fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
HomeEdición ImpresaMás de 25 años del primer reporte de neosporosis bovina en el país
ARTÍCULO PUBLICADO EN ANALECTA VETERINARIA

Más de 25 años del primer reporte de neosporosis bovina en el país

Referentes de facultades y organismo de investigación compartieron un repaso por los principales aprendizajes y desafíos que plantea esta enfermedad en los rodeos.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Compartimos un resumen del material publicado en Analecta Veterinaria por un grupo de referentes, en donde se comparte información absolutamente relevante, recopilada de dos décadas y media de estudios sobre la neosporosis en bovinos de Argentina.
Allí, Lucía María Campero (Universidad Nacional de La Plata); Dadín Prando Moore (CONICET); Ignacio Eduardo Echaide (INTA Rafaela); Carlos Manuel Campero (INTA Balcarce); María Cecilia Venturini (Universidad Nacional de La Plata) aportan datos sobre el diagnóstico, la prevalencia y los avances en el estudio de esta enfermedad endémica presente en explotaciones lecheras y rodeos de cría, produciendo grandes pérdidas económicas.

ACCEDÉ A LA REVISIÓN COMPLETA
DESDE ESTE LINK

Los autores destacan en su trabajo un estudio reciente sobre fetos abortados de bovinos estableció que la neosporosis es la principal causa de abortos de origen infeccioso en la Argentina (Morrell et al., 2019).
“La neosporosis afecta en menor medida a otras especies incluyendo a los caninos, hospedadores definitivos (HD) naturales de N. caninum, en los que provoca con frecuencia cuadros neuromusculares. En los pequeños rumiantes, la neosporosis también ha sido identificada como causa de abortos, tanto en Argentina como en el resto del mundo”, se asegura en el documento. Allí también podrán encontrar toda la bibliografía consultada para tal fin.
Dejando en claro que los avances surgidos en los últimos 25 años contribuyeron a un mayor conocimiento de la enfermedad en el país, este documento indica que aún existen desafíos a superar, como llevar al mercado nacional kits diagnósticos de producción local y, al igual que en el resto del mundo, desarrollar una vacuna para controlar el impacto de la enfermedad en el ganado bovino.
“Hasta entonces, debemos ofrecer un diagnóstico confiable y transmitir la relevancia del diagnóstico serológico como principal herramienta que contribuye al control de la enfermedad”, aseguran los autores en un trabajo que incluye la descripción del ciclo de vida de la enfermedad; los modos de transmisión en el bovino y el supuesto rol del zorro en el ciclo de N. caninum, entre otros temas.

Neosporosis bovina en Argentina

Los trabajos discutidos en la presente revisión demuestran un progresivo cambio sobre la evolución de la enfermedad en el país a lo largo del tiempo (Tabla 1).
En Argentina, al igual que en el resto del mundo, se realizaron estudios de N. caninum respondiendo a los principales interrogantes del momento (Reichel et al., 2020). En nuestro país, se han descripto hasta el presente 4 aislamientos de N. caninum, confirmados mediante microsatélites.
El primer aislamiento se denominó NC6-Argentina y adquirió relevancia por ser la primera vez en el mundo que se aisló el agente a partir de ooquistes provenientes de la materia fecal de un perro naturalmente infectado (Basso et al., 2001). Asimismo, el informe destaca que la primera detección de la enfermedad en Argentina se realizó en el año 1995 (Venturini et al. 1995) utilizando la técnica de inmunofluorescencia indirecta (IFI) como prueba diagnóstica y teniendo en cuenta un título de corte de 1:800 según Conrad et al. (1993). Este trabajo permitió constatar la presencia de N. caninum en explotaciones lecheras y de cría del país.

Neonatos, abortos y enfermedad clínica

El principal signo clínico de la neosporosis en el bovino es el aborto, que ocurre con mayor frecuencia entre los 5 y 7 meses de gestación. Sin embargo, pueden observarse desde el segundo trimestre hasta el final de la gestación. El primer diagnóstico de aborto ocurrido por N. caninum en el país se realizó en 1998 (Campero et al.). Tejidos de 2 fetos de bovinos Holando Argentino, abortados con 5-6 meses de gestación, se analizaron mediante histopatología e inmunohistoquímica (IHQ). El hallazgo fue relevante porque se trató de la primera detección directa del parásito en el país utilizando IHQ como técnica confirmatoria para el diagnóstico de abortos causados por N. caninum.
Asimismo, Venturini et al. (1999) detectaron anticuerpos mediante IFI (título 1:80) en el 25 % (20/82) de líquidos fetales y en el 4,5 % (1/22) de fetos de bovinos lecheros y para carne, respectivamente, provenientes de frigoríficos de Santa Fe y Buenos Aires.
Estos hallazgos constituyeron una nueva evidencia de la ocurrencia de la transmisión transplacentaria. La placenta sinepiteliocorial del bovino impide el pasaje de anticuerpos maternos al feto, y su detección es consecuencia de la respuesta humoral del sistema inmune fetal a la infección por Neospora después del cuarto mes de gestación.
Al referirse al Diagnóstico de N. caninum: interpretación de resultados, los autores dejaron en claro que más allá de la responsabilidad y confiabilidad del laboratorio, es imprescindible realizar una correcta interpretación de los resultados, basándose en la literatura científica que oriente el diagnóstico para ofrecer soluciones concretas al productor. “En un rodeo con problemas de aborto y sospecha de neosporosis, la situación ideal sería analizar tanto el suero de la madre como el del feto, evaluar las lesiones histopatológicas, realizar estudios de IHQ y detectar ADN específico mediante PCR”, concluyeron.

Sin vacuna, ¿cuáles son las medidas de control?

Hasta el presente, no existen vacunas ni drogas que eviten el aborto ni la transmisión transplacentaria de N. caninum en bovinos. Por ello, las estrategias de control se basan en interrumpir el ciclo parasitario en sus 2 niveles de transmisión: horizontal y/o vertical. A continuación, se enumeran las principales medidas de control sugeridas:

  • Interrupción de la transmisión horizontal: Limitar el acceso de perros a los bebederos y sitios de almacenamiento del alimento de los bovinos; No alimentar perros con material proveniente de abortos y/o con vísceras crudas y Controlar los posibles hospedadores que actúen como reservorios (ratones, peludos, liebres).
  • Interrupción de la transmisión vertical: La implementación de estas medidas dependerá de la prevalencia de la enfermedad en el rodeo y su viabilidad debe considerarse teniendo en cuenta valores productivos y económicos, evaluando la relación costo/beneficio. Se debe determinar la principal vía de transmisión en el rodeo a los fines de implementar cualquiera de las siguientes medidas de manejo.
  1. Seleccionar mediante análisis serológicos las vaquillonas de reposición seronegativas a neosporosis antes del servicio, lo que permitirá disminuir progresivamente la prevalencia de la enfermedad en el rodeo. Esta estrategia será más exitosa cuando se pueda eliminar o minimizar la transmisión horizontal generada por los cánidos. La repetición de las pruebas serológicas permite aumentar su sensibilidad.
  2. Evitar la incorporación al ciclo reproductivo de las hijas de vacas seropositivas en rodeos lecheros. La recomendación surge por la elevada tasa de transmisión transplacentaria. La estrategia se basa en el servicio de las vacas infectadas con toros para carne, para producir terneras cruza para carne. Este manejo utilizado en un tambo comercial de la provincia de Córdoba contribuyó a la gradual reducción de la prevalencia de la neosporosis y la disminución del riesgo de aborto por N. caninum (Lagomarsino et al., 2016, 2019).
  3. Transferir embriones de madres seropositivas de alto valor genético cuando el valor del animal supere los costos de la técnica. Campero et al. (2003a) realizaron la transferencia de embriones de madres seropositivas a neosporosis a 15 hembras receptoras seronegativas. La totalidad de las crías nacidas de las vacas receptoras resultaron seronegativas.
  4. Preñar vacas lecheras infectadas por N. caninum, mediante inseminación artificial, con semen de toros para carne para reducir la prevalencia de abortos. Se especula que algunas funciones placentarias, en preñeces de razas cruza, se cumplen de manera más eficiente probablemente debido al aumento en la expresión de glicoproteínas asociadas a la preñez (pregnancy associated-glycoproteins, PAG). En hembras que abortaron se detectó una disminución considerable en su expresión.

comments

COMPARTIR:
Bioter – BioterCare – Oct 21 – Horizontal notas
Valoración: