fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeEdición Impresa“Buscamos mayor impacto para bajar la prevalencia de las enfermedades”
SOSTENER LOS MERCADOS Y MEJORAR LA PRODUCTIVIDAD

“Buscamos mayor impacto para bajar la prevalencia de las enfermedades”

Ximena Melon. “Es inminente la publicación por parte de la UE de un listado de antibióticos veterinarios que no podrán ser utilizados en humanos y, por ende, tampoco en animales de producción”.

Ximena Melon. “Es inminente la publicación por parte de la UE de un listado de antibióticos veterinarios que no podrán ser utilizados en humanos y, por ende, tampoco en animales de producción”.

La directora nacional de Sanidad Animal del Senasa, Ximena Melón, analiza la actualidad de los distintos planes oficiales, adelanta un revisión en las estrategias y enumera los principales desafíos para este 2022.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Las enfermedades que afectan a los animales de producción tienen impacto en la productividad de los distintos establecimientos y también en el comercio internacional de los productos que se exportan desde Argentina al mundo.
Para estar atentos a la mirada oficial sobre este tema, MOTIVAR entrevistó a la MV. Ximena Melón, directora nacional de Sanidad Animal del Senasa, quien brindó detalles de la situación sanitaria local, a la vez de compartir información relevante para todos los eslabones del sector.
“Este años nos propusimos revisar las estrategias planteadas en programas oficiales como el de brucelosis y garrapata bovina, así como también de sarna ovina y anemia infecciosa equina, entre otros. Entendemos que una estrategia que logra bajar la prevalencia de las enfermedades, pero que luego se mantiene estable en el tiempo, debe ser modificada. Es necesario buscar acciones que tengan un mayor impacto”, nos aseguró Ximena Melón.

MOTIVAR: ¿Este es el caso de los cambios impulsados en Brucelosis?

Ximena Melón: Así es. En estos últimos dos años dimos un salto diferencial en la cría bovina. Habíamos avanzado ya en el tema de los tambos libres y las cabañas, pero la cría era un tema pendiente.
Después de muchos años de cumplimiento de la vacunación, había una prevalencia estable, que no bajaba del 12% de establecimientos positivos.
Por eso se realizó un trabajo estratégico en todas las provincias ganaderas para que los productores realicen una serología, un relevamiento del estatus de sus rodeos en materia de brucelosis y avancen en el saneamiento de los campos identificados como positivos. Este esquema se planteó en etapas, conociendo y escuchando las realidades del sector.
Hoy en las principales provincias ganaderas más del 80% de las existencias de los establecimientos de más de 300 vacas ya tienen el estatus conocido.
Este es otro ejemplo de acciones directas para bajar la incidencia de la enfermedad, acompañada siempre por la estrategia de vacunación.
Más allá de la exigencia del mercado chino en cuanto a esta enfermedad en particular, entendemos que es clave poder bajar su incidencia también por el alto impacto que la misma tiene en los índices productivos de los rodeos bovinos.
Tenemos que profundizar el paradigma de mejorar la eficiencia y revalidar que toda inversión en sanidad es en beneficio del productor y la actividad en conjunto.

¿Se modifican los objetivos con el cambio de autoridades en el organismo?

XM: No. Los planes sanitarios se mantienen con los objetivos planeados, que son netamente técnicos. Mejorar la productividad de los rodeos y los mercados internacionales son objetivos comunes a todos.

¿Y en cuanto al Plan de Garrapata bovina? ¿Cuál es la actualidad?

XM: La prioridad hoy es el sostenimiento de las zonas libres, con acciones dirigidas y mayores controles, tales como los que hemos llevado adelante en 2021 en Corrientes y Entre Ríos, los cuales se extenderán este año a las provincias de Córdoba y Santa Fe.

“En garrapata bovina, la prioridad hoy es el sostenimiento de las zonas libres, haciendo foco en la inspección predespacho; la constatación de los tratamientos previos al traslado y la capacitación de veterinarios y técnicos privados para que puedan acreditarse y hacer frente a esta enfermedad en particular”.

Se introdujeron mejoras en el SIGSA para controlar de manera más efectiva los tratamientos previos y los movimientos de hacienda.
Además, se llevaron adelante distintas capacitaciones: en zonas específicas se capacitaron veterinarios y técnicos de la actividad privada en el control de garrapata.
En definitiva, hemos identificado una serie de limitantes que generaban que la estrategia planteada no estuviera funcionando. Fue así que corregimos los desvíos haciendo foco en la inspección predespacho; la constatación de los tratamientos previos al traslado y la capacitación de veterinarios y técnicos privados para que puedan acreditarse y hacer frente a esta enfermedad en particular.

¿Cómo se manejó esto en la emergencia por los incendios en Corrientes?

XM: La situación fue muy difícil, con departamentos provinciales en los que se incendió cerca del 40% de la superficie. Había que sacar rápido a los animales, para lo cual fue clave contar con el soporte de veterinarios oficiales de distintas regionales del Senasa, quienes asistieron al terreno y reforzaron su participación en los controles de garrapata posteriores.
Los movimientos de animales que fueron a otras provincias como Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, fueron monitoreados (aquellos que habían salido sin tratamiento previo) y se realizaron inspecciones en los campos de destino para identificar si los animales tenían algún estadio de garrapata.
De hecho, el video que circuló con un caso de bovinos afectados en la provincia de Buenos Aires (proveniente de Corrientes) fue tomado por un veterinario oficial del Senasa que se encontraba precisamente revisando la tropa.
Ante la necesidad de mover, hubo que actuar rápidamente en destino y sofocar posibles focos.
Trabajamos de manera coordinada y no hubo mayores problemas.

¿Hay que esperar novedades en cuanto al tema estradiol en bovinos?

XM: En primer lugar, hay que dejar en claro que las medidas que se tomaron en torno al 17 B Estradiol tienen que ver con una solicitud del mercado de la Unión Europea. Sabemos que la argumentación técnica es discutible y que es bueno que se use tecnología para hacer más eficiente la producción, pero debemos sostener un equilibrio para poder sostener los mercados.
En este contexto y luego de mantener reuniones con los servicios veterinarios de los países de nuestra región, se buscó una estrategia común pensando en que por este mismo tema Uruguay tuvo que restringir hace dos años la exportación de hembras bovinas a la UE y que Paraguay la suspendió también durante seis 6 meses para esquematizar un circuito en el cual se puedan segregar hembras que tratadas con estradiol o sus derivados.
Por eso, vale destacar el trabajo del Senasa en cuanto a que Argentina nunca debió hacer esto y sus exportaciones se mantuvieron 100% abiertas.
Además, y con el objetivo de profundizar el tema con el sector privado, generamos la Comisión Nacional de Sanidad Animal y Bienestar de los bovinos, en la cual se hicieron presentes todos los involucrados. De allí surgió la propuesta de generar un sistema de declaraciones juradas sobre el no uso de estradiol en los animales que se envían a faena con destino a la Unión Europea.
Es una primera etapa: nos sirvió para que no se corte el comercio y sostener un mercado con el cual se venía trabajando.
Sin embargo, hay consenso en cuanto a que no nos podemos quedar con eso y por eso planteamos un trabajo a futuro para desarrollar un sistema de segregación. Es decir, un registro de las hembras que sí son tratadas con 17 B Estradiol en cada campo. De cara al mediano plazo, debemos establecer un sistema sólido de registro de uso y trazabilidad posterior de esas hembras.
Además, hoy está el sistema de etiquetado en los productos veterinarios que contienen estradiol o sus derivados, donde dice que no deben administrarse en animales productores de alimentos para consumo humano cuyos productos cárnicos se exporten a la unión europea y/o a otros países con requisitos equivalentes.
Seguramente en este caso, el alcance se amplíe hacia productos a nivel general y no solo cárnicos.

¿Hay otros productos veterinarios en una situación similar a esta?

XM: El tema de residuos y de la utilización de fármacos en animales de producción es un tema emergente, que determinados mercados seguirán impulsando. De hecho, es inminente la publicación por parte de la UE de un listado de antibióticos veterinarios que no podrán ser utilizados en humanos y, por ende, tampoco en animales de producción.
Evidentemente la identificación y la rastreabilidad serán cada vez más importante para el sostenimiento de los mercados. No tenemos los sistemas productivos de Argentina la misma legislación o normas que quienes nos compran.
Tampoco tendríamos que atenernos en nuestras actividades a las normas de otros países que producen según sus sistemas productivos. Por eso la identificación y rastreabilidad son la respuesta para sostener o a abrir nuevos mercados.

¿Habrá cambios en el cronograma de vacunación antiaftosa?

XM: No está previsto en el corto plazo dejar de vacunar ninguna categoría.
Sin embargo, el contexto del resto de los países, del comercio y de las ventajas comparativas que surgen, hacen que sea necesario estar constantemente atentos y trabajando sobre el tema.
En este contexto, vale decir que se están ampliando los convenios con los Entes y Fundaciones a pedido de la nueva conducción del Senasa, con la premisa de dejar las bases sentadas para poder sumar el trabajo conjunto en otras enfermedades de los animales más allá de la fiebre aftosa, siempre sobre la base del concepto de Una Salud.

PREOCUPAN LOS CASOS DE INFLUENZA AVIAR EN AMÉRICA DEL NORTE Y DE PESTE PORCINA AFRICANA EN DOMINICANA

El mensaje es claro. “Debemos estar todos en alerta”, sostiene Ximena Melón.

El mensaje es claro. “Debemos estar todos en alerta”, sostiene Ximena Melón.

Si bien muchas de las enfermedades que hoy afectan los sistemas productivos globales son exóticas en Argentina, la evolución del comercio internacional y el intercambio turístico hacen que existan riesgos concretos para nuestro país. Por esto, fue interesante también conocer la visión de Ximena Melón directora nacional de Sanidad Animal del Senasa, en cuanto a la situación global y regional de la Peste Porcina Africana y la Influenza Aviar altamente patógena.
“El Senasa trabaja en dos grandes campos para hacer frente al tema (preparación y contingencia). Por un lado, en la preparación debemos hacer todo aquello que esté a nuestro alcance para que las enfermedades no ingresen al país. Y en esto mucho tiene que ver la divulgación.
Hay preocupación por los casos de IA que hay en América del Norte y lo mismo con la Peste Porcina Africana en República Dominicana. Debemos estar todos en alerta”, aseguró.
Para el caso de la PPA, Melón destacó que la preparación tiene que ver, por ejemplo, con contar con las pruebas diagnósticas desarrolladas, capacitado al personal y a los equipos oficiales para que puedan hacer un diagnóstico tanto de necropsia como de laboratorio y lógicamente, disponer de los kits necesarios, etc.
Además, el Senasa ya cuenta con un mapa de riesgo de las fronteras y distintas acciones de vigilancia pasiva que están poniéndose en marcha en todo el país.
“En cuanto a la contingencia, contamos con planes actualizados y consensuados con los distintos sectores tanto para el caso de PPA, como de Influenza Aviar.
Si hay un evento que no pudimos evitar, tenemos que estar preparados”, aseguró nuestra entrevistada. Y concluyó: “La OIE promueve herramientas para que los países puedan establecer zonas de contención en las cuales demostrar acciones concretas frente a un potencial brote a los socios comerciales, para poder así seguir exportando. En definitiva, se trata de la necesidad de tener un plan, informarlo y darle cumplimiento para garantizar el abastecimiento a todos los mercados a los cuales llegan las exportaciones argentinas”.

 

comments

COMPARTIR:
Valoración: