fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
Home2022julio (Page 4)

Robot. Una gran incorporación para el día a día de la empresa.

La empresa amplió su capacidad de depósito y cámara frigorífica. Además, instaló un robot automatizado con inteligencia artificial para hacer una gestión más eficiente de los pedidos.

Con 35 años de trayectoria, Distribuidora Tarazi crece a pasos agigantados y da respuestas a este proceso con acciones concretas.
Fundada en Mendoza en 1987, la empresa se fijó como meta trabajar continuamente para el desarrollo del mercado veterinario. Hoy cuenta con una estructura edilicia con amplios espacios y tecnología de punta que da cuenta del trabajo realizado en todos estos años.
A raíz de esto, Silvia Tarazi dialogó con MOTIVAR, repasó la actualidad de la empresa y destacó la importancia de la inversión realizada recientemente.
“Ofrecemos medicamentos de los principales laboratorios, tanto para pequeños, como para grandes animales y equinos; alimentos balanceados y medicados; también libros, instrumental y equipamiento. Buscamos siempre cumplir todas las necesidades que al médico veterinario le puedan surgir”, explicó nuestra entrevistada.

“Construímos una sala para el armado de pedidos, donde se ubica un robot autónomo, con inteligencia artificial, de 3,5 metros de alto, 2 metros de ancho y 13 metros de largo, que arma los pedidos cuando se factura”.

Además, Silvia Tarazi explicó que realizaron inversiones en maquinaria para aumentar la capacidad y la gestión del depósito de alimentos, así como en infraestructura para adaptar las instalaciones al crecimiento obtenido y, fundamentalmente, al proyectado.

“Así fue como ampliamos la cámara frigorífica, la cual ahora posee el doble de su capacidad. Además, construimos una sala específicamente diseñada para el armado de pedidos, en donde hoy en día contamos con un robot autónomo con inteligencia artificial de 3,5 metros de alto, 2 metros de ancho y 13 metros de largo, que arma los pedidos en el momento en el que se facturan, detalló”.
Además, agregó que aprovecharon la planta alta de dicha sala para construir un entrepiso que cuenta con estanterías específicas para ampliar también la capacidad de almacenamiento de fármacos.
“La idea central de toda esta inversión es que nuestros clientes sepan que pueden contar con nuestro stock como si estuviera en sus veterinarias. De esta forma, los pedidos se hacen muchísimo más rápido, mejorando su armado y evitando vencimientos”, manifestó.

Capacidad. Se rediseñaron y ampliaron los espacios de depósito.

Más de 1.500 veterinarias

En cuanto a la cantidad de clientes activos, Distribuidora Tarazi cuenta con 1.500 veterinarias a las que atiende en el día a día.
“Hoy los fármacos representan el mayor porcentaje de nuestra venta, sin descuidar que las vacunas también juegan un papel muy importante, al igual que ciertas categorías que por su estacionalidad aumentan dependiendo la época del año”, especificó Tarazi.
Actualmente, la empresa cuenta con más de 50 colaboradores y 15 vehículos propios. Desde su sede principal en Godoy Cruz, Mendoza, atienden su provincia y también San Juan, San Luis y La Rioja, abasteciendo también la sucursal de Cipolletti, en Río Negro.

Crecimiento y mercado

En relación con la actualidad, Silvia Tarazi sostuvo que la empresa logró crecer aún en los tiempos de pandemia y eso los impulsa a seguir haciéndolo de cara al futuro.
“En este tiempo hemos mejorado procesos y capacidades internas de la empresa, lo cual creemos que dará sus frutos ahora en la pos-pandemia”, indicó.

“Apostamos por seguir mejorando todos los días y, a partir de eso, crecer también en ventas, en unidades y en territorio”.

Y agregó: “Buscamos el crecimiento del profesional veterinario, tanto en lo que hace a su empresa, como a su profesión. Mantenemos un respeto máximo por el canal comercial profesional y solo comercializamos nuestras marcas y productos con veterinarias habilitadas”.

“Apostamos por seguir mejorando todos los días y, a partir de eso, crecer también en ventas, en unidades y en territorio”.

Proyecciones y desafíos

Silvia Tarazi adelantó que este año plantearon un crecimiento similar al de 2021, por lo que esperan continuar consolidándose en las zonas en las que ya están presentes y, de a poco, ir creciendo en otras zonas.
“Sabemos que es un trabajo difícil pero nuestra meta siempre pasa por buscar la forma de hacer crecer el mercado. Contamos con los recursos necesarios para hacerlo; vamos por buen camino”, manifestó para luego también destacar el crecimiento que viene manifestando el segmento dedicado a la atención de los gatos.
“Se ve un mercado que crece de la mano de la mayor presencia de estos animales en los hogares”, completó.
Asimismo, nuestra entrevistada destacó los desafíos de la empresa y el foco en la capacitación como motor del crecimiento.
“Apostamos por seguir mejorando todos los días y, a partir de eso, crecer también en ventas, en unidades y en territorio”, comentó Tarazi.

Política de RSE

Desde Distribuidora Tarazi también se busca aportar a su propia comunidad y a quienes lo necesitan.
“Por ejemplo, otorgamos becas para algunos estudiantes destacados de veterinaria que se encuentren en una situación de vulnerabilidad; acompañamos a los recién egresados para que puedan comenzar con el ejercicio de su profesión, realizamos campañas de recolección de ropa de abrigo para las épocas de frío y varias más”, explicó nuestra entrevistada. Y completó: “Actualmente nos encontramos participando activamente de una campaña para plantar árboles junto con la Municipalidad, colaborando siempre con distintos merenderos de la zona”.

La entidad promueve ahora el uso de su nombre completo “Organización Mundial de Sanidad Animal”, con su sigla OMSA. Lo anunció días después de realizada la 89° Sesión General Ordinaria en París, Francia.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

La autoridad mundial en materia de sanidad animal reveló el mes pasado su nueva narrativa, identidad y logotipo, brindando ahora más claridad sobre su mandato esencial. Desde 1924, esta entidad ha estado a la vanguardia junto con sus 182 (países) Miembros.
Basada en ello, días después de culminada su 89° Sesión General Ordinaria, la organización antes conocida como “OIE” estrenó una nueva identidad corporativa y, además, promueve el uso de su nombre completo: “Organización Mundial de Sanidad Animal” con su sigla “OMSA”.
“Nunca ha sido tan clara la interdependencia de los sistemas de sanidad animal con la salud humana, los medios de sustento y los ecosistemas, por ende, el cambio de la identidad corporativa de la OMSA llega en el momento justo”, aseguraron desde la institución.

Asamblea Ordinaria

Realizada en París, Francia, del 23 al 26 de mayo, la Sesión General Ordinaria de la OMSA destacó el impacto de las emergencias zoosanitarias, que encierran un alto grado de incertidumbre e imprevistos. Por eso, este fue el tema técnico presentado ante los representantes de distintos países del mundo.
“Es urgente pasar a la acción frente al aumento previsto de la frecuencia, complejidad y magnitud de las emergencias. Numerosos factores, como el cambio climático, contribuyen a esta aceleración, a la que se suma un panorama complejo que exige esfuerzos más intensos y mejor coordinados”, quedó claro en el evento.
Además de esto, la Asamblea destacó la importancia de reforzar las medidas de bioseguridad para evitar la propagación de enfermedades a nuevas áreas, con especial foco de atención en lo que está ocurriendo con la peste porcina africana (PPA) y la influenza aviar (IA) en el mundo.
Desde octubre de 2021, inicio de la temporada de IA, 47 países han notificado cerca de 3.000 brotes en aves de corral. Las medidas de mitigación de la propagación han llevado al sacrificio de más de 80 millones de aves domésticas en todo el mundo.
Por otra parte, la PPA ha tenido este año un importante impacto en el sector porcino y ha afectado a nuevas zonas, llegando incluso a América el pasado verano para el hemisferio norte, por primera vez en casi 40 años.
Al no disponerse actualmente de ninguna vacuna, la bioseguridad sigue siendo la primera línea de defensa contra la enfermedad.
Otro gran tópico fue el de intensificar la gestión en la población canina para lograr la eliminación de la rabia.
Tema clave para el sector veterinario ya que casi el 99% de los casos de rabia en humanos se atribuyen a mordeduras de perros.
Finalmente, la ahora OMSA insistió en la necesidad de invertir la tendencia de las enfermedades de los animales acuáticos gracias a una mejor vigilancia.
Con este objetivo en mente, la Organización Mundial de Sanidad Animal lanzó su estrategia sobre la sanidad de los animales acuáticos 2021-2025.
La acuicultura es el sector de producción de alimentos con mayor crecimiento en todo el mundo y representa casi el 50% del suministro mundial de animales acuáticos y productos derivados. “Frente al constante crecimiento de la población mundial y de la demanda de alimentos, la implementación de un mejor sistema de vigilancia contribuirá a garantizar una mejor sanidad de los animales acuáticos en todo el mundo y a proteger la sanidad de la vida bajo el agua”, aseguraron.

Clave. Argentina es uno de los países del mundo con mayor incidencia de la enfermedad.

Está constituida por proteínas recombinantes que reduce la carga bacterial en los vacunados, con una muy buena reacción inmune.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

El Síndrome Urémico Hemolítico (SHU) es una enfermedad sistémica grave, que afecta principalmente a los niños menores de 5 años. La Argentina tiene una de las tasas de incidencia más altas del mundo, con cerca de 500 casos por año. Por esto, un equipo de investigadores de los Institutos de Patobiología y de Biotecnología del INTA desarrolló una vacuna recombinante capaz de reducir la colonización de Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC) en bovinos, principal reservorio de la bacteria.
“EHEC es una bacteria intestinal que se elimina por materia fecal y, si bien está presente en otros animales, el portador principal es el bovino”, explicó Daniel Vilte, especialista del Instituto de Patobiología del INTA, quien junto con profesionales del Instituto de Biotecnología se dedican a la investigación de Escherichia coli patógenas, su epidemiología y al desarrollo de vacunas.
El ganado bovino es una de las principales fuentes de infección para los humanos. La enfermedad se transmite a través de los alimentos, el agua y de persona a persona a través de las manos, también por el contacto directo con animales y su materia fecal, y por medio de aguas recreacionales. “Nuestro país se caracteriza por un consumo alto de productos bovinos”, señaló Vilte quien puntualizó que la vacunación del ganado bovino reduciría la excreción bacteriana, disminuyendo así la contaminación de la carne bovina y otros alimentos.
El producto es una vacuna constituida por proteínas recombinantes que reduce la carga bacterial en los vacunados, con una muy buena reacción inmune. “Buscamos utilizar estas proteínas para generar una respuesta inmune de anticuerpos que pueda bloquear la unión del patógeno al tracto gastrointestinal y, de ese modo, inhibir o disminuir la colonización”.
La vacunación se ensayó de modo experimental en terneros, en un box de bioseguridad. Se inoculó la vacuna, se midió la respuesta inmune generada y se realizó un desafío con una cantidad conocida del patógeno vía oral para medir cómo variaba la colonización entre los animales vacunados y no vacunados. “Pudimos observar diferencias significativas, tanto en el nivel de excreción del patógeno, como de la duración de la misma entre los grupos vacunados y control, siendo menor en los vacunados”, explicó Vilte.
De acuerdo con Vilte “es un producto sumamente importante, porque Argentina es uno de los países del mundo con mayor incidencia de la enfermedad y, además, este desarrollo podría favorecer la exportación de carne, ya que algunos mercados, detectan la presencia de serotipos portadores de toxinas Shiga para el ingreso de la mercadería”.
El equipo de investigación está realizando una formulación nueva, a partir del uso de otras plataformas, para lograr una vacuna tan potente como el prototipo y con un costo económico menor.

Sobre el SUH

El Síndrome Urémico Hemolítico es una enfermedad sistémica grave, que afecta principalmente a los niños menores de 5 años y causa diarrea -generalmente con sangre- y puede acompañarse de fiebre, vómitos y dolor abdominal.
“El SUH es causado por un grupo de serotipos de Escherichia coli denominado enterohemorrágico, incluido dentro de un paraguas más amplio que se conoce como E. coli productor de toxinas Shiga. Lo que causa daño es la toxina Shiga. El trabajo se centró en este conjunto, las E. Coli enterohemorragicas (EHEC)”, explicó Vilte.
Aún no existe ningún tratamiento preventivo para la enfermedad, que afecta principalmente a los riñones. Y, si bien la mortalidad ha bajado aproximadamente al 4 % en los últimos años y alrededor del 70 % de los afectados se recuperan totalmente, un porcentaje de niños permanece con secuelas leves -como hipertensión y proteinuria-.
Mientras que, entre un 15 y 20 % de quienes padecen el síndrome, quedan con daños renales progresivos, que requieren diálisis de por vida o incluso trasplante renal.

Fuente: INTA Informa

En Santa Fe. La reunión contó con participantes de distintos ámbitos.

 

Ocurrió en un encuentro encabezado por el vicepresidente del Senasa, Rodolfo Acerbi, y la directora nacional de Sanidad Animal el organismo, Ximena Melón.

Autoridades y técnicos del Senasa analizaron el estado de situación del Plan Nacional de la Garrapata del Bovino y su reglamentación, y la emergencia por los incendios ocurridos en la provincia de Corrientes y cómo afectaron en la aplicación del Plan.
Estuvieron presentes por el Senasa su vicepresidente; Rodolfo Acerbi; los directores nacionales de Sanidad Animal, Ximena Melón y de Operaciones, Aldo Combessies, entre otros funcionarios y los directores de los Centros Regionales Corrientes Misiones; Entre Ríos; Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires Norte, y del Campo Experimental Cambá Punta de Corrientes.
También participaron una representante del Ministerio de la Producción de Santa Fe y asesores externos.

¿Qué pasó?

Durante el encuentro del equipo de trabajo de todas las direcciones regionales involucradas en el Plan, se evaluó y se realizó el seguimiento de las medidas que se implementan para la prevención de garrapata. Se dialogó sobre la emergencia por los incendios que hubo en Corrientes, se revisaron los resultados de los controles y se identificaron oportunidades de mejora.
Los puntos más destacables del encuentro fueron la evaluación del estado de situación de las medidas implementadas y el seguimiento que refiere a las auditorias basadas en riesgo que se van a realizar mediante análisis y evaluación de datos, debido a que se identificaron algunos establecimientos que podrían representar mayores problemas.
“Por tal motivo se comienza durante este año, un plan de auditorías basado en riesgo para mejorar y ajustar los controles que se hacen sobre las medidas implementadas para la presentación de zona libre de garrapata”, explicó Acerbi.
Por su parte, Melón afirmó que “un punto a destacar es el trabajo interregional y del Programa de Garrapata que se realizó con las diferentes regiones durante los incendios en Corrientes y que significó identificar todos los establecimientos que, ante la emergencia, habían recibido animales de esa provincia, sin inspección, ni tratamiento, previo al movimiento. El Senasa identificó cada uno de estos establecimientos y también realizó las inspecciones”.

Fuente de la información: www.argentina.gob.ar/senasa.

Se trata del nuevo antiparasitario interno y externo de la empresa.

OVER presenta Eprinover Premium 3,15% nuevo antiparasitario interno y externo de amplio espectro y rápida acción. Esta formulación inyectable a base de eprinomectina es ideal para el tratamiento de parásitos pulmonares y gastrointestinales, piojos chupadores y es altamente eficaz contra garrapatas.
“Una de las principales ventajas de Eprinover Premium 3,15% es su corto período de carencia. Con solo 13 días de retiro en carne se convierte en un producto ideal para establecimientos de engorde a corral”, aseguraron desde OVER. Y agregaron: “El período de carencia en leche de 48 horas permite que sea una alternativa viable para el tratamiento de parasitosis en ganado lechero”.