fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main -JULIO 2021
HomeInstagram“La pandemia hizo visible el mercado potencial del que hablábamos”
CON EL DESAFÍO DE SOSTENER EL CRECIMIENTO

“La pandemia hizo visible el mercado potencial del que hablábamos”

Compartimos a continuación, la opinión del Dr. Carlos Imparato, Director Comercial en Holliday Scott.

Todo análisis que realicemos del sector de la sanidad animal no puede estar desconectado de la crisis sanitaria, social y económica que el mundo vive hace ya más de un año y medio. La pandemia y sus múltiples consecuencias han reconfigurado, de algún modo, el futuro.
Específicamente en nuestro sector el impacto es notable: uno de los peores momentos de la humanidad coincide con, posiblemente, uno de los mejores de la profesión veterinaria en términos de expansión y oportunidades. El potencial del que hace años hablamos para el mercado de fármacos y vacunas destinadas a los animales de compañía se hizo visible y palpable en 2020.
La pandemia hizo visible ese mercado potencial. Y ocurrió sin que hayamos sido nosotros proactivos para tal fin como sector; sucedió en base a cómo se potenció en este contexto de cuarentenas y aislamientos el vínculo entre las personas y sus mascotas.

¿Hay real convicción en los cambios de conducta que nos impuso el contexto? ¿Seguirán las consultas por turno, los protocolos y la segmentación de clientes en las clínicas veterinarias? ¿Se hará esto hábito o paulatinamente iremos volviendo a las prácticas prepandemia?

Como fuere, nos encontramos frente a una oportunidad, aunque por cierto con algunos interrogantes: ¿hay real convicción en los cambios de conducta que nos impuso el contexto? ¿Seguirán las consultas por turno, los protocolos y la segmentación de clientes en las clínicas veterinarias? ¿Se hará esto hábito o paulatinamente iremos volviendo a las prácticas prepandemia?
Este dato no es menor. Como sector ahora tenemos la obligación de seguir construyendo nuestro destino.
Ese mercado potencial existe, ya lo vimos y está sustentado en un vínculo emocional tan fuerte que no desaparecerá de un día para el otro, seguirá por siempre.

Viento a favor, problemas e interrogantes

Con todas las consecuencias negativas que ha generado sobre la población mundial, la pandemia planteó una oportunidad para las empresas del sector que estaban preparadas para asumir desafíos.
La industria de laboratorios veterinario tuvo viento a favor. Es cierto, pero con problemas. No fue posible, sobre todo en el 2020, mantener un nivel de actividad similar al de prepandemia.
Todas las empresas hemos tenido problemas en el abastecimiento hacia nuestros clientes, como también lo tuvieron hacia la industria algunos proveedores.
Sin embargo, los vínculos que desarrollamos en nuestras cadenas de valor amortiguaron ese déficit y dieron un voto de confianza a los que tenemos un estilo de trabajo comprometido, persistente y transparente.
El aprendizaje fue rápido en Argentina, pero también en la región.
En todos los países en los que Holliday Scott está presente dentro de América Latina, se vivieron situaciones similares a las que estamos aquí describiendo.
La vara está más alta, no hay dudas. Pero sostengo el interrogante: ¿seremos, como sector, inteligentes para mantener “la llama encendida” del mercado y capitalizar que el nivel de crecimiento a futuro va a ser otro?
Es evidente que las personas que no tenían mascota y en pandemia adoptaron una, seguirán reforzando su vínculo. Tanto como quienes en estos tiempos de cuarentena encontraron en sus perros y gatos un soporte emocional conmovedor y generoso.
¿Y nosotros? ¿Podremos seguir difundiendo la importancia de la consulta veterinaria de manera efectiva? ¿Podremos enfocarnos más en la prevención? ¿Podremos aumentar la valorización del rol profesional?
Nuestra empresa siempre desea ampliar su cobertura de mercado, abarcando cada vez más países y vendiendo más en donde nuestro desarrollo ya lleva varios años.
Hoy, toda gestión (registros, tramites de expo/impo, etc.) ante los organismos estatales se ha enlentecido, y esa falta de dinámica nos pone frente al desafío de intentar resolverlo. El contexto sanitario ayuda y mucho para ese escenario.
En este 2021, Holliday Scott cumple 55 años de vida y nos propusimos seguir trabajando en el desarrollo de nuevas categorías y productos, así como en nuestra expansión territorial. Vemos potencial en las nuevas tendencias, pero también en lo que veníamos haciendo… Los niveles de desparasitación interna siguen siendo extremadamente bajos frente a la real población animal.
¿Podemos ser proactivos en este tema?
El rol docente del veterinario no puede estar ausente: haciendo buena medicina, los profesionales hacen que el mercado crezca, con el consecuente beneficio de tener más animales sanos y evitar tragedias como, por ejemplo, la ocurrida hace unos meses con la muerte de una mujer de rabia humana tras ser mordida por un gato callejero en la localidad bonaerense de Coronel Suárez.
Holliday Scott seguirá acompañando al veterinario con herramientas que van más allá de los productos; tienen que ver con generar más acceso al conocimiento para que la práctica del día a día sea cada vez mejor.

Invertir en lo que viene

El mercado de la sanidad animal creció y benefició a distintos actores de la cadena, pero fundamentalmente a los que estaban preparados para asumir los desafíos y crecer. Tal es así que a inicios de la pandemia finalizamos la nueva planta de la empresa ubicada en Zárate, Buenos Aires, la cual con 1.600 metros cuadrados cubiertos tiene como destino la fabricación de todos los productos que integran nuestra categoría de antiparasitarios externos.
Estamos terminando la construcción de dos naves complementarias de 600 metros cuadrados cada una, para luego avanzar con la nave gemela de 1.600 metros cuadrados paralelos a la primera.
Estas inversiones tienen que ver con las proyecciones realizadas y nuestras metas a 2030. Muchos dirán que en nuestro país es imposible realizar este tipo de estimaciones, pero el ejercicio de hacerlas sirve para reconfirmar nuestra visión, marcar un Norte, imaginar un horizonte el cual requiere presupuestar capacidad de producción, equipamientos, necesidades de personal, etc, etc.
El mercado habla a las claras. El rubro de animales de compañía no creció solo en pandemia; desde hace años avanza de manera sostenida en el mundo.
Es todo esto lo que nos lleva a querer seguir creciendo e invirtiendo. Es un mercado en el que vale la pena estar. Aún en los peores momentos, no solo nos vimos bendecidos con trabajo, sino que pudimos desarrollarnos, ampliar líneas, generar trabajo.
Como empresa, vemos un futuro prometedor en el desarrollo de la medicina preventiva como una categoría en sí misma, involucrando a distintos tipos de productos, desde vacunas hasta diversas soluciones farmacéuticas y nutricionales.
La obligación es estar a la altura de las circunstancias y de la nueva demanda.

comments

COMPARTIR:
Valoración: