fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomePosts Tagged "Caprove"

En un nuevo mano a mano con Sean Scally, el presidente de Caprove y referente regional de Zoetis, ahondó en la virtuosidad de atraer talentos de diversas industrias al negocio veterinario local.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

En la industria veterinaria se tiene pasión por lo que se hace y eso es un gran aliciente para atraer nuevos talentos al sector”, rompió el hielo Sean Scally, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove), con 11 años de trayectoria en Zoetis Argentina, siendo referente también a nivel regional.
En un nuevo MOTIVAR Live y bajo el lema de “Cazatalentos en la industria veterinaria”, Scally ahondó en los aspectos que hacen atractivo al sector para sumar nuevos profesionales de diversos rubros y cuáles son las virtudes de una persona para convertirse en un buen líder. Esto, en el contexto de una serie de entrevistas en vivo que se realizan los días martes a las 16 horas desde la cuenta de Instagram de @motivarok. Los interesados en ver el video de este mano a mano en particular, pueden también escanear el código QR que figura en la firma de este artículo.
“Como industria veterinaria somos parte de una cadena, por ejemplo, en lo que es producción de carne intervenimos tanto a través de la provisión de vacunas, fármacos y servicios, colaboramos a través de los veterinarios y también hacemos nuestro aporte en las múltiples veterinarias de todo el país para atender las necesidades de los animales de compañía, entre otros”, relata el presidente de la Cámara que explica más del 50% de la industria de la mano de 27 socios. “Más allá de las tareas que un veterinario o una veterinaria puedan realizar ofreciendo sus servicios en la atención de las mascotas o las distintas producciones animales, la industria también involucra a laboratorios nacionales y multinacionales, grandes y pequeños, que podemos ofrecer buenas oportunidades para sumarse a nuestro negocio”:
A su vez, Scally señaló que más allá de los equipos técnicos que integran los laboratorios veterinarios en el país, también existe una diversidad de responsabilidades que pasan por la logística y la comercialización, tanto en el mercado interno, como externo. Es ahí donde hay una gran oportunidad para atraer a profesionales de otras industrias, como el supermercadismo, la banca y la logística.
Estos últimos rubros son clave si la industria quiere atender la demanda de clientes, formados por una generación que utiliza nuevas tecnologías y pretende que sus proveedores también lo hagan.
En cuanto a si las empresas del sector, ya están haciendo ese ejercicio y nuestro entrevistado asegura que se están llevando adelante este tipo de incorporaciones, con un resultado positivo. “Si bien la industria brinda equipos técnicos muy sólidos, hay oportunidades de hacerla crecer con estos talentos de otras áreas”, refuerza.

Líder se hace

Un pasaje importante del MOTIVAR Live pasó por el valor de los liderazgos en las organizaciones. En ese sentido, Sean Scally asegura que todas aquellas personas que han crecido profesionalmente lo han podido hacer por un manager o jefe que lo ha promovido a distintas posiciones. “Esto lo digo en primera persona: si estoy donde estoy es porque alguien me dio la oportunidad. De ese modo, es importante promover la rotación a aquellas personas que están en campo pueden volver a la oficina y tener un grupo de personas a cargo y viceversa”, completa Scally.
Asimismo, asegura que la intención de hacer carrera debe nacer de cada colaborador. “Uno tiene que pensar hoy cómo quiere ser en 5 años; es decir, qué experiencias quiero sumar para verme como el líder del futuro. Y eso es algo que siempre existió”, sostiene. Además de liderar el negocio, el jefe tiene un rol central.
Scally está convencido que el talento se desarrolla.
“Uno trabaja con un equipo en el cual tenes grandes contribuidores y un porcentaje de talentos identificados, entre el 10 y 15%, que tienen diversas oportunidades; pero algo que es central es empezar a preguntarle qué quieren hacer porque si no podemos sorprendernos”, advierte. Y agrega: “Muchas veces decimos tal o cual andaría muy bien en tal o cual puesto, pero primero hay que mirar y preguntar”.
En cuanto a la búsqueda de talentos, el presidente de Caprove asegura que, los líderes de equipo deben tener esa tarea de forma continua y eso significa que quizás hoy no hay un lugar para uno, pero sí mañana y aunque estés en otra empresa te puedo convocar en el futuro.
“Si bien todo el mundo sabe la buena calidad de carne que produce la Argentina y también el rol que han adquirido otras industrias como la de pollos y cerdos, como así también la adopción de la mascotas en el hogar, tenemos desde la Cámara un desafío enorme de comunicar más y mejor sobre lo atractiva que es la industria que aporta valor a todas esas cadenas”.

ANIMALES DE COMPAÑÍA

“El perfil del consumidor en el rubro pet es muy heterogéneo”

La industria de nutrición animal no es ajena a las tendencias globales y es por eso que incluso los cambios se traducen hasta en el vocabulario. “Dueños de mascotas: ¿cuál es su ADN hoy?”, el título del MOTIVAR Live con Marcos Giordano, gerente de Marketing de Agroindustrias Baires, se puede traducir como “Pet Lover: si tu gato o perro son parte de tu familia, no podés perderte esta charla”.
Para Giordano, los cambios vienen de la mano de la primera generación en adoptar perros y gatos como parte de la familia y hasta enorgullecerse por eso hasta hacerlos dormir en su cama.
En cuanto al perfil de los propietarios de perros y gatos en la Argentina, Giordano sostiene que si hace 3 años hablábamos de una mujer de 40 años; hoy es indistinto el género y probablemente la mayoría oscile entre los 30 y 40 años. En otras palabras, hoy el perfil del consumidor en el rubro pet es muy heterogéneo.
Si pensamos geográficamente, también hay diferencias. “Si estás en el interior del país o incluso el Conurbano bonaerense y comprás alimento suelto, hablemos de una persona de más de 50 años, pero si mirás que lo que sucede con las plataformas online en grandes ciudades, como Mendoza, Córdoba o CABA, el perfil es otro”, compara.
Y suma: “En general, el dueño promedio de pet-shop y clínica veterinaria, trabaja más en función de un cliente inmaduro y sobre las necesidades que el cliente cree que tiene y no tanto en las verdaderas necesidades de su perro o gato. Sin embargo, hay excepciones y algunos puntos de venta saben cuál es el perfil de su cliente y el tipo de atenciones que demandan”.

Saludables.
La cámara de laboratorios asegura que los animales sanos producen más.

A través de la Revista MDA del Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, Caprove difundió el impacto de las enfermedades sobre la productividad de la ganadería y llamó a reforzar la adopción de tecnología.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Por medio de una reunión virtual de la cual participó el Ministro de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, Javier Rodríguez (Ver Nota adjunta), se presentaron los diversos temas que ya son parte de la Revista MDA que difunde el organismo.
Allí y entre otras relevantes para la actividad, se dio la presentación del médico veterinario y vicepresidente de Caprove, Juan Carlos Aba, quien compartió la visión en cuanto a cómo puede la ganadería bovina aumentar su producción sin incrementar su stock.
Los interesados en acceder al documento completo pueden solicitarlo vía redaccion@motivar.com.ar. Más allá de eso, compartimos algunos lineamientos de una propuesta disponible en www.gba.gob.ar y basada en el éxito de los planes sanitarios preventivos y la participación de los médicos veterinarios.
“Habitualmente, se habla de aumentar la productividad como sinónimo de incrementar el stock ganadero. Sin embargo, desde el punto de vista de la eficiencia, es necesario cambiar este paradigma y pensar a la productividad ganadera como la cantidad de kilos producidos por hectárea de manera independiente al stock del establecimiento”, inició su participación el vicepresidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
Y avanzó: “Hoy localmente se producen unos 14 millones de terneros, mientras que los técnicos indican que faltan alrededor de otros 2 millones de terneros para abastecer tanto el mercado interno, como el externo. Y eso lo podemos lograr incrementando el índice de destete: pasando del 61 % al 71% se generaría un 10% extra en productividad y se lograrían los 2.3 millones de terneros que le faltan a la ganadería para afrontar los nuevos desafíos que se vienen”.
Durante su participación, Juan Carlos Aba hizo referencia a que históricamente se han considerado a la nutrición, la genética y al manejo como los pilares estratégicos de la producción, basados en una situación sanitaria que permitiera expresar el potencial productivo de los animales.
“Sin embargo, la realidad nos muestra que la ganadería mejoró sustancialmente la genética, la nutrición y el manejo, pero aun así los índices productivos siguen en sus niveles históricos. Todas estas mejoras representan un aumento de la eficiencia siempre que se pongan en práctica sobre animales sanos. Y es en este punto donde encontramos una falla estructural del sistema productivo ganadero: se considera a la sanidad como algo adquirido y logrado, pero sin darle en la práctica la trascendencia que se merece”, agregó.

Un ejemplo gráfico

En la Revista MDA del Ministerio de Desarrollo Agrario de Buenos Aires, el referente de Caprove compartió un ejemplo para graficar su explicación.
Todos los años, y por cada 100 vacas de cría, se preñan en Argentina solo 76.
De las 24 que quedaron vacías, 7 no se preñan por problemas sanitarios, como la presencia de tricomoniasis, vibriosis, IBR, DVB u otras patologías de la reproducción. Una vez preñadas, aquellas 76 vacas inician una gestación, a través de la cual nacen solo 70 terneros, y aquí nuevamente entra en juego el rol de la sanidad: 5 de los 6 restantes no nacen por inconvenientes ligados a brucelosis, IBR, DVB, leptospirosis y otras patologías. Pero esto no es todo, ya que de los 70 terneros que comienzan su crianza al pie de la madre, 9 mueren por problemas de diarrea o neumonía, llegando al destete solo 61 terneros.
“Quizás lo más importante de este análisis es que el 21% de los terneros que quedaron en el camino, no nacieron por problemas 100% sanitarios”, reforzó Juan Carlos Aba. Y agregó: “Si a esta situación le sumamos los perjuicios generados por las parasitosis no tratadas o tratadas de manera incorrecta en los bovinos, las pérdidas por las enfermedades metabólicas, como son las carencias vitamínico-minerales, habituales en las zonas de cría, las enfermedades perinatales y víricas y bacterianas en general, se estima que las pérdidas totales a nivel nacional llegaron a los $80.000.000.000 en 2020”.
Más allá de esto y al mencionar los datos de la Cámara, Aba aseguró que el uso de antiparasitarios en bovinos es de alrededor del 50% de las dosis necesarias y que el 80% de las mismas corresponden a ivermectina, el 15% a bencimidazoles y solo el 5% a levamisol.
“Esto nos muestra que solo se desparasita el 50% de lo que debería desparasitarse. En el caso de la recría, unos 14.000.0000 de terneros dejarán de ganar durante este período al menos 15 kilos por animal lo que representan 210 millones de kilos, 210 mil toneladas de carne, alrededor de $32.000.000.000”, agregó el veterinario.

Una pérdida de todos los años

La propuesta de Caprove asegura que los ganaderos invirtieron durante 2020 -en Argentina- un promedio de $250 por animal en productos veterinarios.
De ese total, solo $187 corresponden a fármacos y biológicos que se usan de manera preventiva, cuando en realidad la implementación de correctos planes sanitarios productivos necesita de una inversión de $347 por animal para los rodeos de cría. Los antiparasitarios se usan en aproximadamente el 50% de lo necesario y las vacunas reproductivas en un 35%.
La de carbunclo es una vacuna fundamental en nuestra ganadería: se producen alrededor de 30 millones de dosis anuales para una población a vacunar de más de 42 millones de animales, con la obligatoriedad de uso en Buenos Aires y Santa Fe.
¿Otro ejemplo? En enfermedades como la queratoconjuntivitis solo se protege eficientemente a un 25 % de los animales que se debería.
“Sobre la base del supuesto que venimos manejando, y en promedio, la realización de un correcto Plan Sanitario Productivo requiere una inversión extra en medicamentos de $ 160 por animal y por año”, le explicó Juan Carlos Aba a los funcionarios de la cartera agraria bonaerense. Y avanzó: “Esta inversión extra, que a nivel país sería de $ 8.500.000.000 nos permitiría evitar pérdidas por valor de $ 80.000.000.000; lo que implica una rentabilidad de $9,40 por cada peso de inversión extra que se realice. Debemos hacer eficiente el stock actual e inclusive disminuir el número de madres improductivas en favor de mejorar los índices a través de programas que contemplen a la producción como un proceso multifactorial, donde las acciones no sean aisladas, sino que se realicen de manera estratégica y con sustento técnico”.

PLAN BONAERENSE PARA LAS ENFERMEDADES VENÉREAS

“Apuntamos a lograr 800 mil terneros más”

El ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez, presentó de manera virtual los detalles del Plan Oficial de Prevención de enfermedades venéreas en bovinos para este año. “Dada la diversidad de productores ganaderos, es importante que los pequeños y medianos tengan una asistencia técnica y acompañamiento para incentivar el control de diagnósticos. Considero como elemento fundamental promover el reemplazo de aquellos machos reproductores que en los análisis de venéreas hayan dado positivo”, señaló el titular de la cartera agraria.
Y agregó: “En el 2020 se sumaron 80 municipios a esta campaña, y a partir de esto se generó un material sintético y simple para poder llegar a los productores y explicarles las ventajas que tiene la prevención de venéreas. Nosotros apuntamos a lograr 800 mil terneros más, algo que es muy importante para la provincia y todos los productores ganaderos”.
En la actualidad, sólo el 50% de los establecimientos productivos bonaerenses realiza prevención de venéreas y ello ha favorecido la persistencia de la circulación de los agentes causales de las ETS a lo largo del tiempo. Estas enfermedades pueden generar una reducción en los porcentajes de preñez entre un 15% y un 25%, impactando directamente sobre la productividad del rodeo.
Para el año 2021, la cartera agraria continuará brindando análisis de diagnóstico gratuitos o con descuentos a los productores en los laboratorios del Ministerio y en la red de establecimientos adheridos al Plan Oficial.
Los productores con un rodeo de hasta 100 animales accederán a un máximo de 5 testeos por raspaje de forma gratuita, mientras que los que superen esa cantidad, tendrán 2 test sin costo alguno.
Este año además se implementarán líneas de crédito para reposición de toros, con un monto máximo de hasta $1.000.000, destinadas a productores ganaderos que no posean más de 150 vacas y con al menos un toro con diagnóstico positivo a ETS.
Si bien el objetivo principal será la reposición de aquellos toros enfermos, los créditos podrán ser ampliados para financiamiento de instalaciones ganaderas: mangas y bretes.

Virtual. Las autoridades de Caprove analizaron el desempeño del mercado en 2020.

Virtual. Las autoridades de Caprove analizaron el desempeño del mercado en 2020.

Así los sostuvieron los directivos de Caprove, entidad que compartió con MOTIVAR sus estimaciones sobre lo ocurrido con la venta de vacunas y fármacos para las distintas especies animales en el año de la pandemia.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Con el objetivo de conocer su actualidad institucional y compartir las estimaciones de mercado que genera su subcomisión de Encuestas, MOTIVAR tomó contacto la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
Así es, de manera virtual, el presidente de la entidad, Sean Scally y su vice, Juan Carlos Aba, participaron de una entrevista de la que también fueron parte el director ejecutivo de Caprove, Patricio Hayes y su Directora Técnica, Patricia Millares (Ver recuadro).
“Los objetivos de la Cámara para 2021 van en línea con los de los últimos años: trabajar de la mano de los médicos veterinarios para la mayor y mejor adopción de planes sanitarios en las especies animales. Siempre, con el fin de propiciar producciones más eficientes y acompañar la tenencia responsable de las mascotas”. Así iniciaba el diálogo con nuestro medio Sean Scally, referente también de Zoetis a nivel regional.
Y agregaba “La pandemia nos afectó fuertemente; a nivel global se ha sufrido la pérdida de seres queridos y la caída de muchas actividades económicas. En ese marco, tanto los laboratorios nacionales, como multinacionales que integran Caprove lograron abastecer al mercado, asegurando -vía protocolos- la salud de las personas y la continuidad de las operaciones, luego de haber sido declarados una actividad esencial”.
Dejando en claro que cuando la entidad habla del mercado de productos veterinarios lo hace sobre la base sólida de datos aportados por sus socios y estimaciones sobre los distintos rubros en todas las especies, Juan Carlos Aba avanzó en responder la primera gran pregunta. ¿Qué pasó en 2020?
“El año pasado se concretó un buen uso de herramientas sanitarias, alcanzando la industria a comercializar 26 millones de unidades comerciales, entre fármacos y biológicos para todas las especies animales. Este es un nivel similar a un muy buen año como lo fue 2015; veníamos de 2018 y 2019 donde el sector llegó a tocar un piso de 22 millones de unidades comerciales”, sostuvo el vicepresidente de la Cámara.

Mercado para armar

En base a las estimaciones de Caprove, la facturación total del mercado veterinario argentino en el año de la pandemia fue de $31.000 millones. Sí, unos U$S 400 millones (al dólar oficial promedio) y muy cerca de las cifras históricamente más altas, en el orden de los U$S 450 a 500 millones anuales.
Además, resultó interesante desglosar el monto total de facturación por las distintas especies animales, contemplando siempre productos fármacos y biológicos (a excepción de la vacuna antiaftosa).

  • Bovinos de carne y leche tuvo una participación del 44%.
  • Avicultura representó el 20%.
  • Animales de compañía, el 16%.
  • Grandes animales (porcinos, caprinos, ovinos, equinos), implicó el 14%.

El resto de mercado (productos sin una especie definida o bien desinfectantes), explicaron el 6% restante.
Interesante es también compartir con los lectores de MOTIVAR otro dato estratégico provisto desde Caprove: en el caso de productos para grandes animales, fármacos representó el 69%, mientras que biológicos el 31% del total.
Ya en el caso de animales de compañía, esta relación fue de 72% a 28%.
“En base a nuestras estadísticas, la participación de Caprove en el mercado total veterinario es del 58%, aunque claro que con variaciones entre segmentos”, aseguró Juan Carlos Aba, referente también en el laboratorio Tecnofarm.
Y agregó: “Por ejemplo, nuestros socios representan el 68% del mercado total de bovinos y grandes animales. Ya por segmento, podríamos decir que explican el 95% de los biológicos de animales de compañía, así como el 72% de los biológicos de grandes animales y el 72% de los fármacos.
Entre dato y dato, hay uno que sobresale de la entrevista realizada a los directivos de Caprove: la cantidad de dosis de vacunas para animales aumentó considerablemente en el año 2020, respecto de 2019, llegando hasta a duplicarse la facturación del segmento.
“Sin dudas que esto es reflejo del incremento en el número de adopciones de mascotas el año pasado, así como de la mayor fortaleza que se dio en el vínculo de quienes ya tenían perros y gatos con ellos. Más allá de esto, es clave destacar el trabajo realizado por los médicos veterinarios en sus clínicas, brindando un cada vez mejor servicio”, explicó Sean Scally.
Y completó: “Al igual que en otras especies, el sector de animales de compañía incorporó novedosos productos que sin dudas motivaron también a veterinarios y usuarios para su utilización”.
Más allá de esto y destacando que, como actividad esencial, tanto los laboratorios nacionales, como los multinacionales han trabajado para no dar falta de sus productos, el presidente de Caprove destacó también el trabajo realizado en un sector porcinos con muy buenas posibilidades de exportación, así como en el campo de la avicultura.
“Claro que esto cobra incluso más fuerza si nos referimos a la ganadería y la posibilidad de incrementar sus niveles de eficiencia. Para ello, la inversión en sanidad juega un rol preponderante”, sostuvo Scally.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las principales fluctuaciones que se vieron en el mercado?

Juan Carlos Aba: En primer lugar, podríamos destacar lo ocurrido en el sector de antiparasitarios totales, el cual pasó de una facturación de $2.700 millones en 2019 a $4.840 millones en 2020.
Sin embargo, lo importante a destacar es el crecimiento en unidades, las cuales pasaron de 172,8 millones de dosis a 205.2 millones, mostrando una evolución positiva del 18,80%.
En antibacterianos ocurrió algo similar, al pasar de una facturación de $1.700 millones a $ 2.870 millones y un avance en unidades de 3.370 millones a 3.900 millones, lo que representa un incremento del 15,80%.
Es para remarcar que los aumentos en facturación se dan por un lado por el incremento de unidades comercializadas y por la incorporación de moléculas de mayor valor en su comercialización.
Lo mismo ocurre en biológicos, donde las subas se ven afectadas por el uso de vacunas más complejas en remplazo de las tradicionales. Esto ocurre en Mancha, gangrena y Enterotoxemia, segmento en el que se incrementó el uso de vacunas con mayor cantidad de antígenos, por ejemplo.
Quizás uno de los incrementos más notorios ocurrió en biológicos de animales de compañía: las dosis comercializadas crecieron de las 6,6 millones en 2019 a las 7,5 millones comercializadas en 2020, con un crecimiento de alrededor del 35% y una facturación que pasó de los $466 millones, a $1.045 millones (+100%).
En cuanto a biológicos de grandes animales, en 2019 se comercializaron 87,2 millones de dosis, frente a los 109 millones de 2020, representando un aumento del 25%.
Este es un incremento notable en un segmento que estuvo estancado durante años.
Vale destacar los aumentos en las dosis de vacunas contra el carbunclo comercializadas, así como también las de reproductivas. Estas son señales de la mayor participación de los veterinarios en el campo.
Sean Scally: Sabemos que muy probablemente el productor ha mirado el negocio con un enfoque hacia cuidar sus activos, objetivo para el cual la adopción de herramientas sanitarias es clave.
¿Qué mejor que invertir en la buena sanidad del rodeo, con una tasa de retorno de 10 a 12 veces por cada peso invertido?
¿Son los resultados de 2020 un techo o el nuevo piso del sector?
Juan Carlos Aba: Para nada estos números representan el techo de la actividad.
Específicamente en el caso de la ganadería, sabemos que en 2020 se ha invertido un promedio de $270 por animal, cuando se debería llegar a un nivel de $380, contemplando el correcto armado de los planes sanitarios, a cargo siempre de un veterinario. No olvidemos que todavía hay vacunas que se emplean solo en el 35 o 45% de la hacienda susceptible a contraer esa enfermedad.

Caprove, un repaso bien institucional

Con una activa participación también durante la entrevista con MOTIVAR, fue el gerente de Caprove y presidente de FADEFA, Patricio Hayes, quien describió el rol institucional que desempeña hoy la Cámara, por ejemplo, en las distintas comisiones nacionales de sanidad animal. “A través de la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa trabajamos a pedido del Senasa en un estudio de riesgo externo frente a la enfermedad”, explicó. Y completó: “Si bien el ente oficial abordará este estudio de manera interna, es clave avanzar con la mirada de las fronteras en tiempos donde Bolivia y Brasil dejan de vacunar”. Más allá de esto, el referente de Caprove aseguró que este año la Cámara buscará volver a impulsar reuniones temáticas con diferentes referentes del sector.
“Vale destacar la participación en la Red de Buenas Prácticas Agropecuarias, y en especial en las de Producción Ganadera, donde el plan sanitario productivo juega un rol central”, concluyó Patricio Hayes no sin antes mencionar que, a través de su vicepresidente, Caprove ocupa un lugar en el Directorio de la Obra Social Luis Pasteur.
Interesante fue también escuchar a la Directora Técnica de la entidad, Patricia Millares, quien explicó que cuentan con comisiones internas, como las de Fármacos y Biológicos. “En este momento trabajamos con Senasa en una Resolución para actualizar el control de biológicos, al tiempo que avanzamos también en modificaciones ligadas a los fármacos, como por ejemplo la actualización de la resolución sobre límites de residuos”, aseguró Millares, quien también destacó el trabajo de las comisiones internas de Avicultura y Porcinos, y adelantó la futura conformación de una específica para Animales de Compañía.
Más allá de esto, se destacó la participación de la Cámara en todas las mesas de diálogo con Senasa y la Coprosa, así como también la participación en el Foro regional CAMEVET, desde el cual Caprove coordina la actualización de una guía de productos antiparasitarios para bovinos y cerdos.

Virtual. Las autoridades de Caprove analizaron el desempeño del mercado en 2020.

Virtual. Las autoridades de Caprove analizaron el desempeño del mercado en 2020.

Así los sostuvieron los directivos de Caprove, entidad que compartió con MOTIVAR sus estimaciones sobre lo ocurrido con la venta de vacunas y fármacos para las distintas especies animales en el año de la pandemia.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Con el objetivo de conocer su actualidad institucional y compartir las estimaciones de mercado que genera su subcomisión de Encuestas, MOTIVAR tomó contacto la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
Así es, de manera virtual, el presidente de la entidad, Sean Scally y su vice, Juan Carlos Aba, participaron de una entrevista de la que también fueron parte el director ejecutivo de Caprove, Patricio Hayes y su Directora Técnica, Patricia Millares (Ver recuadro).
“Los objetivos de la Cámara para 2021 van en línea con los de los últimos años: trabajar de la mano de los médicos veterinarios para la mayor y mejor adopción de planes sanitarios en las especies animales. Siempre, con el fin de propiciar producciones más eficientes y acompañar la tenencia responsable de las mascotas”. Así iniciaba el diálogo con nuestro medio Sean Scally, referente también de Zoetis a nivel regional.
Y agregaba “La pandemia nos afectó fuertemente; a nivel global se ha sufrido la pérdida de seres queridos y la caída de muchas actividades económicas. En ese marco, tanto los laboratorios nacionales, como multinacionales que integran Caprove lograron abastecer al mercado, asegurando -vía protocolos- la salud de las personas y la continuidad de las operaciones, luego de haber sido declarados una actividad esencial”.
Dejando en claro que cuando la entidad habla del mercado de productos veterinarios lo hace sobre la base sólida de datos aportados por sus socios y estimaciones sobre los distintos rubros en todas las especies, Juan Carlos Aba avanzó en responder la primera gran pregunta. ¿Qué pasó en 2020?
“El año pasado se concretó un buen uso de herramientas sanitarias, alcanzando la industria a comercializar 26 millones de unidades comerciales, entre fármacos y biológicos para todas las especies animales. Este es un nivel similar a un muy buen año como lo fue 2015; veníamos de 2018 y 2019 donde el sector llegó a tocar un piso de 22 millones de unidades comerciales”, sostuvo el vicepresidente de la Cámara.

Mercado para armar

En base a las estimaciones de Caprove, la facturación total del mercado veterinario argentino en el año de la pandemia fue de $31.000 millones. Sí, unos U$S 400 millones (al dólar oficial promedio) y muy cerca de las cifras históricamente más altas, en el orden de los U$S 450 a 500 millones anuales.
Además, resultó interesante desglosar el monto total de facturación por las distintas especies animales, contemplando siempre productos fármacos y biológicos (a excepción de la vacuna antiaftosa).

  • Bovinos de carne y leche tuvo una participación del 44%.
  • Avicultura representó el 20%.
  • Animales de compañía, el 16%.
  • Grandes animales (porcinos, caprinos, ovinos, equinos), implicó el 14%.

El resto de mercado (productos sin una especie definida o bien desinfectantes), explicaron el 6% restante.
Interesante es también compartir con los lectores de MOTIVAR otro dato estratégico provisto desde Caprove: en el caso de productos para grandes animales, fármacos representó el 69%, mientras que biológicos el 31% del total.
Ya en el caso de animales de compañía, esta relación fue de 72% a 28%.
“En base a nuestras estadísticas, la participación de Caprove en el mercado total veterinario es del 58%, aunque claro que con variaciones entre segmentos”, aseguró Juan Carlos Aba, referente también en el laboratorio Tecnofarm.
Y agregó: “Por ejemplo, nuestros socios representan el 68% del mercado total de bovinos y grandes animales. Ya por segmento, podríamos decir que explican el 95% de los biológicos de animales de compañía, así como el 72% de los biológicos de grandes animales y el 72% de los fármacos.
Entre dato y dato, hay uno que sobresale de la entrevista realizada a los directivos de Caprove: la cantidad de dosis de vacunas para animales aumentó considerablemente en el año 2020, respecto de 2019, llegando hasta a duplicarse la facturación del segmento.
“Sin dudas que esto es reflejo del incremento en el número de adopciones de mascotas el año pasado, así como de la mayor fortaleza que se dio en el vínculo de quienes ya tenían perros y gatos con ellos. Más allá de esto, es clave destacar el trabajo realizado por los médicos veterinarios en sus clínicas, brindando un cada vez mejor servicio”, explicó Sean Scally.
Y completó: “Al igual que en otras especies, el sector de animales de compañía incorporó novedosos productos que sin dudas motivaron también a veterinarios y usuarios para su utilización”.
Más allá de esto y destacando que, como actividad esencial, tanto los laboratorios nacionales, como los multinacionales han trabajado para no dar falta de sus productos, el presidente de Caprove destacó también el trabajo realizado en un sector porcinos con muy buenas posibilidades de exportación, así como en el campo de la avicultura.
“Claro que esto cobra incluso más fuerza si nos referimos a la ganadería y la posibilidad de incrementar sus niveles de eficiencia. Para ello, la inversión en sanidad juega un rol preponderante”, sostuvo Scally.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las principales fluctuaciones que se vieron en el mercado?

Juan Carlos Aba: En primer lugar, podríamos destacar lo ocurrido en el sector de antiparasitarios totales, el cual pasó de una facturación de $2.700 millones en 2019 a $4.840 millones en 2020.
Sin embargo, lo importante a destacar es el crecimiento en unidades, las cuales pasaron de 172,8 millones de dosis a 20,.2 millones, mostrando una evolución positiva del 18,80%.
En antibacterianos ocurrió algo similar, al pasar de una facturación de $1.700 millones a $ 2.870 millones y un avance en unidades de 3.370 millones a 3.900 millones, lo que representa un incremento del 15,80%.
Es para remarcar que los aumentos en facturación se dan por un lado por el incremento de unidades comercializadas y por la incorporación de moléculas de mayor valor en su comercialización.
Lo mismo ocurre en biológicos, donde las subas se ven afectadas por el uso de vacunas más complejas en remplazo de las tradicionales. Esto ocurre en Mancha, gangrena y Enterotoxemia, segmento en el que se incrementó el uso de vacunas con mayor cantidad de antígenos, por ejemplo.
Quizás uno de los incrementos más notorios ocurrió en biológicos de animales de compañía: las dosis comercializadas crecieron de las 6,6 millones en 2019 a las 7,5 millones comercializadas en 2020, con un crecimiento de alrededor del 35% y una facturación que pasó de los $466 millones, a $1.045 millones (+100%).
En cuanto a biológicos de grandes animales, en 2019 se comercializaron 87,2 millones de dosis, frente a los 109 millones de 2020, representando un aumento del 25%.
Este es un incremento notable en un segmento que estuvo estancado durante años.
Vale destacar los aumentos en las dosis de vacunas contra el carbunclo comercializadas, así como también las de reproductivas. Estas son señales de la mayor participación de los veterinarios en el campo.
Sean Scally: Sabemos que muy probablemente el productor ha mirado el negocio con un enfoque hacia cuidar sus activos, objetivo para el cual la adopción de herramientas sanitarias es clave.
¿Qué mejor que invertir en la buena sanidad del rodeo, con una tasa de retorno de 10 a 12 veces por cada peso invertido?
¿Son los resultados de 2020 un techo o el nuevo piso del sector?
Juan Carlos Aba: Para nada estos números representan el techo de la actividad.
Específicamente en el caso de la ganadería, sabemos que en 2020 se ha invertido un promedio de $270 por animal, cuando se debería llegar a un nivel de $380, contemplando el correcto armado de los planes sanitarios, a cargo siempre de un veterinario. No olvidemos que todavía hay vacunas que se emplean solo en el 35 o 45% de la hacienda susceptible a contraer esa enfermedad.

Caprove, un repaso bien institucional

Con una activa participación también durante la entrevista con MOTIVAR, fue el gerente de Caprove y presidente de FADEFA, Patricio Hayes, quien describió el rol institucional que desempeña hoy la Cámara, por ejemplo, en las distintas comisiones nacionales de sanidad animal. “A través de la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa trabajamos a pedido del Senasa en un estudio de riesgo externo frente a la enfermedad”, explicó. Y completó: “Si bien el ente oficial abordará este estudio de manera interna, es clave avanzar con la mirada de las fronteras en tiempos donde Bolivia y Brasil dejan de vacunar”. Más allá de esto, el referente de Caprove aseguró que este año la Cámara buscará volver a impulsar reuniones temáticas con diferentes referentes del sector.
“Vale destacar la participación en la Red de Buenas Prácticas Agropecuarias, y en especial en las de Producción Ganadera, donde el plan sanitario productivo juega un rol central”, concluyó Patricio Hayes no sin antes mencionar que, a través de su vicepresidente, Caprove ocupa un lugar en el Directorio de la Obra Social Luis Pasteur.
Interesante fue también escuchar a la Directora Técnica de la entidad, Patricia Millares, quien explicó que cuentan con comisiones internas, como las de Fármacos y Biológicos. “En este momento trabajamos con Senasa en una Resolución para actualizar el control de biológicos, al tiempo que avanzamos también en modificaciones ligadas a los fármacos, como por ejemplo la actualización de la resolución sobre límites de residuos”, aseguró Millares, quien también destacó el trabajo de las comisiones internas de Avicultura y Porcinos, y adelantó la futura conformación de una específica para Animales de Compañía.
Más allá de esto, se destacó la participación de la Cámara en todas las mesas de diálogo con Senasa y la Coprosa, así como también la participación en el Foro regional CAMEVET, desde el cual Caprove coordina la actualización de una guía de productos antiparasitarios para bovinos y cerdos.

FADEFA y CAPROVE aseguran que la misma estructura que se emplea para llevar adelante las campañas de vacunación antiaftosa en bovinos puede ser útil en el contexto actual.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

“El sector ganadero argentino cuenta con la infraestructura y la experiencia logística para asegurar que la vacuna contra el COVID-19, llegue a todo el territorio nacional”.

Estas son las primeras palabras de un comunicado emitido de manera conjunta entre la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa (FADEFA) y la Cámara Argentina de Productos Veterinarios (CAPROVE).

¿Cómo es esto? A través de los más de 300 Entes Sanitarios ubicados estratégicamente en todas las provincias del país (excepto las patagónicas), Argentina cuenta con estructuras que garantizan la vacunación de más de 40.000.000 millones de vacunos dos veces al año.

“Estos Entes Sanitarios están en condiciones de recibir y albergar en sus instalaciones las dosis de vacuna contra el COVID-19 (entre los 4 y 8° de temperatura), garantizando su cadena de frío y teniéndolas a disposición para su uso”, reforzaron los representantes de FADEFA y CAPROVE.

Es importante destacar que este sistema sanitario integrado se inicia con el rol clave de los laboratorios elaboradores de vacunas antiaftosa, los cuales garantizan la cadena de frío en el traslado de los productos hasta el punto de destino, donde esta variable crucial para el éxito de las campañas de vacunación es fiscalizada por personal del Senasa.

Los Entes Sanitarios son sin duda una de las más exitosas estructuras sanitarias, fruto de la relación público – privada, entre el Senasa y el sector ganadero argentino. Misma estructura que, con más de 40 años de funcionamiento, ha logrado controlar y erradicar la Fiebre Aftosa en Argentina, garantizando las campañas de vacunación a lo largo de este año, a pesar de la pandemia.

“De esta manera, se pone en práctica el concepto de “Una sola Salud” que promueven tanto la OMS, como la OIE, en donde el trabajo colaborativo de la medicina veterinaria y humana, generan un círculo virtuoso con el cuidado del medio ambiente, en beneficio de la salud integral de todos”, destacaron las autoridades de la Fundación Argentina de Erradicación de la Fiebre Aftosa (FADEFA) y la Cámara Argentina de Productos Veterinarios (CAPROVE).

CARPOVE emitió un comunicado en el que transmiten su preocupación por la difusión de imágenes y contenidos audiovisuales en los que aparecen personas utilizando productos veterinarios, para tratar o prevenir el coronavirus. A continuación, su descargo.

Como parte de la industria veterinaria e interesados por la salud de las personas, expresamos nuestro repudio frente a esta información errónea, confusa o malintencionada. Los productos conteniendo ivermectina, para su uso en personas, deben estar aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica, ANMAT. Y los productos conteniendo ivermectina, para su uso en animales deben estar aprobados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, SENASA, los cuales se utilizan para el control de ciertos parásitos internos y externos en varias especies de animales. Reconocemos que ha habido un aumento en la visibilidad pública del principio activo ivermectina después de los anuncios y avances científicos que se vienen desarrollando durante la pandemia sobre los efectos de este producto en el SARS-CoV-2 en ambiente de laboratorio. No obstante, las personas nunca deben tomar medicamentos veterinarios, ya que la autoridad sanitaria, SENASA, solo ha evaluado su seguridad y efectividad en las especies animales específicas para las que están etiquetados. Reconocemos los momentos difíciles por los que estamos transitando, pero confiamos en que la ciencia está trabajando sin descanso por llegar a una solución que nos pueda aliviar. Por la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CARPOVE)

A continuación, la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios anuncia la conformación de su Comisión Directiva.

La Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, CAPROVE, que representa a 26 empresas elaboradoras, comercializadoras e importadoras de productos biológicos y/o farmacéuticos para el uso veterinario, anuncia la conformación de su Comisión Directiva para el período 2020-2021.
La misma quedó constituida por elección de sus miembros, en Asamblea General Anual, realizada con la modalidad virtual, el pasado 14 de agosto. Sus integrantes son:

  • Presidente: Sean Scally- Zoetis
  • Vicepresidente: Juan Carlos Aba-Tecnofarm
  • Secretario: Jorge Winokur- Vetanco
  • Tesorero: Juan Roo – Centro de Diagnóstico Veterinario
  • Secretario de Actas: Héctor Esborraz- Over
  • Vocales Titulares: Guillermo De Lorenzo – Brouwer, Sebastián Perretta- Biogénesis Bagó,
    Juan Pablo Zingoni- Elanco Salud Animal y Alan Wauters- Laboratorio Calier.
  • Vocales Suplentes: Laura Villarreal – MSD Salud Animal y Hernán López Cepero- CEVA Salud
    Animal.
  • Directora Técnica: Patricia Millares4
  • Director Ejecutivo: Patricio Hayes

“Desde CAPROVE acompañamos, hoy más que nunca, a toda la industria para impulsar el logro de una mayor productividad animal a nivel nacional, así como también promovemos el resguardo de la salud de todas las especies animales, destacando el rol clave del sector veterinario para el desarrollo socio -económico de nuestro país”, comentó Sean Scally, presidente de la Cámara.

Acerca de CAPROVE

Fundada en 1946, CAPROVE, Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, representa a empresas
elaboradoras, comercializadoras e importadoras de productos biológicos y/o farmacéuticos para el uso veterinario.
CAPROVE colabora con el productor agropecuario y el profesional veterinario en busca de la sanidad y productividad animal para incrementar la eficiencia e impulsar el crecimiento del sector.
Los socios de CAPROVE son: Asociación Cooperativas Argentinas. A.C.A., Bedson, BioChemiq, Biogénesis Bagó,
Boehringer Ingelheim Animal Health, Brouwer, Centro de Diagnóstico Veterinario, CEVA Salud Animal, El Gigante, Elanco Salud Animal, Faeve, Farmabase, Laboratorio Azul, Laboratorio Burnet, Laboratorio Calier, Laboratorio Chinfield, Laboratorio IMVI, Laboratorio König, Laboratorio Weizur, Labyes, MSD Salud Animal, Laboratorios Over, Phibro Salud Animal, Tecnofarm, Vetanco y Zoetis.
www.caprove.com.ar

Scally. “La industria sigue abasteciendo no solo al mercado veterinario local, sino también a otros países con exportaciones”

Scally. “La industria sigue abasteciendo no solo al mercado veterinario local, sino también a otros países con exportaciones”

Sean Scally, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, repasa los pormenores del sector ante la pandemia y evalúa qué pasará en el futuro inmediato.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

En la Argentina, la pandemia por COVID19 llegó en el medio de un calendario cargado de actividades para el sector agropecuario. Por un lado, se desarrollaba la cosecha gruesa de soja y maíz y, por el otro, se daban los destetes de más de 14 millones de terneros.
“El campo adoptó las medidas correspondientes en cuanto al cuidado de las personas y siguió trabajando. Fue considerado una actividad esencial para los argentinos y se mostró a la altura de las circunstancias”, aseguró el presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios, Sean Scally en diálogo con MOTIVAR.
El también director regional en Zoetis para Latinoamérica Sur, destacó el poder de adaptación de la industria local de laboratorios, dejando en claro que, si bien se encuentran exceptuados de cumplir con  la cuarentena obligatoria, la fuerza de ventas de las empresas sigue hoy trabajando desde sus casas, al tiempo que las plantas de elaboración de fármacos y biológicos veterinarios implementaron todos los protocolos necesarios para seguir adelante.
Más allá de las complicaciones iniciales, lentamente también se fueron solucionando algunos inconvenientes logísticos.
Para Scally, la gran incógnita pasa por la situación económica post pandemia, tanto desde el comportamiento de las personas como consumidores de alimentos y propietarios de mascotas, así como de los productores agropecuarios.

MOTIVAR: ¿Cuál es la visión en cuanto a lo ocurrido en la producción animal?

Sean Scally: A nivel general podemos decir que los productores ganaderos (carne y leche) continuaron con su trabajo luego de ser considerados una actividad esencial.
Se sostuvo la demanda de productos veterinarios, acompañando las distintas etapas de la producción. En el caso de la actividad porcina, se vieron algunos efectos como la acumulación inicial de stock en los frigoríficos y caídas de hasta un 20% en el precio, llevando preocupación a los productores. En cambio, en avicultura se sintió un salto en la exportación en un primer momento, pero después surgieron algunos inconvenientes. Más allá de ellos, es una industria con capacidad de reacción y estimo que los precios pronto resultarán favorables.
Se prevé que el consumo interno seguirá sostenido o a lo sumo copiando una caída en el poder adquisitivo de las personas. No será diferente a otra crisis económica.

¿Los efectos económicos pueden impactar en el segmento de los animales de compañía?

La realidad nos indica que las veterinarias siguen abiertas y trabajando, atendiendo con turnos y siguiendo los protocolos correspondientes. Aún no se ve un impacto negativo en los volúmenes de ventas. Quizás se pueden postergar algunas tareas preventivas, como ser las vacunaciones, pero no por mucho tiempo.
Se demostó que el cuidado de perros y gatos no es un tema menor; todo lo contrario.

¿Qué sucede con los laboratorios puertas adentro?

La industria sigue produciendo y abasteciendo al mercado no solo local, sino también con exportaciones a otros países. Claro está que esto puede haberse resentido sin dudas por el contexto global y los problemas en cada uno de los países. A nivel interno, notamos que los niveles de stocks en el canal se comportan normalmente, en base a la rotación por parte de un sistema de logística que sigue con la línea que se venía trabajando previo a la pandemia. Además, es bueno destacar que la cadena de pagos sigue estable. Esa también es una buena noticia.

¿Y en materia de rentabilidad y capacidad de inversión? ¿Cómo está la industria?

Claro que al hablar de márgenes no nos encontramos en los mejores niveles, pero seguimos siendo una industria sustentable. Basta con hacer un ejercicio y tomar un dólar de referencia en $17 (2017), que ahora está a $ 70. Es dificil encontrar que nuestros productos hayan subido cuatro veces en el mismo periodo. Sin embargo, la industria tiene que seguir enfocada en la calidad de los productos que ofrece, en divulgar la importancia de la
sanidad, ser una industria q atrae a nuevos talentos, independientemente del corto plazo e ir siempre en búsqueda de una mayor eficiencia productiva.

¿Qué oportunidades tiene la Argentina?

En el caso de la ganadería es clave elevar los niveles de parición y destete. De ese modo se podrán aprovechar mejor las oportunidades que ya se presentan en el mercado interno.
El mercado de animales de compañía tiene una oportunidad enorme: solo el 30% de la gente lleva su mascota a la veterinaria al menos 1 vez por año en Argentina.
En cerdos y pollos, Argentina tiene la posibilidad de sumarse paulatinamente a la mesa de los países exportadores, (avicultuta ya exporta el 25% de su produccion mas o menos), generando más divisas y empleo para toda la cadena productiva. Hay que insistir en la aplicación de planes sanitarios. Muchas veces se atribuye esa falta de eficiencia otros factores, cuando un 50% de lo que nos falta, no lo logramos por problemas sanitarios en los rodeos.

¿Hay ganadores y perdedores?

Aquellos productores que venían con problemas serán sin dudas las más complicadas. Es clave dejar en claro que los laboratorios con plantas instaladas en la Argentina siguen produciendo y que las que importan sus productos no tuvieron inconvenientes a la hora de ingresar al país. A pesar de la crisis, las empresas nacionales y extranjeras siguen apostando por el país y el sector. La potencialidad está intacta.

¿Cuál será la responsabilidad de la industria en la post pandemia?

La responsabilidad que tienen las empresas y los líderes en estas situaciones de crisis es (seguir enfocado en implementar acciones que priorice la sanidad en la producción, estar cerca de sus equipos) y colaborar con la comunidad en general. El sector veterinario agrupado en Caprove no ha reducido sueldos, ni planeamos reestructuraciones. De cara a futuro es fundamental pensar qué pasará post cuarentena, ¿vamos a seguir haciendo lo mismo? La mirada estratégica de todos los eslabones tendrá un peso relevante en lo que viene.

CAPROVE SIGUE LOS TEMAS DE CERCA

La comisión directiva de Caprove no se detiene. Para su actual presidente, Sean Scally, las reuniones que solían ser mensuales ahora se realizan cada 15 días, pero de forma remota. “El debate que nos importa no pasa por cuándo vamos a salir de esta cuarentena sino cómo se trabajará en la industria al salir”, dispara el ejecutivo. Y se pregunta: “¿Seguiremos haciendo lo mismo que antes o encontraremos nuevas formas?”.
Más allá de esto y de destacar el tratamiento de temas ligados no solo a protocolos de trabajo, sino también a cuestiones del mercado interno y al normal desempeño de las exportaciones de productos veterinarios, fármacos y biológicos que tienen sus empresas socias.
“Senasa con algunas limitaciones, se ha adaptado a trabajar en esta cuarentena y a pesar de algunos retrasos las aprobaciones se fueron dando de tal manera que las operaciones de los laboratorios no fueron afectadas”, agrega Sean Scally.

Ya está disponible una nueva modalidad para el apostillado de documentos vía trámite a distancia. Se podrá requerir que sea expedido con firma digital.

Desde el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Agroalimentaria (Senasa) comunicaron a los presidentes de CAPROVE y CLAMEVET, la nueva modalidada vía trámite a distancia (TAD) que ha implementado la Cancillería Argentina para la tramitación de apostillado de documentos, como es el caso de los Certificados de Libre Venta (CLVs) para ser presentados a terceros países.

“A partir del día 24 de Abril, toda vez que las empresas inicien un TAD para la solicitud de CLVs, podrán requerir que el mismo sea expedido con firma digital”, informaron y remarcaron que para tal fin, deben vincular al TAD una nota solicitando que el mismo se expida con firma digital.

Finalizado el trámite, el mismo será notificado por la misma vía (TAD), y una vez obtenido, el CLV con firma digital (formato PDF) podrá ser vinculado al TAD de Cancillería.

“Cabe aclarar que como la fecha de emisión del CLV es incorporada por sistema, en el caso de solicitarlo con forma digital, al CLV “borrador” que las empresas deben vincular al TAD debe suprimirse la frase BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA como se muestra a continuación”.

Ver ejemplo de la documentación acá

 

 

Entre los distintos auspiciantes de la edición impresa de MOTIVAR en marzo,

  • El laboratorio Konig difunde las ventajas de Vermkon, antihelmínitico oral para ovinos con mayor efectividad contra parásitos resistentes (fórmula especial para el tratamiento contra el Haemonchus Contortus). Más info en www.koniglab.com
  • CAPROVE, la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios renueva su acompañamiento a MOTIVAR, destacando la misión y visión de los distintos laboratorios veterinarios, nacionales y multinacionales, que la integran.

 

¿Cuáles son los resultados de la evaluación del año 2018 sobre los focos de esta problemática?

La evaluación del año 2018 de focos de carbunclo bovino y el aislamiento de su agente causal Bacillus anthracis realizada por el Dr. Ramón Noseda del Laboratorio Azul, señala que la distribución porcentual 1977-2018 de los casos en bovinos se mantiene en un promedio del 10% de Bacillus anthracis en los bovinos muertos súbitamente, observándose para el año 2018, una diferencia auspiciosa de 11 puntos porcentuales menos.

Por otra parte, los aislamientos llevados a cabo en otros laboratorios de diagnóstico veterinario (2006-2018) evidenciaron un incremento de 9 puntos porcentuales superior al año pasado. Los mismos se desarrollaron en 5 laboratorios de la provincia de Buenos Aires y La Pampa. Se lograron procesar un total de 72 muestras y aislar 8 cepas de Bacillus anthracis: 2 en provincia de Bs. As. (Bahía Blanca- Rauch) y el aislamiento de 6 cepas en La Pampa (Utracan (2)- Caleu Caleu (3)- Lihuel Calel (1), marcando una distribución porcentual anual del 11%.

Siempre es necesaria la vacunación
El carbunclo o antrax es una enfermedad infecto-contagiosa aguda, febril y zoonótica, que afecta al hombre. Se notificaron 6 casos de carbunclo dérmico humanos, 5 en la Provincia de Santa Fe y 1 en la Pcia. de Buenos Aires.

Luego de 41 años de evaluación, desde CAPROVE reiteramos que para controlar el carbunclo rural “solo es necesario constancia de vacunar los animales susceptibles y eliminar eficientemente los cadáveres de los bovinos muertos súbitamente”, tal cual lo plantean las normativas oficiales vigentes. Estas dos tareas sanitarias darán resultados alentadores para el control de esta zoonosis endémica de este país ganadero.

Los Programas de Vacunación obligatoria por Ley denotan una mejor cobertura vacunal: Buenos Aires: 77% de sus bovinos susceptibles/Santa Fe: 93% de sus susceptibles/ Azul-Zona de Alerta y Respuesta: 98% de dicha categoría. Sus beneficios se podrían ver reflejados durante el 2019.

En este marco, consideramos que debe haber una oportuna respuesta por parte de la Autoridad Sanitaria Nacional (SENASA) y de los Organismos Sanitarios Provinciales, exigiendo la vacunación obligatoria por Ley junto a la oportuna intervención de los Focos de Carbunclo denunciados, siendo estas las herramientas preventivas y de protección a bienes jurídicos: Salud Humana y Salud de los bovinos, como fuente de producción, de este país ganadero.

«En CAPROVE promovemos la vacunación contra el carbunclo, ya que es una enfermedad zoonótica y genera muchas pérdidas productivas. Cabe destacar el bajo costo que implica proteger a los animales mediante el empleo de la vacuna, si consideramos que aproximadamente 6.000 dosis de una vacuna equivalen a un novillo de 400 kilos», comentó el Dr. Patricio Hayes, director ejecutivo de la Cámara.

El Animal Health Innovation LatAm reunirá a empresas de China, Estados Unidos y Europa con laboratorios y distribuidores de Brasil, Argentina, México, Colombia y Chile. MOTIVAR es Media Sponsor del encuentro.

Con la experiencia de ya haberse realizado de manera exitosa en Asia y Europa, llega a América Latina el Animal Health Innovation, foro donde se verán las caras empresarios de compañías chinas, europeas y norteamericanas con representantes de laboratorios y distribuidores de Brasil, Argentina, México, Colombia y Chile.

Un destacado tiene que ver con que MOTIVAR es Media Sponsor de la doble jornada que se realizará los próximos 29 y 30 de mayo en la ciudad brasileña de San Pablo, donde universidades de veterinaria, oficinas de transferencia de tecnología y empresas emergentes del sector de la salud animal en nuestra región podrán presentar su tecnología y buscar socios e inversiones a nivel mundial (Ver recuadro).

Vale decir también que el evento es organizado por Kisaco Research y que durante el mismo, firmas internacionales estarán lanzando productos con el fin de establecer colaboraciones locales en América Latina. Si bien la agenda del Foro puede solicitarse vía redaccion@motivar.com.ar, vale destacar uno de los debates que se llevarán adelante, con foco en la utilización que las empresas del sector hacen de Internet en Brasil. A su vez, se presentarán tendencias en la alimentación sana de las mascotas (medicados, prebióticos y nutracéuticos) y se generarán dos mesas redondas. Una sobre potenciales vías para la rápida integración de productos innovadores en los principales mercados del Continente y otra sobre cómo mejorar la productividad de los productores de proteínas animales mediante el uso de macrodatos.

Referentes y temas estratégicos

Fabio Paganini, jefe de la división de Salud Animal de la Región de América Latina para Boehringer Ingelheim, ha sido nombrado orador principal del evento, junto con José Francisco Ortiz Collado (Zoetis); Bruno Ducatti (VetSmart) y Sebastian Perretta (Biogénesis Bagó). Ellos dirigirán debates sobre ​​cómo llevar la innovación más rápidamente a los principales mercados latinoamericanos, las estrategias de las principales compañías multinacionales y las innovaciones y productos más interesantes que impactan en los Estados Unidos, Europa y China.

Frente a estos desafíos y en diálogo con MOTIVAR, Fabio Paganini sostuvo que este Foro respalda la intención de Boehringer Ingelheim por crear una plataforma y relaciones que agilicen la introducción de nuevas soluciones a la medida de América Latina. “Al conectar científicos, emprendedores, nuevas empresas, fabricantes y otros participantes de la industria, pretendemos acelerar el arribo de innovaciones que sin duda agregarán valor a toda la cadena”, sostuvo. Y agregó: “Nos motiva la creencia de que el bienestar animal enriquece a la humanidad y que la prevención es la piedra angular para conseguirlo. Somos líderes mundiales en prevención a través de nuestra cartera de vacunas y antiparasitarios, y tenemos uno de los niveles más altos de inversión en la creación de soluciones futuras en estas áreas. Creemos que la innovación puede suceder en todas partes y queremos presentarnos como el socio elegido por los innovadores latinoamericanos. Brindaremos un taller en el que esperamos comenzar diálogos que puedan convertirse en planes procesables”.

Más allá de esto, MOTIVAR tomó contacto con Sebastián Perretta, director de desarrollo de negocios y Estrategia en Biogénesis Bagó, quien fue contundente en cuanto a las razones por las cuales la empresa nacional participará del Foro. “Para el abordaje de los problemas sanitarios de cada región, trabajamos en red con instituciones científicas y técnicas públicas y privada. Creemos que este tipo de reuniones facilita intercambios y profundiza relaciones entre quienes estamos interesados en aportar tecnologías que permitan afrontar cada vez con mejores resultados los desafíos que nos impone la ganadería, en un marco de producción sustentable”. Asimismo, el profesional analizó cuáles son las innovaciones concretas que las empresas locales podrían aportar en la jornada. “La biotecnología argentina se destaca en la región y en el mundo. Desde Biogénesis Bagó consideramos que la producción de biológicos, por su reconocida calidad, prestigio y trayectoria, junto con la adopción por parte de los productores de las vacunas más específicas en la producción ganadera, colocan al país a la vanguardia en la región en este aspecto”, aseguró.

Finalmente, nuestro medio también pudo dialogar con Wolfgang Haag, director de Vetoquinol en Brasil, quien explicó que las principales búsquedas de la empresa estarán orientadas hacia productos biológicos innovadores, vacunas o biotecnologías que sean aplicables al sector ganadero, así como a alternativas a los antibióticos. Más allá de esto y al destacar las diferencias que pueden llegar a existir entre los veterinarios de nuestro Continente y los del resto del mundo, Wolfgang amplió: “Las mismas se deben principalmente a enfermedades infecciosas y parasitarias específicas que son consecuencia del clima y los tipos de gestión de FPA. Por lo tanto, debemos enfocarnos en las indicaciones relacionadas con tales condiciones. Paralelamente, Brasil está siguiendo las tendencias internacionales, al aumentar los requisitos reglamentarios relacionados con los usos de los antimicrobianos, el bienestar de los animales y las políticas ambientales”. Y concluyó Brasil es un país importante para todas las compañías de sanidad animal. El desafío para cada compañía farmacéutica es encontrar el equilibrio entre los fabricantes locales de medicamentos, las regulaciones del MAPA y las pocas compañías que lideran en este país”.Desde MOTIVAR, seguiremos brindando detalles sobre el evento y las posibilidades que existan para las empresas argentinas tanto en nuestras futuras ediciones impresas como también en las versiones digitales que se nutren de motivar.com.ar.

¿Cómo vincularse con el evento?

Aquellos interesados en asistir al Animal Health Innovation LatAm que se realizará en San Pablo los días 29 y 30 de mayo pueden acceder a la información completa sobre el Foro ingresando en la Web de animalhealthlatam.com o bien tomando contacto directo con Jessica Parry (jp@kisacoresearch.com).

Vale destacar también que existe la posibilidad de obtener un 10% de descuento en la entrada a las jornadas para el caso de los lectores de MOTIVAR. Para consultar por este tema podrán contactarnos vía redaccion@motivar.com.ar.

No menor es la potencial participación de empresas y universidades argentinas interesadas en exhibir sus innovaciones en el evento. Doce de los mejores socios estratégicos serán preseleccionados por un comité de selección de ejecutivos líderes de la industria en un panel que será moderado por el editor de MOTIVAR, Luciano Aba. Más información: redaccion@motivar.com.ar.

En lo que constituye un clásico de fin de año, las cámaras sectoriales agasajaron a sus miembros, colegas y periodistas con el tradicional brindis. Balance positivo de 2017 y buenas expectativas para este año que comienza.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Presidentes. Junto al director ejecutivo de Caprove, Patricio Hayes, los ex presidentes de la Cámara recibiendo sus respectivos reconocimientos.

Presidentes. Junto al director ejecutivo de Caprove, Patricio Hayes, los ex presidentes de la Cámara recibiendo sus respectivos reconocimientos.

Una vez más la excusa fue el brindis de fin de año, pero en la práctica, los encuentros convocados por la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (Caprove) y la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios (Clamevet), reunieron a sus socios, colegas, autoridades y periodistas para compartir un balance del año que se fue y trazar las expectativas del que ya comenzó.
Caprove citó a sus miembros e invitados especiales a ocupar las poltronas del tradicional Hipódromo de San Isidro donde su presidente, Mónica Bressi, ofició de anfitriona.
Apenas unos días más tarde, fue el turno de Jorge Dale, presidente de Clamevet, que en su tradicional encuentro en la sede de la Cámara Empresaria de Vicente López, aportó su visión de la industria y luego, todos alzaron las copas.

2017 quedó atrás

Directivos. Autoridades de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios.

Directivos. Autoridades de la Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios.

“El balance de lo ocurrido en 2017 es muy positivo”, rompió el hielo el presidente de Clamevet, en diálogo con MOTIVAR. “La Cámara ha evolucionado mucho en sus 12 años de existencia, estando conformada exclusivamente por laboratorios nacionales. Ha sido un gran esfuerzo implementar normas de calidad e incorporar tecnología para elaborar productos de calidad. Ahora vemos los frutos de una actividad permanente, que incluye la capacitación constante de un grupo de 53 asociados, 36 de los cuales tienen planta farmacéutica, y generan un total de 1.000 empleos directos”, analizó.

“El desafío pasa por seguir mejorando en la transmisión de nuestro mensaje a profesionales y productores”. Mónica Bressi (Caprove).

“El desafío pasa por seguir mejorando en la transmisión de nuestro mensaje a profesionales y productores”.
Mónica Bressi (Caprove).

“La industria veterinaria está altamente regulada y nuestra relación con el Senasa es bien estrecha en todos los estamentos, tanto en lo que hace a productos farmacéuticos, como biológicos. En 2017, se han logrado una serie de acuerdos que benefician a la industria, como la eliminación de los aranceles por estándares para analizar productos de exportación”, describió el profesional. Y recordó: “Ese pago no era solo un tema económico, sino que complicaba el cumplimiento de las resoluciones que hacen a los estándares de productos de exportación. Por otra parte, el Senasa aprobó un conjunto de declaraciones juradas por el cual las empresas pueden modificar sus expedientes de registro, algo que antes provocaba pérdida de tiempo y elevados costos de personal y aranceles”.
Apoyada en lo que fue su disertación en el último Evento Aniversario realizado por MOTIVAR en octubre de 2017, la presidente de Caprove, Mónica Bressi, desarrolló su discurso de fin de año, ante los socios de la entidad, destacando el rol de la sanidad como uno de los pilares de las producciones pecuarias y el de los medicamentos veterinarios como herramientas para lograr mejoras en la productividad.
“Nuestro mayor esfuerzo está puesto en reposicionar al producto veterinario como un factor importante y estratégico en la mejora de la sanidad y la productividad animal. El desafío pasa por seguir mejorando en la transmisión de nuestro mensaje a profesionales y productores”, aseguró Bressi.
Vale decir que durante el encuentro de Caprove se entregó un reconocimiento a la trayectoria al Dr. Juan Carlos Aba, quien presidiera la Cámara en dos oportunidades y una serie de distinciones a otros ex presidentes de la entidad.
En la foto, de izquierda a derecha: Alejandro Gil, Oscar Argento, Juan Carlos Aba, Mónica Bressi, Guillermo Mattioli, Sean Scally y Juan Carlos Repetto.

Una mirada positiva

“Buena parte de las empresas que conforman nuestra entidad están pensando en invertir y sumar personal este año”. Jorge Dale (Clamevet).

“Buena parte de las empresas que conforman nuestra entidad están pensando en invertir y sumar personal este año”.
Jorge Dale (Clamevet).

“Hace poco participé del desayuno MOTIVAR y me llamó la atención que un 96,5% de los presentes que votaron a través de una encuesta online hayan visto con optimismo lo que será este 2018. Asimismo, en la encuesta que hicimos entre los miembros de Clamevet, un alto porcentaje adelantó que está pensando en invertir y sumar personal”, señaló Dale.
“En nuestro caso, la interacción con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) es muy cercana debido a que las empresas tienen la necesidad de elaborar productos innovadores para competir tanto en el mercado local, como con otras multinacionales. Estas últimas tienen como mercado presencia en todo el mundo, lo que les permite desarrollar productos innovadores y colocarlos en nuestro mercado a menor costo que las firmas nacionales. Es por eso que, debemos desarrollar productos innovadores. Es un tema al que estamos muy abocados”, afirmó el titular de Clamevet. Y completó: “Otro tema muy sensible tiene que ver con la exportación. El mercado nacional es muy competitivo y nos lleva a apuntar también a otros mercados tanto para equilibrar la balanza de negocios, como para incrementar el tamaño de la industria general”.
“Estamos en un buen momento para poner en marcha acciones concretas. Tenemos que dejar de pelear por un mercado siempre del mismo tamaño y, a partir de los índices que manejamos, trazar el potencial que tenemos para poder crecer”, reforzaba, por su parte, Bressi.
Por último, la ejecutiva fue contundente: “Estoy convencida que sin sanidad no hay productividad posible. El momento es hoy. Contamos con el apoyo del Gobierno actual y su Ministerio de Agroindustria.
Debemos comprometernos”.

Lo aseguró Mónica Bressi, presidenta de Caprove, quien compartió escenario junto a su par de Clamevet, Jorge Dale, en el marco de un panel en el cual se analizaron las perspectivas para la industria de laboratorios.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Son pocos los medios que pueden celebrar 15 años ininterrumpidos en el mercado veterinario argentino. MOTIVAR es uno de ellos y se dio el lujo de reunir –una vez más- a los presidentes de las dos cámaras de laboratorios que existen en el país en el tradicional desayuno sectorial que este año tuvo lugar el pasado 19 de octubre en Parque Norte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
En ese marco y con el objetivo de analizar la actualidad y las perspectivas de la industria veterinaria instalada en el país, el periodista agropecuario Carlos Lencina (Mitre y el Campo) entrevistó a Mónica Bressi (Caprove) y Jorge Dale (Clamevet) ante la mirada de los más de 300 asistentes.

Un mensaje recurrente

Intercambio. Una vez más, se destacó la buena convivencia entre las cámaras.

Intercambio. Una vez más, se destacó la buena convivencia entre las cámaras.

Lencina abrió el juego y disparó: “La presencia de las mujeres en la actividad agropecuaria me pone muy contento”. Y Mónica Bressi tomó la posta: “Es un orgullo y una gran responsabilidad presidir una Cámara que tiene 71 años de existencia, donde tratamos distintos temas de interés de las empresas por medio del trabajo de comisiones internas que tratan las principales cuestiones ligadas a segmentos como avicultura, industria, farmacéuticos, biológicos, de todas las especies”, explicó.
Y sostuvo: “Nuestro mayor esfuerzo está puesto en el uso del producto veterinario como factor importante y estratégico en la mejora de la sanidad y la productividad animal. El desafío pasa por seguir mejorando en la transmisión de nuestro mensaje a profesionales y productores”.
A su turno, Jorge Dale, explicó que, en base a las encuestas que realizan entre los asociados a Clamevet, existe un denominador común que pasa por la baja de rentabilidad generalizada. “Aún todos siguen con cifras por encima del punto de equilibrio”, reconoció el profesional. Y avanzó: “Entre las causas están la suba de los costos indirectos y retracción en las ventas. También algunos factores puntuales como las inundaciones y su injerencia en la producción”.
El presidente de Clamevet compartió también algunos datos sobre los 53 laboratorios que integran la entidad. “Un 70% de ellos tiene planta de elaboración propia, redundando en una destacada capacidad productiva, con una alta demanda de personal calificado”, aseguró Dale, al tiempo explicaba que en el total de empresas conviven algunas con menos de 10 empleados y otras con más de 60 personas.
“Un 50% de los laboratorios agrupados en Clamevet que tienen planta propia ya están certificados con las GMP del Senasa y el resto están en proceso de hacerlo”, señaló. Y agregó: “Entre nuestros objetivos está el de facilitar e incrementar las exportaciones, segmento en el cual hoy se destacan los países latinoamericanos como principales clientes de los productos nacionales”.

Sanidad y productividad

Entrevistador. Carlos Lencina (Mitre).

Entrevistador. Carlos Lencina (Mitre).

“Si nos referimos al sector ganadero bovino, es evidente que hace más de 20 años hablamos de un destete del 60 al 62%. Sobre una población de 37 millones de cabezas susceptibles de ser vacunadas contra carbunclo, hoy solo se vacunan 20 millones; en materia de brucelosis (obligatoria), sobre 7,2 millones de terneras solo reciben su vacuna unas 5 millones. Los 40 millones de animales prestos a ser vacunados en el pre-servicio, se reducen a solo 10 millones cuando efectivamente se concreta la vacunación. Esto se repite en prácticamente todo los síndromes”, se lamentó Bressi promediando el panel.

Bressi. “El foco está puesto en el mayor uso de las tecnologías”.

Bressi. “El foco está puesto en el mayor uso de las tecnologías”.

Y reforzó: “No se pueden seguir aprobando solo 110 millones de dosis por año. Si esto no cambia, seguiremos hablando de lo mismo en cada evento de MOTIVAR”.
“Al veterinario lo podemos entender desde dos aspectos: el estrictamente profesional y desde lo comercial”, afirmó Dale. “Con respecto a lo primero, comunicar los planes tanto oficiales como no oficiales y explicar la importancia del buen uso de los medicamentos es primordial. Es mucho lo que cuesta a la industria demostrar que sus productos no dejan residuos en los animales de consumo, de allí la importancia de que se bien utilicen en el campo. A su vez, el control de los tiempos de retiro es responsabilidad de los médicos veterinarios”, agregó.
Y completó: “Desde lo comercial, también debemos tener presente que la cadena empieza en la industria, sigue con los distribuidores y participan los veterinarios. En estas tres fases debemos optimizar la rentabilidad para cada uno de los eslabones”.
Luego de esto, llegó el turno de que Bressi opinara estrictamente sobre lo que ocurre en el segmento de las mascotas, evidenciando algunas similitudes.
“Hay 10 millones de perros y 3 millones de gatos, pero entre los actores públicos y privados se logran aplicar solo 2,5 millones de vacunas antirrábicas. ¿Quién está más próximo al dueño de la mascota que el veterinario? El profesional es una pieza clave en revertir estas situaciones. Hay que revalorizar la importancia del veterinario”.

Una mirada hacia adelante

Dale. “Un 70% de los socios de Clamevet tiene planta propia”.

Dale. “Un 70% de los socios de Clamevet tiene planta propia”.

En base a las encuestas internas realizadas por Clamevet, Dale sostuvo que de cara al próximo año se observa optimismo entre sus colegas. “La mayoría de las empresas garantizaron realizar reinversiones en equipamiento y desarrollo. Es importante la exportación porque permite equilibrar la balanza comercial del país y el ingreso de divisas”, aportó el profesional. “Para los exportadores más pequeños es necesario simplificar trámites aduaneros que son muy onerosos”, advirtió el presidente de la Cámara.
“Otra oportunidad que observamos es la elaboración de nuevos productos y para eso contamos con una estrecha relación con el INTI y las universidades, donde buscamos que las empresas se asocien con esas instituciones”, finalizó.
En representación de Caprove, Bressi cerró el panel moderado por Lencina explicando que a futuro perspectivas son buenas. “Estamos en un buen momento para poner en marcha acciones concretas. Tenemos que dejar de pelear por un mercado siempre del mismo tamaño y, a partir de los índices que manejamos, trazar el potencial que tenemos para poder crecer”, explicó. Y culminó: “Estoy convencida que sin sanidad no hay productividad posible. El momento es hoy. Contamos con el apoyo del Gobierno actual y su Ministerio de Agroindustria. Debemos comprometernos”.

Mónica Bressi adelanta los temas centrales de su gestión al frente de Caprove, destacando la necesidad de romper con viejos paradigmas que menosprecian el rol de la sanidad en las producciones.

Bressi. “Los procesos de fusión entre empresas seguirán adelante”.

Bressi. “Los procesos de fusión entre empresas seguirán adelante”.

Con 22 años de trayectoria en el mercado veterinario local e internacional, hace dos meses Mónica Bressi se convirtió en la primera mujer electa como presidenta de la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios.
“Estoy muy orgullosa de poder llevar adelante esta función en Caprove, una cámara que ya cumplió 71 años y nunca bajó los brazos en sostener el mensaje de la sanidad como una de las patas importantes en cualquier producción y especie animal. De modo que seguiré trabajando en reforzar este concepto entre veterinarios, productores y todos los actores del sector pecuario”, le explicó Bressi a MOTIVAR.
MOTIVAR: ¿Cuáles serán los temas que abordará la gestión?
Mónica Bressi: El objetivo principal es fomentar la mayor adopción de planes sanitarios adecuados a cada una de las especies. Es clave que, tanto los productores en producción bovina, cerdos y aves, así también como los dueños de las mascotas conozcan los cuidados básicos que deben tener con sus animales. Para esto, será clave reforzar los mensajes, mejorando nuestra comunicación tanto interna, como externa.
Cuando hablamos de nuestra comunicación interna, uno de los temas a cambiar es que la industria deje de decir que la sanidad es “insignificante” en los costos del productor. Esta es una palabra que descalifica a la sanidad, siendo ésta uno de los pilares clave para una mayor producción. Las palabras tienen peso propio y esto debemos comprenderlo.
Tenemos un mensaje consensuado; lo vamos a ordenar para mejorar su difusión. Nuestro socio en este propósito es y seguirá siendo siempre el asesor veterinario, por sus conocimientos pero también por ser quien más cerca está del productor. No podemos perder de vista que si hace más de 10 años que no logramos superar las 100 millones de dosis d

“La mayor preocupación de la industria es la competitividad; tanto en materia de costos de producción como de precios de venta”.

e vacunas que previenen enfermedades (sin contemplar aftosa) es porque sin dudas queda algo más por hacer. De hecho, esta tendencia cambiará cuando todos nos concienticemos en cuanto a que la sanidad es sinónimo de inversión y no de gasto.

¿De qué manera llevarán esto adelante?
En los próximos meses se estará poniendo en marcha una nueva campaña institucional, con un nivel amplio de comunicaciones, que involucrará a todos los actores, incluyendo al Gobierno. De hecho, la reciente campaña “Ganadería Argentina: más eficiencia, más futuro” que impulsa el Ministerio de Agroindustria de la Nación se nutre, sin dudas, del trabajo realizado por Caprove en los últimos tiempos. Buena parte de sus piezas publicitarias están basadas en la importancia del asesoramiento veterinario a campo y la mayor incorporación de tecnologías sanitarias para evitar pérdidas y mejorar los resultados económicos de los establecimientos.
Algo similar ocurre hoy con el grado de medicalización de las mascotas.
Argentina es el país con mayor relación de mascotas por hogar en el mundo y aun así no logramos que se adopten los suficientes planes sanitarios para dar cobertura a las principales enfermedades, siendo muchas de ellas zoonosis que pueden afectar a las personas.
Somos Caprove y tenemos mucho por aportar.

¿Y a nivel interno?
Más allá de la actualización de nuestra imagen y de la mudanza de las oficinas de la Cámara del centro porteño a la zona Norte del GBA, debemos aprovechar aún más el excelente trabajo que realizan nuestras comisiones técnicas, mejorando los procedimientos internos con el objetivo de darle más impulso a este trabajo. Además, estamos creando las nuevas comisiones, como lo son las de Pequeños Animales y Cerdos, con sus respectivos líderes e integrantes.

¿Cuál es hoy la mayor problemática del sector?
La preocupación es la competitividad; tanto en materia de costos de producción como de precios de venta.
Nuestra rentabilidad cae día a día; de hecho, este año hubo deflación: hay productos que venden más barato que el año pasado.

¿De qué manera puede Caprove abordar este tema?
En materia de precios será clave poder determinar valor mínimo y real para los productos. Es un problema de la industria y es por ello que pondremos en marcha una comisión de Negocios, la cual comenzará a funcionar en 2018 para, respetando las políticas internas de cada empresa, determinar estos valores de referencia al menos en los principales productos que se emplean en los planes sanitarios básicos que recomendamos. Este es sin dudas un primer paso para cuidar el valor real de tecnologías que implican desarrollo, inversiones y contrataciones de personal, entre otras tantas variables.

¿Cómo analiza las fusiones entre empresas que se están concretando?
Somos una industria madura. Está ocurriendo algo similar a lo que pasa en otros mercados. Sin dudas, seguiremos viendo concretarse fusiones y compras de laboratorios. No lo percibo como un problema, aunque sin dudas son movimientos que impactan en el mercado; inclusive en el usuario final.
Es un proceso que sin dudas continuará, involucrando no solo a los grandes jugadores nacionales y multinacionales, sino también a empresas locales (medianas y chicas) que están analizando estas posibilidades.

¿Son un llamado de atención para la participación que la industria nacional tiene sobre el total del mercado?
Sin dudas.

¿De qué manera cree que culminará este 2018?
El segmento en que mejores resultados se vislumbran es el de la ganadería, aunque esto dista sustancialmente de lo que esperábamos para este año a mediados de 2016 cuando las industrias realizaron sus forecast de ventas.
En este sentido, no podemos desconocer el feroz impacto del clima no solo sobre la ganadería (carne y leche) sino también sobre otras producciones agropecuarias. Es una variable que perjudicó el uso de productos en la manga, posponiendo los trabajos fijos y preventivos que suelen realizarse.
También es cierto que el canal comercial está sobre estoqueado.
Las expectativas favorables que teníamos laboratorios, distribuidores y veterinarios hacia fines del año pasado llevaron a que se generaran operaciones de mucho volumen, las cuales no rotaron de la manera deseada.
Es así como hoy vemos que el canal cuenta con stock para afrontar, al menos, los próximos 4 meses.
Más allá de esto, entendemos que no es buena la situación de la avicultura a nivel general y que el poder adquisitivo de la gente sigue marcando el ritmo en el área de pequeños animales. En el caso de la producción porcina vemos un enorme potencial para la industria (seguramente se irán sumando nuevos jugadores en el corto plazo), el cual contrasta con una actualidad que preocupa a los productores locales, tal como lo es la apertura de las importaciones.