fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main

Se trata de un sello interno (no antibiótico) que complementa la utilización de productos intramamarios para hacer frente a las mastitis en la vaca lechera.

Calier Argentina se encuentra próximo a presentar un nuevo integrante de su completa línea de soluciones destinados a la producción lechera, en la cual participa activamente con distintas soluciones preventivas y terapéuticas.

En este caso, se trata de Cloxacum Sell, un sello interno (no antibiótico) que mediante su función mecánica complementa la utilización de productos intramamarios en las vacas lecheras durante el período de secado.

“Es un desarrollo de la filial Calier Argentina, con el cual buscamos seguir contribuyendo al uso racional de antibióticos en la lechería”, le aseguró a MOTIVAR el MV. Marcos Casey, director técnico de Calier en nuestro país.

Y agregó: “Cloxacum Sell está formulado en base a Subnitrato de bismuto y óxido de Zinc. El sello presenta una coloración celeste fluor, la cual facilita al momento del parto, cuando se realiza el primer despunte, poder observar claramente si dicho producto estuvo presente en el canal del pezon durante todo el periodo de secado. Actúa creando una barrera física dentro del canal del pezón, evitando así el ingreso de microorganismos a través de dicha vía durante el secado de los animales. La acción del producto es netamente mecánica, ya que no contiene antibióticos, ni quimioterápicos”.

Más allá de esto y destacando que el lanzamiento se suma a la línea de jeringas intramamarias Cloxacum de Calier, Marcos Casey reforzó: “En muchos tambos ya se está utilizando, con el objetivo de disminuir la incidencia de nuevas infecciones. Trabajos ya publicados sobre el tema, aseguran que su uso reduce hasta en un 50% de nuevas infecciones en los primeros 100 días en leche”.

El profesional dejó en claro que siempre serán los veterinarios los mejores difusores de la tecnología, mostrándole a los productores el impacto de su utilización: menos incidencia animales enfermos, menos gasto en medicamentos  y menor descarte en leche. Y agregó: “Ya hemos dejado atrás la etapa de ensayos y pruebas piloto, con sus respectivos ensayos de eficacia, y estamos listos para presentarlo a toda nuestra cadena comercial de profesionales y distribuidores”.

Finalmente, y dejando la puerta abierta a que el Cloxacum Sell también pueda exportarse desde Argentina a otros países de la región y el mundo, Marcos Casey destacó que el uso de la terapia de secado en conjunto con este tipo de selladores también favorece el uso racional de antibióticos y hasta podría perfilarse como una alternativa terapéutica independiente en el futuro en el control de las mastitis bovinas.

La normativa del Senasa, de cumplimiento optativo, posibilita acceder a nuevos y exigentes mercados internacionales.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) aprobó, mediante su Resolución 192/2021, el instructivo general para el reconocimiento oficial de compartimento “libre de enfermedades que afectan a los porcinos”.

Podrán gestionar este reconocimiento aquellos establecimientos que cumplan con los estándares del Código Sanitario para los Animales Terrestres de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) referidos a la compartimentación.

La nueva normativa, publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial, permitirá a las empresas que opten por solicitar la compartimentación, una herramienta más para negociar el acceso a mercados internacionales que requieren estrictas exigencias al país, zona o establecimiento de origen de los productos importados.

Cabe aclarar que un compartimento podrá ser definido en relación al cumplimiento de ciertas medidas de gestión y bioseguridad por parte de un productor o de un núcleo de productores, y no en relación a límites geográficos o políticos.

La República Argentina posee un estatus sanitario diferencial en relación a otros países, que hace necesaria la implementación de normativas que preserven y fomenten el sostenido crecimiento de la cadena productiva porcina y las relaciones comerciales internacionales.

La OIE reconoce a países o zonas libres de enfermedades como fiebre aftosa o peste porcina clásica, a la vez que brinda recomendaciones para la aplicación de medidas de manejo, producción y bioseguridad para la conformación de un compartimento.

En este sentido, la normativa, fruto del trabajo coordinado público y privado, permite otorgar un reconocimiento oficial en función de una demanda de comercio exterior específica.

El Senasa pone a disposición su capacidad técnica y operativa para llevar a cabo la evaluación, certificación y el control de las distintas etapas de la cadena productiva que integren el compartimento porcino interesado en acceder al reconocimiento oficial.

La nueva normativa, brinda las garantías oficiales necesarias para la producción de cerdos y productos de origen porcino según las condiciones requeridas por el país comprador, en relación a bioseguridad, trazabilidad y estatus sanitario comprobado, mediante las correspondientes pruebas diagnósticas y posibilita la apertura de nuevos mercados al tiempo que resguarda el estatus sanitario de Argentina y la calidad de los agroalimentos que produce.

Para mayor información, puede leer la bibliografía recomendada, o enviar un correo a porcinos@senasa.gob.ar

La distribuidora de productos veterinarios y alimentos balanceados radicada en Esperanza, Santa Fe, comenzó una nueva etapa que involucra cambios de infraestructura para seguir mejorando su servicio a los veterinarios.

Esperanza Distribuciones es una empresa con más de 30 años que tiene una misión: ser la mayor y mejor empresa de distribución para el canal veterinario del centro-norte del país.

Con Sede Central en la ciudad de Esperanza, Santa Fe, la empresa inició la ampliación de su centro de distribución. La capacidad de almacenamiento de medicamentos y alimentos se duplicará, como así también se triplicará el almacenamiento de productos en frío.

Además, Esperanza Distribuciones contará con nuevas oficinas, vestuarios y lugares de esparcimiento para sus colaboradores. En Córdoba y Rosario, sumaron también nuevas, amplias y modernas instalaciones.

Próximamente inaugurarán una nueva sucursal para seguir ampliando nuestras fronteras y llevarle el servicio a todos sus clientes.

Vale recordar también que la empresa cuenta con un completo laboratorio de análisis veterinarios habilitado por SEDRONAR, el cual está integrado a la red de Laboratorios del Senasa y a la Red de Laboratorios de la Cadena Agroalimentaria de Santa Fe.

Para más información: www.esperanzadistri.com.ar

La Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires y Elanco Animal Health, acordaron un programa de becas destinado a estudiantes, en este caso, de la Facultad de Ciencias Veterinarias para que se desempeñen en ámbitos de esa empresa global.

La trascendencia de este convenio radica tanto en el monto de sus becas, como también en la prioridad en la selección de personal Junior de la misma, una vez graduados. Otro aspecto diferencial de esta propuesta, es que se selecciona un becario, un becario parcial y un mérito académico anualmente.

Este año comenzamos con tercer y cuarto año. Los becarios se seleccionaran por situación socioeconómica, y su promedio deberá ser igual a la media de la carrera, mas el 10%. De los mejores promedios, se seleccionará el mérito académico, sin relación monetaria, pero si podrá acceder a las propuestas que la empresa formule para sus becarios y a la prioridad en la selección de personal.

En tres años, completaremos la pirámide de 12 alumnos de la Facultad de Ciencias Veterinarias en este sistema de Becas.

Juan Zingoni, Gerente General del Cono Sur de la empresa, y el vicerrector Marcelo Aba firmaron el acuerdo este miércoles en la sede de Rectorado.

El acuerdo establece que «Elanco realizará a la Universidad las aportaciones que correspondan para que ella financie las becas a percibir por los becarios», mientras que «La Universidad será la responsable, en todos sus términos, de gestionar la correspondiente convocatoria de las Becas, dando la participación en los espacios institucionales al personal de Elanco en los procesos de difusión y selección previstos en el Programa».

Las inscripciones al Programa deberán realizarse a través de la Página Web de gestión de becas del Área de Trabajo Social de la Secretaría de Bienestar estudiantil www.becas.unicen.edu.ar, en una convocatoria específica.

Elanco Animal Health es una compañía líder global en la industria de salud animal con sede central en Indianápolis, Estados Unidos, y con presencia en los principales mercados del mundo.

Está dedicada a la investigación, desarrollo, producción y comercialización de soluciones innovadoras para la salud animal, siendo esto la base de del crecimiento sumado a la adquisición de diferentes compañías, la última fue la adquisición del negocio de Bayer Animal Health en 2020.

Está presente en los segmentos de animales de compañía, ganadería de producción de carne y leche, avicultura, porcinocultura y acuicultura. Desde septiembre de 2018 es una compañía de capital abierto, cotizando en la bolsa de valores Nueva York bajo la sigla ELAN.

En Argentina tiene sede central en Pilar, Buenos Aires, y una cobertura nacional a través de profesionales de la salud distribuidos en todo el territorio. Sus equipos trabajan día a día para estar al servicio de los animales y las personas a su cargo, los veterinarios, los productores, y toda la cadena comercial.

Fuente: Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN)

En alianza con un laboratorio estadounidense, Vetanco lanzó al mercado argentino y latinoamericano la nueva vacuna Circo/MycoGard, para inmunizar a los cerdos frente a Circovirosis por PCV 2 y Micoplasma hyopneumoniae.

El laboratorio argentino Vetanco concretó una alianza comercial con el estadounidense Pharmgate Animal Health para la distribución a nivel nacional y en Latinoamérica de la vacuna Circo/MycoGard, que protege a los cerdos de Circovirosis por PCV 2 y Micoplasma hyopneumoniae.

La vacuna Circo/MycoGard genera un aumento de la inmunidad del cerdo ante estas enfermedades de distribución mundial y alto impacto productivo, sobre todo en ganancia de peso y mortandad.

Los PCV 2 generan síndrome de desmedro multistémico posdestete y también el síndrome de dermatitis –nefropatía-.

Además, la vacuna protege a los cerdos contra la neumonía enzoótica porcina (EP), por lo que se la considera “de resguardo doble”.

“Es una vacuna creada para proteger el desarrollo productivo del cerdo, en donde el productor encuentra la solidez, eficacia y tecnología de punta aplicada para combatir enfermedades que se presentan durante el destete hasta su finalización”, comentó Gustavo Orella, coordinador técnico comercial para Latinoamérica de la División Cerdos de Vetanco.

El lanzamiento en Argentina de la vacuna bajo el lema “Operación Circo/MycoGard” se realizó en forma virtual el pasado 20 de abril y contó con las disertaciones de referentes del sector como Manuel Carbonell, de Pharmgate México, quien habló sobre la eficacia de la vacuna; Jeffrey Hall, director de Investigación & Desarrollo de Vetanco USA, refiriéndose a la tecnología que se implementa para la fabricación de las vacunas; y Joaquim Segalés, investigador y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, España, dando una disertación acerca de las problemáticas de las enfermedades que combate la vacuna.

La presentación de Circo/MycoGard estuvo a cargo de Raúl Brega, director comercial de Ganadería, Porcinos y Pequeños de Vetanco, quien destacó la alianza del laboratorio argentino con Pharmgate Animal Health “estableciendo una sinergia entre ambos laboratorios con más de 25 años de experiencia y presencia a nivel mundial”, comentó.

Características de Circo/MycoGard

La vacuna brinda protección desde la aplicación hasta la faena y brinda inmunidad de rebaño. Es de una sola dosis y se presenta en frascos de 50 ml, 100 ml y 250 ml (dosis de 1ml).

“La vacunación con 1 ml de Circo/MycoGard trajo como resultado la protección del cerdo desde el destete a su finalización, además de un desempeño equivalente de un ml a una vacuna de índole comercial y aquellos cerdos vacunados tuvieron un desempeño superior a los controles”, puntualizó Manuel Carbonell, de Pharmgate México.

Por su parte, Jeffrey Hall, director de Investigación & Desarrollo de Vetanco USA, explicó que, durante dos años de trabajo en Pharmgate “y tomando conocimiento del impacto de la presencia de proteínas en ciertas vacunas, se llevó adelante una instancia de purificación destacando las ventajas y diferencias sustanciales al aplicar Circo/MycoGard, protegiendo al cerdo en todo su proceso productivo, aplicando una secuencia PCV2 (Circovirus Porcino Tipo 2) más contemporánea del subtipo PCV2 B (PCV2 de genotipo b)”.

Hacé click acá para ver el video presentación de Circo/MycoGard

Asimismo, Joaquim Segales de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, señaló que “las vacunas PCV2 funcionan muy bien si se aplican adecuadamente. A través de su instrumentación hemos cambiado la epidemiología del virus, debemos estar preparados para monitorizar la infección por PCV2 y adaptar los protocolos vacunales aplicando una estrategia óptima de vacunación donde debemos balancear los niveles de inmunidad pasiva, prácticas de manejo y momentos de la infección”.

Segales expresó también que “los principios de diagnóstico base no han cambiado, pero debemos estar seguros de utilizarlos correctamente. Existen múltiples genotipos de PCV2, siendo actualmente los más frecuentes PCV2 d>, PCV2 b>, PCV2ª respectivamente”.

Finalmente se llevó adelante una ronda de consultas que estuvo moderada por el médico veterinario Gustavo Orella, coordinador técnico comercial para Latinoamérica de la División Cerdos de Vetanco y el médico veterinario Alberto Armocida, asesor técnico comercial de la División Cerdos de Vetanco.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires aprobó por Resolución institucional N° 50/2021, la Libreta Única Sanitaria Canina y Felina (LUSCyF). Toda la información, a continuación.

Desde hace tiempo se viene llevando a cabo grandes y variados esfuerzos en relación al cuidado de la Salud Pública y al abordaje integral y multidisciplinario del control poblacional de perros y gatos en la Provincia de Buenos Aires, como así también aportes de herramientas que favorezcan y dinamicen el ejercicio profesional de los matriculados.

En ese marco es que se viene trabajando en la elaboración de la Libreta Única Sanitaria Canina y Felina (LUSCyF) para ser utilizada en una primera etapa de manera optativa por los médicos veterinarios matriculados en la Institución.

La LUSCyF es resultado de un trabajo conjunto entre la Federación de Colegios y Consejos de Veterinarios de la República Argentina (FECOVET), y la Federación Veterinaria Argentina (FEVA), que tiene como objetivo unificar los criterios para que la LUSCyF tenga validez y pueda ser utilizada en todo el territorio nacional.

Los matriculados del CVPBA pueden adquirir la LUSCyF en su Distrito a un valor de $100 (cien pesos), pudiendo hacerse el pago con los diferentes medios ya existentes en el Colegio.

Esta primera etapa es optativa pero el objetivo a largo plazo, consiste en la utilización de la LUSCyF por parte de todos los médicos veterinarios del territorio provincial y su posterior implementación obligatoria por parte de los Organismos Gubernamentales pertinentes, entendiendo que su aplicación deriva en un claro beneficio para la Salud Pública y el ejercicio profesional; favoreciendo y promoviendo la Tenencia Responsable, la cual indudablemente forma parte del abordaje integral que desde hace tiempo pregona este Colegio.

Es por ello que a futuro el uso y la carga de datos sobre la LUSCyF se complementará con la utilización del Sistema FECABA de Seguimiento Veterinario, que prevé y posibilita el logueo de los médicos veterinarios que soliciten la utilización del mismo a través de la web, habilitándoles un software que les permite la carga de datos obrantes en la LUSCyF.

Accedé a la resolución 50/2021

Accedé a la resolución 50/2021 bis

Fuente: Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires

A simple vista puede parecer que no, pero el sector ligado a la sanidad animal continúa en un proceso de transformación constante a nivel global y, obviamente, también en Argentina.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

A simple vista puede parecer que no, pero el sector ligado a la sanidad animal continúa en un proceso de transformación constante a nivel global y, obviamente, también en Argentina. Esto involucra no solo a los profesionales veterinarios, sino también a los laboratorios, las distribuidoras y los distintos organismos que regulan las actividades, entre otros.
Es cierto que muchos de los cambios se aceleraron en el marco de la pandemia que atravesamos desde 2020. Sin embargo, hay otros que son inherentes al peso específico de la actividad no solo para garantizar el bienestar de los animales, sino también la inocuidad de los alimentos que se producen, por ejemplo.
El caso más concreto que podemos plantear en este sentido es la reciente prohibición del uso del Estradiol como herramienta central de las IATF en la República Oriental del Uruguay.
Ya desde enero, los profesionales del país vecino están imposibilitados de su uso, situación que despierta una alarma a la espera de las decisiones que tomen otros de la región, como Chile, Paraguay y, lógicamente, Argentina.
En esta edición de MOTIVAR, conocerán la visión del experto en reproducción animal, Alejo Menchaca, quien durante las últimas Jornadas Taurus puso sobre el tapete la situación actual, orientando incluso los pasos a seguir.
Pero esto no es todo.
Mientras el Senasa avanza en nuevas resoluciones ligadas al sector porcino y refuerza la importancia de cumplir con las normativas oficiales en materia de brucelosis bovina, por ejemplo, las producciones avanzan.
Otro ejemplo gráfico de esta situación queda evidenciado también en esta edición de mayo, en la cual “viajamos” junto a un grupo de veterinarios por las particularidades y desafíos que enfrenta la producción primaria de leche en un momento crucial.

@veterinariahernandezsrl El trabajo a campo no se detiene.

@veterinariahernandezsrl El trabajo a campo no se detiene.

Más allá del agradecimiento a todos los que rápidamente aceptan ser “nuestros ojos” en el campo, vale la pena repasar cómo se está trabajando en favor de mejorar la atención de los partos, el manejo de la guachera y la correcta gestión y solución de los desafíos que el ambiente propone a semanas de iniciar un invierno que se prevé más húmedo en nuestro país.
Así las cosas, en el medio de nuevas medidas para la exportación, la Mesa de las Carnes insiste (lo ha hecho públicamente) en avanzar más intensamente en lo que es la adopción de caravanas electrónicas sobre la hacienda bovina… Tema sobre el cual también profundizaremos.
Cambios y más cambios, en Argentina y en el mundo.
La situación lo amerita y es así como cada vez más veterinarios y veterinarias de nuestro país comienzan a vacunarse ya contra el COVID19, en buena medida gracias a la “presión” ejercida por colegios y consejos profesionales que -en las últimas semanas- han vuelto a reflotar protocolos y recomendaciones en lo que hace a la interacción de los profesionales con sus pacientes y clientes, tanto dentro, como fuera de las veterinarias. De la misma manera, cada vez son más las entidades que buscan fomentar, a través de las redes sociales y acciones presenciales, no solo la mayor adopción de tecnologías y el cumplimiento de los planes sanitarios, sino también una mayor difusión de conceptos clave que las personas deben saber sobre los cuidados de los animales.

¿Y la industria?

@cvpba Es clave retomar los protocolos.

@cvpba Es clave retomar los protocolos.

También laboratorios y distribuidores viven una transición. En varios sentidos.
En primer lugar, vale destacar los esfuerzos puertas adentro de las empresas por seguir cuidando la salud de sus colaboradores, incluso reforzando en este último tiempo los protocolos y las burbujas internas, buscando hacer frente a una realidad de la cual no son ajenos: el notable incremento de casos de personas contagiadas con COVID19 en nuestro país.
Pero esto no es todo.
En un abrir y cerrar de ojos, las empresas pueden ya empezar a comparar sus resultados actuales con los mismos meses de un 2020 en los cuales la situación de cuarentenas obligatorias pesaba mucho más que en la actualidad.
“Pasamos de un abril 2020 en el que llovían pedidos de cotizaciones y ventas, a un abril 2021 en el cual también se lograron buenos resultados, pero con una tarea de generación de demanda mucho más activa que 12 meses atrás”.
En esta frase podríamos resumir el pensamiento de muchas y muchos empresarios de un sector que lejos de retraerse, siguen buscando las mejores alternativas para mantener los incrementos de unidades comercializadas (fármacos y biológicos) a lo largo del año pasado.
A la vez, el mix entre la virtualidad y la presencialidad, empieza a mostrar nuevamente competencias en el mercado que se creían dejadas en el pasado, con movimientos de precios, descuentos y ventas por fuera del canal formal.
Todo un desafío que sin dudas ameritará la toma de decisiones estratégicas.

Que no se corte

@aamefeaamefe Difusión para los dueños de mascotas.

@aamefeaamefe Difusión para los dueños de mascotas.

Queda claro entonces que el sector de la sanidad animal vive una transición permanente, que involucra cuestiones macro de la economía nacional, pero también desafíos propios de la actividad.
Entre tanto, una vez más, veterinarios, distribuidoras y laboratorios han reforzado su compromiso por seguir abasteciendo de soluciones al mercado.
Cada quien con sus inconvenientes y expectativas, pero todos juntos buscando que la mayor adopción de tecnologías, tanto en el campo de la producción, como en el cuidado de las mascotas, no retroceda respecto del año pasado.
Sabemos y entendemos que desde el punto de vista empresarial esto requerirá tomar nuevas decisiones, sostener lo que se hizo bien y mejorar lo que se hizo mal en 2020. Pero, además, se necesitará de un plus anímico de todas las personas que conforman el sector.
Son muchos los esfuerzos, los contratiempos y los desafíos que el contexto actual plantea, razón más que suficiente para que sea cual fuere la estrategia elegida, no se pierda de vista la preponderancia que el bienestar de las personas representa en la búsqueda de un éxito verdadero y sustentable.
Ni un paso atrás, tampoco en este sentido.

Compartimos a continuación, la opinión de Fernando Matticoli, Director comercial del Laboratorio CDV.

NOTA DE OPINIÓN POR:
Fernando Matticoli
Director comercial del Laboratorio CDV

Entidades como el Senasa, el INTA; universidades y distintos foros de profesionales coinciden en que las causas sanitarias ocupan un lugar preponderante entre los factores por los que casi 40 de cada 100 vacas no producen un ternero en Argentina.
Es una realidad: las enfermedades afectan tanto el bienestar, como el normal desempeño productivo de los animales.
Sabemos también que el negocio ganadero atraviesa un momento crucial, que requiere tomar decisiones inteligentes. Y una de ellas, sin duda, pasa por mejorar la sanidad general de los rodeos en busca de una mayor eficiencia: producir más kilos por hectárea de manera independiente al stock del establecimiento o más litros de leche por vaca en ordeñe.
El impacto de las enfermedades y el mal manejo de ellas está a la vista.
Incluso desde la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios se sostiene un ejercicio que grafica la situación actual.
Según Caprove, afecciones como la tricomoniasis, vibriosis, IBR, DVB u otras patologías de la reproducción juegan un rol clave para que preñemos unas 76 de cada 100 vacas de cría.
Asimismo, e iniciada la gestación de las preñadas, son 70 las que definitivamente paren un ternero.
Y en esa pérdida nuevamente entra en juego de manera preponderante la sanidad y los inconvenientes ligados a Brucelosis, IBR, DVB, Leptospirosis y otras patologías.
Finalmente, según Caprove, de los 70 terneros que comienzan su crianza al pie de la madre, 9 mueren por problemas de diarrea o neumonía.
¿Hace cuánto sabemos esto?
Quizás tanto como el tiempo que llevamos sin aplicar vacunas reproductivas en más del 40% del rodeo susceptible; o como el que hemos pasado sin lograr dar protección a la totalidad de los animales susceptibles al carbunclo, aún incluso contando con la obligatoriedad de hacerlo en las provincias de Buenos Aires y Santa Fe.
Al país y a buena parte de los establecimientos ganaderos les faltan terneros. Está a la vista de todos, al igual que la solución para lograrlos.
Es por esto que desde el Laboratorio CDV redoblaremos los esfuerzos en difundir los beneficios de prevenir las enfermedades que afectan a los bovinos.

Entendemos a la sanidad inteligente como aquella que promueve y justifica la incorporación de planes sanitarios preventivos, ofreciendo un calendario de acciones mínimas a cumplir, indicando en qué momento ponerlas en marcha, cómo y con qué.

Contamos con las herramientas y los profesionales para hacerlo.
Es tiempo de invertir en una sanidad inteligente.
¿A qué nos referimos con esto?
Entendemos a la sanidad inteligente como aquella que se orienta a lograr que productores y veterinarios cumplan con planes sanitarios preventivos, específicamente pensados para sus campos y rodeos.
Tiene el objetivo de potenciar al máximo las mejoras nutricionales y genéticas que los productores logran en los animales. No lo duden, la sanidad inteligente ss un seguro a las inversiones realizadas.
Provee un calendario de acciones mínimas a cumplir, indicando en qué momento ponerlas en marcha, cómo y con qué; justificando las acciones propuestas.
Claro que esto no es ninguna novedad para muchos de los que leen este medio; sin embargo, es clave entender la importancia de volver a las fuentes y repasar cuestiones que parecen básicas y sencillas, pero que siguen sin cumplirse.
¿Sería inteligente que todos los campos ganaderos de la República Argentina cuenten con un veterinario asesor permanente?
Claro que sí, pero no ocurre.
¿Es inteligente estacionar el servicio en 90 días concentrando las pariciones?
Hay evidencia de los beneficios que obtienen los productores que lo logran, pero son minoría los ganaderos que lo hacen en nuestro país.
¿Es inteligente realizar raspajes de toros y realizar diagnóstico de las vacas que no presentan un ternero?
Si, tener un diagnóstico de lo que ocurre en nuestro rodeo es inteligente y nos ayuda a diagramar la estrategia sanitaria acorde a la situación.
Claro que la sanidad inteligente forma parte de la Ganadería de Precisión.
Es hoy indispensable contar con personal y tecnologías capaz de medir, monitorear y controlar indicadores representativos de cada animal para generar información de calidad y ofrecer ventajas competitivas en la toma de decisiones.
Hay ejemplos concretos en nuestro país: comederos inteligentes; tambos robot; sensores para aguada y forrajes; APP de bienestar animal; geoposicionadores de parto; monitores de actividad reproductiva en toros y desde un tiempo a esta parte, también vacunas inteligentes como las que elaboramos en CDV.

Información y trazabilidad

En base al esfuerzo de todo nuestro equipo de trabajo, productores y veterinarios podrán conocer el origen y componentes de cada una de las vacunas de CDV gracias a una codificación especial que abre la puerta a múltiples posibilidades.
Cada etiqueta llevará un código QR para que incluso desde un celular se pueda acceder a la información técnica de forma rápida y sencilla, desde cualquier lugar.
Desde allí, se podrá tomar contacto con planes sanitarios, videos en los que se destaca el impacto de la sanidad en cada etapa del año e información relevante en cuanto a qué vacuna aplicar según las categorías animales. Incluso una vía de contacto rápida a través de WhatsApp.
Asimismo, y mediante otro código, esta vez DATAMATRIX, reforzaremos la trazabilidad de cada producto, brindándole también a la cadena de distribución la facilidad de escanear un código y tener la identificación única de cada vacuna de CDV para mejorar la administración y control, minimizando errores.
Somos la primera empresa del sector en avanzar en este sentido.
CDV es pionero en introducir estas tecnologías en el mercado de vacunas y antígenos veterinarios para grandes animales. Estamos atentos a las necesidades del sector y esta decisión va en ese sentido.
Todas estas herramientas seguramente permitirán trabajar cada vez con mayor registro de vacunaciones en los campos y seguir estimulando la interacción entre los veterinarios y los productores ganaderos.
Cumplir con un calendario de acciones, indicando en qué momento ponerlas en marcha, cómo y con qué, es parte fundamental de una sanidad inteligente; tanto como la relevancia de justificar las acciones propuestas.
Simple, básico y ahora, con el soporte necesario de la tecnología para, efectivamente, hacerlo.
Aplicar sanidad es inteligente.

En Uruguay. Buscan alternativas en el campo de la reproducción.

En Uruguay. Buscan alternativas en el campo de la reproducción.

Durante las Décimas Jornadas Taurus, el especialista uruguayo Alejo Menchaca analizó la medida tomada por la Dirección General de Servicios Ganaderos en su país. ¿Avanza este impedimento en la región?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Desde el 1 de enero de 2021 y hasta –al menos- el próximo 30 de septiembre, se suspende en Uruguay el uso, tenencia, fabricación para uso interno, venta e importación de productos veterinarios que contengan Estradiol 17 y sus derivados. Así de concreta es la decisión implementada por la Dirección General de Servicios Ganaderos de nuestro país vecino.
Frente a esto, distintos profesionales y entidades de Uruguay, como por ejemplo la Cámara de Especialidades Veterinarias (CEV), manifestaron su malestar frente a la resolución, advirtiendo los inconvenientes que generará y aseguró que cuando la Unión Europea prohíbe el uso de Estradiol “no se basa en el conocimiento científico actualizado”, como declararan en medios periodísticos.
Sin dudas, uno de los principales rubros que se verá afectado por esta decisión será el de la reproducción bovina, tal como lo dejó en claro Alejo Menchaca durante su participación en las Décimas Jornadas Taurus, concretadas durante el pasado mes de marzo de manera virtual y bajo el slogan “Propuestas técnicas, para el profesional innovador”.
Más allá de las excelentes presentaciones y temas propuestos desde Taurus (www.revistataurus.com.ar) y coordinados en vivo por su editor, Sergio Marcantonio, la cita sirvió para profundizar en la prohibición del estradiol.
“Un tema que ya sabíamos iba a ocurrir en algún momento, pero aún así nos tomó de sorpresa”, aseguró Menchaca, quien es referente en temas de reproducción animal con foco en dinámica folicular ovárica, IATF, superovulación y Transferencia Embrionaria, producción de embriones in vitro, transgénesis y edición genética por CRISPR. Y completó: “Debemos ser proactivos y mirar al futuro, no solo en la búsqueda de suplir este componente estratégico en los protocolos de IATF, sino también para irnos preparando ante potenciales futuros desafíos del mismo tenor”.

Estimando lo que viene

“La IATF ha sido una revolución en el campo de la reproducción animal, seguramente la de más impacto y adopción en los últimos 20 o 30 años en nuestra región”, dejó en claro Menchaca desde el inicio de su presentación titulada “El adiós al estradiol, crónica de una muerte anunciada”.
Durante la misma y luego de destacar la relevancia de los primeros trabajos generados en 1988 sobre el uso de la ecografía ovárica, el referente uruguayo destacó la revolución científica lograda en la década de los 90, documentándose el éxito de utilizar de forma exógena las mismas hormonas que produce la vaca para controlar su fisiología ovárica y su dinámica folicular.
“Estas estrategias posibilitaron controlar esta dinámica para hacer que las vacas ovulen de manera sincronizada, se puedan inseminar todas juntas y lograr una tasa de preñez aceptable. Esa fue la revolución científica. Ya luego pasó a ser tecnológica, cuando se empezó a aplicar en el campo”, expresó Menchaca destacando por ejemplo la participación de nuestro compatriota Gabriel Bo en los primeros protocolos para inseminar a tiempo fijo, y los tratamientos con estradiol y progesterona.
“Este hito cambió el sector; el veterinario encontró un nicho de negocio en una actividad que había dejado de lado. Volvimos a ser protagonistas de la reproducción, fomentando que la técnica se aplique a gran escala”, resaltó el disertante dejando en claro que hoy se inseminan unas 25.000.000 de vacas entre Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, un 15% de las hembras destinadas a la reproducción en la región. Y completó: “El impacto productivo es evidente: por cada dólar invertido en IATF regresan cinco al ganadero”.
Más allá de esto y luego de justificar los beneficios concretos que genera la IATF sobre más de 500 mil vacas al año en Uruguay, Alejo Menchaca fue contundente: “Si le sacamos el estradiol a esta técnica, seguramente tendremos una impacto negativo en su rendimiento y en su adopción, el cual estimamos en US$ 37 millones por año”.
Si bien la charla completa se encuentra disponible para los suscriptores de la Revista Taurus en www.revistataurus.com.ar, compartimos aquí más mensajes estratégicos del profesional uruguayo graduado en la Universidad de la República e investigador de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación.

Virtuales. Sergio Marcantonio y Alejo Menchaca en uno de los tres bloques que dieron forma a las Décimas Jornadas Taurus en marzo.

Una muerte anunciada

“Se argumenta que el estradiol genera un problema de inocuidad en la carne y la leche y en Europa no quieren exponer al consumidor. Sin embargo, no hay estudios que demuestren que la IATF pueda generar un problema a la inocuidad de los alimentos”, explicó Menchaca, a la vez que hizo un repaso histórico por medio del cual justificó el título de su charla.
“Cuando la técnica de IATF irrumpe en 1994 ya se sabía que el estradiol estaba prohibido en Europa para su utilización como promotor de crecimiento en los animales de engorde. Cuando esto ocurre en 1988, Uruguay toma la misma medida (Argentina lo hace en 2004), pero permite su uso en la reproducción animal”, repasa Menchaca, destacando puntos que justifican la medida.
“Por ejemplo, que mientras que las dosis que se usan en reproducción no son más de 0, 5 a 2 mg de cipionato y benzoato de estradiol, los implantes que lo utilizan como promotor de crecimiento (están prohibidos en nuestros países) emplean entre 10 a 100 veces mayores”, ejemplificó.
Oto dato clave, tiene que ver con que mientras que en la IATF se administra intramuscular, una o dos, y desaparece a los 48 a 72 horas; en los implantes hay una liberación lenta, que dura de 60 a 120 días, con el agravante de que se vuelven a reimplantar: cada vaca recibe varios implantes a lo largo de la temporada de engorde.
Vale decir también que esta nueva medida que toma Uruguay en línea con la UE (hacia donde destina buena parte del 80% de la producción local en concepto de exportaciones) ya se ha comenzado a evaluar en Paraguay, en Chile y obviamente en nuestro país. “Cada vez más, los países compradores nos exigirán lo mismo que a sus propios productores”, completó Menchaca.

¿Hacia dónde vamos?

Culminando su presentación en las Décimas Jornadas Taurus, Alejo Menchaca dejó en claro que cualquier alternativa que se proponga al uso del estradiol en la IATF debe considerar algunas premisas centrales para su éxito.
Mejorar la producción de terneros y terneras. El uso de semen sexado asociado a IATF es una herramienta muy interesante.
Mantener el formato de una técnica simple. Toda complicación va en desmedro de la adopción. Es clave que podamos mantener los tres encierres totales de la hacienda.
Mantener una ecuación económicamente favorable y atractiva para el productor.
Adaptarnos al mercado. El mundo consume cada vez más carne bovina y las exigencias de los países irán en aumento. cosas a las que nos tenemos que adaptar. Pensando en 10 a 15 años, tenemos que generar un alimento que sea aceptado por la sociedad.
Es por esto que cualquier alternativa que evaluemos deberemos compararla con los resultados locales que obteníamos en el caso de las IATF convencionales con estradiol y progesterona, mientras que en las vaquillonas similar al J – Synch, que es el más difundido para la categoría desde México a la Argentina.
“En estudios que realizamos en Uruguay pudimos ver que una alternativa (preliminar) podría tener que ver con usar GnRH al inicio en reemplazo del Benzoato de Estradiol; el protocolo debería reducirse a 5 días y podríamos evaluar si las vacas están en celo o no. Luego, administrar GnRH a las sin celo para inseminarla más tarde y generando un proestro más largo”.
Finalmente, Alejo Menchaca sostuvo que el estradiol ha sido la estrella y responsable de los buenos resultados de la IATF como técnica, pero instó a buscar nuevas mejoras siempre a partir de la ciencia.
“Durante todos estos años hemos tenido un beneficio que realmente valió la pena. Pensamos que estas prohibiciones no llegarían a la región, pero llegaron. Tenemos que mirar hacia adelante y seguir trabajando”, concluyó.

Categórico. Yangxiang cuenta con una granja para la producción de cerdos de 9 pisos.

Categórico. Yangxiang cuenta con una granja para la producción de cerdos de 9 pisos.

Su consumo interno ronda las 50 millones de toneladas anuales desde 2010. Sin embargo, la PPA hizo tambalear el abastecimiento. ¿Cómo se produce hoy en el gigante asiático? ¿Qué rol cumple el Estado?

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

La producción de carne de cerdo en China, como casi cualquier otra industria en ese país, parece de ciencia ficción. La escala es sencillamente descomunal y es así cómo todo, lo bueno y lo malo, se magnifica.
Viajar al centro de la gran aspiradora global de carne porcina es una tarea que puede darnos algunos indicios sobre la viabilidad de la producción a gran escala también en la Argentina. Ya en la edición de abril de MOTIVAR pusimos el foco sobre Dinamarca, una nación 62 veces más pequeña territorialmente que la nuestra, pero que reúne el 8% del stock porcino de Europa y produce cinco veces más que nosotros.
En este caso, presentamos un análisis en detalle de cómo lo hace China, el gigante asiático. Y para eso recurrimos a la palabra de Isaac Wang, gerente de Desarrollo de Negocios de Biogénesis Bagó, empresa nacional que pisa fuerte allí con la instalación de una planta de vacunas antiaftosa en la ciudad de Yangling, provincia de Shaanxi, en el centro del país asiático.
Es uno de los desarrollos industriales más modernos del mundo y cuenta con la última tecnología en producción de cultivos celulares, purificación de antígenos y formulación de vacunas.
Antes de poner el foco sobre la cantidad de granjas, la sanidad, el bienestar animal y el rol del Estado en el desarrollo de esta industria en un país que llega a consumir cerca del 50% de la carne de cerdo de todo el mundo, compartimos algunas cifras para entender una escala que para fines de 2020 y según cifras oficiales contaba con 41,6 millones de cerdas y un inventario de cerdos comerciales de 406,5 millones.
Hasta acá, más de 100 veces el stock argentino. Sin embargo, la industria tiene su propia estimación (no oficial): ubica el inventario de cerdas en “solo” 26,3 millones: un tercio menos que las cifras oficiales. Esto se debe a que la PPA causó un gran daño desde 2018 y ahora reapareció, por lo que algunos productores de cerdos son muy pesimistas.
“El stock actual estará entre los datos oficiales y la estimación de la industria”, le aseguró Wang a MOTIVAR.
El número total de cerdos comercializados en 2020 fue 527 millones. Es decir, unas 41,1 millones de toneladas de carne de cerdo, lo que significa un volumen equivalente a 1.000 kilos por cada argentino sobre la Tierra.
Pero no fue suficiente para abastecer la demanda interna: China tuvo que importar 4,39 millones de toneladas de carne de cerdo, lo que representa un crecimiento interanual del 108,34%.
Los 3 principales países exportadores fueron España (961,5 mil toneladas, 21,89%), Estados Unidos (699,1 mil toneladas, 15,92%) y Brasil (481,9 mil toneladas, 10,97%).
¿Argentina? Exportó unas 42.000 toneladas, con China como receptor de un 70% de esos envíos. En definitiva, aportamos menos del 1% de las importaciones chinas de carne de cerdo el último año. El margen de crecimiento es tan grande como la demanda del mayor consumidor del globo.

¿Cómo lo hace China?

“A lo largo de la historia, el Gobierno fue quien lideró la industria hacia la modernización”, afirmó Wang en diálogo con MOTIVAR. “A través de pautas oficiales, estándares y regulaciones, el Estado tuvo un rol protagónico. También a la hora de apoyar y orientar a los pequeños productores con capacitación, servicio veterinario oficial y financiación, por ejemplo, con vacunas gratuitas para atender enfermedades críticas”, completó nuestro entrevistado.

“El Gobierno regula el mercado, almacenando o liberando carne de cerdo congelada para asegurar el suministro y los precios minoristas”, aseguró Isaac Wang, gerente de Desarrollo de Negocios de Biogénesis Bagó, en China.

En el presente, la tarea principal del Estado chino es alentar a los productores a recuperarse de las consecuencias que dejó la Peste Porcina Africana (PPA), a través de una política de préstamos preferenciales a la granja de cerdos, apoyo financiero para la restauración de las granjas pequeñas y medianas, así como controles y límites en el transporte de cerdos de nivel nacional y provincial, entre otras.
Hoy, la intervención estatal en la producción no se reduce solo a recuperar el stock perdido sino también a regular el mercado en una política activa para evitar cimbronazos en los precios.
Así lo explicó Wang: “el Gobierno regula el mercado almacenando o liberando carne de cerdo congelada para asegurarse el suministro y los precios minoristas. Por ejemplo, mientras que la relación entre el precio de la carne de cerdo y del maíz es inferior a 6:1, el gobierno comenzará a almacenar. Pero si el suministro de carne de cerdo no es suficiente o el precio es demasiado alto, liberará mercadería al mercado”.

Peste Porcina Africana: el gran tropiezo

Los primeros focos asiáticos de la Peste Porcina Africana fueron detectados en 2017 en la zona rusa de Siberia.
La enfermedad llegó a territorio chino en agosto de 2018 y desde entonces comenzó a expandirse. Los resultados son ampliamente conocidos. Las pérdidas se estiman en al menos 130 millones de cabezas, lo que es equivalente a la oferta anual de la Unión Europea y representa un déficit anualizado de carne de cerdo de 16,2 millones de toneladas, una cantidad 1,3 veces mayor que la producida por los Estados Unidos.
Tras estos acontecimientos, la industria China se volvió cada vez más intensiva: los grandes grupos se extienden, mientras que muchas pequeñas granjas abandonan el negocio.
Desde el primer brote de PPA, la bioseguridad se vuelve cada vez más importante y el uso de desinfección se dispara.
El gerente de Desarrollo de Negocios de Biogénesis Bagó en China resaltó que, debido a la falta de cerdas reproductoras, muchas cerdas comerciales (híbridas de tres razas), hoy se utilizan para la reproducción, pero su desempeño no es lo suficientemente bueno.
Por otro lado, el Gobierno alienta al productor local a desarrollar tecnología de reproducción porcina nacional para reducir la dependencia de los criadores importados. Además, el precio de los cerdos vivos si bien es muy alto, fluctúa, y los productores tienden a criar cerdos de un peso mayor, y a veces puede ser superior a 150 kilos por cabeza.
Si bien tanto las provincias más occidentales, como las del norte de China buscan fomentar la producción y restaurar sus inventarios de animales, según nuestro entrevistado la industria necesitará de 3 a 5 años para recuperarse y alcanzar las al menos 45 millones de cerdas, siempre en base a una estimación optimista.

¿Qué pasa en las granjas hoy?

Extraoficialmente las granjas porcinas chinas podrían dividirse en cinco categorías, según su escala.
Están los productores con menos de 50 cerdas; las granjas que son consideradas pequeñas (51-500 cerdas); las medianas (500-3.000 cerdas); las grandes (más de 3.000 cerdas), y las mega grandes, con generalmente más de 10.000 cerdas por granja, como es el caso de las siguientes firmas:

  • Wens tiene 1, 3 millones de cerdas.
  • Muyuan tiene 1,28 millones.
  • NewHope con 500.000 cerdas.

Sólo este último, tiene más cerdas que toda la industria porcina argentina.
En China existen regulaciones sobre las granjas de cerdos relacionadas con la distancia al recurso hídrico, eliminación de desechos y heces, pero las regulaciones sobre el medio ambiente son provinciales, no nacionales, y pueden tener grandes variaciones en la regla y la ejecución. En general las políticas son las siguientes:
Áreas prohibidas: Zonas de protección de fuentes de agua potable, áreas escénicas; reserva natural; áreas residenciales urbanas, áreas de investigación científica y educativa y otras áreas densamente pobladas.
Requisitos ambientales: Las granjas deben establecer instalaciones para el almacenamiento, el tratamiento inofensivo y la reutilización integral de las heces, las aguas residuales, los cerdos sacrificados y otros desechos. El equipo debe coincidir con la escala de la granja.
Auditorías regulares: Todas las granjas deben ser evaluadas antes de iniciar el negocio y debe ser monitoreada de forma rutinaria por el Gobierno.
Responsabilidad regional: Los gobiernos son responsables de desarrollar la regulación regional y áreas prohibidas; monitorear, orientar, alentar y subsidiar las granjas para mejorar la capacidad de tratamiento, contemplando el bienestar animal y la reutilización integral de desechos.

China: La inversión en protección ambiental representa más del 40% de la inversión total en nuevas granjas porcinas a gran escala.

“No hay que perder de vista que las granjas que no cumplan con el estándar de contaminación son multadas por el Gobierno”, resaltó Wang. Y amplió el análisis: “Las granjas que se construyeron antes de la configuración del área prohibida, deben mudarse a un nuevo lugar, y el Gobierno regional debe brindar apoyo financiero para tal fin”.
Las granjas pueden obtener apoyo financiero del Gobierno mientras establecen o mejoran las instalaciones de tratamiento que contempla el bienestar animal. Asimismo, los establecimientos que hacen un buen trabajo en la reutilización de desechos pueden obtener políticas preferenciales, por ejemplo, reducción de impuestos, precios más bajos de la electricidad, etc. A su vez, hay un dato contundente por parte de la Comisión de Desarrollo y Reforma que señala que la inversión en protección ambiental representa más del 40% de la inversión total en nuevas granjas porcinas a gran escala en China, sobre todo en los últimos años.

El cerdo, los chinos y la opinión pública

Es sabido que China es el mayor consumidor global de carne de cerdo a razón de uno de cada dos kilos que se producen.
En 2018, el 61,9% del consumo per cápita de carne en ese país era de cerdo, un 23,9% de pollo y la carne de vacuna representaba solo el 7,9%. Sin embargo, desde el brote de PPA, el aumento del precio minorista (que casi se duplicó), redujo el consumo de carne de cerdo al 45,9%. Según el pronóstico del Informe de Perspectivas Agrícolas de China, este año el consumo per cápita de carne de cerdo en China alcanzará los 42,3 kilos.
Más allá de esto, los productores todavía están estimulados por el precio del cerdo, buscando restaurar la producción.
Para Isaac Wang, gerente de Desarrollo de Negocios de Biogénesis Bagó en China, los consumidores prestan más atención a la seguridad alimentaria, pero siguen de cerca, y con reclamos, las subas de precios. En la búsqueda de estar más cerca de la opinión pública y mostrar el modo en que se lleva adelante la producción, la industria porcina no se queda afuera en el uso de la plataforma Wechat, canal de comunicación más importante que existe en China hoy.
Mediante Tik Tok y otras plataformas de videos cortos, los productores también buscan mostrar a la sociedad su trabajo en las granjas.

Veterinarios, laboratorios y distribuidoras encuentran en www.sani.com.ar una completa alternativa para trabajar juntos en el mundo digital. Información validada, Transfers de productos, promociones y mucho más.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

La posibilidad de contar con un vademecum de productos veterinarios On Line no es una novedad. De hecho, en Argentina existe desde 1999 la plataforma www.sani.com.ar, donde se almacena la información de miles de presentaciones de fármacos y biológicos aprobados por el Senasa para las distintas especies animales.
La novedad radica en que, a fines de 2020, SANI anunció una serie de beneficios que se han hecho realidad en los últimos meses.
Así es, además de recibir más de 1.5 millones de visitas únicas durante los últimos 12 meses, incorporar la información de los laboratorios que operan en nuestro país y lograr un potente posicionamiento orgánico en las búsquedas de productos veterinarios en Google, www.sani.com.ar suma ahora un listado con más de 150 laboratorios de diagnóstico que se distribuyen por toda la Argentina. Más información para los veterinarios, más puntos de contacto y más interacción entre el canal profesional.

Transfers On Line

Activo también en sus redes sociales @vademecumsani en Instagram y Facebook, así como un sistema de envío de Mailings con novedades y acciones comerciales, SANI anunció ir por más: sumó un listado con cerca de 130 distribuidoras georreferenciadas en todo el país, a fin de comenzar a ser también un nexo que una a la oferta con la demanda de productos veterinarios, siempre en el marco del canal profesional y sin concretar operaciones comerciales.
¿Cómo? A partir de una figura de Transfers On Line que busca emular la realización física de Transfers, pero en el campo digital.
De este modo, www.sani.com.ar ofrece a los veterinarios y las veterinarias de todo el país una plataforma exclusiva para tomar contacto directo con dos tipo de acciones. Por un lado, el pedido de promociones comerciales específicas a los distribuidores que las ofrecen y, por otro, la posibilidad de ir incorporando a un carrito de Transfers productos veterinarios, incluso de diferentes empresas, para luego solicitarlo a uno o más distribuidores, según su ubicación.
“Unir la oferta y la demanda de productos veterinarios en el marco de lo que la regulación actual permite es el nuevo objetivo de SANI. Claro que los veterinarios podrán seguir usando nuestro vademecum digital, pero ahora tendrán más opciones y la solución a una de las preguntas más recurrentes en la historia de la plataforma: ¿adónde consigo X producto?”, aseguraron desde Asociación de Ideas, empresa que comercializa esta y otras plataformas en el sector.

¿Quiénes ya son parte de la iniciativa?

Con más de 40 laboratorios suscriptos y la información básica del resto de las empresas que conforman el mercado, SANI logró consolidar la participación de distribuidoras de la talla de Esperanza Distribuciones, Kronen, DROVET e Insupec, para que puedan recibir pedido de Transfers por parte de veterinarios de Argentina en todos y cada uno de los productos que comercializan, a la vez de ofrecer un enlace directo a promociones y acciones comerciales destacadas.
Una alternativa donde el canal comercial podrá volcar sus acciones y estrategias con el objetivo de avanzar en un mayor alcance geográfico para sus productos. La invitación está realizada: www.sani.com.ar.

Transfers On Line también para los laboratorios

Todas las soluciones que www.sani.com.ar suma en su plataforma tienen el objetivo de unir la oferta y la demanda de productos veterinarios dentro del canal comercial profesional.
Más laboratorios, más distribuidoras y nuevos laboratorios de diagnóstico. Paulatinamente la apuesta se va considerando.
Y no solo eso, sino que se suman nuevas alternativas, como lo es que los laboratorios veterinarios suscriptos en SANI dispongan de una herramienta (dentro del ambiente de la plataforma) para que sean sus propios promotores y vendedores los que realicen Transfers de sus productos hacia las distintas distribuidoras con las que trabajan.
Una solución práctica, que ya está siendo evaluada en el mercado por un grupo de empresas locales.
¿Cómo funciona? Sencillo. Por medio de un panel propio para la empresa y cada uno de sus promotores, contarán con una herramienta que posibilita ingresar el 100% de los SKU disponibles, generar bonificaciones y descuentos, ofrecer promociones e impulsar una rápida vinculación con el distribuidor elegido.
Para más información: info@aideas.com.ar.

En crecimiento. Durante 2020 se logró aumentar la cobertura vacunal en Argentina.

En crecimiento. Durante 2020 se logró aumentar la cobertura vacunal en Argentina.

Al igual que en personas, es posible que perros adecuadamente vacunados y protegidos contra la enfermedad clínica por virus entéricos, puedan eliminar virus en sus heces si están expuestos al agente patógeno.

Por MV. Leonardo Mauro
Laboratorio Tecnovax

La pandemia por COVID-19 nos obligó a repensar la prevención de las enfermedades infecciosas en dos dimensiones que están íntimamente relacionadas: la individual y la colectiva. Dentro de todo lo malo, esta experiencia nos está dejando algunas lecciones y aprendizajes que servirán para encontrar el camino hacia un futuro que esperamos sea mejor.
Dentro del curso rápido sobre epidemiología que la realidad nos colocó, aprendimos la diferencia entre «letalidad» y «mortalidad». Entendiendo por “mortalidad” los decesos que cierto patógeno produce en la población en su conjunto y por “letalidad” a los fallecidos del total de infectados.
Como han postulado expertos en medioambiente, el accionar del ser humano es el principal responsable de los sucesos no deseados que nos afectan como especie, incluyendo la actual pandemia. Es importante resaltar que la actividad humana, como ha sido postulado en una publicación reciente (Horecka et al., 2020), también puede ser la responsable de algunas enfermedades estacionales graves que afectan a los perros.

Medidas de Bioseguridad

La experiencia actual nos demostró que un método efectivo para prevenir infecciones comunitarias es impulsar algunas restricciones a los individuos de una población para reducir la exposición a patógenos. Para las poblaciones humanas el distanciamiento social, el uso de tapabocas y la higiene de manos son primordiales para prevenir algunas de estas infecciones. En veterinaria la educación y conocimientos sobre bioseguridad que podamos transferir a nuestros clientes, contribuirán a evitar la exposición de cachorros jóvenes a potenciales fuentes de infección (animales enfermos y ambientes contaminados).
Además de las estrictas medidas de higiene y bioseguridad, que no siempre serán posibles de llevar a la práctica, el siguiente método con el que contamos para prevenir infecciones y/o signos clínicos de enfermedad, producidas por patógenos prevalentes, es a través de la inoculación cuidadosa y estratégica de una “serie inicial completa de vacunaciones” que logre desarrollar una respuesta inmune efectiva en los cachorros.

Uso de vacunas

Las vacunas caninas más difundidas están formuladas con virus activos atenuados que, de ser eficaces, darán al cachorro inmunidad humoral (anticuerpos) y celular (citotoxicidad). Para ello, es esencial que una cantidad del virus vacunal administrado al animal se replique y propague hacia los órganos diana. El hecho de estar atenuados no permite que los virus contenidos en las vacunas causen enfermedad (Waner, 2002).
No se ha demostrado que las vacunas utilizadas habitualmente en perros, puedan producir la enfermedad que buscan prevenir (Decaro et al., 2006). Acontecimientos de público conocimiento nos demuestran que si un individuo manifiesta signos clínicos de enfermedad pocos días luego de la vacunación, la explicación aceptada es que estaban infectados antes de la vacunación (Oraveerakul, 2003), o se infectaron inmediatamente después. En la carrera entre el antígeno vacunal y el virus de campo siempre ganará este último.
Si se administran correctamente, las vacunas protegerán a la mayoría de los individuos contra ciertas enfermedades infecciosas, pero en raras ocasiones, podrían existir casos de animales vacunados que pueden presentar la enfermedad. Debemos dejar en claro que ninguna vacuna produce protección al 100% de los animales el 100% de las veces, por lo que se sugiere que “La vacunación NO se debería tomar como una garantía de protección” (AAFP, 2020).
Hace tiempo que sabemos esto, pero el hecho de contar con vacunas muy efectivas para prevenir enfermedades en nuestros pacientes caninos nos ha llevado a una sobrevaloración de eficacia. Con cierto rigor, la actual pandemia se ha encargado de hacernos repensar algunos criterios epidemiológicos y de bioseguridad.
Hoy somos testigos en primera fila, que las vacunas mejoran las probabilidades de que un individuo esté protegido contra una determinada enfermedad. No hay forma, incluso con vacunas altamente inmunogénicas, de estar seguros de que el sistema inmunológico de un animal en particular responderá de la manera deseada. Es esperable que existan casos ocasionales de “ruptura de la inmunidad”, que es como llamamos a la situación donde la vacunación NO logrará proteger al individuo contra el desafío de campo de un agente causante de enfermedad infecciosa.
Sin embargo, si se produjera esta ruptura en un animal que ha sido vacunado adecuadamente, en raras ocasiones experimentará una forma letal de la enfermedad, siendo más típico esperar una forma leve de la misma. Dos guarismos a tener en cuenta: Protección frente a la infección vs Protección frente a la enfermedad grave.
Las vacunas son seguras y proporcionarán inmunidad protectora cuando se administran a los animales en los intervalos apropiados (Buonavoglia, 2001; Day, 2010). Además, dependiendo de la cantidad de individuos vacunados, también colaborarán en la reducción de la circulación viral y los casos clínicos de enfermedad, mediante el aumento de la inmunidad poblacional (Carter, 1987). Lamentablemente por experiencia, los veterinarios sabemos que la cantidad de animales vacunados en la región dista mucho de ser la ideal.

Consideraciones sobre la vacunación

Los esquemas de vacunaciones en humanos se encuentran estandarizados por la autoridad sanitaria en base a datos que surgen de múltiples estudios epidemiológicos, y el escenario de pandemia puso en evidencia los alcances reales que existen en el uso de vacunas en el terreno. Lamentablemente en la clínica de perros y gatos no contamos con esa información, pues incluso la aplicación de vacunas obligatorias como la antirrábica, dependen de la voluntad del tenedor del animal.
En medicina humana una baja performance de la vacuna en un individuo será compensada con el alto número de personas vacunadas, en prevención de enfermedades caninas esto raramente sucederá.
La realidad nos coloca en la necesidad de brindar protección mediante vacunas a cada uno de nuestros pacientes de forma individual, lo que amerita algunas consideraciones a tener en cuenta.
En animales jóvenes, los anticuerpos de origen materno (pasivos) pueden interferir con la producción de anticuerpos (activos) protectores inducidos por la vacunación (Pollack, 1998). Debido a esto, los expertos coinciden en que la principal causa de fracaso en la vacunación es la administración de la última vacuna del esquema inicial a cachorros menores de 16 semanas, o sea cuando todavía los anticuerpos maternos pueden interferir con el desarrollo de la inmunidad (Woolford, 2017; Altman, 2017).
Existen otras causas de fracasos en la prevención, más allá de los factores relacionados con las vacunas (cepa; errores de almacenamiento y administración), las cuales son variadas e incluyen condiciones de desafío con alta carga viral ambiental (Rika-Heke, 2015), diversidad antigénica viral, otras infecciones virales, bacterianas y parasitarias (Coyne, 2015; O’Sullivan, 1984), particularidades de raza (Houston, 1996), animales no respondedores genéticos (Kennedy, 2007) e incompetencia inmunitaria (Wiedermann, 2016).
Cuando un virus replica en las células del animal generando múltiples copias, la polimerasa puede cometer algunos errores que se traducirán en nuevas mutaciones. Algunas de estas variantes serán intrascendentes y por el contrario otras pueden modificar por ejemplo la tasa de infectividad.
Las modificaciones de ciertas partes del genoma se traducirán en cambios de la secuencias de los aminoácidos de las proteínas que codifican que pueden impedir su reconocimiento por parte de los anticuerpos. Algunas mutaciones pueden representar mecanismos importantes para la evasión inmune. Con el avance de los estudios moleculares muchos investigadores se encuentran estudiando las diferentes variantes genéticas de los principales virus que afectan a los perros y su impacto en la población (Duque-Valencia, 2019; Budaszewski, 2013; Simón-Martínez, 2007).
De esta manera en la medida que surgen nuevas variantes existirán mayores posibilidades de que las vacunas puedan perder cierto grado de eficacia, pero siempre debemos tener en cuenta que los anticuerpos generados por las mismas son del tipo policlonal, lo que significa que se unirán a distintas posiciones del mismo epitope, mejorando las posibilidades de neutralización viral. Dependiendo del tipo de vacunas utilizadas y de la forma en que son administradas, debemos sumar la respuesta celular mediada por los linfocitos T, que actúan sobre células infectadas por virus, siendo este mecanismo por lo general independiente de la variante viral involucrada.
Los síndromes de inmunodeficiencia hereditarios representan un problema probablemente cada vez mayor, debido a las políticas de endogamia intensiva que usan muchos criadores de perros. Estas inmunodeficiencias suelen ser inespecíficas y representan un número importante pero desconocido de fallas en la vacunación (Povey, 1986). Actualmente a este grupo de animales se los identifica como “No Respondedores” a la vacunación (WSAVA, 2016).
La exposición excesiva de perros a ambientes altamente contaminados y en donde la inmunidad poblacional es baja (Riley, 2005), puede superar los niveles de protección inducidos por la vacunación, los que serían suficientes en circunstancias normales (Povey, 1986). Las vacunas no siempre tendrán la capacidad de inducir respuestas inmunes que puedan prevenir todas las infecciones, pero deberían ser suficientes para minimizar la enfermedad clínica en pacientes inmunocompetentes dentro de un entorno de baja exposición viral (Yip, 2020).
Así como sucede con las personas vacunadas, es posible que perros adecuadamente vacunados y protegidos contra la enfermedad clínica, puedan infectarse y eliminar virus si se exponen al agente patógeno.
Las pautas actuales de vacunación recomiendan la aplicación de vacunas vivas atenuadas de alto título y bajo pasaje, comenzando a partir de las 6 semanas de edad y colocando a continuación dosis adicionales de vacunas cada 3 a 4 semanas hasta las 16 semanas de edad. Para animales con mayor riesgo de exposición como refugios o zonas endémicas, se recomienda comenzar la vacunación a partir de las 4 semanas y extender la misma hasta las 18 a 20 semanas de edad (DeCramer, 2011; AAHA, 2017).

Conclusiones

Vacunar animales sanos, colocando una dosis de vacuna en el momento preciso, cuando ya no estén presentes los anticuerpos maternos con capacidad de neutralizar a los antígenos de la vacuna, es el objetivo de mínima para considerar a un cachorro con su esquema inicial de vacunaciones completo.
Debido a la alta circulación de diversos patógenos que afectan a la especie canina en la región, la posibilidad de vacunar a un animal que presenta algún padecimiento subclínico se encuentra omnipresente en la práctica clínica diaria, y este es uno de los factores que se deben considerar frente a la presentación de fallas en la vacunación contra las infecciones virales principales.
Por lo tanto, la estrategia de protección y el diseño del mejor esquema de vacunaciones que sirva para prevenir enfermedades infecciosas en un perro, siempre debe estar en manos del médico veterinario conocedor de las características epidemiológicas de la zona en donde vive cada animal. Es muy importante, informar adecuadamente para que los tutores de perros cumplan con las fechas establecidas por el profesional, pues los intervalos entre vacunaciones son una de las claves para obtener la protección efectiva.

Solicitar la bibliografía consultada vía redaccion@motivar.com.ar

En pruebas a campo, Eprinover Pour on resultó ser eficaz frente a nematodos gastrointestinales y piojos.

Eprinover Pour on es un antiparasitario elaborado a base de Eprinomectina, una lactona macrociclica que combina un amplio espectro de acción con elevado perfil de seguridad. No posee periodo de retiro en leche, lo que permite utilizarlo en vacas en lactación. En pruebas a campo, Eprinover Pour on resultó ser eficaz frente a nematodos gastrointestinales y piojos. Se aplica a lo largo de la línea dorsal, convirtiéndose en un producto muy versátil para los distintos sistemas productivos.
“Eprinover Pour on es práctico, seguro y eficaz. Se presenta en bidón autodosificante de 1 litro de contenido neto”, aseguraron desde el laboratorio.
Más información: www.over.com.ar.

Enrique Pofcher. “La economía de ningún tambo soporta ya un 30% de vacas rengas”.

Enrique Pofcher. “La economía de ningún tambo soporta ya un 30% de vacas rengas”.

De la mano de profesionales que asesoran establecimientos en distintas partes del país, emprendemos una recorrida por las acciones sanitarias que se llevan adelante en momentos cruciales para definir el potencial productivo local.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, la producción total de leche alcanzó en 2020 los 11.113 millones de litros (+ 7.44% que en 2019. Pero esto no es todo ya que si observamos la Tabla N° 1 también provista desde www.ocla.org.ar, veremos que la tendencia ascendente se consolida en estos primeros meses de 2021.
Estamos en un momento estratégico para la producción primaria.
Allí, en los más de 10.000 tambos de nuestro país, se viven momentos cruciales en lo que hace a la concentración de partos y nuevas preñeces, como también al manejo de los terneros recién nacidos en la guachera y el bienestar general de vacas y vaquillonas que atraviesan días de alto estrés y exigencia.
También se están terminando las vacunaciones contra la fiebre aftosa, la implantación de verdeos y generando los silos de maíz. El tambo no para. Si bien a diario se implementan protocolos, es en estos meses previos al invierno cuando los mismos se intensifican para garantizar el mayor confort a los animales y así lograr la mayor cantidad de litros libres de alimento posibles.
Por eso, MOTIVAR contactó a referentes de distintas especialidades y zonas.
¿El objetivo? Ver la actualidad de los tambos a través de sus ojos y su conocimiento. ¿Tiene correlación el aumento en la producción con un mejor manejo de la sanidad?
¿Es la estrategia de todos lograr mejorar la reposición, disminuir mortandades y rechazos e invertir en lograr calostro de mejorar calidad? ¿Qué tareas se vienen?

Un pantallazo general

Julián Bartolomé. El experto subrayó la mayor adopción de tecnología en los tambos argentinos.

Julián Bartolomé. El experto subrayó la mayor adopción de tecnología en los tambos argentinos.

“Estamos en un proceso interesante en cuanto a la llegada de tecnología a los rodeos lecheros. Como veterinarios deberemos adaptarnos a los cambios y sumarnos a las mejoras sanitarias y productivas que se están llevando adelante”. Con estas palabras inició su diálogo con MOTIVAR el médico veterinario, docente a cargo de la Cátedra de Reproducción Animal y director de la Diplomatura en Medicina Productiva del Ganado Lechero, de la FCV en la UNLPam, Julián Bartolomé.
“Muchos han comprendido que para que la vaca lechera aumente su producción es clave controlar el ambiente: hoy se invierte en minimizar los problemas con el barro y el estrés calórico. Esto es una buena noticia”, aseguró quien también realiza consultoría privada de establecimientos lecheros al sur de Córdoba y Santa Fe, así como en la Pampa Húmeda y la Cuenca Mar y Sierra.
Y agregó: “Tenemos que entender cómo la vaca se comporta y se mueve dentro de los galpones para comprender la interacción entre la alimentación, el ambiente, el confort y la salud de los bovinos”.
Consultado por MOTIVAR, el referente de La Pampa dejó en claro que, si bien los protocolos sanitarios se aplican todo el año en los tambos con servicio continuo, estamos en un momento clave para la producción. “Debemos prestar especial atención a la calidad de los partos, trabajando sobre enfermedades como hipocalcemia, cetosis o metritis; así como en el manejo de los terneros en la guachera”, dijo. Y completó: “Es momento de ajustar los protocolos para que la vaca se insemine cuando corresponda”.
Pero aquí no termina nuestro informe.

Caludio Sarramone. “Disminuimos la cantidad de partos distócicos respecto del año pasado”.

Caludio Sarramone. “Disminuimos la cantidad de partos distócicos respecto del año pasado”.

Desde Bolívar, Buenos Aires, se sumó Claudio Sarramone, profesional especializado en medicina productiva del ganada lechero, quien además de ser docente universitario, brinda asesoramiento desde su veterinaria a campos de cría e invernada, así como también tambos.
“En esta época, trabajamos sobre pilares estratégicos para la producción, como lo son reproducción, sanidad y recursos humanos. En cuanto a la reproducción, estamos realizando examen ginecológico (ecógrafo y manual), sincronización de vaquillonas, y en los estacionados con esquema de pintura para iniciar el servicio en mayo”, le explicó Sarramone a MOTIVAR. Y agregó: “En cuanto al tema de los Recursos Humanos, claramente es la de mayor complejidad e interacciona con todas las actividades, temas e integrantes del sistema. Para abordarlo y avanzar, todos los días debemos poner en marcha la misma premisa de buscar enseñar, a la vez de aprender. Ese es el camino”.
Vale mencionar que Sarramone asesora tambos con distintas características en materia de litros producidos, tipos de vacas y sistemas de trabajo. “Están produciendo entre 18 a 37 litros, con cerca de un 40% del total de partos anuales y resultados similares al año anterior, pero con mejoras en cuanto a una notable disminución de asistencias o partos distócicos”.
Más allá de esto, dejó en claro el avance de los últimos trabajos realizados en materia de sangrados de brucelosis, las correspondientes tareas de tuberculinización y el cada vez mayor cumplimiento de planes integrales de manejo antiparasitario.

Ignacio Pagate. El veterinario destacó la importancia de controlar la Leucosis.

Ignacio Pagate. El veterinario destacó la importancia de controlar la Leucosis.

Dándole continuidad a la recorrida de MOTIVAR llegamos a Pehuajó, Buenos Aires, para dialogar con Ignacio Pagate, egresado de la FCV de La Plata, quien junto a su socio -Humberto Balbi- asesora desde su veterinaria una amplia gama de tambos, algunos basados en sistemas intensivos, semi estabulados y casi netamente pastoriles.
“La mayoría de estos tambos no cortan los servicios, por lo tanto, tienen partos durante todo el año. Con respecto a esta etapa productiva, realizamos capacitaciones y educamos al personal todos los años, ya que nos parece fundamental para que el sistema de producción funcione”, mencionó Pagate. Asimismo, destacó que los establecimientos que asesoran poseen desde 60 a 1.700 vacas en ordeñe, con producciones muy variadas que rondan de 20 a 35 litros en promedio.
Ya haciendo foco sobre las tareas sanitarias, repasando la importancia de cumplir con los calendarios de vacunación y las correspondientes tareas para mitigar el impacto de las mastitis, Pagate destacó seguir muy de cerca el avance de enfermedades como particularmente la Leucosis. “Hay tambos con un impacto muy grande; esta es una problemática del presente, pero también del futuro”, concluyó.

Mastitis: “Hay una situación ambiental más desafiante”

El médico veterinario Martín Pol es referente en mastitis y calidad de leche y desde Lactodiagnóstico Sur y asesora a establecimientos lecheros de diferentes partes del país. Al tanto del objetivo de este informe de MOTIVAR, Pol contextualizó su participación. “Como en todos los veranos secos, durante el que pasó vivimos una situación bastante favorable en cuanto a la presencia de mastitis en los rodeos. Sin embargo, con las lluvias que comienzan a llegar a distintas regiones y la concentración de partos que se da en muchos establecimientos, es evidente que hay una situación ambiental más desafiante”, explicó. Y profundizó:
“La mastitis sigue siendo la de más prevalencia y que mayores pérdidas genera en rodeos lecheros de todo el mundo. En el periparto resulta estratégico evitar infecciones, es un momento crítico de la lactancia”.
Más allá de esto y compartiendo su visión con MOTIVAR, Martín Pol describió lo que para él resulta un cambio de paradigma a futuro. “Luego de trabajar para que los tambos tuvieran protocolos generales de tratamientos, hoy contamos con herramientas para que en el campo se pueda diagnosticar qué le pasa a una vaca en particular, más allá de lo que ocurra poblacionalmente”, aseguró. Y agregó: “Básicamente esto se lleva a la práctica con un cultivo en tambo, determinando qué familia de bacterias están causando ese problema en esa vaca”.
Según Pol, a partir de aquí se podrá administrar a cada animal el tratamiento que necesita. “Pasamos de usar antibióticos a nivel poblaciones a hacerlo de manera individual. No es menor la creciente preocupación de los productores por hacer un uso más racional y efectivo de los antibióticos”, completó.

Más recorridas a campo

Hernán Bertotti. “Los índices productivos aumentan de manera proporcional al confort que se les brinda a las vacas”.

Hernán Bertotti. “Los índices productivos aumentan de manera proporcional al confort que se les brinda a las vacas”.

A la propuesta de MOTIVAR se sumó Hernán Bertotti, coordinador de tareas veterinarias del tambo de Grupo Chiavassa en Carlos Pellegrini, Santa Fe.
“Entre las que realizamos, se destaca el control de vaca fresca y salud, mediante collares que miden la actividad de la rumia, y tactos. En lo que hace a calidad de leche, cultivo en tambo e identificación bacteriológica de los patógenos causales de mastitis”, explicó quien es responsable del área de salud de vacas adultas y calidad de leche en el establecimiento.
“Estamos atravesando el pico de partos con muy buenos resultados en el manejo de los terneros recién nacidos y las vacas en transición. En este último caso, logramos generar un espacio independiente y crear un lote de frescas para controlar el puerperio y permitir una mayor producción”, nos explicó el referente de un tambo que cuenta con 1.400 vacas en triple ordeñe (1.000 bajo galpón en camas de compost y el resto en drylot), con producciones anuales que rondan los 33 litros, promedio.
Bertotti destacó que los índices reproductivos mejoran de manera proporcional al confort que les brindan a los animales, logrando una tasa de preñez anual en vacas adultas que es del 27% y en vaquillonas con collares, en un 55% con semen sexado.
“Crecimos muy rápido y estamos adecuando la capacidad de las instalaciones. En las guacheras, optamos por realizar una crianza mixta, parte individual en una casita donde los terneros están 15 días con una cama de cáscara de arroz para luego, a los 30 o 40 días de nacidos, pasar a un sistema de crianza colectiva”, explicó.
Ya culminando este “viaje”, repasamos las palabras compartidas con MOTIVAR por Rodolfo Molinari, médico veterinario del Grupo PROAL; un profesional que trabaja desde hace 45 años en establecimientos lecheros con un número de vacas en ordeñe que va desde las 150 hasta más de 10.000.
“El asesoramiento que ofrecemos es integral, cubriendo áreas que incluyen sanidad, manejo, alimentación, reproducción, crianza y recría, como también programas informáticos para tambos y capacitación de personal”, resumió uno de los integrantes del grupo liderado por el MV Edgardo Vélez. Y avanzó: “Funcionamos como un equipo integrado de manera tal de poder brindarle al productor un servicio que le ayude no sólo a resolver problemas sino también a planificar y monitorear su sistema de producción”.
Según su punto de vista, actualmente en la mayor parte de los tambos donde las vacas están a campo, hay una suspensión de los servicios en los meses de marzo y abril, de manera tal de evitar los partos en verano. “Los mismos se reanudan a principios de marzo y por lo tanto en este momento hay una menor producción de leche porque hay vacas que están todavía para parir”, aclaró.
Molinari destaca las visitas semanales que incluyen los tactos y análisis reproductivos, las recorridas por los lotes de pasturas y los rodeos, la supervisión de los comederos y raciones utilizadas, recorrida por la Crianza y la Recría y supervisión de rutina de ordeñe, calidad de leche y mastitis. Sin embargo, algo que les está preocupando relacionado a la sanidad, es la aparición de brotes de Tristeza Bovina (Anaplasmosis), acompañada de Tripanosomiasis. “Produce pérdidas severas, con mortandad de animales adultos, vacas que bajan su producción y no se pueden recuperar, y un muy elevado porcentaje de abortos”, sostuvo Molinari. Y culminó: “Incorporamos el control de Anaplasma en el plan de vacunación de las recrías por sugerencia del INTA Rafaela”.
Tan variado como interesante, este nuevo reporte de MOTIVAR llega a su fin esperando reflejar mucho del trabajo, las expectativas y desafíos que los veterinarios argentinos atraviesan en su día a día junto a una producción láctea que vive momentos cruciales en su eslabón primario. ¿El objetivo? Seguir abasteciendo de leche de calidad no solo al mercado interno, sino cada vez más a la exportación.

Podología veterinaria: “La incidencia de la dermatitis digital se incrementa en invierno”

Nicolás González. “Tenemos que estar atentos a los pediluvios”.

Nicolás González. “Tenemos que estar atentos a los pediluvios”.

La inversión de los tambos argentinos en acciones ligadas a la podología veterinaria va en aumento. Tal es así que distintos profesionales comienzan, de manera individual o en equipos, a mostrarles a los productores que sí es posible prevenir y curar a las vacas rengas. “En esta época del año tenemos que estar atentos a los pediluvios, aumentando la frecuencia y exposición de los animales a los productos comerciales aprobados para este uso”, nos indicó el médico veterinario Nicolás González, especialista en podología que atiende establecimientos que van desde las 400 hasta las 3.000 vacas en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. “Es clave que cada vez más veterinarios se capaciten sobre este tema. Hoy, la clave pasa por estar atentos a los encierres, los caminos y el tamaño de los rodeos en las salas de espera”, agregó el también referente de APROCAL para luego ilustrar el impacto de la vaca renga, citando ejemplos de la ganadería australiana. “Allí pierden entre US$ 30 y 45 millones al año por rengueras. Una vaca renga hoy tiene un costo de US$ 250 – 300”, explicó quien hoy realiza su servicio sobre más de 650 animales al mes, alcanzando las 7.000 vacas al año.
“La mayor parte de esa pérdida se da en el área reproductiva: la vaca no cicla y queda en anestro o cicla, pero sufre reabsorciones embrionarias por dolor; o bien no manifiesta el celo porque no se deja montar. Luego, entra en juego la potencial pérdida de un 6% de su producción en litros de leche. Esto se traduce en cientos de litros no logrados a causa de un solo evento de renguera”, nos explicó González. Y agregó: “Además, a eso debe sumarse el costo de la medicación en caso de no prevenir el problema, el tiempo de retiro de leche, etc, etc”.
A nuestro recorrido se sumó Enrique Pofcher, médico veterinario también especialista en podología, quien una vez más aporta a MOTIVAR toda su experiencia de trabajo en tambos que tienen entre 4 a 3.000 vacas, con clientes radicados tanto en la Cuenca Abasto Sur, como en Córdoba y Buenos Aires.
En primer lugar y en coincidencia con Nicolás González, Pofcher asegura notar más planificación y demanda en los trabajos para contrarrestar las enfermedades podales.
“Me consultan sobre tareas de manejo y esto es realmente muy bueno. Todos están trabajando en la medida de lo posible para bajar la vaca renga, pensando en el invierno. Cuando ven que las vacas se curan y que se pueden prevenir las rengueras, ahí la gente empiezan a enfocarse. Saben ya que en invierno el barro será un problema”, aseguró el referente también de APROCAL.
Y agregó: “Obviamente la patología infecciosa, dermatitis digital, aumenta en invierno y tiene que ver con la acumulación de barro. Es por ello que en estas épocas es clave prestarle atención e invertir en el tema, intensificando las pasadas por el pediluvio para prevenir la dermatitis digital. Hoy la economía de ningún tambo soporta un 30% de rechazos a causa de vacas rengas”.

Criadores, veterinarios, investigadores y funcionarios compartieron el Primer Congreso Argentino sobre la enfermedad.

on la participación de alrededor de 200 personas a través de Zoom y YouTube, se realizó el Primer Congreso Argentino sobre Anemia Infecciosa Equina, organizado por la Cámara de la Industria Nacional Equina (CAMINE).
El encargado de abrir el debate fue Carlos Dodera, presidente de la Asociación Argentina de Veterinaria Equina (AAVE) y de la Comisión de Salud y Bienestar Animal de CAMINE, quien remarcó que la Anemia Infecciosa Equina es una problemática a nivel mundial y que, si no se toman medidas, puede ser limitante para la participación argentina en el mercado global.
“La evolución de nuestra profesión acompañó el crecimiento de la industria equina, pero en este rubro, una enfermedad que nos pone en jaque, no hemos podido avanzar. Si no estamos todos en el mismo barco, no vamos a poder controlar la enfermedad. La AIE no solo enferma al caballo, sino que nos obliga a su sacrificio”, aseguró Dodera.
La segunda disertación estuvo a cargo de María Barrandeguy, investigadora del INTA y profesora de Enfermedades Infecciosas en la Universidad del Salvador, quien lleva 40 años trabajando con la AIE. “Es un poco frustrante saber que estamos en el mismo lugar o incluso un poco peor”, reconoció.
Y explicó que si bien la forma natural de transmisión es a través de insectos hematófagos (principalmente tábanos), pero hoy la causa principal es el manejo inadecuado por parte del hombre por el uso de jeringas infectadas. “Tenemos que educar para que nunca se use la misma aguja para más de un caballo”, remarcó.
Para finalizar, Barrandeguy sintetizó los factores críticos de transmisión: los animales que se encuentran cursando enfermedad clínica aguda, las regiones o épocas del año con elevada densidad de vectores y la alta concentración de caballos con poca distancia entre animales sanos e infectados.
Por su parte Esteban Gapel, del Consejo de Veterinarios de Corrientes, advirtió que hay más de 400.000 caballos infectados en el país y que hay que pensar en un proyecto de 10-15 años. “Debemos crear un ente superador que entienda a la AIE como una cuestión crítica, lo que se hizo hasta ahora no alcanzó”, dijo.

La visión del Senasa

También del Congreso participó Ximena Melón, directora nacional de Sanidad Animal del Senasa, quien mostró que las condiciones sanitarias difieren en cada región. “Hay índices de prevalencia de hasta 60% de los predios en algunas zonas y otras zonas libres de la enfermedad”, dijo.
En líneas generales, en la Argentina hay tres estatus diferentes frente a la AIE. La Patagonia, al sur del río Colorado, está libre de la enfermedad. El centro y oeste del país está bajo control y requiere un seguimiento cercano de la problemática, y en el Litoral y noreste del país, las zonas más húmedas, la enfermedad es endémica y no se la pretende erradicar.
En la Argentina en lo que va del año se identificaron 400 equinos con AIE. Según los datos epidemiológicos que maneja el Senasa, en el norte hay prevalencias de más del 35%, mientras que en el centro hay 2% de prevalencia. Según destacó la funcionaria, la estrategia de control, establecida en la norma 617/05, es similar en todo el país salvo en las zonas libres, pero la propuesta es comenzar a llevar una estrategia diferenciada, resguardar las poblaciones libres y las poblaciones deportivas, pero también dar respuestas de control a los equinos rurales. Entre las acciones a realizar, Melón destacó el control de movimientos, el desarrollo del documento de tránsito equino y la eliminación de los animales positivos en todos los casos salvo que estén y permanezcan en zonas con alta prevalencia.

Si se puede

En el cierre del evento, el veterinario Martín Cipolla contó la experiencia realizada durante 2018 y 2019 en la localidad de San Pedro, Buenos Aires, donde con la colaboración de los sectores público y privado se logró mejorar sensiblemente la situación sanitaria de los equinos. El primer paso fue el secuestro de los caballos sueltos en la vía pública en el casco urbano, que fueron destinados a corrales municipales acondicionados. Además, en cada una de las muchas fiestas tradicionalistas de San Pedro se empezó a exigir que hubiera un director técnico veterinario y que se controlara toda la documentación de los animales. En total se inscribieron 600 animales en el Renspa, se hicieron 1.300 sangrados y se detectó una prevalencia de AIE del 9,7%, mientras que entre los caballos incautados ese valor fue del 18,5%.