fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeEdición Impresa“Creemos en la continuidad de la lechería”
INVERSIONES EN COLONIA ALDAO, SANTA FE

“Creemos en la continuidad de la lechería”

Barberis. “Queremos producir de una manera actualizada y cuidando el medio ambiente”.

Barberis. “Queremos producir de una manera actualizada y cuidando el medio ambiente”.

Referente en Cabaña y Tambo la Lilia, el MV Fabián Barberis nos cuenta cómo la empresa familiar avanza en la transformación hacia un sistema de freestall, buscando maximizar el confort de los animales y la eficiencia productiva.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Cabaña y Tambo la Lilia es una empresa agropecuaria ubicada en Colonia Aldao, Santa Fe, que fue fundada en 1958 por Onelio Barberis junto a su esposa Lilia y que actualmente está a cargo de sus hijos Horacio y Fabián, contando ya también con la activa participación de tres de los nietos de sus fundadores.
“Somos una empresa familiar típica de la zona piamontesa, cuya actividad principal es la venta de leche, a lo que se suma la trayectoria y reconocimiento de nuestra cabaña. Además, destinamos 2.000 Has. en la zona de Curupaity a un rodeo de cría Bradford, donde hace años montamos un programa de mejoramiento genético”.
Esta fue la carta de presentación utilizada por el médico veterinario egresado de la FCV de Esperanza (UNL), Fabián Barberis en la visita de MOTIVAR a la empresa que cuenta con cuatro explotaciones tamberas en distintos campos de la zona.
Recorrimos las instalaciones y pasamos todo un día en el establecimiento, pudiendo ustedes ver una parte de esta entrevista en video desde el Instagram de @motivarok.
En total, la empresa cuenta con 1.400 vacas con producciones que varían -según el clima, principalmente- entre los 40.000 litros de máxima y los 34.000 litros, generalmente en verano, donde tradicionalmente se toma la decisión de cortar algunos servicios.
Pero esto está cambiando.
Pensando en la continuidad de la empresa en la actividad y luego de analizar junto a consultores locales e internacionales las condiciones propias de la zona, el perfil de los animales y el esquema de alimentación empleado, Cabaña y Tambo la Lilia tomó la decisión de transformarse hacia un sistema de freestall.
“Conseguimos un crédito e iniciamos las obras en tres de los predios; el restante lo destinaremos a las vacas de exposición y producción de cereal y pasto. El proyecto ahora es llegar, con el tiempo, a disponer de 1.200 vacas en el freestall. Siempre usamos mucha genética americana, estamos definidos por el Holstein puro”, nos contó el profesional que sigue activo en la UNL y recibió a MOTIVAR gracias a la gestión del laboratorio OVER y Productos Agroganaderos.
“La idea es lograr de esta manera entre 4 a 5 litros más de producción individual, básicamente por un mejor confort animal y la consecuente baja en los niveles de stress, por ejemplo. Un gran cambio será el hecho de poder tener partos continuos y de esa manera aprovechar al máximo las lactancias todo el año”, aseguró Barberis.
Y completó: “Esto se complementa sin dudas con el hecho de poder ser más eficientes en evitar pérdidas al momento de administrar la comida a los animales. El objetivo es reducir esto entre un 5 y un 8%”.

MOTIVAR: ¿Esta inversión tiene que ver con la continuidad familiar?

Fabián Barberis: Creemos en la continuidad de la lechería.
Somos lecheros nosotros y lo serán nuestros hijos, quienes ya participan en la empresa.
El tambo es una actividad que dinamiza nuestra zona y por eso hay que adaptarlo a condiciones lógicas y actuales de trabajo.
Para nosotros esta transformación va a representar una especie de revolución productiva y nos va a permitir sumar gente más calificada, que trabaje con horarios industriales y de mejor manera; que no tenga que ir a buscar las vacas al campo los días que llueve, por ejemplo. Nosotros ya hicimos eso: yendo en invierno con 3 grados y la helada a ordeñar, pero esa no es la idea para lo que viene.
La idea es tener bien a las vacas, traerles forraje, que produzcan lo más que puedan y tener gente que trabaje bien. A futuro seguramente llegará la robotización y ya se ha delineado todo el sistema de tratamiento de desechos, mirando de cerca todo el tema ambiental.
Somos dueños de nuestras tierras, y queremos que nuestros nietos vivan acá. Queremos que nos produzca de una manera actualizada y lógica con el ambiente.
Vamos a invertir para ello. Por supuesto va a ser por etapas, no es fácil; todo es inversión. Hay que hacer una obra de infraestructura importante.
Hablamos de inversiones que se van a recuperar no antes de los 20 años, con lo cual ha sido clave para nosotros saber que tenemos la continuidad de nuestros hijos en la empresa a la hora de tomar la decisión.

Bienestar. El confort animal es una de las claves para incrementar los resultados.

Bienestar. El confort animal es una de las claves para incrementar los resultados.

¿Pesa también el análisis sobre el contexto de la actividad en el país?

Si, creemos que no es el contexto adecuado y claro que podríamos explayarnos en este punto. Pero, en lo concreto, la realidad es que hace 15 años que producimos lo mismo.
No hay mucho que discutir en este punto.
Si vemos lo que creció la producción de forrajes e incluso la ganadería de carne en términos productivos, nos damos cuenta que, en la lechería no se están haciendo las cosas que se deberían hacer.
La soja empieza a llegar a nuestra zona y si bien nos veremos en algún punto invadidos por la agricultura, no somos Pergamino. Como siempre, habrá productores que se destaquen y empiecen a crecer, mientras que otros seguirán sin cambiar y comenzarán a irse del sistema.

¿Qué tan trascendente será el manejo sanitario en el nuevo formato?

Producción. La venta de leche es la principal actividad de Tambo y Cabaña la Lilia.

Producción. La venta de leche es la principal actividad de Tambo y Cabaña la Lilia.

Será realmente muy importante.
Mi sobrina es veterinaria y si bien hoy hace tareas de rutina, tiene claro que el desafío es poder gestionar la sanidad de las vacas en forma integral.
En ese aspecto, los veterinarios generamos un alto valor, evaluando el costo beneficio de las inversiones, planteando estrategias para reducir aún más el uso de antibióticos o introducir mejoras en los planes sanitarios, por nombrar algunos ejemplos.
Estos desafíos son los que nos mantienen activos. Creo que cada sistema se adapta a cada productor, según las circunstancias. En favor de eso hay que trabajar.

 

¿Qué nos podés contar del campo de cría?

Una vez que llegaron mis sobrinos a trabajar en la parte sanitaria del tambo y fueron creciendo en sus responsabilidades y capacitación, me fui volcando cada vez más al rodeo de cría. Hace años, comenzamos allí en Curupaity un programa de mejoramiento genético y hoy contamos con 1.200 madres Braford, casi todas inscriptas.
Allí también tenemos en marcha un programa de transferencias para mejoramiento, así que la idea es avanzar en este sentido y seguir creciendo.
Es un desafío productivo en una zona compleja, pero en la cual seguramente también podremos alcanzar buenos resultados.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: