fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomeInstagram¿Cómo impacta la ciencia en nuestro día a día?
PRODUCTIVIDAD PERSONAL Y MULTITASKING

¿Cómo impacta la ciencia en nuestro día a día?

El divulgador científico Diego Golombek propone tomar las herramientas que brinda la biología para mejorar el proceso de toma de decisiones empresariales. ¿Se animan?

Guadalupe Varelli
guadalupe@motivar.com.ar

Por qué a veces tomamos determinadas decisiones? ¿De qué depende que podamos empatizar con otros? ¿Cómo aumentamos nuestra productividad en tiempos de multitasking? Estas fueron algunas de las preguntas planteadas por el reconocido biólogo, investigador y divulgador científico argentino, Diego Golombek, ante el auditorio de la Cumbre de la Industria Veterinaria Argentina 2022, realizada el 20 de octubre en Parque Norte, en la Ciudad de Buenos Aires.
La premisa principal, una conclusión a la que Golombek fue llevando a su audiencia como si del flautista de Hamelin se tratara, es que la ciencia impacta en el día a día de los empresarios. Sí, esos dos mundos que muchas veces se dan la espalda son, en realidad, dos caras de la misma moneda.
Los interesados en ver la charla completa ya pueden hacerlo desde el Canal www.youtube.com/pmotivar.

Empatía y trabajo en equipo

“Las conexiones vienen de fábrica”, afirmó Golombek al inicio de su charla.
Explicó que los seres humanos tenemos más de ochenta mil millones de neuronas que están en constante conexión unas con otras, las sinapsis suceden en todo momento.
Todo esto pasa dentro del órgano más impredecible, más complejo y, según el científico, imposible de definir por la ciencia: nuestro cerebro.
Entonces, se preguntó el científico, si venimos de fábrica de esta manera, ¿cómo aprovechamos lo que sabemos hoy sobre las conexiones para trabajar mejor? Para responder a esta pregunta, Golombek introdujo el concepto de neuronas espejo, aquellas que se activan cuando a otra persona le sucede algo que yo puedo sentir también.
“Las neuronas espejo son la base de algo absolutamente necesario para el trabajo contemporáneo que es la empatía, el sentir con otros”, afirmó. A partir de ellas es posible la buena convivencia y el clima amable entre pares. Estas neuronas se pueden adormecer o reactivar, y eso está al alcance de todos.

Siesta vs multitasking

El biólogo, especialista en el estudio del sueño, indicó que allí está el origen de gran parte de los problemas de productividad. Según estudios internacionales y los suyos propios, el 25% de la población en la Argentina duerme mal.
Como sociedad, naturalizamos la falta y los trastornos de sueño, pero estar cansado y de mal humor tiene como consecuencia menor productividad, mayor cantidad de errores y un clima hostil. Para enfatizar, Golombek aportó un dato alarmante: según investigaciones científicas, los trastornos de sueño implican el 1% del PBI.
“Dormir mal es malo para la salud, malo para la productividad, para el trabajo en equipo, malo para la industria”, sentenció.
La solución a esto es simple (o no): dormir la cantidad de horas adecuadas. A pesar de que la siesta tenga mala prensa, el biólogo recomienda la powernap: dormir entre 20 y 30 minutos con el objetivo de revitalizar el organismo para continuar con las tareas diarias y así tener mayor capacidad y mejor estado de ánimo. Golombek también recomienda exponerse a la luz del día, “la nafta del reloj biológico”, aseguró.
Si estos dos simples consejos ayudan a mejorar el desempeño en el trabajo, ¿los podremos poner en práctica?
Y hablando de malos hábitos…
“Hay un fantasma que recorre nuestras oficinas y nuestros laboratorios”, dijo el biólogo en alusión al pensador alemán del siglo XIX, para referirse a la multitarea o multitasking. Hacer muchas cosas al mismo tiempo es algo muy común en especial entre los jóvenes. Esta nueva dinámica que se potenció con la difusión de los dispositivos móviles inteligentes da una ilusión de que todas las cosas que hacemos al mismo tiempo las hacemos bien.
“Nuestro nivel de atención es limitado, es finito”, dijo Golombek.

“Dormir mal es malo para la salud, malo para la productividad, para el trabajo en equipo, malo para la industria”. Diego Golombek.

Planificar nuestras tareas de manera secuencial genera un mayor rendimiento que hacerlo de manera simultánea. Su propuesta es confeccionar una lista de tareas y tachar cada vez que finalizamos una. Esto estimula el centro de recompensa del cerebro. “Cuando uno explicita que terminó con una tarea pendiente se enciende el sistema dopaminérgico”, sostuvo. En cambio, el multitasking equivale a que el cerebro no funcione bien. “Hacer multitarea rinde de la misma manera que con ciertas intoxicaciones farmacológicas”, sentenció.

Porque sí / Sesgos

“Seguimos pifiando”, dijo Golombek al referirse a los sesgos cognitivos, e interpeló a los asistentes a tomar conciencia en relación a la evaluación de los riesgos que traen consigo. Estos sesgos, que son inconscientes, distorsionan nuestra manera de ver el mundo.
¿Cuáles son?
De confianza: ideas que, sin saberlo, nos llevan a tener preferencias por determinadas cosas o personas y suponen que un producto o una persona nos resulten confiables.
De confirmación: si una persona argumenta en favor de nuestras ideas, lo daremos automáticamente como un enunciado verdadero. En cambio, si alguien argumenta en contra de lo que tenemos catalogado como válido, diremos que es falso. Esto produce una disonancia cognitiva.
De percepción de riesgo: el cerebro no es un buen perceptor de riesgo. Las personas suelen tener más miedo a los viajes en avión que a andar en auto, cuando el primero es mucho más seguro que el segundo.
Los sesgos son inconscientes y conviven con nosotros. Influyen en la toma de decisiones y nos llevan a desestimar riesgos como el cambio climático, cuando en realidad es enorme.
El científico señaló que la mejor manera de contrarrestarlos es conocerlos, hacerlos conscientes y aceptarlos para poder pensar con otra perspectiva.

Ciencia y productividad

La disertación de Golombek fue profusa y dinámica a la vez. Reflexionó (e invitó a reflexionar) sobre los tiempos que corren, las relaciones de trabajo, los vínculos entre pares y el trabajo en equipo. Mostró cómo la ciencia aporta conceptos que pueden ser tomados por las empresas para favorecer la consecución de sus objetivos.

comments

COMPARTIR:
Valoración: