fbpx
MOTIVAR- Descarga – Main -JULIO 2021
HomePosts Tagged "coronavirus"

Desde medios internacionales informaron que las intoxicaciones en mascotas aumentó aproximadamente más del doble en los EEUU.

A medida que las personas tratan de protegerse contra el virus de la COVID-19, los productos de limpieza y desinfectantes afectan también a las mascotas provocando intoxicaciones en diferentes grados.

Durante este mes de junio, el volumen de llamadas a los operadores de líneas directas informando sobre intoxicaciones en mascotas debida a productos de limpieza se ha visto aumentada en más del doble en comparación con el mismo período del año pasado en los EEUU. Ahna Brutlag, directora principal del Centro de Control de Envenenamiento Animal de ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales) ha manifestado que su centro experimentó un aumento del 65% en llamadas con posibles envenenamientos por productos de limpieza, durante los primeros cincos meses de 2020 respecto al 2019.

Pero las intoxicaciones parecen no limitarse a las mascotas. La extrema necesidad de proteger contra el virus de la COVID-19 ha provocado también un aumento de los envenenamientos en personas. Esto es debido a las prácticas de limpieza o desinfecciones de alto riesgo.

«Durante enero-marzo de 2020, los centros de envenenamiento recibieron 45.550 llamadas relacionadas con exposiciones a productos de limpieza (28.158) y desinfectantes (17.392), lo que representa un aumento general del 20,4% y 16,4% entre enero-marzo de 2019 (37,822) y enero-marzo de 2018 (39,122), respectivamente «, informan.

EXPOSICIONES ACCIDENTALES

De marzo a mayo, el total de llamadas con relación a intoxicaciones animales ha experimentado un pico histórico. La mayoría de estas llamadas son exposiciones accidentales debido a que las mascotas pueden ingerir los líquidos de los cubos de limpieza, lamerse las patas después de caminar por superficies recién desinfectadas, beber de cuencos no enjuagados o comer restos de toallas usadas para desinfectar que se encuentran en la basura. En otros casos, los propios dueños son los que aplican directamente geles desinfectantes con alcohol sobre las mascotas debido al miedo al contagio después de una salida al exterior.

El Dr. Wismer, profesional del ASPCA, expuso que la mayoría de los casos reportados corresponden con accidentes domésticos, como mascotas que han caminado sobre suelos recientemente limpiados con este tipo de productos. También destaca que la mayoría de estas exposiciones provienen de productos diluidos, por lo que generalmente solo causan molestias gastrointestinales leves e irritaciones de la piel.

No obstante, Wismer, insiste en mantener los productos de limpieza fuera del alcance de las mascotas, ya que contienen sustancias tóxicas potenciales que pueden ocasionar un peligro muy alto, provocando incluso lesiones graves en la boca, esófago o estómago. Además, aconseja mantener a las mascotas fuera de las habitaciones donde los dueños están limpiando, desechar en botes o bolsas cerradas las toallas que se han utilizado para limpiar y usar limpiadores a base de clorhexidina, ya que estos sí son aptos para mascotas.

Según Ahna Brutlag, los profesionales veterinarios deben repasar sus habilidades de descontaminación de mascotas, ya que recordar cómo inducir el vómito en un animal doméstico, tratar las exposiciones a blanqueadores o enjuagar los ojos de un animal que ha sido intoxicado puede ayudar a un veterinario a brindar buena atención primaria.

Del mismo modo, aconseja a los dueños a llamar o acudir inmediatamente a los centros veterinarios si ocurren este tipo de intoxicaciones en las mascotas.

Fuente: Diario Veterinario

Clave. Según la AAIV, no hay evidencia de que los gatos, ni nunguna mascota jueguen algún rol en la propagación del virus.

Clave. Según la AAIV, no hay evidencia de que los gatos, ni nunguna mascota jueguen algún rol en la propagación del virus.

La Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) brindó recomendaciones tras el revuelo generado por la difusión internacional de casos en los cuales hubo felinos involucrados, en Estados Unidos y Francia.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

A mediados de abril, se conocieron los casos de dos gatos con Covid-19 en Nueva York, Estados Unidos, lo cual desató una ola de cuestionamientos acerca de si las mascotas pudieran adquirir el virus y transmitirlo a los humanos, o no. Frente a este escenario, organizaciones que reúnen a los principales referentes en sanidad animal de varios países, departamentos de agricultura, asociaciones de veterinarios y más, remarcaron en que “la sociedad no debe asustarse con esta información” y deben saber que “pueden convivir con sus mascotas”.

Gato por gato: los casos hasta hoy

En un primer momento, se dió a conocer un comunicado oficial de “Centers for Disease Control and Prevention, USA” (CDC) junto con los Laboratorios de Servicios Veterinarios Nacionales del USDA, anunciando los primeros casos confirmados de SARS-CoV-2 -el virus que causa la infección por COVID-19- en dos gatos domésticos: primeras mascotas de Norteamérica en dar positivo.
Confirmaron que los gatos viven en áreas separadas de Nueva York. Ambos tenían una enfermedad respiratoria leve.
El propietario de uno de los animales contrajo COVID19 antes de que el felino comenzara a tener síntomas, y el otro gato reside en un hogar donde nadie ha sido diagnosticado con coronavirus.
“Los funcionarios de salud pública todavía están aprendiendo sobre el SARS-CoV-2, pero no hay evidencia de que las mascotas desempeñen un papel en la propagación del virus.”, mencionaron.
Hasta la fecha de cierre de esta edición, el CDC recomendaba no permitir que las mascotas interactúen con personas o animales, mantener los gatos en el interior y pasear a los perros con correa, manteniendo distancia de otras personas y animales.
Por otro lado, cruzando al otro Continente, a fines de abril se detectó otro gato con Covid-19 en París, Francia.
Este estudio informa, por primera vez, la infección natural de un gato en el país y declararon que probablemente haya sido infectado por sus dueños.
El 27 de marzo, también se informó el caso de un gato de Bélgica, que resultó ser infectado por su dueño y presentó problemas respiratorios y digestivos. Aunque el portavoz del centro belga anticrisis contra el coronavirus enfatizó que se trataba de un caso aislado.

La visión en Argentina

En alusión a estos casos, los cuales crearon mucha incertidumbre en el mundo sobre todo para aquellos propietarios de mascotas, la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) brindó sus recomendaciones.
“Los dos gatos de Nueva York presentaron una enfermedad respiratoria leve. Uno de los ellos procedía de un hogar sin personas enfermas de COVID-19, por lo que se especula que el contagio podría haber ocurrido a través de un individuo asintomático o por contacto con una persona infectada fuera de su hogar. El segundo, provenía de un dueño positivo a COVID-19”, aclararon.
La Asociación recomendó, no realizar pruebas para COVID-19 de rutina en animales, en ningún lugar del mundo.
“No existen evidencias de que el gato ni ninguna otra mascota desempeñen algún rol en la propagación del virus, ni que transmita la infección a las personas. No hay justificación para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan comprometer su bienestar”. Además, llamaron a reforzar el concepto de tenencia responsable, recomendando que los gatos y hurones se mantengan en el interior de los hogares, y extremar las medidas de higiene”.
Como tantos otros ligados a COVID19, este tema vive una evolución constante, la cual invitamos a poder ir siguiendo en tiempo real a través de www.motivar.com.ar.

Avances en el estudio de la COVID-19 en animales

Comisión directiva de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria.
Bibliografía: “A Critical Needs Assessment for Research in Companion Animals and Livestock Following the Pandemic of COVID-19 in Humans. McNamara T, Richt JA, Glickman L. Vector-Borne and Zoonotic Diseases, 2020.DOI: 10.1089/vbz.2020.2650.,

La emergente pandemia causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que se inició en Wuhan, China, en noviembre del año pasado, ha traído muchos interrogantes respecto a saber si los animales podrían infectarse, diseminar el virus entre ells y transmitirlo al ser humano.

En este trabajo, los autores citan cronológicamente una serie de eventos sucedidos en diferentes partes del mundo en los que se involucran a los animales domésticos. Nuestro propósito es resumir y comentar este artículo, y brindar información basada exclusivamente en las evidencias científicas existentes hasta el momento.

Los trabajos científicos publicadosson numerosos; sin embargo,por la celeridad de dar respuestas, no todos están debidamente validados ni tienen el rigor científico necesario. La mayor parte de la información está referida a perros y gatos. Entre febrero y marzo de este año en Hong Kong, se detectaron dos perros con positivas a la prueba de PCR-RT, en la que se detecta el material genético (ARN) viral. El primer perro se mantuvo asintomático y no se pudo aislar virus a partir de él; por lo que se atribuyó este hallazgo a la contaminación ambiental procedente de su dueño que estaba enfermo de COVID-19. Sin embargo, posteriormente hubo nueva evidencia epidemiológica al detectarse anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 en el suero del animal. No hay datos que describan la situación sanitaria del segundo caso.

En Bélgica se anunció el primer caso en un gato a fines de marzo. El animal desarrolló tanto sintomatología respiratoria como gastrointestinal, y se recuperó de la enfermedad a los 9 días de iniciados los síntomas. En este animal se demostró la presencia de grandes cantidades de antígeno viral en vómitos y en heces durante la evolución de la infección. Sin embargo, el comité de científicos belgas se declaró incapaz de evaluar el riesgo de transmisión al ser humano. El Comité consideró que los gatos serían huéspedes finales del virus, que el riesgo de transmisión al ser humano era bajo, pero aconsejó a los propietarios limitar el contacto con sus mascotas y extremar las medidas de higiene.

Durante el mes de abril, investigadores de China publicaron un trabajo en el que estudiaron 100 gatos callejeros y hogareños en Wuhan, y detectaron anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 en el 15% de ellos. A mediados de ese mismo mes se detectaron en Nueva York dos gatos positivos para SARS-CoV-2 que mostraban signos respiratorios, ambos de propietarios con COVID-19. Además, se r infecciones en tigres y leones africanos en el zoológico de Bronx que mostraron signología clínica y que fueron positivos para SARS-CoV-2 estos animales estaban bajo el cuidado de un trabajador infectado asintomático. En base a todos estos antecedentes, podríamos decir que se ha establecido que la especie felina se puede infectar en forma natural, al menos ante determinadas circunstancias que aún no están dilucidadas.

Un factor que se ha tenido en cuenta para evaluar la posibilidad de infección es el nivel de expresión del receptor ACE2 en los diferentes tejidos, hasta ahora el único receptor viral conocido, pero se debe también analizar la posibilidad de que haya otros factores y/o correceptores involucrados, tal cual lo expresara la agencia francesa de alimentación y seguridad medioambiental. Un grupo de investigación de China ha estudiado la infectividad del virus en ratones transgénicos que expresan ACE2, y otro grupo estudió la expresión del receptor en los tejidos y su relación con la susceptibilidad al SARS-CoV2 y en varias especies animales, que incluían gatos, hurones y animales de granja. Desde la AAIV dedicamos un comunicado al análisis de este último trabajo. Más allá de estos estudios, se considera que puede haber otros factores que determinen o condiciones la susceptibilidad de una especie así como el riesgo que lo transmita a otras especies, inclusive el ser humano.

En cuanto a las especies de interés pecuario, tales como vacas, ovejas, cabras, caballos, patos, pavos y gallinas, entre otras, aún es necesario determinar si pueden infectarse, y de ser así, si puede existir transmisión intraespecie o bien hacia otras especies como el humano. Existen solo unos estudios realizados en China y en Alemania en los que se realizaron infecciones experimentales en cerdos, gallinas y patos, pero los autores informan que el virus no fue capaz de replicarse eficientemente bajo las condiciones experimentales de los trabajos. Recientemente se ha informado la presencia de visones infectados en dos granjas de los Países Bajos.

En virtud de ello y concomitante con otros hallazgos en otras especies, hay evidencias experimentales de que los animales de compañía podrían infectarse. Sin embargo, al no haber evidencias de su grado de infectividad, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declararon que estos animales de compañía no serían fuente de infección ni intraespecie ni hacia los seres humanos. En particular, nuestros comunicados anteriores desde la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) estaban referidos a estos conceptos.

En lo referente al diagnóstico, los kits de diagnóstico molecular por PCR-RT empleados para humanos pueden ser fácilmente adaptados al chequeo de los animales. Sin embargo, los test serológicos tales como los ELISA empleados para el diagnóstico en la población humana o los kits rápidos, no pueden ser usados, por lo cual es importante y necesario desarrollar kits para detectar anticuerpos a partir de muestras animales. Se recomienda entonces no realizar diagnósticos de rutina en los animales de compañía hasta tanto no estén debidamente validados los test de diagnóstico para estas especies.

En conclusión, podemos advertir que debemos ser muy cautos a la hora de leer la abundante información que recibimos, ya sea a través de artículos de divulgación o de publicaciones científicas. En lo que respecta a nuestros animales domésticos, los mensajes de las principales agencias internacionales han transmitidos la necesidad de extremar las medidas de higiene, asegurarse de lavarse bien las manos luego de tocar a los animales, y ser muy cuidadoso en no dejarse olfatear ni lamer la cara por los perros o gatos.

Se trata de un Multiplexor de ventilación mecánica, proyecto creado por especialistas de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA y la UNLAM. ¿Qué promete el proyecto que espera ser aprobado por ANMAT?

Ante una eventual necesidad de ampliar el acceso a los ventiladores mecánicos durante la pandemia de COVID-19, un grupo de especialistas desarrolló una nueva herramienta para duplicar el alcance de ventiladores mecánicos.

Ing. Hernán Lampuri y el segundo Ing. Ernesto Gutierrez.

Ing. Hernán Lampuri junto con el Ing. Ernesto Gutierrez.

Este nuevo concepto surgió de la interacción entre el médico veterinario Pablo Otero, a cargo de la Cátedra de Anestesiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA, el Ing. Hernán Lampuri, (UNLAM) en conjunto con el Ing. Ernesto Gutiérrez (UNLAM) y la colaboración del Ing. Matías Madorno (ITBA).

«Uno de los problemas que trajo esta pandemia es la falla en los sistemas de salud de todo el mundo en suplir las necesidades de personas enfermas que requieren de asistencias complejas, dentro de las cuales la ventilación mecánica es una de ella», explicó el Dr. Otero a MOTIVAR. Y agregó: «Inclusive en los países desarrollados ha sido un punto de inflexión importante».

A partir de esta problemática, surgieron posibilidades de estudiar alternativas para incrementar el parque de ventiladores mecánicos. «En todo el mundo se empezó a fabricar respiradores de forma artesanal, muchos con grandes falencias. Es una tecnología extremadamente complicada, para la cual se necesitan equipos multidisciplinarios que vayan guiando el camino”, detalló en diálogo con MOTIVAR.

En el proyecto está también involucrada Herlam, empresa con más de 40 años de trayectoria brindando soluciones de anestesia, ventilación pulmonar y oxigenoterapia. Desde esta reconocida firma en el sector veterinario, explicaron que el dispositivo es capaz de duplicar la cantidad de pacientes por ventilador instalado, sin interferir en la visualización de sus parámetros ventilatorios, ni del manejo de sus alarmas. Además sostuvieron que no se han evidenciado en los ensayos resistencias de ningún tipo, u otra obstrucción que pudiese acelerar o retardar el flujo que circula a través del dispositivo hacia el paciente.

“Con este proyecto buscamos duplicar la capacidad instalada de respiradores”, sostuvo uno de los referentes del proyecto, y agregó que “es muy económico”.

Beneficios

Este dispositivo logra, por lo tanto, individualizar el ciclo ventilatorio completo entregado por el ventilador mecánico, programado para el análisis de la ventilación por paciente y determina la finalización del ciclo ventilatorio completo del primer paciente, para luego conmutar la rama inspiratoria la cual será el próximo nexo de interface paciente – ventilador del segundo paciente.

«Lo que hace el equipo fundamentalmente, es que direcciona alternativamente la ventilación al paciente 1 y al paciente 2. De esta manera, se conservan características importantes que sacrificas con el otro modelo, que es el monitoreo», sostuvo el Dr. Otero.

Las ramas espiratorias de ambos pacientes también fueron consideradas como factor relevante de su diseño. Los entrevistados declararon que fueron provistas con sendas válvulas de alto caudal que impiden el contacto de los volúmenes exhalados de ambos pacientes, evitándose así la contaminación cruzada.

Además, la utilización en diversos modos ventilatorios mandatorios (VCV, VCP), y mandos de ventilación (PEEP y Pausa Inspiratoria) procura no alterar ninguno de sus requisitos esenciales de funcionamiento, seguridad y eficacia.

Ensayos

El dispositivo fue sometido a diferentes ensayos en el Laboratorio de la Cátedra de Anestesiología y Algiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias, UBA. Fue parte de un test en el banco de pruebas de la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires en abril, bajo la supervisión de Pablo Otero.

“Actualmente continuamos realizando pruebas de funcionamiento y validaciones de laboratorio, y paralelamente generando la documentación necesaria para la presentación del dispositivo en los laboratorios de ensayos de seguridad eléctrica y compatibilidad electromagnética, con el objetivo final de la presentación y posterior aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT)”, concluyeron.

Para más información escribir a proyectoveinti2@outlook.com

Compartimos la carta emitida por la Dra. Analía Marisa Vargas, presidenta del Consejo Veterinario del Chaco, sobre el cuidado de las mascotas en tiempos de coronavirus.

Hasta el día de la fecha no hay evidencias científicas de que los animales domésticos (perros y gatos) puedan transmitir el virus. La comunidad científica, en su mayoría, coincide en que la vía de transmisión del coronavirus es de humanos a humanos.

Hay que tener en cuenta que los animales, el hombre y el medio ambiente comparten muchas patologías y que aún queda mucho por saber sobre qué papel cumplen los animales (domésticos-salvajes) en la transmisión del este virus.

Por eso se recomienda a la población:

  • Pasear a las mascotas por períodos cortos para satisfacer sus necesidades fisiológicas, no para su recreación.
  • Realizar los paseos con una sola persona del hogar.
  • Buscar lugares pocos concurridos.
  • Evitar contacto con otras personas y mascotas.
  • Recoger las heces y desecharlas responsablemente.
  • Al regresar al hogar, lavar sus patas solamente con agua y jabón. Evitar otras sustancias que puedan irritar como cloro, alcohol, etc.
  • Lavarse las manos antes y después de interactuar con la mascota, su comida o sus artículos.
  • Evitar besar a la mascota y evitar el lamido de la mascota.
  • No compartir el alimento.
  • Realiza la limpieza diaria del hogar con agua de lavandina (hipoclorito de sodio).
  • Las mascotas no usan barbijos, solo sus propietarios.

Las personas COVID 19 (+) que no deben tengan contacto con su mascota y, si lo tuvieron, deben informar para que Salud Pública y el Servicio Veterinario trabajen conjuntamente para compartir la información y realizar una evaluación de riesgos, apoyados en el enfoque Una sola salud.

El cuidado de nuestras mascotas es nuestra responsabilidad. No debemos abandonarlos ni maltratarlos. Ellos nos acompañan y alegran nuestras vidas.

Dra. Analía Marisa Vargas
Presidente del Consejo Veterinario del Chaco

El rubro veterinario ligado al caballo es uno de los más afectados por el actual contexto, tanto en el ámbito de los laboratorios, como en sus canales de distribución, veterinarias, etc. Compartimos el pedido de Clamevet.

La Cámara de Laboratorios Argentinos Medicinales Veterinarios (Clamevet), miembro de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó en un comunicado, su preocupación por los amplios sectores de la economía que están siendo seriamente afectados por las medidas de prevención del COVID-19.

La Industria de elaboración de medicamentos de uso veterinario, farmacéuticos y biológicos, necesarios para la prevención y mantenimiento de la salud animal, cumple con las exigentes normas GMP de fabricación, de bioseguridad, y actualmente con los protocolos de prevención del COVID19 que corresponden, contando con profesionales muy capacitados en la materia.

Específicamente, la producción de medicamentos destinados al caballo es el sector de la industria farmacéutica veterinaria, junto con sus canales de distribución, vendedores, veterinarias, etc. que está más afectado por la actual situación.

“Es la rama farmacéutica veterinaria que creció y se desarrolló junto al sector hípico, con más de 60 laboratorios medicinales veterinarios que elaboran productos para los equinos, la mayoría Pymes de capitales nacionales, integrantes de CLAMEVET, que han visto prácticamente anuladas las ventas en esta etapa”, dice el comunicado.

Frente a este marco, sigue: “Es por ello que nos queremos referir especialmente en esta ocasión al sector hípico en las múltiples actividades que lo caracterizan, sumamente arraigadas en amplios sectores de nuestra sociedad, como ser: equinoterapia, turf, equitación de carácter deportivo, fiestas regionales populares, exposiciones, subastas, polo, haras, juego del pato, etc., muchas de las cuales están prácticamente paralizadas, lo que pone en riesgo más de 150.000 puestos de trabajo, es decir casi medio millón de personas contando sus familias, que dependen de la actividad hípica.

En torno al caballo, informaron que se han desarrollado distintas industrias que conviven y se retroalimentan constantemente cuando se encuentran en un ámbito favorable.

Es el Turf el que genera numerosos puestos de trabajo directos e indirectos. Se trata de una mano de obra intensiva y especializada que va desde la cría del caballo pura sangre en el campo, hasta los cuidadores, serenos, vareadores, veterinarios, herradores, jinetes, peones, farmacéuticos, etc.

El sector equino en la Argentina

Para tomar dimensión de lo que la actividad hípica significa para Argentina, subrayaron que es el 5º productor mundial y primero en Sudamérica de caballos Sangre Pura de Carrera, con unos 6.500 nacimientos en 2019. El Turf sumando sus distintas etapas, genera nada menos que el 8,7% del producto nacional agropecuario y el 18,2% del pecuario.

En polo es primer productor mundial y exportador de caballos de esa especialidad, con producción de aproximadamente 7000 embriones de caballos al año, así como de equinos clonados, lo que demuestra la calidad técnica de nuestra industria veterinaria.

“Es el turf la actividad hípica que más seriamente se ha visto perjudicada en lo económico y que afecta a mayor número de personas ya que ha debido suspender todas las carreras de caballos desde mediados de marzo, por lo que se ha privado de la principal fuente de ingresos que son los premios en las carreras que provienen de las apuestas, con lo que se mantienen los equinos y puestos de trabajo; la guarda de un equino implica una erogación de entre 15 a 20 mil pesos mensuales”, expresó la Clamevet.

Pérdidas por COVID-19

La pérdida diaria de los hipódromos es de unos 20 millones de pesos diarios, de los que un 70 % aproximadamente se destinan a premios, que cubren gastos, y del 28 % que se retiene de las apuestas hay un 1 % que se destina a municipios, 1 % a gobernaciones y 1% al estado, lo que implica un lucro cesante también para esos estamentos públicos.

“Somos conscientes que evitar toda aglomeración constituye una medida eficaz para evitar la propagación de la pandemia, sin embargo, impacta de lleno en el turf, porque las reuniones hípicas son el principal sustento económico de la actividad. Sin las apuestas, la supervivencia y los puestos de trabajo están en serio riesgo”.

Y continúa: “Creemos que, mediante precisos protocolos, se podría volver a organizar carreras, por ejemplo, en horarios diurnos, sin público y con el ingreso permitido a trabajadores que son fundamentales, llámese preparadores, jinetes, cuidadores, herradores y personal autorizado, los que deben pasar todos los días por controles de ingreso y mantener un estricto distanciamiento”.

Los Hipódromos ya han redactado un protocolo sanitario de seguridad para poder proteger a todos los actores hípicos, y a la población en general el día que se reanuden las carreras.

“Otro de los sectores que consideramos de sensible importancia y que ha sido especialmente afectado por la cuarentena social y obligatoria son los Centros de Equinoterapia, método terapéutico que no debería ser discontinuado por la necesidad de contar con esta herramienta indispensable para el tratamiento de cientos de pacientes, especialmente niños, para su desarrollo físico, psíquico y social. No menor es la falta de ingresos de estos centros, necesario para la alimentación y mantenimiento de los equinos”

También la actividad del polo y todo lo relacionado sufrirá las consecuencias ya que si bien no es temporada en Argentina pronto lo será en Europa y la falta de exportación de caballos de polo no permitirá generar esa fuente de ingreso de divisas al país y por otra parte se suspenderá la temporada que habitualmente realizan nuestros jinetes y petiseros en el exterior.

“La exportación de productos veterinarios también sufre las dificultades derivadas de la actual situación lo que produce una importante disminución en el ingreso de divisas considerando que son productos de muy alto valor agregado llegando a valores de entre 15 a 20000 dólares la tonelada”, concluyó el comunicado.

Organizada por Old Prince, el 13 de mayo se llevará adelante un Webinar abierto para veterinarios de todo el país, a cargo de Luciano Aba, editor de MOTIVAR y Revista 2+2.

Luciano Aba, editor de esta Revista 2+2 y MOTIVAR, brindará un webinar sobre gestión y tendencia veterinaria en tiempos de COVID19 abierto para los veterinarios de todo el país.

El objetivo es describir las tendencias actuales y los cambios en el consumo tanto de alimentos balanceados para mascotas, como también de productos veterinarios, en el actual contexto de cuarentena por COVID19.

Así de simple es la propuesta que Old Prince, MOTIVAR y la Revista 2+2 llevarán adelante el próximo miércoles 13 de mayo a partir de las 19.00 horas por medio de un Webinar abierto a profesionales de todo el país.

Registrate acá para la presentación de Luciano Aba
https://zoom.us/webinar/register/WN_aPOB5l-nQU-KnwKAMEJGhg

Esta jornada sobre gestión y tendencia veterinaria en tiempos de COVID19 es acompañada también por las distribuidoras Kronen y Muñoz.

Para participar de esta charla, https://zoom.us/webinar/register/WN_aPOB5l-nQU-KnwKAMEJGhg

Investigadores están trabajando en la obtención de nanoanticuerpos monoclonales derivados de llama y anticuerpos policlonales derivados de la yema de huevo de gallinas para tratar el COVID-19.

Desde INTA Informa, dieron a conocer esta colaboración internacional sin precedentes. Científicos de todo el mundo avanzan en una carrera cuyo principal punto de llegada es la obtención de una vacuna.

Esta es una de las iniciativas –seleccionadas por una comisión Ad Hoc– que será financiada por la Agencia de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación.

“Trabajamos sin descanso para aportar un granito de arena que ayude a salvar la vida de las personas”, afirmó Viviana Parreño, responsable del Laboratorio de Virus Gastroentéricos del Instituto de Virología y coordinadora científica de INCUINTA del INTA, quien desde hace 13 años se dedica al estudio de los virus que causan la diarrea neonatal en diferentes especies de animales y en el desarrollo de nanoanticuerpos monoclonales recombinantes derivados de llamas, también conocidos como nanobodies.

Con una larga trayectoria en el ámbito de la investigación de virus, en 2005 Parreño y su equipo iniciaron en el INTA la línea de investigación en nanobodies, unas moléculas muy pequeñas derivadas de los anticuerpos de cadena pesada que poseen las diferentes clases de camélidos –camellos, llamas, alpacas, vicuñas y guanacos–. Los nanobodies son las moléculas más pequeñas que existen en la naturaleza y que poseen la capacidad de reconocer a otra y de neutralizarla.

“La capa superficial de un virus, contra la cual suelen generarse las vacunas, cambia constantemente y de especie a especie. Por ejemplo, las cepas de Rotavirus A detectadas hasta el momento poseen 35 variantes en su capa externa”, señaló Parreño.

Por su pequeñez y capacidad de escabullirse, los nanobodies reconocen la parte interna del virus. A esta característica extraordinaria se suma que, a diferencia de otras moléculas –que expuestas a altas temperaturas o a cambios en el pH suelen modificar su estructura–, los nanobodies mantienen sus propiedades funcionales en pH extremos y resisten altas temperaturas. Además, pueden administrarse por vía oral, nasal y también humanizarse y administrarse por vías sistémicas. Así, se presentan como una opción rápida y confiable.

“Sabemos que se trata de una herramienta que tiene mucho potencial, por eso queremos aportar nuestro conocimiento y experiencia”, aseguró Parreño y agregó: “Vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para colaborar con los tratamientos que buscan hacerle frente a la pandemia”.

El virus SARS-CoV-2 pertenece al grupo de los betacoronavirus que, si bien es diferente al sublinaje del coronavirus bovino –virus estudiado por la doctora Marina Bok, especialista que integra el equipo de Parreño–, es posible que puedan encontrar nanobodies neutralizantes para una terapia. “Creemos que vale la pena intentar la búsqueda porque es la estrategia más rápida y, seguramente, encontraremos anticuerpos cruzados para fines diagnósticos”, consideró Parreño.

“Gracias a la experiencia de INCUINTA, sumado a la sinergia lograda con el grupo de Itatí Ibañez –del Instituto de Ciencia y Tecnología “Dr. Cesar Milstein”–, con la participación de un consorcio de investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA, y de Elsa Baumeister –del Servicio de Virosis Respiratorias del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (INEI) de la ANLIS-Malbrán–, hace que este equipo pueda tener una respuesta excepcionalmente rápida frente a situaciones de emergencia, como es la actual pandemia de SARS-CoV-2”, destacó Parreño y agregó: “Contar con un anticuerpo monoclonal, de fácil producción y purificación, sería una herramienta clave para el tratamiento de pacientes en estado avanzado y/o con enfermedades de base”.

En articulación permanente con Itatí Ibañez (Milstein) y con Karin Bok (NIH), los investigadores argentinos buscan la manera de neutralizar la infección viral. “En el laboratorio, Itatí se concentra en expresar la proteína externa del virus –llamada spike– que servirá para inmunizar una llama”, explicó Parreño y añadió: “El animal genera una respuesta inmune contra esa proteína y, a partir de eso, obtenemos los nanobodies que servirán para desarrollar un tratamiento preventivo”.

Por último, las opciones no terminan en los camélidos. El equipo que lidera Parreño también se enfoca en el desarrollo de inmunoglobulinas de yema de huevo de gallinas (IgY). Se trata de anticuerpos que se forman como respuesta a la inoculación de antígenos seleccionados –pueden ser bacterias, virus, parásitos o proteínas– y se producen en gallinas hiperinmunizadas que transfieren en forma activa las Ig séricas a las yemas de los huevos donde se acumulan en gran cantidad –hasta 100 mg por huevo– y son de fácil extracción y purificación.

Fuente: INTA Informa

Clave. Según la AAIV, no hay evidencia de que los gatos, ni nunguna mascota jueguen algún rol en la propagación del virus.

Clave. Según la AAIV, no hay evidencia de que los gatos, ni nunguna mascota jueguen algún rol en la propagación del virus.

La Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) brindó recomendaciones tras el revuelo generado por la difusión internacional de casos en los cuales hubo felinos involucrados, en Estados Unidos y Francia.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

A mediados de abril, se conocieron los casos de dos gatos con Covid-19 en Nueva York, Estados Unidos, lo cual desató una ola de cuestionamientos acerca de si las mascotas pudieran adquirir el virus y transmitirlo a los humanos, o no. Frente a este escenario, organizaciones que reúnen a los principales referentes en sanidad animal de varios países, departamentos de agricultura, asociaciones de veterinarios y más, remarcaron en que “la sociedad no debe asustarse con esta información” y deben saber que “pueden convivir con sus mascotas”.

Gato por gato: los casos hasta hoy

En un primer momento, se dió a conocer un comunicado oficial de “Centers for Disease Control and Prevention, USA” (CDC) junto con los Laboratorios de Servicios Veterinarios Nacionales del USDA, anunciando los primeros casos confirmados de SARS-CoV-2 -el virus que causa la infección por COVID-19- en dos gatos domésticos: primeras mascotas de Norteamérica en dar positivo.
Confirmaron que los gatos viven en áreas separadas de Nueva York. Ambos tenían una enfermedad respiratoria leve.
El propietario de uno de los animales contrajo COVID19 antes de que el felino comenzara a tener síntomas, y el otro gato reside en un hogar donde nadie ha sido diagnosticado con coronavirus.
“Los funcionarios de salud pública todavía están aprendiendo sobre el SARS-CoV-2, pero no hay evidencia de que las mascotas desempeñen un papel en la propagación del virus.”, mencionaron.
Hasta la fecha de cierre de esta edición, el CDC recomendaba no permitir que las mascotas interactúen con personas o animales, mantener los gatos en el interior y pasear a los perros con correa, manteniendo distancia de otras personas y animales.
Por otro lado, cruzando al otro Continente, a fines de abril se detectó otro gato con Covid-19 en París, Francia.
Este estudio informa, por primera vez, la infección natural de un gato en el país y declararon que probablemente haya sido infectado por sus dueños.
El 27 de marzo, también se informó el caso de un gato de Bélgica, que resultó ser infectado por su dueño y presentó problemas respiratorios y digestivos. Aunque el portavoz del centro belga anticrisis contra el coronavirus enfatizó que se trataba de un caso aislado.

La visión en Argentina

En alusión a estos casos, los cuales crearon mucha incertidumbre en el mundo sobre todo para aquellos propietarios de mascotas, la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) brindó sus recomendaciones.
“Los dos gatos de Nueva York presentaron una enfermedad respiratoria leve. Uno de los ellos procedía de un hogar sin personas enfermas de COVID-19, por lo que se especula que el contagio podría haber ocurrido a través de un individuo asintomático o por contacto con una persona infectada fuera de su hogar. El segundo, provenía de un dueño positivo a COVID-19”, aclararon.
La Asociación recomendó, no realizar pruebas para COVID-19 de rutina en animales, en ningún lugar del mundo.
“No existen evidencias de que el gato ni ninguna otra mascota desempeñen algún rol en la propagación del virus, ni que transmita la infección a las personas. No hay justificación para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan comprometer su bienestar”. Además, llamaron a reforzar el concepto de tenencia responsable, recomendando que los gatos y hurones se mantengan en el interior de los hogares, y extremar las medidas de higiene”.
Como tantos otros ligados a COVID19, este tema vive una evolución constante, la cual invitamos a poder ir siguiendo en tiempo real a través de www.motivar.com.ar.

Avances en el estudio de la COVID-19 en animales

Comisión directiva de la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria.
Bibliografía: “A Critical Needs Assessment for Research in Companion Animals and Livestock Following the Pandemic of COVID-19 in Humans. McNamara T, Richt JA, Glickman L. Vector-Borne and Zoonotic Diseases, 2020.DOI: 10.1089/vbz.2020.2650.,

La emergente pandemia causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 que se inició en Wuhan, China, en noviembre del año pasado, ha traído muchos interrogantes respecto a saber si los animales podrían infectarse, diseminar el virus entre ells y transmitirlo al ser humano.

En este trabajo, los autores citan cronológicamente una serie de eventos sucedidos en diferentes partes del mundo en los que se involucran a los animales domésticos. Nuestro propósito es resumir y comentar este artículo, y brindar información basada exclusivamente en las evidencias científicas existentes hasta el momento.

Los trabajos científicos publicadosson numerosos; sin embargo,por la celeridad de dar respuestas, no todos están debidamente validados ni tienen el rigor científico necesario. La mayor parte de la información está referida a perros y gatos. Entre febrero y marzo de este año en Hong Kong, se detectaron dos perros con positivas a la prueba de PCR-RT, en la que se detecta el material genético (ARN) viral. El primer perro se mantuvo asintomático y no se pudo aislar virus a partir de él; por lo que se atribuyó este hallazgo a la contaminación ambiental procedente de su dueño que estaba enfermo de COVID-19. Sin embargo, posteriormente hubo nueva evidencia epidemiológica al detectarse anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 en el suero del animal. No hay datos que describan la situación sanitaria del segundo caso.

En Bélgica se anunció el primer caso en un gato a fines de marzo. El animal desarrolló tanto sintomatología respiratoria como gastrointestinal, y se recuperó de la enfermedad a los 9 días de iniciados los síntomas. En este animal se demostró la presencia de grandes cantidades de antígeno viral en vómitos y en heces durante la evolución de la infección. Sin embargo, el comité de científicos belgas se declaró incapaz de evaluar el riesgo de transmisión al ser humano. El Comité consideró que los gatos serían huéspedes finales del virus, que el riesgo de transmisión al ser humano era bajo, pero aconsejó a los propietarios limitar el contacto con sus mascotas y extremar las medidas de higiene.

Durante el mes de abril, investigadores de China publicaron un trabajo en el que estudiaron 100 gatos callejeros y hogareños en Wuhan, y detectaron anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 en el 15% de ellos. A mediados de ese mismo mes se detectaron en Nueva York dos gatos positivos para SARS-CoV-2 que mostraban signos respiratorios, ambos de propietarios con COVID-19. Además, se r infecciones en tigres y leones africanos en el zoológico de Bronx que mostraron signología clínica y que fueron positivos para SARS-CoV-2 estos animales estaban bajo el cuidado de un trabajador infectado asintomático. En base a todos estos antecedentes, podríamos decir que se ha establecido que la especie felina se puede infectar en forma natural, al menos ante determinadas circunstancias que aún no están dilucidadas.

Un factor que se ha tenido en cuenta para evaluar la posibilidad de infección es el nivel de expresión del receptor ACE2 en los diferentes tejidos, hasta ahora el único receptor viral conocido, pero se debe también analizar la posibilidad de que haya otros factores y/o correceptores involucrados, tal cual lo expresara la agencia francesa de alimentación y seguridad medioambiental. Un grupo de investigación de China ha estudiado la infectividad del virus en ratones transgénicos que expresan ACE2, y otro grupo estudió la expresión del receptor en los tejidos y su relación con la susceptibilidad al SARS-CoV2 y en varias especies animales, que incluían gatos, hurones y animales de granja. Desde la AAIV dedicamos un comunicado al análisis de este último trabajo. Más allá de estos estudios, se considera que puede haber otros factores que determinen o condiciones la susceptibilidad de una especie así como el riesgo que lo transmita a otras especies, inclusive el ser humano.

En cuanto a las especies de interés pecuario, tales como vacas, ovejas, cabras, caballos, patos, pavos y gallinas, entre otras, aún es necesario determinar si pueden infectarse, y de ser así, si puede existir transmisión intraespecie o bien hacia otras especies como el humano. Existen solo unos estudios realizados en China y en Alemania en los que se realizaron infecciones experimentales en cerdos, gallinas y patos, pero los autores informan que el virus no fue capaz de replicarse eficientemente bajo las condiciones experimentales de los trabajos. Recientemente se ha informado la presencia de visones infectados en dos granjas de los Países Bajos.

En virtud de ello y concomitante con otros hallazgos en otras especies, hay evidencias experimentales de que los animales de compañía podrían infectarse. Sin embargo, al no haber evidencias de su grado de infectividad, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) declararon que estos animales de compañía no serían fuente de infección ni intraespecie ni hacia los seres humanos. En particular, nuestros comunicados anteriores desde la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) estaban referidos a estos conceptos.

En lo referente al diagnóstico, los kits de diagnóstico molecular por PCR-RT empleados para humanos pueden ser fácilmente adaptados al chequeo de los animales. Sin embargo, los test serológicos tales como los ELISA empleados para el diagnóstico en la población humana o los kits rápidos, no pueden ser usados, por lo cual es importante y necesario desarrollar kits para detectar anticuerpos a partir de muestras animales. Se recomienda entonces no realizar diagnósticos de rutina en los animales de compañía hasta tanto no estén debidamente validados los test de diagnóstico para estas especies.

En conclusión, podemos advertir que debemos ser muy cautos a la hora de leer la abundante información que recibimos, ya sea a través de artículos de divulgación o de publicaciones científicas. En lo que respecta a nuestros animales domésticos, los mensajes de las principales agencias internacionales han transmitidos la necesidad de extremar las medidas de higiene, asegurarse de lavarse bien las manos luego de tocar a los animales, y ser muy cuidadoso en no dejarse olfatear ni lamer la cara por los perros o gatos.

El 70% de las enfermedades emergentes tienen origen animal y el 65% de las infecciosas son zoonóticas. “El cuidado de la salud animal es clave ante las epidemias del Siglo XXI”, señalan desde el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires.

Para los veterinarios no es nueva la relación entre las cuestiones sanitarias humanas y la sanidad animal. Hasta hace pocos años, la salud pública era considerada como un área de la sanidad vinculada únicamente a la medicina humana, quedando relegada la participación de la medicina veterinaria en las zoonosis, es decir, en los casos de enfermedades transmisibles al hombre a partir de los animales.

Sin embargo, en las últimas décadas debido a múltiples acontecimientos, se ha puesto de manifiesto el verdadero rol que la medicina veterinaria tiene en la salud pública: “Los Médicos Veterinarios participamos diariamente en el control y la erradicación de enfermedades infecciosas en los diferentes sistemas de producción; es decir, en controles sanitarios productivos, industriales, comerciales y de servicios de alimentación. Y por más de cien años se ha trabajado en la erradicación y control de virosis que originalmente no tenían vacunas”, señalan autoridades del Colegio de Veterinarios Bonaerense.

En ese sentido, si bien la interacción entre salud humana y animal no es novedad, el alcance y las repercusiones actuales debido a la Pandemia, amplían el panorama del concepto Una Sola Salud propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Bajo este lema, se logra un enfoque multidisciplinar de relación directa entre la salud humana, la salud animal y el medio ambiente, donde la OMS apoya una visión única. Así, colabora con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) para promover respuestas interdisciplinares a los peligros en materia de inocuidad alimentaria, los riesgos de zoonosis y otras amenazas para la salud pública en la interacción entre seres humanos, animales y el ecosistema y, de esta manera, trabajar en orientaciones sobre cómo de reducir riesgos.

El rol del veterinario debe dejar de ser entendido como aquel que sólo cura animales para entenderse como una pieza fundamental para preservar la salud pública. Los veterinarios poseen incumbencias profesionales que van más allá de la clínica veterinaria; entre ellas, el control en la inocuidad alimentaria, el estudio de enfermedades zoonóticas y su erradicación, la biodiversidad, los trabajos de laboratorio y la investigación, el desempeño en el campo agroindustrial, el cuidado del medioambiente, entre otras.

En el contexto de la pandemia de COVID-19, los médicos veterinarios son parte integral de la comunidad sanitaria mundial; al realizar su trabajo, tienen la responsabilidad de salvaguardar su salud, la salud de aquellos con los que trabajan y la de la población.

Frente a la pandemia mundial, la Academia considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades.

La Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria tiene como su mayor objetivo servir a la humanidad a través del protagonismo en las ciencias agronómicas y veterinarias.

Consciente de las implicancias que la globalización tiene en la vida del hombre sobre el planeta, y respetando sus objetivos, la ANAV comparte la preocupación generalizada sobre la pandemia de COVID-19 causada por la emergencia del SARS-CoV-2. Se trata de un nuevo ejemplo de que la globalización también afecta la Salud a nivel global. 

La emergencia y reemergencia de enfermedades infecciosas del hombre y los animales ocurridas durante los últimos 20 años (Fiebre Aftosa, Influenza, SARS, Ebola, MERS, Dengue, Peste Porcina Africana y otras) no despertaron suficiente atención sobre los tremendos riesgos a los que las poblaciones estaban expuestas. 

Hoy la realidad golpea con dureza a los Sistemas Sanitarios de los diferentes países y a los Organismos Internacionales y Regionales encargados de su prevención y control. Las economías más desarrolladas han sido afectadas y se plantean situaciones de crisis de muy difícil solución en el corto plazo.

Las medidas adoptadas por el gobierno nacional para contener la pandemia han determinado el establecimiento de un sistema de cuarentena del que solo se excluyen aquellas actividades y servicios considerados esenciales, entre ellos, la producción agropecuaria, fuente y sustento principal de la economía del país y de la alimentación de sus habitantes.

Es muy importante destacar que los impactos de la globalización ya se venían observando en la salud animal. 

Previo a esta pandemia del COVID-19, se desarrolló una epizootia de Peste Porcina Africana (PPA) que afecta ya a 4 de los 5 continentes. Este ejemplo muestra claramente la necesidad de que los servicios sanitarios estén en alerta continua frente a los desafíos que presentan las enfermedades emergentes o reemergentes. 

Sus consecuencias fueron enormes pérdidas económicas y la disminución de la provisión mundial de proteínas de origen animal, en particular en los países europeos y asiáticos afectados.

Afortunadamente el continente americano no ha sido afectado todavía, sin embargo, todo indica que deberán extremarse las medidas de alerta y prevención para evitar su entrada, ya que esta epizootia de PPA está en plena expansión.

Las medidas que actualmente están tomando los países para el control de la pandemia de Covid-19 han sido diferentes en función de las realidades de cada uno. Independientemente de ello, las consecuencias económicas y productivas afectarán a todos los países.

El desafío es enorme, el sistema de Salud Pública debe prepararse para enfrentar la pandemia COVID-19 sin afectar la vigilancia, prevención y tratamiento de otras enfermedades.

En relación a la producción agropecuaria, la pandemia del COVID-19, indudablemente afectará todos los sistemas y habrá un riesgo alto de desatención del manejo sanitario de nuestros rodeos, fundamentales para sostener nuestra economía en los duros tiempos que se avecinan.

Un buen ejemplo es el de la Fiebre Aftosa, enfermedad que constantemente amenaza las producciones ganaderas a nivel global. La enfermedad ha sido muy bien controlada en casi todo el continente americano, mediante la aplicación de planes de vacunación sistemáticos. 

En los últimos años, algunos países de la región, han iniciado el proceso de abandonar la vacunación sistemática, intentando avanzar a estatus de libres sin vacunación. Esto también ha ocurrido con brucelosis. Estas decisiones tienen enorme peso en el impacto de riesgo sanitario para toda la región.

Asumiendo la parte de la responsabilidad que le corresponde en la protección de la salud animal y el sostén de la fortaleza de nuestra ganadería, la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria se ve obligada a dar el máximo alerta a las autoridades para que pongan especial atención en el sostenimiento de los estatus y programas sanitarios, evitando de esta manera mayores impactos negativos en nuestra economía y en el bienestar de nuestra sociedad.

En Argentina son varias las campañas sanitarias que con gran esfuerzo del sector público y privado se han mantenido durante años y cuyo éxito ha significado el reconocimiento oficial de organismos internacionales y diversos países respecto a la calidad de los productos producidos y exportados. 

La ocurrencia de la pandemia de COVID-19, no debe ni puede afectar el funcionamiento del sistema sanitario pecuario que asegura la provisión de alimentos en forma sustentable y sanitariamente seguros.

Es por estas circunstancias que la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria considera de máxima prioridad el mantenimiento de la alerta sanitaria, y la normal y sostenida marcha de los planes de control y erradicación de enfermedades como por ejemplo Fiebre Aftosa y Brucelosis. 

De esa manera se podrán mantener los estatus sanitarios adquiridos, sobre todo teniendo en cuenta que la actividad de los productores, profesionales, técnicos y organismos técnicos del sector público están incluidos dentro de las actividades y servicios considerados esenciales para el normal cumplimiento de las responsabilidades institucionales.

La Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) lanzó un comunicado frente a la posible infección de gatos y hurones por el SARS CoV -2.

Dada la discusión generada sobre la susceptibilidad de los animales domésticos al SARS-CoV-2, virus causante de COVID-19, la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV), Grupo de trabajo de la Sociedad de Medicina Veterinaria, informó lo siguiente:

– Un trabajo científico publicado en la revista Science el día 8 de Abril informó que en condiciones de laboratorio, tanto los hurones como los gatos son susceptibles a la infección por el coronavirus SARS CoV -2. 

– Estas fueron infecciones experimentales, no se han encontrado hasta el momento gatos ni hurones infectados naturalmente. 

– El estudio publicado no brinda evidencia alguna de que estos gatos o hurones puedan transmitir el virus al ser humano. 

Por lo tanto, la AAIV sugiere:

-Reforzar el concepto de tenencia responsable, recomendando que los gatos y hurones se mantengan en el interior de los hogares durante la pandemia de coronavirus.

– Extremar las medidas de higiene por todos conocidas. Es muy importante que las personas no se asusten por esta información, deben saber que pueden convivir con sus mascotas. No hay evidencia de que los animales puedan transmitir la enfermedad a los humanos.

En tiempos de aislamiento social obligatorio, especialistas del INTA identificaron las nuevas tecnologías disponibles para manejar el rodeo sin necesidad de ir al campo.

Frente al escenario que está viviendo todo el país, el INTA se suma al #QuedateEnCasa y brindaron soluciones para que los actores involucrados en el sector ganadero, puedan sustituir su presencia por el uso de tecnologias a la hora de manejar potreros y rodeos.

Los especialistas de la institución, coinciden en asegurar que existen tecnologías de insumos y procesos para monitorear lo que sucede en el campo, en forma precisa y simple, desde una computadora o un teléfono, en tiempo real y sin la necesidad de salir de la casa. 

Un ejemplo son los comederos inteligentes. Se tratan de sistemas que, mediante un chip incorporado en la caravana de cada animal, permite conocer en tiempo real comportamiento animal, monitorear y evaluar el consumo diario de alimento, seleccionar individuos más eficientes, diseñar diferentes estrategias para maximizar potenciales productivos de cada sistema.

Cuando el animal ingresa al comedero, hay un lector o antena de caravanas que identifica al individuo y, por medio de una balanza, determina cuánto comió en ese periodo de tiempo. Todos esos datos se transmiten por red wifi a un servidor en donde se almacenan y, una vez procesados, se pueden consultar desde cualquier dispositivo con acceso a Internet. 

Además, se encuentran los alambrados virtuales. Son dispositivos electrónicos en el cuello de las ovejas que, al emitir un estímulo sonoro, orienta el desplazamiento de la majada y permite el manejo eficiente de los pastizales. La posición georreferenciada del animal indica si este está en el lugar correcto y permitirían usar un pastoreo rotativo racional, sin necesidad de instalar alambrado eléctrico.

En cuanto al manejo de los rodeos y seguimiento de los animales, hay un sistema de pesaje individual que detecta cuando los animales pasan por la balanza para poder llegar a la aguada, al pasar una antena lee, identifica y registra el peso de cada animal mediante una caravana electrónica.

Los datos son almacenados, procesados para su posterior consulta por el usuario desde cualquier dispositivo con acceso a Internet. Así, de manera sencilla, se puede monitorear y evaluar la evolución de peso de un animal individual o de un rodeo.

Por otro lado, el manejo del pastoreo y evolución de la pastura se puede realizar con el programa de simulación ConPast 3.0. Se trata de un software que permite estimar el consumo de forraje de bovinos en pastoreo, la duración de la parcela, cómo evoluciona el consumo de pasto según la altura, los remanentes de pastoreo, las tasas de bocado y de consumo, el tiempo de pastoreo  y también evaluar la respuesta a diferentes estrategias de manejo del pastoreo en el animal y la pastura.

Por último, la Biblioteca del INTA está disponible para el público general y especializado para la búsqueda, lectura y descarga del material bibliográfico y multimedia que se produce en el INTA. También permite descargar aplicaciones y software elaborado por los especialistas que trabajan en la institución.

Fuente: INTA Informa

Postergada a causa de la pandemia por el nuevo coronavirus, el evento de mayor convocatoria de veterinarios en Argentina anunció su fecha de realización: será en 2021.

El evento anual que organiza la Editorial Intermédica fue suspendido hace unas semanas debido a la situación de público conocimiento vinculada al COVID-19 (coronavirus). En un nuevo comunicado oficial, las autoridades de Intermédica informaron la nueva fecha y compartieron información relevante para los asistentes.

Queremos informarles que hemos decidido posponer las JORNADAS VETERINARIAS para los días 18 y 19 de abril del 2021”, inicia el comunicado. Y sigue: “No queremos superponernos con otros eventos veterinarios que, como JORNADAS VETERINARIAS, que desde hace muchos años realizamos en abril/mayo, hay otras que se realizan en la segunda mitad del año. Si nos superponemos, perjudicaríamos a estos eventos (AVEACA, CVPBA, Jornadas Cordilleranas, Villa Giardino, Drovet, Tarazi, Gira Royal Canin); a ustedes, a los veterinarios, y a las empresas que deberían decidir en cual evento participar”.

En cuanto a quienes ya abonaron las entradas para la edición 2020 que se posterga, Intermédica aseguró que ya tienen su lugar reservado para las Jornadas Veterinarias 2021.

Por otro lado, informaron que cuando pase esta emergencia sanitaria, imprimirán el libro de CLÍNICA que sería obsequiado en las jornadas. Asimismo, quienes quieran obtenerlo antes de las jornadas, pueden retirarlo por la oficina o comunicarse con Tatiana +5491144139442.
Por último, agregaron que “mientras dure la cuarentena, les estaremos enviando artículos científicos para que se les haga más llevadero y aprovechen para leer y actualizarse”.

EL COMUNICADO COMPLETO DE EDITORIAL INTERMÉDICA

 

El Gerente General de GS1 Argentina destaca que estamos frente a una nueva oportunidad de mejorar la cadena de salud y de lograr una trazabilidad de medicamentos de punta a punta, junto con un registro de tratamientos que garanticen la salud de las personas.

Hoy el mundo está combatiendo el impacto de la irrupción del COVID 19, impacto que está concientizando sobre la importancia de la estandarización y la trazabilidad para poder hacer un seguimiento efectivo de los casos detectados y de cualquier insumo o dispositivo médico utilizado en los protocolos de salud.
Alejandro Rodríguez, Gerente General de GS1 Argentina, aseguró que la identificación de quienes viajaron desde el exterior hacia nuestro país, ya sea residentes o turistas, fue esencial a la hora de detectar los primeros casos, porque permitió conocer si esos casos fueron importados o contagiados por proximidad con un infectado.
En tal sentido se trabajó minuto a minuto desde el primer día requiriendo declaraciones juradas, poniendo a disposición servicios como el del SAME, determinando aislamientos o informando desde todos los medios de comunicación existentes qué medidas y cuidados debe tener cada ciudadano de cualquier lugar del país.
De todas formas, según Rodríguez, hoy que la pandemia avanza, los controles se ajustan y no pueden resultar pocos, sobre todo cuando se conoce lo que sucede en aquellos puntos del globo donde se actuó tarde. El movimiento de las personas y sus círculos de contacto debe ser cada vez más minucioso, y también la trazabilidad del material utilizado por el sector de la salud y por el de seguridad que trabaja en las calles.
La trazabilidad de medicamentos y material de uso sanitario, está basado en la identificación de cada unidad, y también en la de las ubicaciones dentro de las plantas de producción, “para lo que el camino más seguro es el de la utilización de sistemas estándares que permitan seguridad en los datos informados, así como también en la administración del stock existente, indispensable para un rápido suministro”, sostuvo el gerente de GS1 Argentina.
La Organización Mundial de la Salud desarrolló listas de productos médicos prioritarios para “procedimientos específicos de prevención, diagnóstico, tratamiento o rehabilitación llevados a cabo en la mayoría de los centros de atención médica”, cuya trazabilidad implica seguridad a la hora de su utilización. Rodríguez declaró que con la utilización de un identificador estándar en la industria, es más fácil administrar los datos y alcanzar una mejor visibilidad.
Según un reciente informe de Interpol del 19 de marzo, el brote de coronavirus no quedó exento de la circulación de artículos médicos falsificados. “En circulación en el mundo se incautaron barbijos falsificados, desinfectantes de manos de baja calidad, y medicamentos antivirales no autorizados. A partir de esto, más de 90 países participan en acciones colectivas contra “esta práctica” que debemos alertar”.

Trazabilidad nacional en la salud

“La Argentina cuenta con herramientas aptas para intensificar y profundizar las medidas ya tomadas, como por ejemplo, los estándares de identificación que se utilizan en primer lugar en productos de consumo masivo como alimentación, higiene del hogar o personal, y también desde hace más de 20 años en el sector de la salud”, comentó el Gerente.
La trazabilidad en el sector de la salud rige en nuestro país desde el año 2011 por disposición de ANMAT, y su resultado ha sido superador ya que permite mantener la identificación de una cantidad de medicamentos no sólo por su código sino también por el número de lote, fecha de vencimiento y número de serie.
La gestión de circulación de estos productos, “garantiza a todos los eslabones involucrados de la cadena (laboratorios, droguerías, centros de salud, farmacias y pacientes) la administración segura y precisa de los datos, compartiéndolos con un lenguaje estándar, y por sobre todo le garantiza al paciente el suministro de medicamentos auténticos evitando falsificaciones y adulteraciones”.
Argentina propone “cuidémonos entre todos”; respetemos las indicaciones de autoridades, personal de la salud y personal de la seguridad que trabajan sin descanso velando porque esta pandemia no avance entre nosotros.
“Para eso tendremos que tomar todos los recaudos y por sobre todo controlar que todo lo que llega a nuestras manos no provenga de sectores no confiables, adquiriendo productos identificados y trazables”, manifestó Rodríguez.
Y agregó: “Tomemos conciencia de que de ahora en más deberíamos incorporar más y más controles con nuevos medicamentos y muy pronto con nuevas vacunas para la seguridad ante cualquier situación”.
Estamos frente a una nueva oportunidad para seguir trabajando más fuertemente en la mejora de la cadena de salud y llegar a una trazabilidad de medicamentos de punta a punta y a un registro de tratamientos que aseguren la salud de las personas.
“Cada uno desde su lugar de trabajo puede ayudar, y nosotros lo hacemos poniendo a disposición los estándares abiertos e independientes de la tecnología a través del Sistema Global GS1 para que los tan conocidos “códigos de barras” y sus sucesores como el Datamatrix, el QR o la RFID sigan identificando la autenticidad de los productos y los medicamentos”, sostuvo.
Cabe remarcar que el estándar Global de Trazabilidad GS1-GTS permite definir y alinear los requerimientos del sector en forma local y global para garantizar la interoperabilidad y compatibilidad entre los distintos sistemas que implemente cada actor de la cadena verificando el correcto funcionamiento de los sistemas de trazabilidad.

En el marco de la pandemia, profesionales de la sanidad animal se reunieron para darle un mensaje a los propietarios de pequeños animales. Enteráte qué dijeron, a continuación.

Oscar Márquez, Alicia Fernández, Hernán Pablo L´episcopo, Julieta Victoriano, Ricardo Sánchez, Viviana Infanti, Julián Pedemonte, Marcos Malerbi, Nadia Díaz y Javier Céspedes, son médicos veterinarios de Rosario, Santa Fe, que se reunieron para dar un mensaje a sus clientes a través del siguiente video.
Brindaron recomendaciones básicas para los propietarios de pequeños animales, y la importancia de que cuidarse y resguardarse ante síntomas. Profesionales saludable implican mascotas saludables.
Por último, recordaron que no hay evidencia científica de que los animales puedan contraer Covid-19.

Mirá el video completo

El organismo sanitario informó a los laboratorios veterinarios el procedimiento de toma, acondicionamiento, retiro, transporte, y entrega de productos biológicos a lo largo de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

La Dirección General de Laboratorios y Control Técnico (DGLyCT) y la Dirección de Laboratorio Animal (DLA) del SENASA a través del Centro Coordinador de Biológicos (CCB) autorizarán la toma, acondicionamiento, retiro y transporte de muestras de Productos Biológicos presentados para control de calidad oficial del total de la partida o serie producida en el país o importada.

Descargar el procedimiento completo

Las mismas, deberán ser bajo declaración jurada presentada por el Director Técnico de la Empresa elaboradora.

Descargar declaración jurada