fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
HomeEdición ImpresaEstados Unidos: ¿cómo produce carne el feedlot más grande del mundo?
HABLANDO DE GRAN ESCALA…

Estados Unidos: ¿cómo produce carne el feedlot más grande del mundo?

Expansión. Five Rivers Cattle Feeding cuenta con 11 corrales de engorde repartidos en seis estados norteamericanos, con una capacidad instantánea de 950.000 cabezas bovinas.

Expansión. Five Rivers Cattle Feeding cuenta con 11 corrales de engorde repartidos en seis estados norteamericanos, con una capacidad instantánea de 950.000 cabezas bovinas.

El Dr. Tony C. Bryant, director de Nutrición, Investigación y Análisis de Five Rivers Cattle Feeding, comparte información exclusiva de este gigante que termina más de 2 millones de cabezas bovinas por año.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Tony Bryant. Referente de la firma perteneciente al fondo Pinnacle Asset Management.

Tony Bryant. Referente de la firma perteneciente al fondo Pinnacle Asset Management.

En los Estados Unidos más de cuatro de cada diez kilómetros cuadrados de su superficie terrestre se destina al pastoreo de ganado bovino. Son alrededor de 320 millones de hectáreas, más que toda la superficie de la Argentina.
Sin embargo, el grueso de la producción se termina en corrales de engorde.
A diferencia de la cría, los feedlots están mucho más concentrados geográficamente: más del 72% de la producción se desarrolla en los estados de Nebraska (19,8%), Texas (18,9%), Kansas (17,5%), Iowa (9%) y Colorado (7,1%).
La concentración de los corrales de engorde se debe en gran medida al acceso a cereales y subproductos que predominan en las dietas del ganado.
En el censo agrícola más reciente de ese país se informó un estimado de 26.586 corrales de engorde de todos los tamaños, pero el 77% del ganado se produjo en feedlots con capacidad superior a 1.000 animales.
En ese escenario, Five Rivers Cattle Feeding se presenta como la mayor compañía del rubro compuesta de 11 corrales de engorde repartidos en 6 estados: Texas, Kansas, Colorado, Idaho, Oklahoma y Arizona.
Five Rivers tiene una capacidad instantánea de alrededor de 950.000 cabezas de ganado y comercializa más de 2 millones de cabezas por año, equivalentes al 8% de la producción de los Estados Unidos. ¿Y si se compara con la faena anual en la Argentina? Estaremos cerca del 16%.
En diálogo exclusivo con MOTIVAR, el Dr. Tony C. Bryant, director de Nutrición, Investigación y Análisis de Five Rivers Cattle Feeding repasa desde Estados Unidos las peculiaridades de este gigante cárnico perteneciente desde 2018 al fondo Pinnacle Asset Management que lo adquirió por US$ 200 millones tras haber sido parte del conglomerado brasileño JBS durante una década.

“Five Rivers es una empresa líder en investigación ganadera en las áreas de salud, nutrición y crecimiento, por lo que siempre están probando diferentes estrategias de gestión”. Dr. Tony C. Bryant, director de Nutrición, Investigación y Análisis de Five Rivers Cattle Feeding.

Para Bryant, Five Rivers es una empresa líder en investigación ganadera en las áreas de salud, nutrición y desarrollo, por lo que siempre prueba diferentes estrategias de gestión, así como productos para garantizar que la mejor nutrición, salud y manejo del ganado. “Five Rivers destina gran parte de su presupuesto cada año a mejoras de capital para que las instalaciones se mantengan a la vanguardia de tecnología y eficiencias”, sostiene el ejecutivo. Y agrega: “Los corrales de alimentación más grandes suelen tener un funcionamiento con costos mucho más bajos y la mayoría se centra en alimentar ganado de su propiedad por encima del ganado de terceros”.

El rol de la información

La compañía evidentemente tiene el foco puesto en ser algo más que un clásico corral de engorde a gran escala. Bryant lo pone en los siguientes términos: “Analizamos un amplio espectro de datos en nuestros sistemas y hemos invertido mucho en desarrollar bases de datos y software para capturar, recuperar y analizarlos. Los sistemas tienen un fuerte énfasis en la salud, la nutrición, el crecimiento, la energía y aspectos de la ganadería relacionados con el medio ambiente”.
En ese sentido, asegura que, “utilizamos muchas tecnologías y siempre estamos evaluando cómo reducir la morbilidad y la mortalidad animal, para ayudar a utilizar nuestros recursos laborales de manera óptima”.
En Five Cattle las instalaciones están diseñadas para el manejo de ganado en pos de un bajo estrés. “Nos esforzamos para proporcionar un gran hogar para ganado bajo nuestro cuidado. Utilizamos vaqueros para evaluar la salud de cada corral todos los días. Todos los animales que reciben terapia médica se rastrean con una identificación de animal individual única. Tenemos un programa de software robusto para administrar y rastrear datos sobre los animales por corrales”, señala el ejecutivo.
En cuanto a la alimentación, asegura que estructuran los programas de nutrición de manera diferente según los antecedentes, la edad y la salud del ganado.
“Nuestro software permite asignar fácilmente diferentes tipos de programas de nutrición para cada rodeo. Contamos con personal especializado, nutricionistas y veterinarios con una estrecha relación de trabajo donde tratamos de optimizar tanto la salud como la nutrición. Nosotros siempre estamos realizando investigaciones en las áreas de nutrición y salud”, comenta Bryant.
La principal preocupación de salud del ganado en los Estados Unidos, al igual que en la Argentina, es la enfermedad respiratoria bovina (BRD, por sus siglas en inglés).
“Nos esforzamos por prevenir la morbilidad animal a través de programas de nutrición y salud específicos, tecnologías de monitoreo de los animales y en la contratación de personas con impulso y pasión de trabajar juntos en una atmósfera de equipo para poner el cuidado de los animales como la máxima prioridad”, explica Bryant a MOTIVAR.
Y agrega: “Prácticamente todo lo que hacemos tiene algún impacto en la salud de los animales. Los costos de los medicamentos administrados, tanto para la prevención (por ejemplo, vacunación contra antígenos virales y bacterianos, antihelmínticos, etc.), como los administrados para uso terapéutico (es decir, el tratamiento de una dolencia) son menos del 3% del total de los costos de alimentación”.

El futuro de las regulaciones

“Dedicamos una cantidad significativa de tiempo y nos enfocamos en usar nuestros recursos de manera inteligente y de manera más eficiente”, asegura Bryant en diálogo con MOTIVAR. “Invertimos en recursos sustanciales paraa analizar la generación de energía, por ejemplo, a partir de la quema de estiércol. Mientras tanto, hacemos abono con gran parte del estiércol producido en los corrales. Y estamos siempre evaluando otras fuentes de energía como la eólica y solar”.
Otro recurso vital es el agua. En los Estados Unidos la temperatura cae por debajo del punto de congelación en los meses de invierno por lo cual deben prevenir la congelación de los tanques de agua. En el caso de los feedlots, las empresas generalmente calientan los tanques de agua o permiten que los mismos desbordan de agua a través de una tubería de drenaje.
“Nosotros capturamos el agua que se desborda para luego reciclarla, purificarla y devolvérsela al ganado”, señala Bryant.
“Estamos regulados por agencias ambientales tanto federales como también estatales. Hemos comprometido recursos y capital en gastos para asegurarnos de que nuestras instalaciones no solo cumplan con los requisitos reglamentarios, sino que los superen significativamente”, resume.
“Obtenemos numerosas certificaciones cada año y las dos primarias se centran en el bienestar animal, tanto BQA (Beef Quality Assurance), como Certified Humane. Además, muchas de estas agencias reguladoras capacitan a sus inspectores en nuestras instalaciones”, agrega.
“A pesar de la falsa narrativa y propaganda sobre los efectos del ganado en la medio ambiente y las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de carne seguirá aumentando en el mundo a medida que más personas salen de la pobreza y pueden permitirse mejorar sus dietas para incluir carne bovina, producida a partir de ganado que recicla los nutrientes”, reflexiona Bryant sobre uno de los debates más importantes que enfrenta el sector.
“Tendremos la presión y el escrutinio continuo de una población que se está volviendo cada vez más urbana y cada vez más desconectada de la agricultura”, agrega.
Y amplia: “Como la población en los Estados Unidos aumenta, es probable que se produzca más carne bovina también en otros países. Lo haremos buscando prácticas que hagan que la agricultura y la producción animal sean más eficientes. Habrá un enfoque continuo en la sostenibilidad, sin dudas. Con la corriente escasez de mano de obra, invertiremos mucho en tecnologías que puedan hacernos más productivos y eficientes, lo cual continuará permitiéndonos ayudar a nuestros empleados a tener un excelente ambiente de trabajo y a poder desarrollarse también en la vida personal”.

UNA MIRADA LOCAL A LA PRODUCCIÓN INTENSIVA DE CARNE BOVINA

“Nuestros feedlots están a la altura de los principales países”

Storni. Referente de la Cámara Argentina de Feedlot.

Storni. Referente de la Cámara Argentina de Feedlot.

Desde la Cámara Argentina de Feedlot (CAF), su gerente general, Fernando Storni analiza semejanzas y diferencias entre el mayor feedlot del mundo, radicado en los Estados Unidos, y la producción en la Argentina.

MOTIVAR: La principal preocupación de salud del ganado en los Estados Unidos es la enfermedad respiratoria bovina. ¿Cuál es la situación en la Argentina en ese sentido?

Fernando Storni: Las neumonías son también la principal causa de mortandad en los engordes locales y demandan estrategias específicas para su control y tratamientos. Un adecuado plan sanitario, la evaluación correcta de las tropas a su ingreso y el personal capacitado para detectar de forma temprana animales que comienzan a cursar la enfermedad para que reciban el tratamiento adecuado y a tiempo, son claves para afrontar la problemática de las enfermedades respiratorias.

¿Cómo ven las tendencias en consumo de carne a futuro?

Sin duda la tendencia de consumo de carne y alimentos a nivel global presentan una oportunidad para todas las producciones de proteína animal.
En el caso de la producción intensiva se suma la ventaja de lograr una reducción en las emisiones por los tipos de dieta utilizada y su efecto en la fermentación ruminal. Además y por ser un sistema de alta eficiencia, las emisiones por kilo de carne producida se reducen por el menor tiempo en el que se alcanza el peso de faena de los animales.

¿Cuál es la realidad con respecto a las certificaciones en la industria cárnica argentina? ¿Qué implica contar con ellas?

La Argentina cuenta desde el 2019 con una normativa de Senasa sobre bienestar animal. Además, existen otras regulaciones que de algún modo colaboran en este aspecto. Por otro lado, la producción intensiva desde su concepción y por la búsqueda constante de eficiencia tiene en cuenta el bienestar animal como una premisa para este objetivo. Independientemente de ello, tanto mercados como consumidores crecen en sus requerimientos al respecto. Hoy a las guías de buenas prácticas y auditorías de Bienestar Animal de la CAF se suma la guía de buenas prácticas de la Red de Buenas Prácticas Agropecuarias y el reciente lanzamiento del manual BienestAR, elaborado por INTA con el apoyo del IPCVA y la colaboración de la CAF (Ver página 51). Este manual incorpora a los temas de sanidad, nutrición y ambiente la evaluación de la expresión de los bovinos la expresión comportamental natural de su especie.

¿Cuál es tu visión en cuanto a cómo influirá el bienestar animal a futuro?

Los productores son conscientes que el bienestar animal ya no solo tiene un impacto en las eficiencias del sistema, sino que son requisitos de mercado, pero más importante aún una exigencia de la sociedad para poder producir.

¿Es referencia lo que ocurre en Estados Unidos para la Argentina?

Con sus diferencias, en cuanto a los modelos productivos, tanto Estados Unidos como Australia han sido referentes mundiales en la producción de engorde a corral. Hoy la Argentina se encuentra a la altura de estos países con una gran historia en la producción intensiva y con desarrollos e investigaciones propias en todas las áreas que hacen al feedlot.
Aquellos puntos de disonancia se deben a las diferencias de los mercados para los que se produce y a aspectos reglamentarios y de coyuntura macroeconómica.

comments

COMPARTIR:
Bioter – BioterCare – Oct 21 – Horizontal notas
Valoración: