fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeEdición ImpresaUn pool de 90 inversores con más de 4.000 cabezas que evalúa avanzar en la cría
PASO A PASO DE UN MODELO DISTINTO

Un pool de 90 inversores con más de 4.000 cabezas que evalúa avanzar en la cría

Inversión. Se suman interesados en la ganadería.

Andrés Oliver y Marcos Gutiérrez cuentan los pormenores del esquema que propone ADBlick Ganadería. ¿Qué lugar ocupan la nutrición y la sanidad?

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Cuando el ex gerente de Torneos y Competencias, José Demicheli pensó en una plataforma para que los ahorristas argentinos puedan invertir en el campo hizo hincapié en los granos. Corría 2007 y la creación de ADBlick Agro coincidió con el apogeo que vivían los precios de las commodities. Sin embargo, la presunción de un cambio de ciclo en las vísperas de la elección de 2015 motorizó el ingreso del grupo al negocio ganadero que hoy subsiste con su octavo módulo en ejecución participando tanto en recría como terminación.
“La ganadería siempre estuvo en la agenda, incluso se evaluaron proyectos en Uruguay y Paraguay, pero se decidió avanzar en recría al ver una oportunidad. Ingresamos en pesos y salimos en la misma moneda, pero con un tipo de cambio real”, señala Andrés Oliver, director de Operaciones a MOTIVAR. Y confiesa: “La renta en dólares significó un salto del 45% ese primer año”.
En la práctica, ADBlick Ganadería sella contratos de capitalización sobre campos de terceros para realizar la recría, dotando de animales esas empresas que se ocupan de la parte operativa, desde la sanidad hasta la nutrición, bajo cierta auditoria del fondo. Hoy, la firma que suma 90 inversores tiene presencia en Salta, Santa Fe y Buenos Aires, pero no descartan otras plazas, como el norte de Entre Ríos, Córdoba y La Pampa.
Para el Ing. Agr. Marcos Gutiérrez, líder de operaciones de ADBlick Ganadería, si bien cría es una oportunidad, el capital inmovilizado que requiere es importante por períodos más extensos.

Los socios estratégicos

“En el primer año, trabajamos con 1.200 cabezas en el norte de Santa Fe”, recuerda Oliver a lo que Gutiérrez agrega: “Sirvió de experiencia para ajustar los requisitos forrajeros e índices que ADBlick exigía por contrato a los campos. El Módulo 2 se realizó en la localidad de Venado Tuerto y ya en el tercer año se empezó a diversificar geográficamente a territorios con potencial ganadero, como San Luis, Córdoba y Salta al mismo tiempo que se avanzó en terminación”.
En cuanto a los niveles de tolerancia de mortandad que contemplan en los contratos, Gutiérrez señala que se ubica en el 2%.
“Solemos cotejar el protocolo sanitario de cada establecimiento y optamos porque ellos implementen el propio siempre siguiendo los lineamientos de un profesional veterinario. Como es un contrato de capitalización y el dueño del campo también participa de las ganancias de los kilos, se esfuerzan para mantener buenos índices productivos”, explica el ingeniero en diálogo con MOTIVAR.
“Al comprar animales para recría, evaluamos si es necesario un shot sanitario, pero solemos elegir tropas homogéneas que cumplen con los estándares de sanidad y lo hacemos tanto a través de ferias como vía consignatarios en relaciones con particulares”, explica y amplia: “En recría el dueño del campo se queda con el 50% de las cabezas, pero muchas veces le pagamos ese porcentaje para llevar los animales a los corrales, el próximo eslabón”.
En el caso de la terminación, ADBlick trabaja junto a Transcom, del Grupo Riccillo, que aporta el servicio de hotelería en Saladillo. “El pago es por ganancia de peso diario atado al precio del maíz (más del 70% de los costos de esa etapa)”, aporta Oliver.

¿Dónde está el negocio?

El 80% de la producción de ADBlick Ganadería se destina al mercado internacional apuntando a un novillo pesado de 450-480 kilos. “Se realizan recrías largas a pasto para obtener un buen desarrollo de estructura del animal para que luego, vía corral, llegar a un novillo de exportación”, señala Gutiérrez.
Con los faros largos puestos en escalar el modelo y sin descartar el ingreso a la actividad de cría, ADBlick Ganadería está transitando el octavo módulo con más de 4.000 cabezas. “Con este esquema podemos trepar hasta las 16.000 cabezas. Estamos sellando contratos con frigoríficos exportadores para calzar la venta con las cabezas que compramos en la recría”, cierra el director de Operaciones del grupo.

comments

COMPARTIR:
Valoración: