fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeEdición Impresa“Los veterinarios son indispensables en los desafíos de la lechería del futuro”
EL ENCUENTRO SE LLEVÓ ADELANTE EN EL SOFITEL DE CARDALES

“Los veterinarios son indispensables en los desafíos de la lechería del futuro”

En Cardales. Los asesores veterinarios debatieron sobre las tendencias que se vienen.

En Cardales. Los asesores veterinarios debatieron sobre las tendencias que se vienen.

Fatro Von Franken reunió a un grupo de referentes a nivel nacional con el objetivo de avanzar en un mayor conocimiento sobre las tendencias y perspectivas que la producción primaria de leche tiene por delante.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Con el foco puesto en debatir sobre los desafíos que plantea la lechería del futuro y el rol de los veterinarios, a fines de mayo el laboratorio Fatro Von Franken reunió a un grupo de 40 profesionales referentes en la actividad en el Hotel Sofitel de Cardales, ubicado en la zona norte del Gran Buenos Aires.
Con el acompañamiento de Fatro Italia y la presencia de disertantes nacionales e internacionales, la doble jornada contó también con la participación de profesionales de Uruguay, ampliando así el intercambio de conocimientos sobre diversos aspectos que impactan sobre la eficiencia en la producción de leche.

Transformación en marcha

Iniciando la jornada, fue Carolina Benzaquen, responsable comercial y miembro del Directorio de Fatro Von Franken, quien destacó el crecimiento de la empresa familiar nacional no solo en Argentina, sino también en otros 16 países, principalmente de América Latina.
“Tenemos la misión de desarrollar productos de calidad que se ajusten a las altas exigencias de la producción lechera actual, creciendo no solo en cantidad de colaboradores, sino también en inversiones y tecnologías disponibles para que veterinarios y productores sean cada vez más eficientes”, resaltó Carolina Benzaquen, durante un evento que contó con la cobertura en vivo de MOTIVAR.
Y agregó: “Somos nuestros valores y esto nos permite tomar decisiones sin perder de vista de dónde venimos y hacia dónde vamos”.
Destacando el proceso de transformación que vive la empresa y dejando en claro la importancia de haber tomado la decisión de interactuar y estrechar sus lazos con referentes nacionales, Benzaquen brindó detalles del crecimiento vivido en los últimos años. “Hemos sextuplicado la cantidad de jeringas de Fatroximin Secado que comercializamos, a la vez de triplicar el número de Cefaximin que ponemos a disposición de los veterinarios. Además, incrementamos un 70% nuestros resultados con Metabolase y Sulfaprim. Tenemos en marcha el lanzamiento de Cefaximin Spray y Vetil (Tilosina), además del futuro arribo de nuevos selladores que provendrán de Italia”, expresó la referente de la empresa nacional que asistió al encuentro junto a los otros miembros del Directorio, Norberto Benzaquen, Marcos Hadida y Norberto Borzese. Y subrayó: “Estamos preparados para construir juntos la lechería del futuro”.

Juntos. Norberto Benzaquen, Marcos Hadida, Roberto Farina, Carolina Benzaquen y Norberto Borzese.

Contenidos de alto valor

Como se dijo, Fatro Italia estuvo presente en el evento por medio de la participación de Roberto Farina, gerente global para exportaciones de la firma que comercializa sus productos en más de 100 países en todo el mundo.
“Hoy la tendencia en el tratamiento de las enfermedades tiene que ver con terapias sistémicas que contemplan el bienestar de todo el organismo de los animales. Es por esto que Fatro está desarrollando productos que permitirán tratar de un modo distinto patologías complejas, ligadas en primera instancia a las falencias metabólicas de la vaca lechera”, le aseguró Farina a MOTIVAR.
De la partida fue también el MV Ángel Abuelo, de la Universidad de Michigan en Estados Unidos, quien abordó justamente la problemática de las enfermedades metabólicas, centrándose en la cetosis y la hipocalcemia subclínicas, las cuales no solo perjudican la producción de leche y la fertilidad de las hembras, sino que también predisponen a los animales a otras patologías que afecta su alud.
“A mayor producción individual, mayor es el impacto sobre la producción. Una vaca que sufre cetosis a lo largo de su lactancia logra unos 300 litros menos de leche”, le explicó el referente a MOTIVAR. Y agregó: “En estudios realizados en Nueva Zelanda se determinó que cerca del 30% de las vacas en los tambos sufre o sufrirá un episodio de cetosis a lo largo de su vida”.
A su turno, el médico veterinario, docente de la FCV de La Pampa y consultor privado, Julián Bartolomé abordó el período de transición, destacando su trascendencia para la producción y fundamentalmente para la reproducción.
“El 50% de la vacas lecheras en nuestro país sufren algún problema en este período, impactando en producción y fertilidad. El rol del veterinario en ese lapso se ha vuelto cada vez más importante, pudiendo detectar los problemas de manera temprana para establecer programa preventivos”, nos explicó Bartolomé. Y subrayó: “La nuestra es una profesión dinámica que va cambiando a medida que la evolución genética de los animales avanza. Y esto seguirá ocurriendo, por eso es clave que mantengamos actualizados nuestros conocimientos técnicos estructurales, a la vez de sumar y aprender a interpretar las herramientas de monitoreo que tenemos disponibles”.
Cerrando la parte formal del encuentro organizado por Fatro Von Franken, el MV e Lactodiagnóstico Sur, Martín Pol, enumeró las distintas herramientas que existen para detectar y tratar las mastitis, ya sea en tambos convencionales o robóticos. “Contamos con sensores y algoritmos que nos permiten saber qué vacas tienen más riesgos de tener una infección intramamaria, lo cual nos obliga como veterinarios a monitorear activamente, corregir errores y diseñar protocolos para el tratamiento de las vacas”, aseguró Pol.
Y profundizó: “Uno de los temas que se vienen tiene que ver con minimizar el consumo de antibióticos al momento del secado. El consumidor va a estar siempre de acuerdo con que tratemos vacas enfermas, tanto cuando están en lactancia como en el período seco, pero no verán con buenos ojos cuando tratemos animales sanos o a aquellos con problemas crónicos e irreversibles. Se volverán más frecuentes las terapias selectivas”.

El rol de los veterinarios

Como quedó en claro a lo largo de la doble jornada organizada por Fatro Von Franken, la lechería moderna se complejiza no solo por la mayor producción individual de las vacas, la intensificación de la actividad, los avances genéticos y las inclemencias climáticas, sino también por el desembarco de herramientas tecnológicas que abren un nuevo panorama incluso en materia sanitaria.
Esto hace que la intervención del veterinario sea indispensable en la lechería del futuro. Por ello, MOTIVAR decidió entrevistar a algunos de los referentes presentes en el encuentro, a fin de conocer su visión al respecto.
Así fue como dialogamos con Enrique Pofcher, especialista en podología bovina y referente en la Comisión de enfermedades podales de APROCAL, quien destacó el avance de una cada vez mayor especialización de los profesionales.
“En mi caso particular, los productores han comprendido y empiezan a invertir en esto”, sostuvo el referente. Y ejemplificó: “En el caso de las patas: 20% de vacas rengas en rodeo nacional. Mucha pérdida con la ventaja de que la podemos solucionar, pero para eso debemos contar con el equipamiento adecuado y estar siempre actualizados en las últimas tendencias”.
Asimismo, Francisco Larghi, miembro del grupo de trabajo Cowix, destacó la importancia del trabajo conjunto entre profesionales que puedan brindar soluciones en distintos aspectos, como pueden ser nutrición, sanidad, calidad de leche, salud podal y reproducción. “La lechería del futuro tiene que ver con atacar todos los frentes en base a un buen trabajo en equipo, así como con el análisis de la información que nos brindan las tecnologías”, explicó. Y reforzó: “La buena comunicación tanto interna, como con los productores es sin duda otro gran desafío. Los clientes valoran que interpretemos la información y bajemos recomendaciones claras, concretas, prácticas y aplicables”.
A todos estos, MOTIVAR sumó el testimonio de Sergio Castro, asesor privado y también miembro de Aprocal, quien afirmó que el futuro ya comenzó.
“Los médicos veterinarios debemos aprovechar toda la información que nos brindan las nuevas tecnologías, son datos muy beneficiosos para el futuro de la salud y el bienestar animal y solo seremos capaces de aprovecharlo si nos capacitamos”, aseguró. Y agregó: “Los sistemas lecheros se observan de forma integral y entender esto es clave para ofrecer un mejor servicio que promueva mejorar la productividad y la eficiencia de los tambos”.
Otro de los referentes de la actividad que volvió a la presencialidad es Luis Calvinho, de INTA Rafaela, quien ratificó el hecho que la lechería es una rama de la ciencia que evoluciona constantemente, donde aparecen nuevas propuestas para aplicar. “Hoy vemos una serie de elementos que pueden facilitar la vida del productor, de aquellos que trabajan con las vacas y poniendo en el centro al bienestar de la vaca lechera”, comentó.
Interesante fue también escuchar a Mette Bouman, quien asistió al encuentro desde Uruguay, donde se desempeña con una larga trayectoria en salud de ubre y bienestar animal. “Los productores avanzan en sistemas lecheros de encierre en galpones y esto es todo un desafío también. Los profesionales deberemos actualizarnos y aprender a trabajar en conjunto con especialistas en cada sistema, sean estos freestall o compost. Deberemos interactuar mucho más con los nutricionista, por ejemplo, ya que mínimos desajustes en la nutrición harán que se vea perjudicado todo nuestro trabajo”.
Los desafíos que plantea la lechería del futuro no son pocos, ni serán sencillos de abordar. Sin embargo, abren una nueva puerta para las y los asesores veterinarios que estén a tono con la demanda y puedan actualizarse para dar el servicio que la actividad, y los productores que participan de la misma, realmente necesitan para ser sustentables en el sistema.

comments

COMPARTIR:
Valoración: