fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main – Ene 22
HomeEdición Impresa“Las inversiones son imprescindibles y deben ser permanentes”
CON LA MIRADA PUESTA EN EFICIENTIZAR LA PRODUCCIÓN

“Las inversiones son imprescindibles y deben ser permanentes”

Contexto. El presidente de CEPA, Roberto Domenech, destacó los desafíos de la avicultura nacional en un evento conducido por Adalberto Rossi y Ricardo Bindi.

Contexto. El presidente de CEPA, Roberto Domenech, destacó los desafíos de la avicultura nacional en un evento conducido por Adalberto Rossi y Ricardo Bindi.

En el encuentro organizado por CAPIA y CEPA por el Día de la Avicultura, se destacó la necesidad de avanzar en inversiones que impulsen una mayor incorporación de tecnología en granjas, plantas de incubación y frigoríficos.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

La relevancia del sector avícola para nuestro país queda demostrada en el trabajo diario de las miles de personas que se desempeñan en la actividad. Sin embargo, es cada 2 de julio, desde 1963, que se impone el Día de la Avicultura, momento oportuno para conocer la actualidad del sector. Y este año no fue la excepción.
De manera virtual y con la participación de los principales referentes públicos y privados vinculados a la actividad, la Cámara Argentina de Producciones Avícolas (CAPIA) y el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) concretaron un encuentro del cual MOTIVAR también fue parte.
Ante la presencia del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, los anfitriones tuvieron la oportunidad de explayarse en sus necesidades, oportunidades y debilidades, a la vez de intercambiar opiniones y plantear los desafíos a futuro en favor de mejorar y sostener el crecimiento.
“La suma del consumo de carne de pollo y huevos ha convertido a la producción avícola en la proteína animal más consumida en nuestro país”, aseguró en su discurso inaugural el presidente de CEPA, Roberto Domenech.
Y puntualizó: “Hablamos de 60 kilos por habitante por año, que están compuestos de 48,5 kilos de pollo y 19,5 de huevo”. Tan interesante es este último dato, que lo ampliamos: en Argentina se consumen 306 huevos por persona cada 12 meses, con productos que llegan a todo el país y a todos los extractos sociales con calidad, poder nutritivo y, principalmente, por su accesibilidad en el precio.
Al ser protagonistas indiscutidos en la mesa de los argentinos, Domenech aseguró que el desafío actual es sostener el crecimiento y mantener la actualización tecnológica para seguir mejorando, tanto la calidad, como los resultados productivos y económicos. “Buenos costos, alta eficiencia y precios competitivos han hecho de la industria avícola a nivel mundial en 60 años la mayor oferente de proteína animal. Es imprescindible mantenerse al día con los avances tecnológicos ya sean productivos, como los tenemos (ya sea genética, sanidad, alimentos balanceados, manejo), como también en el equipamiento en granjas, plantas de incubación y frigoríficos. Estamos hoy muy abocados en la recuperación de desechos con el tratamiento de efluentes y la incorporación en granjas y frigoríficos de generación de energías renovables”, declaró Domenech.
Y continuó: “Si bien vamos avanzando, lo hacemos muy lento, al límite del atraso. Las inversiones son imprescindibles y deben ser permanentes y para esto necesitamos líneas de inversión acordes y ágiles en su concreción. La búsqueda de eficiencia, la incorporación de tecnología, la inversión e investigación son los ejes del presente y el futuro y en este terreno se disputa gran parte de la competitividad”.
Los interesados en acceder a la jornada completa en video pueden ingresar en www.eventosagr.com/avicultura/. Allí, también podrán encontrar el análisis de Sergio Berensztein respecto de la coyuntura político – institucional de la Argentina, así como también la participación y visión a futuro del secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Nación, Jorge Neme.

Exportaciones: una necesidad que no puede esperar más

En cuanto al mercado internacional, el sector actualmente mantiene activos más de 75 mercados, con un esfuerzo de más de 20 años con continuidad. “El camino de la exportación no tiene retorno. Necesitamos fomentar las exportaciones de huevo procesado -en forma líquida o polvo- para poder lograr en esta línea también generar valor agregado”, comentó Domenech.
Cabe destacar que Argentina es el noveno país exportador y productor de carne aviar, y el quinto consumidor mundial de huevo.
Según datos de 2020, en nuestro país se producen cerca de 14 mil millones de huevos en 18 provincias.
“El mercado interno de carnes está completamente abastecido. Más consumo no podemos pretender y todo se inclina en la exportación. De no ser así, nos mantendremos en una crisis recurrente producto de una sobre oferta, que conduce a reducción de la producción, inevitablemente”, contextualizó Domenech. Hacia el final, además de referirse a la competitividad, exportaciones, inversiones y la necesidad de incorporar tecnologías, el presidente de CEPA realizó un pedido especial: que se incluya el huevo -en cualquiera de sus formas- en los planes alimentarios y comedores escolares, ya que se trata de una proteína de primera calidad envasada en origen.

La palabra del Gobierno nacional: ¿buenas noticias?

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, fue quien tomó la palabra y reconoció la importancia del sector avícola para el país. “Argentina puede exportar más siempre cuidando el mercado interno y creo que la actividad avícola está en condiciones de hacerlo”, sostuvo Kulfas.
Y agregó: “Quiero anunciarles que ya estamos en las últimas etapas para poner en marcha una línea de financiamiento específica para el desarrollo de la inversión en la cadena avícola. Es una línea donde esperamos, en el segundo semestre del año, disponer de $2 mil millones como primer cupo para trabajar con las 25 entidades financieras que ya están hoy adheridas a la línea de inversiones productivas y la línea de inversión estratégica del Banco Nación”.

“Estoy anhelando una Argentina que en los próximos diez años exporte la mitad de lo que exporta en maíz y soja; y diez veces más de ese maíz y soja procesada, principalmente en pollo y huevo”.
Javier Prida, presidente de CAPIA.

“Son líneas que permiten acceder con tasas que se ubican entre el 22 y 24% anual, lo cual significa un estímulo al financiamiento. Estamos terminando de trabajarlo con el sector metal mecánico”, detalló Kulfas. Y avanzó: “Si logramos que estas inversiones se realicen utilizando insumos de esta industria, cierra el circuito. Es más producción nacional, con bienes de capital fabricados en el país, con trabajo argentino y para exportar”.
Por último, recalcó el deseo de que el sector se modernice con estas tasas bajas, subsidiadas, y también habló sobre el Fondo de Garantías Argentino lanzado en pandemia, que capitalizaron con más de $80 mil millones. Aseguró que esto significa que el Estado ayuda a generar garantías para el acceso al crédito.
El cierre de la jornada estuvo a cargo de Javier Prida, presidente de CAPIA. “Esperamos que el Gobierno escuche las propuestas para que este país crezca, que el sector sea más grande y brinde más oportunidades de trabajo. Estoy anhelando una Argentina que en los próximos diez años exporte la mitad de lo que exporta en maíz y soja; y diez veces más de ese maíz y soja procesada, principalmente en pollo y huevo”.

PANEL: Competir en igualdad de condiciones

El evento online organizado en el marco del Día de la Avicultura por CAPIA y CEPA también contó con una mesa de debate sobre los mercados de la carne de pollo y huevo, analizando temas del mercado doméstico, los de exportación y las inversiones. Coordinados por Ricardo Bindi y Adalberto Rossi, expusieron sus ideas el presidente de CAPIA, Javier Prida, y los referentes de Grupo Granja Tres Arroyos (Joaquín De Grazia), Grupo Soychú (Francisco Santangelo) y Ovoprot (Santiago Perea), además de CaliSA (Augusto Motta) y Ovobrand (Octavio Gaspar).
“Necesitamos avanzar con la Ley de Warrants que diseñó, en la cámara de diputados, el ministro Basterra, ya que será una herramienta fundamental. Además, pedirle que nos sentemos nuevamente a hablar para igualar al huevo a las otras proteínas animales con relación al IVA (seguimos pagando el 21%), ya que esto distorsiona el mercado y genera informalidad. También será clave que el gobierno tenga en cuenta a los clusters productivos, ya que permitirán a los pequeños y medianos productores clasificar y empacar los huevos para tener proyección exportadora”, solicitó Prida.
En el caso de De Grazia y más allá de su visión en torno a la actualidad de la industria, se mostró interesado en lograr estímulos para impulsar la exportación en base a reglas claras y un tipo de cambio competitivo, sumado a la posibilidad de invertir mediante créditos que otros países tienen y Argentina no.
“Es central competir en igualdad de condiciones. Argentina no lo hace por los impuestos, las leyes laborales, tasas, y demás cuestiones. Tenemos la mejor tecnología a nivel mundial y lamentablemente no competimos. Nuestra proteína animal es la más barata y la más sana”, comentó por su lado Perea.
Dando lugar también a la palabra de Santangelo: “Necesitamos créditos para crecer en las plantas industriales, pero lo más necesario es transformar las granjas, que el 95% corresponden a otros productores proveedores de servicios, y de estos el 70% deben ser empresarios Pymes y pequeños productores que tienen difícil acceso a los créditos. No solo necesitamos créditos específicos, con costos razonables, para que puedan acceder, sino también la garantía, los plazos, etc”.
Los interesados en acceder a la jornada completa en video pueden ingresar en www.eventosagr.com/avicultura/.

comments

COMPARTIR:
Valoración: