módulo informático que permite el seguimiento de establecimientos positivos.

El veterinario Alberto Bellada, del área de Sanidad Animal del Centro Regional La Pampa –San Luis del Senasa, participó de las capacitaciones organizadas por el Ministerio de Desarrollo Agrario (MDA) de la provincia de Buenos Aires respondiendo a la estrategia del organismo nacional de contribuir a generar políticas que fortalezcan el crecimiento y desarrollo de la actividad agropecuaria, en este caso bonaerense.

Así, bajo el título “Diagnóstico a campo y puntos críticos de control en la toma de muestras para la detección de venéreas” las capacitaciones del MDA abordaron el plan de prevención de enfermedades de transmisión sexual en bovinos que contó con una amplia participación.

Bellada comentó que la provincia de La Pampa implementó el Plan Toro en el año 2008 y que a partir del año 2016, el Senasa puso en marcha un módulo informático integrado a su Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal (SIGSA) que realiza el seguimiento del Plan, controlando en tiempo real todo el proceso de extracción y envío de muestras a los laboratorios por parte de los veterinarios privados. Asimismo, esta herramienta informática posibilita hacer un seguimiento trazable de las unidades productivas con toros positivos.

Por su parte, la cartera bonaerense puso en marcha recientemente la Campaña de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) en bovinos, que busca generar conciencia acerca de la importancia de realizar testeos de venéreas en los rodeos.

La directora provincial de Ganadería, Paula Rodríguez Guerrero, señaló que el objetivo general de la campaña pretende incidir en los índices productivos y reproductivos de la ganadería bovina bonaerense a partir del control sanitario, y eso implica una interconexión entre distintos actores.

Con este tipo de intervenciones, el Senasa avanza en su estrategia de colaborar con el desarrollo de propuestas que beneficien la producción agropecuaria y afianzar los lazos interinstitucionales con entidades públicas y privadas.

La directora nacional de Sanidad Animal del Senasa remarcó el rol clave del organismo nacional acompañando a las distintas actividades con diálogo, normativas y controles integrales.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

En exclusiva, MOTIVAR tuvo la posibilidad de dialogar con la MV Ximena Melón, directora nacional de Sanidad Animal del Senasa. En un mano a mano realizado vía Zoom, pudimos preguntarle sobre el contexto actual en el cual se llevan adelante los planes oficiales, su visión sobre la posibilidad de dejar de vacunar a los bovinos contra la fiebre aftosa, la reconversión de los Entre Sanitarios y la participación de los veterinarios privados.
Si bien los interesados podrán leer la entrevista completa en la edición impresa de MOTIVAR impreso de noviembre, a continuación compartimos el video completo con la visión de la referente internacional ligada a los planes oficiales de lucha contra la brucelosis y la garrapata bovina, así como también el rol del Senasa en el marco de la potencial llegada de inversiones con mega granjas de porcinos a nuestro país. Pasen y vean. Vale la pena.

 

El 19 de noviembre, Syntex realizará un Webinar donde compartirá resultados del uso de una proteína de fusión recombinante con actividad de eCG en programas reproductivos en diferentes especies.

Con el objetivo de compartir y divulgar información técnica y resultados a campo de las tecnologías en las cuales se encuentra trabajando, el próximo 19 de noviembre (a las 20 horas de Argentina), el laboratorios Syntex llevará adelante un Webinar al cual invita a participar a los veterinarios de habla hispana.
Si bien los interesados pueden solicitar más información vía veterinaria@syntexar.com, a continuación, compartimos el Programa de la jornada.

  • 20.00 Horas. Tecnología recombinante aplicada a la producción de una molécula con actividad eCG – Juan Manuel Pérez Saez.
  • 20.15 horas. Uso de eCG en programas reproductivos en bovinos: base fisiológica e impacto productivo – Alejo Menchaca.
  • 20.40 horas. Resultados del uso de una proteína de fusión recombinante con actividad de eCG en programas reproductivos en diferentes especies – Lucas Cutaia y Alejo Menchaca.

Más información: veterinaria@syntexar.com

Conocida como “bichera” o “gusanera”, la miasis es una enfermedad ocasionada por el crecimiento y evolución de larvas de moscas en los tejidos vivos del hombre y de los animales.

Conocida como “bichera” o “gusanera”, la miasis es una enfermedad ocasionada por el crecimiento y evolución de larvas de moscas en los tejidos vivos del hombre y de los animales. 

Estas larvas se nutren de los mismos, produciendo invasión y destrucción de la piel y órganos circundante a la lesión. La población de estas moscas está regulada por las condiciones climáticas: el tiempo cálido y húmedo acelera la evolución de los estadios larvales y la actividad de las formas adultas.

Bicherón Curabicheras Plata Forte de Proagro (www.proagrolab.com.ar) es el producto indicado para el control de miasis en las especies bovina, equina, ovina, caprina, porcina y canina. 

Su presentación en aerosol combina organofosforado y cipermetrina con acción larvicida, antimicrobiana y repelente.

Se aplica con facilidad gracias a su válvula multidireccional formando una película protectora que se adhiere a la herida. La acción astringente del aluminio micronizado evita excesos de humedad del tejido dañado favoreciendo la rápida recuperación de la piel y la cicatrización de las heridas.

 

CONOCÉ MÁS SOBRE BICHERÓN CURABICHERAS PLATA FORTE
Hacé Click acá

 

Si sos productor podés acceder al beneficio de pago a 120 días sin interés con cheques propios. Y si sos productor Braford o Brangus consultá por
promociones especiales vía info@proagrolab.com.ar.

Fuente: www.proagrolab.com.ar

Desde el INTA Córdoba destacan la necesidad de reorganizar la empresa ganadera a fin de reducir al mínimo las pérdidas. A continuación, una serie de pautas a tener en cuenta.

Desde julio, el déficit hídrico y los incendios forestales afectan el arco noroeste de la provincia de Córdoba. Las recientes precipitaciones en la región mejoraron la situación con recarga de agua en napas y el consecuente rebrote de las especies vegetales. En este contexto, desde el INTA destacan la necesidad de reorganizar la empresa ganadera a fin de reducir al mínimo las pérdidas.

Para Miguel Barreda –referente del área de desarrollo rural del INTA Cruz del Eje, Córdoba–, es “clave” reorganizar la hacienda, la alimentación y el sistema de producción para minimizar los daños. Es que, entre los daños por los incendios se destacan los que afectan a los animales directamente, como lesiones y quemaduras o hasta su muerte, como de la infraestructura predial y hasta el daño total o parcial del pastizal natural o del bosque nativo.

“Aquellos productores que formen parte de programas como Cambio Rural, Grupo de Abastecimiento Local (GAL) o de diferentes organizaciones tendrán más posibilidades de coordinar acciones en conjunto para salvaguardar sus sistemas productivos”, explicó Barreda.

Una alternativa rápida –aconsejó Barreda– consiste en trasladar la hacienda a un campo o establecimiento cercano con abundante forraje, asegurándose de segmentar el rodeo según los requerimientos nutricionales y poner a los animales en lotes distintos. “Otra opción es enviar la hacienda a un feed-lot en hotelería y realizar una operación de mantenimiento”, detalló el especialista de Córdoba.

Entre las estrategias viables que permiten reducir el riesgo de pérdidas, Barreda recomendó considerar “la venta anticipada de parte del rodeo, lo que habilita contar con capital disponible para la compra de materiales e insumos para alimentar y mantener a los animales seleccionados para permanecer en el campo de cría”.

A su vez, se refirió al destete precoz como una “herramienta importante que se puede emplear en terneros que tengan más de 70 días y 60 kilogramos de peso vivo”. De esta forma, se puede recriarlos en corral hasta su venta y dejar que las madres ganen condición corporal.

Otra opción puede ser combinar la venta anticipada y complementar con suplementación estratégica, lo que ayuda a reducir la carga animal y hacer sostenible la situación.

En este punto, Barreda detalló que la suplementación con alimento balanceado para pastoreo debe ser del 0,8 % del peso vivo y en confinamiento del 1,5 % aproximadamente, y debe cubrir los requerimientos diarios del animal. En el caso que incluya maíz, es necesario de una etapa de acostumbramiento de por lo menos diez días, para evitar problemas de acidosis ruminal.

Con respecto al crecimiento de pastizales, el investigador subrayó que es un factor clave que, claramente, dependerá de las precipitaciones. “Es preferible vender a que los animales pierdan peso a niveles extremos”, indicó Barreda quien agregó que, además, “reducir la carga animal favorece el rebrote y persistencia del pastizal, evitando la erosión del suelo”.

Fuente: INTA Informa 

Ya podés ver la entrevista al especialista en gestión veterinaria Nacho Mérida Isla, quien compartió su visión sobre la situación actual del mercado y sus posibles escenarios futuros.

El editor de MOTIVAR, Luciano Aba, entrevistó a Nacho Mérida Isla, especialista en gestión de clínicas veterinarias. Durante el encuentro, el veterinario español explicó la evolución del mercado en España, donde capitales e inversionistas extranjeros comienzan a incorporarse como un actor más y de peso.

VER ENTREVISTA COMPLETA A NACHO MÉRIDA ISLA
Hacé click acá

En ese marco, Mérida analizó los cambios promovidos por la propia dinámica del mercado, que se suman a los que trae aparejados la pandemia de COCID19 y la situación económica que conlleva. Según el especialista, las crisis aceleran los procesos de cambio. “Está en la naturaleza humana negar el cambio y desear volver a “como estaba antes” pero eso no va a ocurrir”. Y enfatizó: “Tenemos que salir de la zona de confort y afrontar la situación actual, no podemos cambiar la situación que nos toca vivir, pero sí podemos cambiar nuestro negocio y nuestra forma de pensar.”

Para Mérida, la clave está en la especialización del negocio, es decir, en identificar a qué segmento del mercado se espera satisfacer y enfocar los cambios en ese sentido.

Otro de los focos de la entrevista estuvo puesto en el análisis de la rentabilidad comparativa de productos y servicios. “Si tienes una empresa de servicios, como es la clínica veterinaria, al menos el 60% de tus ingresos tienen que venir por servicios. Si no, tienes un negocio diferente en la cual se dan servicios veterinarios”, declaró Mérida.

Sus frases son contundentes pero también lo son sus propuestas: “Necesitas saber qué negocio tienes. Hay distintos modelos de clínicas. En España se habla de 70% de ingresos por servicios y 30% por tienda. En el Reino Unido hay modelos de clínicas 80/20 o 90/10. Por tanto, el primer ejercicio que puedes hacer en tu clínica es identificar por donde está entrando el dinero y, una vez que lo sepas, decidir qué áreas quieres potenciar.”

CONOCÉ MÁS SOBRE EL TALLER A DISTANCIA QUE DICTA NACHO MÉRIDA
Hacé click acá

La entrevista completa estará publicada próximamente, tanto en la edición impresa, como en las distintas redes sociales de MOTIVAR.

Más información: info@dosmasdos.com.ar

Sin dudas, el éxito de estas empresas demanda trabajo en su gestión. Profesionalizar la administración de la clínica incluye realizar presupuestos al detalle para identificar los problemas y solucionarlos a tiempo. Sí, claro que sirve.

Por José Luis Villaluenga
www.rentabilidadveterinaria.es

Cuando nos nombran la palabra “presupuesto” nos pueden venir a la mente diferentes cosas: el presupuesto de una reparación de un automóvil, de una refacción en la clínica, de una campaña de marketing, de un viaje de vacaciones… Pero también podemos pensar en el presupuesto de ingresos que queremos conseguir este año en la veterinaria, los presupuestos que debemos entregar al cliente antes de realizar servicios veterinarios complejos (cirugía, limpieza de boca, castración) o de los gastos estimados en determinadas partidas. En esta nota, nos vamos a centrar en el presupuesto de ingresos y analizaremos por qué hay que hacerlo y cómo.

¿Qué es y cómo hacer un presupuesto en una veterinaria?

Presupuestar es adivinar o predecir con antelación los números que se van a conseguir de determinadas variables.
Es pronosticar e intentar acertar en las previsiones que se hacen. Generalmente, son datos numéricos y están circunscritos a un periodo determinado de tiempo.
Para hacerlos, se toman los números históricos de los últimos 3-5 años de las variables que queramos presupuestar y se ajustan las cifras en función del entorno PESTEL (político, económico, social, tecnológico, ecológico y legal), el entorno competitivo (clientes, competencia y proveedores) y nuestras fortalezas y debilidades.
En el caso de que no exista un histórico, que no tengamos acceso a los datos anteriores o que iniciemos la actividad por primera vez, presupuestar será más difícil y habrá que intentar averiguar cómo les fue a empresas competidoras en sus inicios, a otros sectores industriales parecidos o contratar a un consultor especializado en el área de gestión. En este caso, posiblemente haya una mayor dificultad a la hora de presupuestar.

Presupuesto de ingresos

Todas las clínicas veterinarias deberían planificar el presupuesto de ingresos anual dos o tres meses antes de acabar el año anterior. Es decir, el presupuesto de ingresos de tu veterinaria para el año 2021, lo deberías hacer en octubre-noviembre de este año.
Veamos, a través de un ejemplo real, cómo se calculó el presupuesto de ingresos totales de una veterinaria española para el año 2020. Utilizando una planilla de Excel, hemos identificado los ingresos totales y los ingresos por servicios (clínica), productos (tienda) y peluquería de los últimos siete años, aunque con cinco años podría ser suficiente (Ver Figura N° 1).

FIGURA N° 1: INGRESOS ANUALES SIN IVA EN EUROS POR ÁREAS DE NEGOCIO
2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
Clínica 110,343 107,979 107,769 110,279 110,216 110,081 118,059
Tienda 38,031 32,678 32,024 30,886 31,992 28,17 28,43
Peluquería 6,467 6,338 6,651 7,268 5,71 6,012 6,492
Total 154,841 146,995 146,444 148,433 147,918 144,263 152,981
% +/- Año anterior -5,00% 0,30% 0,60% -0,50% -2,00% 6%

Al analizar el histórico de ingresos y su comportamiento, vemos que la clínica, después de 5 años de unas ventas cercanas a los 150.000 euros (por ejemplo), creció un 6% en el 2019 e invirtió la tendencia de los años anteriores.

¿Qué presupuesto estimaremos para el año 2020?

Con estos números en la mano, analizaremos el entorno PESTEL y el entorno competitivo del sector. Valoraremos el crecimiento estimado del sector (siempre habrá alguna fuente que lo pronostique), valoraremos las fortalezas y debilidades y cómo actuar sobre estas últimas, y definiremos el plan comercial de la veterinaria para el siguiente año.
En este caso real (evidentemente sin contar el papel del COVID19 porque en ese momento no sabíamos nada de él) el entorno era positivo. Nos propusimos implementar herramientas de fidelización de clientes y un mayor control de los recordatorios de la medicina preventiva, además de contratar a media jornada a un nuevo auxiliar. Por otro lado, planificamos ofrecer bonificaciones con puntos por la venta de alimentación y accesorios, y poner en marcha un nuevo servicio de autolavado de mascotas dentro de la peluquería, en las horas que no se brinda este servicio.
Entonces, en el presupuesto de ingresos por áreas de negocio y global se estimó un crecimiento anual del 9%, como se ve en la Figura N° 2.

FIGURA N° 2: PRESUPUESTO ESTIMADO 2020
Ingresos € Año anterior +/-
Clínica 129,865 10%
Tienda 29,881 5%
Peluquería 6.817 5%
Total 166,533 9%

Control y seguimiento

Nos queda un aspecto importante para analizar: cómo controlamos y hacemos seguimiento del presupuesto anual para saber si se está cumpliendo y, en caso de no ser así, tomar las acciones necesarias para corregirlo.
Pues la única opción es mensualizar el presupuesto anual global (total) y hacer un control y seguimiento mensual y acumulado, según se vayan sumando los meses sucesivos.
¿Y cómo hacemos esto?
Si dividimos 166.533 unidades monetarias por 12 meses nos quedan 13.877,75 unidades monetarias mensuales.
¿Es esto correcto? No, porque hay estacionalidad en determinados meses y por lo tanto trimestres. ¿Qué se debería hacer?
Tomar los últimos 3-5 años y sus ventas mes a mes, y calcular la media aritmética de cada uno de los meses. Todos ellos sumarán el 100%. Para mensualizar ese presupuesto de 166.533 unidades monetarias deberemos multiplicar esa cantidad por el porcentaje resultante de cada uno de los meses. Aquí hemos repartido en los 12 meses del año un presupuesto anual de 484.214 euros para el 2020, multiplicando esta cantidad por la media aritmética de cada uno de los meses, haciendo el histórico de los últimos cinco años (2015 a 2019). Veremos que en cada mes hay una cantidad diferente.
Esta es la mejor forma de controlar mes a mes la evolución de los ingresos globales y analizar desvíos potenciales para poder tomar decisiones.
Podríamos incluso “rizar más el rizo” y disponer de un presupuesto de ingresos globales diario. ¿Cómo hacerlo? Tomando cada mes el presupuesto monetario global asignado y dividirlo por el número de días de trabajo, descontando domingos y feriados.
En la Figura N° 3 podemos ver un ejemplo real de una clínica veterinaria.


En el mes de marzo de 2020, con un presupuesto mensual de 45.572 euros y 26,5 días de trabajo (esta clínica abre los sábados y domingos por la mañana por lo que el fin de semana lo contamos como un día completo), se obtuvo un presupuesto de 1.720 euros por día.
Al sumar día a día se ve cómo va el acumulado mensual a esa fecha.

Es posible

Parece trabajoso, pero vale la pena hacer estos presupuestos anuales, mes a mes y día a día. Cuanto más al detalle bajemos y controlemos, más fácil será tomar decisiones si no se alcanzan los objetivos porque nos permitirá analizar detalladamente en qué día o mes está el problema y valorar las causas.
Igualmente, si utilizamos los ingresos mensuales para incentivar al personal de la clínica, es importante que las personas sepan día a día si están cerca o lejos de los objetivos, para poder tomar acciones correctoras y al final alcanzarlos.
Una veterinaria es una empresa y cómo tal hay que contemplarla.
Para trabajar de forma profesional, es necesario realizar este y otros presupuestos. Si no, te quedarás desfasado y no podrás seguir coescribiendo el libro de futuro del rubro de animales de compañía.

El vínculo entre las personas y los animales, sumado a la transformación que viven productores agropecuarios y dueños de perros y gatos, genera un combo a considerar. ¿Llegaron estos consumidores a sus empresas?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Durante muchos años y con buen tino, las empresas que ofrecen servicios y productos (como lo hacen las Veterinarias) basaron sus estrategias de segmentación de clientes en criterios que tenían que ver con la ubicación geográfica (ciudad, región, provincias, países), el comportamiento individual en base a su estrato social, su conducta en relación con las marcas y cuestiones demográficas como lo son la edad, el sexo los ingresos promedios y la formación académica, entre tantos otros.
Si bien estas variables siguen vigentes y las Veterinarias dedicadas a pequeños y grandes animales, deberían conocer las que aplican específicamente a cada uno de sus clientes, el vínculo actual entre las personas y los animales, así como también los nuevos hábitos de los productores agropecuarios y los dueños de perros y gatos llevan a realizar un replanteo en cuanto a cómo medir y volver a conocer a quienes visitan estas empresas.
Sobre todo, si es que se pretende dejar atrás aquello de “ofrezco lo que a mí me sirve y cuando a mí me conviene” para avanzar a una situación donde el servicio y los productos que se ponen a disposición están pensados para los clientes que tenemos y, lógicamente, los que queremos tener a futuro. Es por esto por lo que, en MOTIVAR les preponemos repasar juntos algunos datos distintivos de los nuevos clientes que ya están visitando las miles de veterinarias que hay en nuestro país.

Tendencias en la producción animal

Es cierto que existen prácticas y comportamientos muy arraigados en los usos y costumbres de los hombres y las mujeres que se dedican a la producción agropecuaria en nuestro país. De hecho, aún hoy y en base a lo que han sido los resultados del último Censo Agropecuario publicado por el INDEC el año pasado, vemos que el 91% la gestión cotidiana es llevada delante de manera directa por el productor o miembros de la sociedad.

Más allá de los avances que se han generado en este último tiempo, el relevamiento nacional sigue indicando números que no deben perderse de vista a la hora de plantear acciones sustentables en este campo: no más del 60% de los establecimientos relevados realiza alguna gestión técnica – administrativa, el 34% utiliza computadora y 35% tiene acceso a Internet en el campo. Asimismo y tal como muestra un trabajo realizado por el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, se ven ya algunas transformaciones con relación al perfil de quienes no solo están hoy cambiando las tendencias, sino también moldeando los nuevos mercados del futuro. En este relevamiento, el promedio de los productores tienen 45 años, con preponderancia de varones.
¿Cuántos de los clientes actuales en sus veterinarias cumplen con esta característica? A la vez y tal como se muestra en el Gráfico N° 1, el trabajo destaca que estos productores tienden a considerarse más analíticos que intuitivos en su toma de decisiones… En ese marco y tomando en cuenta que hablamos ya de productores mixtos, que ven a la producción animal como una fuente de agregado de valor a la producción de granos esperan crecer de cara a 2022 en distintos rubros pero específicamente en la cantidad de cabezas de ganado en sus campos. Esta es una tendencia tanto en establecimientos grandes, medianos y pequeños, siendo la producción porcina una de las más destacadas por su potencial a futuro.

GRÁFICO N° 1 : ¿CÓMO SE CONSIDERAN LOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS A LA HORA DE TOMAR DECISIONES?

GRÁFICO N° 1 : ¿CÓMO SE CONSIDERAN LOS PRODUCTORES AGROPECUARIOS A LA HORA DE TOMAR DECISIONES?

¿Están preparadas las veterinarias para atender esta demanda?

Estas personas que -como dijimos- se dedican de manera “pura” o mixta a la producción primaria de carne comienzan a mostrar una serie de desafíos estratégicos a la hora de ofrecerles productos y servicios que ya existen en el país. En primer lugar, es clave considerar que hoy lo más importante para estas personas es no descapitalizarse. Independientemente de nuestra opinión, la ganadería sigue siendo una reserva de valor.
Logrado este objetivo, buscan sí que los animales puedan expresar su máximo potencial, a fin de generar la mayor cantidad de kilos por hectárea y así recuperar -en un tiempo prudencial- las inversiones que realiza en infraestructura, alimentación, genética, manejo y sanidad.
Para ello sin dudas requieren de herramientas concretas y asesoramiento para una toma de decisiones ágil y previsible a mediano plazo.
Aquí el rol de los veterinarios es central, tan central como el poder reconocer qué necesitan los productores de sus proveedores, entrando aquí en juego variables como la disponibilidad física -en tiempo y forma- de productos; financiación y precios competitivos; información y, como se dijo, constancia en el asesoramiento. Todo un desafío, sobre todo si tenemos en cuenta que, los productores están frente a la encrucijada de modificar su forma de producción, no solo incrementando sus niveles de eficiencia, sino adecuando toda su estructura a las nuevas exigencias que plantean los mercados locales e internacionales.
La falta de Recursos Humanos capacitados hace que recurran al asesoramiento externo con el objetivo de mejorar la sustentabilidad de su empresa. Será clave entonces que desde las veterinarias se considere el valor de proporcionar información que le permita tomar decisiones inteligentes.
Claro que los productores necesitan disponer de herramientas crediticias / seguros específicos que le permitan proyectar el mediano y largo plazo, pero también de asesoramiento profesional calificado para eficientizar sus esquemas.

GRÁFICO N° 2: DUEÑOS DE MASCOTAS POR GÉNERO, ALREDEDOR DE 22 PAÍSE

GRÁFICO N° 2: DUEÑOS DE MASCOTAS POR GÉNERO, ALREDEDOR DE 22 PAÍSES

Adecuar la comunicación

¿Cuál es entonces el desafío para las veterinarias que ofrecen productos y servicios para la producción animal? Sin dudas, salir del esquema de “Honorarios + mostrador” para pasar a uno más sustentable, que contempla el trinomio: “Honorarios + Planes sanitarios + mostrador”. Esto permitirá un mayor grado de estabilidad y previsibilidad.
Cambios como el mencionado son estratégicos al tener en cuenta que no más del 20% de las problemáticas técnicas que los productores plantean en las veterinarias logran convertirse en visitas reales a los campos. De hecho, 6 de cada 10 veterinarios consultados por MOTIVAR han manifestado que la relación entre consultas técnicas recibidas en el mostrador y la concreción de trabajos pagos en los establecimientos es de 1 en 10.
¿Y por qué esto es importante? Porque si consideramos por ejemplo la situación actual del rodeo bovino en argentina veremos que del total de las pérdidas ocurridas por los vientres que no se preñan; por lo que se preña, pero no nace, y por lo que nace, pero no se desteta, aproximadamente el 50% se deben a problemas sanitarios. Ni más, ni menos.
¿Lo saben sus clientes?
Si hablamos de los productos de mayor rotación en las veterinarias orientadas a este rubro, veremos que se destacan las vacunas, los kits de reproducción destinados a IATF, antiparasitarios, antibióticos y caravanas.
¿Se seguirán comercializando estos del mismo modo que hasta aquí? ¿Vale la pena proponer cambios? Uno bien concreto puede orientarse a dejar de comunicar solamente la característica de los productos y servicios que se ofrecen, para pasar a un segundo nivel, destacando en cada caso sus ventajas y beneficios para la producción en particular.
No podemos aquí perder de vista que, si bien los productores acceden a informaciones, datos, tendencias y números, el conocimiento es otra cosa y -en materia de sanidad animal- lo siguen teniendo los veterinarios.
La llegada de los Millenials y la consolidación de temas ligados al bienestar tanto de las personas, como de los animales, así como el medio ambiente y el uso prudente de antibióticos y antiparasitarios son cada vez más tenidos en cuenta (por convicción u obligación de los mercados) por estos “nuevos” clientes.
A su vez, manifiestan un avance en su vocación por incorporar tecnologías en sus campos. ¿Las ofrecen en sus veterinarias?
Temas como el diagnóstico de precisión; sensores, balanzas, collares para monitoreo, etc, no solo son interesantes desde lo comercial, sino también herramientas estratégicas para generar alertas que promuevan el uso de las tecnologías adecuadas, en el momento justo para solucionar inconvenientes de impacto sanitario y, lógicamente, económicos.
Muchos son los cambios que se vienen y diversos los desafíos. Un dato clave: la palabra, el buen servicio y la confianza, sin dudas, seguirán siendo valores imprescindibles en el vínculo entre las veterinarias y sus clientes.

Transformaciones en las familias

CAPACITACIONES EN EL CAMPO.

Lejos quedó la figura del perro guardián que nos cuidaba desde el fondo de nuestra casa. De hecho, en la última década, el papel de las mascotas en la vida de las personas ha experimentado un cambio radical. No lo duden: los perros y los gatos son miembros de la familia, dejando atrás aquello de ser considerados “el amigo no humano”, para avanzar en una la relación cuasi parenteral.
Claro que esto no es casual y menos aún luego de la pandemia por COVID19. La urbanización y cada vez mayor concentración de la población mundial; la humanización de los perros y los gatos; el refuerzo del vínculo afectivo y emocional con las personas y su mayor longevidad, se suman a la cada vez mayor predisposición por parte de sus “tutores” a invertir en cuidados sanitarios, nutricionales y otros tantos más vinculados con el placer, como pueden ser la vestimenta, el ocio, los viajes y los accesorios.
No perdamos de vista que según reportes internacionales, casi el 60% de los consumidores en todo el mundo tienen una mascota (Ver Gráfico N° 2). De allí, el cada vez mayor interés de Bancos y Fondos de inversión por participar de esta industria, con distintas oportunidades.
¿Qué otras características juegan a la hora de definir este nuevo perfil y considerarlo en las acciones que se tomen desde la veterinaria?
En primer lugar, plantear que las personas hoy tienen la “percepción” de que las mascotas son cada vez más importantes en su vida diaria. Tanto perros, como gatos, son considerados menos dependientes que los niños y ello es clave para hombres y mujeres que priorizan la vida profesional o incluso viajes.
Esta es una tendencia que, por ejemplo, se ha hecho visible en Brasil, donde según el Instituto de Geografía y Estadística, las personas cada vez se casan menos entre sí, se divorcian más y decidir tener menos hijos. Incluso en Argentina ya hay más perros y gatos que chicos de entre 10 y 14 años (INDEC), situación que fomentará un avance también en este sentido.

Perrijos y gatijos

¿Cómo pueden las veterinarias asimilar estos contextos y amoldar sus servicios? En primer lugar, contemplando que hoy la mitad de los Millennials hispanos tienen un perro o un gato. Estos no solo son y serán los principales consumidores, sino que también están dando forma a los hábitos de la próxima generación.
Creen que “las mascotas merecen ser mimadas” y les gusta comprar en tiendas especializadas. ¿Ya llegaron a sus veterinarias? Es clave saberlo porque otro dato distintivo tiene que ver con que prefieren invertir dinero en “vivir experiencias” y no tanto comprar productos.
Además, y al cambiar la dinámica familiar e incluir un fuerte vínculo con las mascotas en sus distintos formatos, las veterinarias deben asegurarse mensajes concretos para abordar a grupos de personas que ya no tienen apuro en formar una familia tal como la conocimos.
Hablamos de un perfil donde los hombres también han modificado su rol “en la casa” y en el cual los usuarios han decidido tomarse tiempo para sí mismos.

GRÁFICO N° 3: MOVIMIENTOS EN LOS FORMATOS DE HOGARES ENTRE 2019 Y 2030

Tal como se ve en el Gráfico N° 3, a nivel mundial los hogares donde vivan una sola persona serán los de más rápido crecimiento, acompañados también por padres y madres solteras y parejas sin hijos. ¿Desaparecerán las familias tradicionales? Claro que no, pero su ritmo de crecimiento será menor en relación a estos otros formatos mencionados.
Hablamos de personas con ideas y filosofías propias opuestas a sus antecesores, están a favor de las causas sociales, el cuidado del medio ambiente, el respeto por los animales, la igualdad y a favor de una política participativa. ¿Encontrarán una respuesta en sus veterinarias?
No podemos por ello perder de vista a un segundo grupo de clientes que cada vez muestra más interacción con las veterinarias: los adultos mayores. Ellos encuentran en sus mascotas la posibilidad de “llenar un vacío”, alcanzando compañía y alegría. Esto se entrelaza con diversas encuestas y estudios que refuerzan este vínculo en favor del bienestar emocional de las personas. De hecho, en el Reino Unido, más del 90% de los propietarios de perros y gatos aseguran que tener una mascota los hace sentir felices y “mejora su calidad de vida”.
Vemos que este nuevo perfil de clientes llevará a las veterinarias a definir muy concretamente cuál es su público objetivo y qué tienen realmente para ofrecerles. Los clientes estarán cada vez más en el centro de la escena. Por ello, entender los valores y las emociones que mueven a las personas pasará a jugar un rol estratégico en cualquier plan de acción que se pretenda establecer a futuro.

Fuentes consultadas: Consultora GFK, Euro monitor Internacional, Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.