fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
HomeInstagram“Hay que hablar del Cannabis como de cualquier otra medicina”
ENTREVISTA EXCLUSIVA YA DISPONIBLE EN YOUTUBE

“Hay que hablar del Cannabis como de cualquier otra medicina”

Betancurt. “Hablar de Cannabis medicinal es hablar de Ciencia”.

Betancurt. “Hablar de Cannabis medicinal es hablar de Ciencia”.

El MV John Betancurt es el director científico de Vetcann y desde Colombia nos cuenta los principales avances de estas terapias en los animales. ¿Qué tienen que saber los veterinarios? ¿Y los laboratorios?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Guadalupe Varelli
guadalupe@motivar.com.ar

El Cannabis medicinal abre una nueva ventana, una gran oportunidad para abordar diversas patologías en los animales. Esto no implica ignorar los tratamientos alopáticos que conocemos. No se trata de competir, sino de sumar entre todos en favor de la salud de los pacientes”. Así de concreto fue el MV colombiano John Betancurt, director científico de la Red de Cannabis Medicinal Veterinaria (Vetcann) en diálogo exclusivo con MOTIVAR.
Dejando en claro que “estamos hablando de Ciencia”, el también Máster en Agroecología y Desarrollo Sustentable, nos ayudó a comprender la situación actual y el desarrollo de estas terapias en la región y el mundo.
“Sea cual fuere su uso, Cannabis Sativa L es la única especie de Cannabis y cuenta con 126 compuestos (APIs) que pueden tener, de manera individual, potenciales farmacéuticos más que interesantes”, avanzó Betancurt en una entrevista que pueden ver completa (en video) con solo escanear el Código QR que completa este artículo o bien ingresando en el Canal www.youtube.com.ar.
“Ya entre los años 1800 y 1930, la planta del Cannabis era legal y muy utilizada en caballos, vacas y otros rumiantes. Había productos, de laboratorios que aún existen, que se empleaban en casos de cólicos, diarreas, inflamaciones, problemas gastrointestinales y para aumentar el consumo de alimento”, aseguró el investigador y consultor.
Sin embargo y a partir de las prohibiciones que se establecieron en 1930 en el marco de lo que se denominó la lucha contra las drogas, durante más de 100 años el cannabis pasó a ser ilegal. “Cuando hace algunas décadas se volvió a regularizar su situación en determinados países, se retomaron las investigaciones. Si bien esto se dio principalmente en medicina humana, en veterinaria se evolucionó, sabiendo hoy dónde están los receptores cannabinoides en los perros, por ejemplo”, aseguró Betancurt. Y reforzó: “Al Cannabis siempre le exigimos más por todos los estigmas que lo rodean, pero hay moléculas como la Dipirona, que usamos todo el tiempo en nuestra actividad, sobre la cual todavía no leí ningún estudio en modelos animales”.

En primera persona

John Betancurt es paciente epiléptico desde su nacimiento y en 2001 fue diagnosticado con epilepsia refractaria.
Luego de fracasar con cocteles de químicos -y sus efectos secundarios a cuesta-, decidió una segunda opción, vinculada con el Cannabis medicinal, la cual le permitió evitar cirugías y más medicamentos alopáticos. “Fue el puntapié para comenzar a investigar plantas de uso legal. Como veterinario necesitaba pasar ese conocimiento a mis pacientes animales”, le explicó a MOTIVAR. Y remarcó: “Así empezamos con la ONG familiar Conciencia Verde, que surge y avanza con un enfoque médico, científico y el abordaje individualizado de los pacientes junto a su familia”.
Además, y desde hace casi 5 años, cuando se reglamentó el uso del Cannabis medicinal en Colombia, Betancur avanzó con la Red Cannabis Medicinal Veterinaria que hoy está presente también en México, Brasil, Chile y Australia. Disponible en www.vetcann.org, la entidad cuenta con su revista Remevet, en la cual se publican distintos trabajos locales a cargo de referentes en el tema.
“Una de nuestras misiones es acercar el mundo del Cannabis medicinal a toda la comunidad profesional; no solo a los que ya tienen la vocación de aceptarlo sino a quienes aún mantienen prejuicios o consideran que no es una medicina”, agregó Betancurt, para luego invitarnos a participar del tercer congreso internacional de Cannabis Medicinal en Animales: “Vetcann On Line 2021”, que se realiza del 15 al 21 de noviembre.

“No creo que pase mucho tiempo hasta que los veterinarios sean incorporados a la legislación”

Morante. Un referente en el campo oficial.

Morante. Un referente en el campo oficial.

Marcelo Morante es profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata y coordinador del Programa Nacional de Investigación de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación.
De allí la trascendencia de su participación en este informe especial de MOTIVAR.
“Los cambios primero se legitiman en la sociedad y después se legislan, esa es la secuencia del cannabis en el mundo y sigue el mismo camino en Argentina. Primero fueron las mamás con sus niños y ahora son los veterinarios organizados los que van a lograr que el marco regulatorio los contemple como actores fundamentales que son en este tema”, explicó el profesional. Y agregó: “Ese paso Argentina lo va a dar en un tiempo no muy lejano: si no es por la vía de la Ley 27.350 será el próximo marco regulatorio en que los pueda contener. No creo que pase mucho tiempo hasta que sean incorporados a la legislación”.
Además, Morante agregó: “Los tutores ya han decidido que sus mascotas reciban este tipo de productos. Es una cuestión de tiempo y de tener el marco regulatorio adecuado para que se desarrollen productos de grado y de calidad a los que los veterinarios puedan acceder”.
Consultado por MOTIVAR en cuanto al avance de la industria farmacéutica en el tema, recordó que en nuestro país ya hay un producto a base de Cannabis registrado y aprobado para su uso en humanos, el Convupidiol, del laboratorio Alef Medical Argentina. “Esperamos que ningún actor quede fuera, ni los laboratorios, ni quienes hacen cultivos controlados con analítica en las universidades”, explicó el referente, asegurando que para que avance la industria farmacéutica (inicialmente en el área humana) hace falta avanzar el desarrollo de una materia prima que cumpla con los parámetros adecuados.

¿Es legal?

En la actualidad, son 52 los países que tienen regularizado el tema, pero en distintas etapas. Por ejemplo, el CBD -siendo un cannabinoide- se ha manejado de manera lícita como suplemento alimenticio en los Estados Unidos y distintos países de Europa. En nuestra región, Uruguay cuenta desde hace años con un marco regulatorio y también en México ya los veterinarios se encuentran recetando estas terapias de manera legal.
En el caso de Colombia, tiene la legislación más moderna y tiene algunos aspectos centrales: 1) desde el primer momento señala que médicos humanos y veterinarios pueden prescribir cannabis a sus pacientes, 2) contempla que el cáñamo es de categoría industrial y 3) al ser considerado el THC como cannabis medicinal, hay legislación, licencias de investigación y aprobación para sacar productos altos en este fitocannabinoide.
En Argentina, la Ley Nº 27.350 manifiesta que toda la reglamentación ligada al Cannabis de uso medicinal está destinada a “investigar los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana”. Los animales no humanos no son tenidos en cuenta en esta Ley, ni en sus decretos reglamentarios o resoluciones posteriores.
Frente a esto, MOTIVAR tomó contacto con Marcelo Morante, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata y coordinador del Programa Nacional de Investigación de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación.
“Los cambios primero se legitiman en la sociedad y después se legislan. Ahora son los veterinarios organizados los que van a lograr que el marco regulatorio los contemple como actores fundamentales que son en este tema”, explicó el profesional que estuviera presente en la Expo Cannabis 2021 realizada en La Rural de Palermo (Ver recuadro).
Allí también se hicieron presentes representantes de Veterinarios Cannábicos Argentinos, quienes tuvieron una activa participación, no solo en la promoción del tema, sino también dando charlas a los asistentes (Ver recuadro).

¿Qué se sabe en Veterinaria?

Si bien todos los detalles sobre este tema están disponibles en la entrevista completa que realizamos con John Betancurt, vale aquí destacar cómo el Cannabis medicinal se vincula con casos de enfermedades neurodegenerativas o aquellas relacionadas con el sistema neurológico, como la epilepsia.
“Claramente se ha estudiado el efecto paliativo en animales que están en una etapa terminal o con un pronóstico de cáncer desfavorable, no como cura, sino para mantener el bienestar de ese animal”, reforzó Betancurt abriéndonos la puerta para sumar a este informe al MV Marcelo Zysman (SIAVet), en la búsqueda de profundizar sobre estas temáticas (Ver recuadro).
Más allá de esto, también se conoce el potencial del CBD ante inflamaciones y su acción en algunas enfermedades autoinmunes como artrosis.
“El mejor de los escenarios para los veterinarios y para los pacientes es tener productos de línea farmacéutica, seguros y trazables. No es igual un cannabis que otro”, reforzó el MV John Betancurt, dejando en claro que, en los distintos países, y dependiendo el momento, existen baches legales y riesgos.
“La preocupación es no perder su poder de prescripción de este tipo de medicinas y dejarla en manos de alguien que produce “plantas bonitas”. Todos estos tratamientos deben estar a cargo de un profesional de la salud. En el caso de los animales debe ser un veterinario”, insiste Betancurt.
“Es clave poder dar una opción terapéutica a los pacientes, pero siempre en el marco de la bioética. Si tenemos acceso a aceites, debemos procurar que sean trazables y lo más cercanos posibles a la calidad de una línea farmacéutica. No solo debemos considerar de dónde viene el producto y el modo en que se cultiva, sino también exigir análisis y datos de su composición. No se trata de dar “unas gotitas”, sino de establecer la concentración y miligramos necesarios para abordar una determinada patología en base al peso y las condiciones de cada paciente”, nos ilustró Betancurt.
Y subrayó: “Hay que hablar del Cannabis como de cualquier otra medicina”.

“Estamos luchando para que los veterinarios también seamos tenidos en cuenta”

Lezcano. “Hay que seguir luchando”.

Lezcano. “Hay que seguir luchando”.

En octubre se realizó “Expo Cannabis” en La Rural de Palermo (CABA). Entre los stands y salas de conferencias, estuvieron los Veterinarios Cannábicos Argentinos, grupo de profesionales que brinda información sobre el uso del Cannabis en la medicina veterinaria, asesoran a profesionales y ofrecen una guía a tutores que buscan brindar ese tratamiento a sus mascotas.
Sin embargo, el uso del Cannabis en animales no está contemplado en ninguna de las normativas vigentes en el país. Según el MV Nicolás Destefano, esta es una de las razones que explican su presencia en esta exposición.
“Estamos peleando para que los veterinarios, como agentes de salud, también seamos tenidos en cuenta en el marco regulatorio y podamos ofrecer esta terapia a nuestros pacientes. Los animales se merecen ser tenidos en cuenta y se debe contemplar su derecho a la salud”, destacó en diálogo con MOTIVAR.
Más allá de esto y en el Pabellón Medicinal, la MV Paula Lezcano ofreció una conferencia sobre Cannabis medicinal en veterinaria, destacando una serie de hitos e información relevante. Se destacó que, dada la situación legal en nuestro país, hasta el momento hay un único estudio, llevado a cabo en la Universidad de La Plata, a cargo de la Dra. María Fabiana Landoni, sobre el uso de fitopreparados en el tratamiento de perros con epilepsia refractaria.
Ahora bien, ¿por qué arriesgarse a prescribir un producto que no es legal? Frente a este interrogante, el MV José Massabo respondió con contundencia: “Si hay una herramienta como el cannabis, que tiene menos efectos negativos que otro medicamento, ¿cómo no vamos a usarlo? Parte de nuestro trabajo es aliviar el sufrimiento de los pacientes”. También Paula Lezcano se pronunció respecto del interrogante planteado por MOTIVAR: “Lo hacemos porque genera bienestar. Lo veo en mi consultorio, soy fisioterapeuta y realizo rehabilitación en animales que sufren de dolor crónico. Defiendo la planta porque hace bien y mejora su calidad de vida. Hay que luchar por ello”.

El THC y su impacto en los animales

“Al igual que el resto de los 125 fitocannabinoides, el THC tiene un potencial terapéutico enorme. Pero claro, hablamos de un componente muy controvertido de la planta, perseguido y satanizado desde los 70”, sostiene nuestro entrevistado, indicando que incluso dentro de la industria veterinaria hay resistencia al tema. De allí la relevancia de los estudios realizados en Colombia y otros países de manera legal, donde se estableció que el THC es altamente potente, el equivalente, por ejemplo, a 10 veces el CBD.
“La dosis hace al veneno y lo mismo aplica en este caso. No nos asustan los opioides, ni los anestésicos, pero el Cannabis sí… En el caso del THC y con dosis muy bajas, podemos hacer que el paciente no tenga algunos efectos adversos de la quimioterápica”, ejemplificó.
“Sabemos que hay un sistema cannabinoide que está en todos los animales, sabemos dónde están los receptores y que los CB1 están más estimulados por el THC. Ya hay estudios y casos de la seguridad del producto. Por ejemplo, como broncodilatador en asma felina y donde con bajas cantidades y a veces nebulizados logramos efectos. ¿Por qué descartarlo si puede funcionar?”.

¿Para cuándo los productos farmacéuticos veterinarios?

A medida que la legislación avanza, en los distintos países comienzan a percibirse situaciones similares, con la aparición de productos artesanales o frascos que de manera ilegal llegan a manos de los tutores de los pacientes, importaciones poco claras y productos legales que buscan salir al mercado.
En Colombia ya son legales en línea humana dos productos, uno de una empresa local y otro importado.
Mientras que en el rubro veterinario se espera para 2022 tener aprobado un producto de línea magistral (con las licencias tanto de los Ministerios del Interior y Salud, como también del ICA) y algunos cosméticos de línea veterinaria totalmente legal. “En el corto plazo también esperamos tener productos farmacéuticos a base de Cannabis registrados en líneas específicas por especie animal, seguramente con el tratamiento del dolor en el centro de la escena, así como el caso de enfermedades neurodegenerativas como la epilepsia y generando novedades en base a la casuística de casos que se vive en las clínicas veterinarias a diario”, nos adelantó Betancurt.
Finalmente, nuestro entrevistado dejó en claro que el futuro del Cannabis medicinal en veterinaria depende en gran medida de que su prescripción quede exclusivamente a cargo de los médicos veterinarios. “Tenemos que unirnos los investigadores, la Academia, el Estado, los pacientes y la industria para avanzar. Si no, vamos a estar girando en círculos permanentemente”, concluyó.

APORTES DEL CANNABIS MEDICINAL EN VETERINARIA

“Es una herramienta estupenda en el manejo del dolor crónico”

MV Marcelo Zysman
Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Algiología Veterinaria (SIAVet).
www.siavet.com.ar

No hablamos de un elixir universal, ni la Panacea para corregir cualquier tipo de dolor en cualquier tipo de paciente canino o felino.
Debemos escaparle a la idea de que “con dos o tres gotitas de cannabis por día está todo solucionado”.
El Cannabis medicinal es una herramienta estupenda en el manejo del dolor crónico. Además, en procesos oncológicos el sistema endocannabinoide se manifiesta muy activo. Las sustancias cannabinoides pueden favorecer bloqueos, inhibiciones o circunstancias en las cuales sea propicia la activación de otros mecanismos que permiten regular, ya no la progresión del fenómeno oncológico sino una de sus consecuencias innegables, que es el dolor.
No existe posibilidad de atravesar un proceso oncológico sin dolor. Incluso en el caso de tumores que no sólo invaden por células, sino que liberan sustancias que pueden hacer que el paciente perciba más dolor que el generado, se probó que determinados elementos cannabinoides pueden favorecer su bienestar.
Si bien los colegas están dispuestos a la incorporación de los cannabinoides, es clave reflexionar. Argentina ha estandarizado dos tipos de semillas, por transgenia, que permiten con su cultivo obtener en la flor siempre los mismos cannabinoides. Estos pueden ser testeados y evaluados por sistemas de cromatografía que algunos laboratorios hoy pueden desarrollar. De tal manera podemos saber, por ejemplo, porcentajes de THC o CBD1.
Más allá de esto y a la hora de avanzar en procesos formales, falta desarrollar el tipo de tierra que requieran esas semillas; la cantidad de horas sol, el tipo de agua para su riego y el tipo de aceite que se empleará, por ejemplo.
En este contexto, la industria farmacéutica seguramente buscará desarrollar productos confiables, que respondan a una lógica con aprobación oficial de los organismos correspondientes. Esa aprobación nos garantizará que lo que compremos como profesionales será igual, hoy, mañana o dentro de un año.
Dentro de SIAVet y en asociación con otras entidades que trabajan el tema cannabis, dictamos cursos formales para la interpretación del sistema endocannabinoide, su fisiología y los usos de productos que pueden estar, regulaciones por medio, presentes en cada país, entre otros temas.

comments

COMPARTIR:
Bioter – BioterCare – Oct 21 – Horizontal notas
Valoración: