fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
HomeInstagram“El 45% de los productores no sabe que hay políticas para el bienestar porcino”
INFORMACIÓN COMPARTIDA POR EL SENASA

“El 45% de los productores no sabe que hay políticas para el bienestar porcino”

Información relevante. Durante el encuentro, el Senasa compartió encuestas de percepción.

Información relevante. Durante el encuentro, el Senasa compartió encuestas de percepción.

Este fue uno de los tantos resultados que expusieron referentes del sector en Fericerdo Técnica, una Jornada de actualización organizada por el INTA Marcos Juárez. Todas las novedades, a continuación.

Solana Sommantico
solana@motivar.com.ar

Fericerdo es una exposición integral y exclusiva de la producción porcina, única en su género, realizada por el INTA Marcos Juárez desde 1998 y que tiene lugar año por medio en el predio de la Estación Experimental.
Este encuentro tradicional y esperado por todos los integrantes de la cadena porcina, se caracteriza por su concurrencia. Sin embargo y a raíz de la pandemia, esto no fue posible y se avanzó en Conferencias Técnicas virtuales.
Allí participaron referentes de relevancia en nutrición y alimentación porcina, mercados y producción, bienestar animal y sanidad.
MOTIVAR cubrió de manera online este evento que se llevó a cabo en dos jornadas, con el fin de actualizar a los lectores interesados en este sector en materia de los pilares fundamentales de la producción.

Escenario de la producción porcina actual y prospectiva

Luego de un año tan particular como 2020, conocer cómo lo atravesó el sector porcino y cuáles son las proyecciones a futuro, resulta interesante conocer.
El MV. Mg. Jorge Brunori del INTA Marcos Juárez, puso en mesa los últimos números.“Cerramos el año con una producción de 655 mil toneladas: crecimos a un ritmo del 8% en producción de carne”, detalló. Y continuó: “Los animales faenados al 2020 fueron 4.593.000 y hasta el momento en el 2021, 4.952.000, lo que significa también un crecimiento casi del 8%”.
Con respecto al consumo interno, que es el principal indicador de la actividad hoy en día, el referente indicó que cerró el 2020 en 15,6 kg/hab/año, un número muy bueno ya que es un kilo más aproximadamente en comparación con el año 2019.
En los primeros 7 meses de 2021, el crecimiento está estabilizado en cuanto al consumo, pero se estima que en esta parte del año el consumo se agilice.
“La participación de las importaciones en el consumo aparente de 2020 fue del 3%. Ahora bien, si comparamos enero – agosto de aquel año con el mismo período de 2021, vemos que aumentaron un 91%”, declaró Brunori.
El mercado externo el año pasado cerró con un aumento del 62%, lo cual es una muy buena noticia para el sector, ya que los últimos 5 años crecimos a un ritmo de del 50% en las exportaciones.
“A pesar de ser un año difícil, el sector no dejo de crecer en cuanto a producción y animales faenados. El cerdo fue competitivo en precio y se consolidó como opción importante para los consumidores argentinos. A partir de fines de junio, el precio volvió a crecer y en las últimas semanas de agosto del 2021 estamos en precios promedios de $120”, aseguró.
Y agregó: “Fundamentalmente, creo que tenemos que ver cuánto nos va a permitir el mercado -con un poder adquisitivo deteriorado por la situación económica y sanitaria- seguir creciendo el precio del cerdo sin que se caiga el consumo. Algunos analistas del mercado consideran que no puede subir a más de $160 sin que se afecte el consumo. Esa es la gran incógnita de los últimos meses del año”.

El desafío de seguir creciendo

Se ha desarrollado el Plan Estratégico Porcino 2020-2030, y según Brunori casi todos los especialistas coinciden en que, en los próximos 10 años, puede llegar a crecer el consumo interno a 26 kg/hab/año, como también llegar al 2030 con 800 mil toneladas exportadas -un crecimiento del 30%-.
“Estos objetivos creo que son logrables. La pérdida de la carne bovina en un futuro va a suplantar la carne porcina. No tengo duda de que es perfectamente lograble llegar a ese número de exportación por la competitividad y nuestro estatus sanitario. Habrá dificultades que sortear, pero entiendo que es un escenario viable”, sostuvo Brunori.

Situación actual y perspectivas a futuro del bienestar porcino

Desde el Programa de Bienestar animal de la Dirección Nacional de Sanidad Animal del Senasa, La Esp. Vet. Débora Racciatti, tamién jefa de TP en la Cátedra de Bienestar Animal de la FCV (UBA), dió detalles de la normativa nacional vigente en la materia, loss desafíos del transporte y la perspectiva social, como también las proyecciones futuras en cuanto a la normativa en el país, con foco en dos conceptos centrales: la calidad ética y la noción de un bienestar.
Racciati puntualizó en que el bienestar de los cerdos se encuentra amparado en la legislación actual a lo largo de toda la cadena: de la granja a la mesa, ya sea de manera directa o indirecta. Sin embargo, el 44% de los consumidores y el 45% de los productores desconocen que existen políticas tendientes a favorecer estas buenas prácticas.
En adición, destacó que se está trabajando en una norma específica para esta actividad, en la etapa de producción primaria.
En cuanto al volumen de cerdos que son a diario transportados en camiones, cuyo bienestar podría verse afectado por las distancias recorridas, Racciatti asegura que es inferior al 4% anual.
Es por esto que resulta necesario minimizar los factores de estrés y establecer estrategias para reducir el impacto de los viajes largos sobre el bienestar animal.
Para comprender mejor la perspectiva social, se realizó una encuesta hace un tiempo a profesionales, consumidores y personas afines a la actividad en todo el país. De allí surgió, por ejemplo, que el 69% de los consumidores argentinos tienen una percepción negativa sobre el bienestar de los cerdos.
Finalizando su disertación, Racciati aseguró que trabajar reconociendo y respetando los vínculos entre bienestar animal, el de las personas y la sostenibilidad del ambiente, resulta una premisa clave para el futuro de la producción animal.

“El bienestar animal no es una moda pasajera”

Según el Mg Ing. Agr. Daniel Campagna -Cátedra de Producción Porcina, UNR- durante los últimos años el bienestar animal, el medioambiente, la nutrición y la seguridad alimentaria han sufrido un notable endurecimiento de la presión por parte de la opinión pública, que han derivado del desarrollo de normativas, directivas, leyes, muchos más restrictivas que en su conjunto están dirigidas a mejorar la calidad del producto e incrementar la confianza del consumidor en el producto final.
Por este motivo, el referente consideró oportuno realizar algunas aclaraciones con respecto a las “preguntas frecuentes” de la sociedad:

  • ¿Nos obligará el bienestar animal a volver a sistemas extensivos? No necesariamente tenemos que trasladar los animales al campo.
  • ¿Siempre es caro el bienestar animal? No. El problema está en si la inversión requerida es amortizable o no.
  • ¿Inicialmente el bienestar animal supone siempre una inversión? Esto es cierto, si tenemos en cuenta el punto de partida de nuestros sistemas. Puede ser la capacitación del personal, por ejemplo.
  • ¿Perjudica siempre al sector porque disminuye su competitividad? No, debería aumentarla.
    “Lamentablemente, en muchas ocasiones, el bienestar animal que se maneja es emocional, no comercial”, esta es una frase que solemos escuchar. Es cierto, lo vimos el año pasado reflejado con las mega granjas de china, que la opinión no fue basada en cuestiones científicas sino emocionales.
  • ¿El bienestar animal (aplicado en forma legislativa) obligará a significativas modificaciones en algunos alojamientos e instalaciones? Si, en muchos casos.
  • ¿Es el bienestar animal una moda pasajera? Rotundamente no, vino para quedarse.

comments

COMPARTIR:
Bioter – BioterCare – Oct 21 – Horizontal notas
Valoración: