fbpx
MOTIVAR – Descargá – Nov 21 – Main
HomePosts Tagged "Esperanza Distribuciones"

Nuevas generaciones. Luciano Fernández (gerente de Ventas); Luis Trabattoni (gerente de Operaciones) y Paula Palavecino (gerenta de Administración y Finanzas).

A través del reciente lanzamiento de su App, Esperanza Distribuciones le da continuidad a inversiones destinadas a dotar de tecnología a toda la operatoria.

De la redacción de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

La filosofía que nos guía desde hace más de 35 años es estar siempre cerca y al servicio de los médicos veterinarios y, con más de 2.400 clientes, en 12 provincias, esto representa un desafío cada vez más grande”. Así de concreto fue Luis Trabattoni, gerente de Operaciones en Esperanza Distribuciones, una de las caras visibles de un recambio generacional que se hace fuerte en la distribuidora de productos veterinarios y alimentos balanceados líder en la región centro-norte del país. Junto con Paula Palavecino, gerenta de Administración y Finanzas, y Luciano Fernández, gerente de Ventas, lideran este proceso de transformación cuyo úlitmo hito fue el lanzamiento de la nueva App de Esperanza Distribuciones a fines de agosto.
“Primero, tuvimos que modernizarnos internamente, realizando cambios en los depósitos, actualizando nuestro sistema de gestión, capacitando a la fuerza de ventas. Luego, hicimos una primera prueba, cuando actualizamos el sitio Web, donde lanzamos un vademecum de acceso libre, con los mismos motores de búsqueda de la App, pero sin la posibilidad de comprar”, agregó Luis Trabattoni en diálogo con MOTIVAR. Y completó: “Recibimos muchos comentarios que sirvieron para mejorar la herramienta. Cuando estuvimos listos, la integramos con nuestro sistema de gestión y la transformamos en la aplicación que acabamos de lanzar. Logramos el objetivo de seguir estando muy cerca, incluso en una época donde el significado de “estar cerca” se modificó completamente”.

MOTIVAR: ¿Cuáles son las características propias de la herramienta?

Luis Trabattoni: La App está dirigida exclusivamente a clientes de Esperanza Distribuciones. Cualquiera puede descargarla, pero sólo pueden registrarse y acceder quienes estén dados de alta como clientes en nuestro sistema.
Entre sus principales beneficios está el acceso a todos los productos disponibles, con precios, características, presentación, disponibilidad de stock y foto.
La App ofrece recomendación de productos alternativos a partir de la búsqueda realizada. Es decir, una vez que encontraste el producto que buscabas, debajo te muestra otras opciones en stock, al mejor estilo Mercado Libre o Amazon. Además, cuenta con otros motores de búsqueda: se puede llegar a un producto por nombre, droga, laboratorio, aplicación, o incluso la especie animal a la que está destinado. Buscamos que la navegación sea lo más intuitiva y fácil posible.
Por otro lado, los clientes pueden ver el estado actualizado de su Cuenta Corriente, solicitar envíos de facturas viejas y otras tareas administrativas que facilitan su día a día, además de recibir descuentos y promociones exclusivas para la App. En breve, haremos una actualización, que incorporará la posibilidad de descargar la lista de precios y flyers de ofertas.
Ahorramos tiempo del usuario: entrando en su cuenta podrá ver la última actualización de las comunicaciones de la empresa.

¿Cuáles son las expectativas de uso?

En 5 semanas, tenemos más de 700 clientes que la están usando. Nos sorprendió. Pensábamos llegar a esos números en un plazo de 6 meses.
La idea es que los 2.400 clientes la usen de manera activa. Iremos sin duda haciendo mejoras, siendo receptivos de las críticas que vayamos recibiendo. Este es el primer paso de muchos. El canal requiere de una mayor profesionalización, de una mayor optimización de costos, ya que es un mercado muy competitivo donde muchos van directamente al canal productor.
Nuestro objetivo es ser mejores en todos los aspectos, para que el médico veterinario sea el único interlocutor válido o, al menos, la mejor opción para la comercialización de productos veterinarios. Ahí queremos estar.

¿Qué procesos internos se favorecen?

Las principales ventajas son la mejor comunicación con el cliente y la mayor disponibilidad de tiempo para nuestros vendedores. Entendemos que vías de comunicación como las redes sociales, el Whatsapp y el mail están saturadas.
Cuesta llegar a los clientes de manera clara y precisa. Con la App, cada cliente podrá ver lo que desee, cuándo lo desee, y la empresa se garantiza estar a la vanguardia de lo que pide el mercado y la coyuntura, adecuándose de manera rápida a la demanda que impuso la pandemia.
El foco sigue siendo llegar con un mejor servicio mediante nuestra gran fuerza de vendedores. Esta es la principal fortaleza que tenemos y para ellos significará una ayuda enorme. Con este lanzamiento, les damos mayor tiempo y disponibilidad para atender a cada cliente como merece. Necesitamos pasar más tiempo de calidad con el cliente y hoy, sin herramientas así, es muy difícil lograrlo.

¿Qué ventajas tendrán los clientes?

En primer lugar, la disponibilidad o accesibilidad (las 24 horas del día, los 7 días de la semana). Cada cliente tiene sus tiempos y sus formas, y nosotros tenemos que estar ahí cuando nos necesite. Otra ventaja es la transparencia que muestra la empresa: cuentas corrientes online, lista de precios actualizadas, descuentos y promociones, contacto, todo disponible en un teléfono o una Tablet.

¿En el marco de qué otras inversiones se produce esta novedad?

Estamos trabajando fuerte en otro proceso: el de WMS para depósitos. Necesitamos -el mercado lo necesita- darle una solución al problema de los vencimientos. La idea final de este proyecto es sistematizar todo el proceso.Buscamos que el vencimiento de cada producto esté individualizado, de tal manera que vendedores y clientes puedan saberlo, junto con los lotes y partidas de cada producto que consultan o compran.
Estamos haciendo grandes inversiones en tecnología y procesos dentro de nuestros depósitos para tener una trazabilidad completa de todos los productos.
Es un trabajo que estamos haciendo a los laboratorios, ya que estamos convencidos de que cambiará y optimizará el proceso de compra-venta en el canal veterinario. El objetivo, además de los beneficios operativos, es poder darles mayor transparencia a todos los miembros de la cadena.

Vetanco y Esperanza Distribuciones organizaron cursos de capacitación para médicos veterinarios y estudiantes sobre vedevax BLOCK, la nueva vacuna recombinante para la diarrea bovina creada por Bioinnovo.

Los pasados 15 y 16 de mayo, Vetanco y Esperanza Distribuciones realizaron capacitaciones para veterinarios y estudiantes de Ciencias Veterinarias sobre vedevax BLOCK, la primera vacuna recombinante para diarrea bovina, recientemente lanzada al mercado.

 

Ambos encuentros, del que participaron 176 médicos veterinarios y 110 estudiantes, se llevaron a cabo en la ciudad de Esperanza, provincia de Santa Fe.

 

Las jornadas comenzaron con una exposición del Dr. Enrique Trabattoni, de Esperanza Distribuciones, acerca del rol del laboratorio como herramienta para el diagnóstico del aborto bovino. A continuación, el Dr. Anselmo Odeón, del INTA Balcarce, analizó la diarrea viral bovina desde el punto de vista de la epidemiología y su impacto en la producción. El virus de la Diarrea Viral Bovina (VDVB) está presente en el 90 % de los establecimientos, provoca más de 42 mil abortos cada año y puede generar hasta un 8 % de las pérdidas reproductivas, con costos que superan los 100 millones de dólares anuales.

 

Al final de cada encuentro, el Dr. Demian Bellido, de Vetanco – Bioinnovo, dio cuenta del desarrollo de vedevax BLOCK, vacuna creada por el equipo de investigadores de Bioinnovo, empresa conformada por el INTA y Vetanco.

Fuente: Vetanco.

 

La mirada de un grupo de distribuidores del sector de productos veterinarios orientado a grandes animales coincide en el diagnóstico y las expectativas para 2018. ¿Llegarán a buen puerto?

Facundo SonattiFACUNDO SONATTI
facundo@motivar.com.ar
@facusonatti

Sobrestock, estancamiento y márgenes deprimidos producto de la presión que ejerce una industria que profundiza las distorsiones de precios a partir de objetivos comerciales utópicos, constituyen un cóctel que los comercializadores de productos veterinarios parecen no están dispuestos a seguir digiriendo.
MOTIVAR convocó a un grupo de referentes del sector para que vuelquen su mirada sobre el presente del negocio y las expectativas para este 2018. Javier Morales (El Indio), Damián Puccini (TRT), Carlos Villa (Villa y Moreno), Ricardo Dilucca (Drovet), Pedro Etchevers y Marcelo Serra (Esperanza Distribuciones) aportan un poco de luz en un mercado cargado de tanto potencial como interrogantes.

Una torta que no crece
En la comercialización de medicamentos para grandes animales existen dos categorías bien marcadas: los proveedores agropecuarios y los distribuidores del canal exclusivamente veterinario.
Los primeros dominan el mercado con una participación que oscilaría entre el 70 y 80% de la torta y un margen de venta que habitualmente no supera el 15%, mientras que los segundos terminan abasteciendo a puntos de venta que ofrecen muchas veces los mismos productos a valores que no logran tal nivel de competitividad ante la mirada de los productores.
En ese campo de juego que factura unos US$ 400 millones al año todos pronostican volúmenes de expansión de hasta dos dígitos a pesar que, por lo bajo, muchos reconocen un estancamiento en la cantidad de unidades que se comercializan localmente cada 12 meses.
Carlos Villa, uno de los popes de la categoría que se queda con el grueso del mercado sostiene que, “es una pena que todo el mercado se distorsione a causa de las sobre expectativas de la industria. Ni siquiera el productor está en malas condiciones como para demandar menores precios”.
Y vaticina: “Como moraleja de esta situación, el canal distribuidor debe aprender a decir que no a algunos negocios, porque la pérdida de rentabilidad ya es importante y si no se le pone un freno, vamos a tener unos cuantos quebrantos”.
Villa y Moreno tuvo un 2017 con crecimiento en los volúmenes comercializados que no se reflejaron en los precios.
“Los laboratorios, al no llegar a sus estimados, bajaron los precios y nuestro índice de inflación no llegó ni al 10%”, precisa el empresario. Y continúa: “Esto surge de la competencia intra-industria en el último trimestre de 2016, a lo que se sumó la falta de demanda por parte del productor, situación que se agudizó el último año”.
Frente a esto, Villa profundiza su análisis destacando el deterioro que ha vivido su compañía en materia de rentabilidad.
“Por un lado, el aumento del precio a nivel industria fue menor al incremento de nuestros costos. A su vez, el sobre stock está en niveles récord: en nuestro caso ronda los dos meses, pero se estima que en el mercado asciende a tres o más. Esa situación tiene un costo financiero muy importante. En tercer lugar, al desestimar ciertos objetivos con algunas empresas, y no llegar a esos descuentos, se afectaron nuestros márgenes”, aportó el entrevistado. Y completó: “Asimismo, la presión del stock disponible en el canal de distribución despierta una pelea de precios que termina atentando contra las ganancias”.
Desde Rosario, Santa Fe, Ricardo Dilucca coincide en que la principal amenaza para este año pasa por la caída en la rentabilidad, producto del crecimiento de los gastos fijos por encima del aumento de los insumos.
¿La solución? “Vender más”, asegura.
Algo que Drovet logró en 2017, al incrementar sus ingresos un 8% en dólares.

Con la estantería llena
La mirada de Damián Puccini no dista de lo previamente descripto. “En general, el canal veterinario se encuentra con stocks robustos y no somos la excepción, con más de dos meses y medio de mercadería en los depósitos. Si bien hemos crecido un 16% en unidades vendidas el último año, esperamos que los laboratorios capitalicen sus expectativas inflacionarias y no encontrarnos con un segundo semestre de reajustes comerciales tendientes a cerrar presupuestos, que alimenten la distorsión”, comenta. Respecto a los plazos, confirma que se han estirado: “Si bien la morosidad es alta, la incobrabilidad es baja o nula”, asegura el representante de TRT, también desde Santa Fe.
En la provincia de Buenos Aires, Javier Morales (El Indio) reconoce que también comenzó el año con un “súper stock”.
“Esto sucedió porque las empresas tienen estimados muy altos y, con aquellas con los cuales trabajamos en conjunto, tenes que stockearte para llegar a los estimados”, asegura. Y grafica: “Si sumáramos los estimado de todas las compañías, el mercado debería rondar las 250 millones de cabezas”.
Desde Esperanza Distribuciones, Marcelo Serra, coincide: “Muchos de los pronósticos de los laboratorios parten de una base ficticia, pues, en general trasladan su mercadería a los estantes del canal de distribución. Ese mecanismo, explica, en gran medida, las distorsiones y desprolijidades que ocurren en el canal comercial”.
En esta maraña de precios descontrolados, Morales asume tener stock para 120 días, y aporta otro análisis: “Muchas veces, a la cantidad de producto disponible se le suman plazos de pago que no se condicen con las necesidades del rubro, situación en la cual las empresas locales son más flexibles y pueden ir ganando terreno”.
Drovet también tiene más mercadería en su stock de lo que quisiera, pero su objetivo pasa por seguir creciendo en términos reales.
“Tenemos que trabajar mucho en ganadería, fundamentalmente en lo que tiene que ver con IATF y seguir profundizando nuestra penetración en porcinos, sin descuidar al segmento de animales de compañía, el cual -con nuevas incorporaciones de productos- va a seguir creciendo”, adelante Dilucca.
El veterinario como solución
“Este año, la industria ha presupuestado números más razonables después de un 2017 en donde no se cumplieron muchos objetivos. Esto debería generar una tranquilidad en el sector. Si la industria no se serena seguirá perjudicando al canal distribuidor; esto aún no se percibe porque se estiraron los plazos de pago”, evalúa Villa.
“A esta situación se suma una seca que muchas veces se focaliza sobre los rindes en agricultura pero que sin dudas también afectará a la ganadería de este año: los terneros que no nacen, serán cabezas que no se vacunen”, pronostica.
En esa dirección, Morales va un paso más allá y recuerda: “El gran desafío de este sector es que el veterinario debe hacerle entender al ganadero las virtudes de tener un verdadero plan sanitario que incremente los volúmenes de comercialización”.
Por último, Pedro Etchevers (Esperanza Distribuciones) analizó la competencia interna que vive el canal comercial y que, según su visión, resta protagonismo al único actor que podría estimular una mayor demanda de productos: el veterinario.
“La venta de productos para ganadería por fuera del canal profesional perjudica a todo el sector y en buena parte explica por qué desde hace al menos 14 años, el número de vacunas que se comercializa es prácticamente el mismo”, aseguró Etchevers para luego ejemplificar: “Si a nuestro margen después de comprar a $100 le sumamos el de las veterinarias, veremos cómo ese producto que los proveedores agropecuarios ofrecen a $115, en los mostradores veterinarios se consigue a $153. Queda claro a quién le comprará el productor en ese contexto”.

 

Zoetis y Esperanza Distribuciones convocan a profesionales del sector a una nueva jornada de aprendizaje en el Hotel Alborada, (Esperanza, Santa Fe).

Con el foco puesto en brindar herramientas a los médicos veterinarios, Esperanza Distribuciones y Zoetis se unen para concretar un nuevo Curso de Capacitación para Veterinarios el próximo 8 de marzo. ¿El lugar? Hotel Alborada, Esperanza, Santa Fe. ¿El temario? IATF y comunicación efectiva para potenciar equipos de trabajo.

El encuentro comenzará las 17:00hs con la primera disertación a cargo del Dr. Lucas Cutaia (Syntex) y continuará con el MV Tomás Díaz (Zoetis). A su turno, y previo al lunch del cierre, Francisco Queirolo aportará sus tips sobre comunicación efectiva.

La inscripción es gratuita y hay cupos limitados. Para más información: 03496 – 422100 / 426815

 

Esperanza Distribuciones y Vetanco reunieron a cerca de 170 médicos veterinarios en un curso de capacitación concretado en Santa Fe.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Odriozola. El referente de INTA Balcarce en su presentación.

Odriozola. El referente de INTA Balcarce en su presentación.

El pasado 9 de noviembre y en la ciudad de Esperanza, Santa Fe, se dieron cita casi 170 asesores veterinarios para participar del Curso de Capacitación organizado por Esperanza Distribuciones junto con Vetanco.
Los profesionales que asistieron arribaron al E – Max Cine donde se realizó la jornada provenientes de distintas localidades santafesinas, pero también de Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero y Buenos Aires.
En ese marco, fue el Dr. Ernesto Odriozola (INTA Balcarce) el responsable de presentar el tema “Diagnóstico Diferencial de las Patologías más frecuentes en la Intensificación Bovina”. Vale mencionar que en una primera parte, el especialista se refirió a las enfermedades que cursan con sintomatología nerviosa y respiratoria, culminando en un segundo bloque con las problemáticas de origen metabólico y también tóxico alimentario. Los interesados en recibir el material presentado por el Dr. Odriozola pueden solicitarlo a redaccion@motivar.com.ar.
A su turno, la Dra. Marina Bok (INTA Castelar) disertó sobre la “Utilización de Inmunoglobulinas vía oral para la prevención y/o tratamiento de la diarrea neonatal en terneros” para luego presentar ante los asistentes a “Bioinnovo Ternero”, un nuevo producto desarrollado por Vetanco en conjunto con el INTA (estos materiales también pueden ser solicitados vía redaccion@motivar.com.ar).

Formación continua

En Esperanza. Por primera vez la jornada se realizó en un cine.

En Esperanza. Por primera vez la jornada se realizó en un cine.

Culminado el encuentro, MOTIVAR pudo dialogar con el Dr. Enrique Trabattoni, de Esperanza Distribuciones, quien explicó por qué la empresa sigue apostando por la capacitación de los veterinarios.
“La transferencia de tecnología de procesos es a través del veterinario, único eslabón habilitado legalmente para prescribir el uso de zooterápicos y biológicos”, inició Trabattoni. Y avanzó: “Si el objetivo es transformar granos en proteínas animales inocuas como carne, leche, huevos, debemos capacitarnos y actualizarnos, para lo cual seguiremos organizando cursos como este en forma continua y en diferentes lugares del país. Esa es nuestra apuesta”.
Por otra parte, el profesional sostuvo que estos temas tienen relación directa con la vía en que llegan al productor los fármacos de uso veterinario.
“No es lo mismo que esto ocurra de forma directa a través de proveedores agropecuarios o bien a través del mostrador de la veterinaria de su corresponsable sanitario, que es el colega que esta todos los días en el frente de batalla”, reforzó el representante de Esperanza Distribuciones. Y concluyó: “Estamos convencidos de que este segundo camino es el correcto a ejecutar para logar una correcta transferencia de tecnología y, por ende, un aumento genuino de la venta de productos veterinarios. La industria farmacéutica debería compartir este criterio”.

Enrique Trabattoni comparte su visión sobre el futuro de la farmacia veterinaria y el diagnóstico de enfermedades. “En la lucha contra la tuberculosis hoy es posible vender vacas enfermas y reponer vaquillonas negativas”, destacó.

Patricio JimenezPATRICIO JIMENEZ
patricio@motivar.com.ar

La actividad profesional y comercial comienza en Esperanza hace 30 años, con el desafío de prestar nuestros servicios profesionales para grandes y pequeños animales, laboratorio de análisis y farmacia veterinaria. Diez años más tarde ya nos iniciábamos en la distribución mayorista de alimentos balanceados para mascotas, al tiempo que sumábamos el negocio de distribución de fármacos y biológicos de uso veterinario”, le explicó a MOTIVAR el Dr. Enrique Trabattoni, uno de los fundadores de Esperanza Distribuciones; “empresa de origen y base familiar, conformada por un gran equipo de trabajo”, tal como le gusta describirla a nuestro entrevistado.

Desde aquel entonces, la firma se ha consolidado entre los principales jugadores del mercado, participando en tres unidades de negocio: comercialización de fármacos y biológicos de uso veterinario, distribución exclusiva alimentos balanceados para mascotas Nestlé Purina y laboratorio de análisis.

El crecimiento de los últimos tiempos desencadenó en una serie de inversiones que le permitieron a la empresa que da empleo a 56 personas centralizar toda su operatoria en un predio propio de más de 4.500 metros cuadrados.

Allí, Esperanza Distribuciones cuenta con 180 metros cuadrados de oficinas administrativas, más de 1.500 metros cuadrados de depósito y otros 160 metros cuadrados destinados a un laboratorio de análisis. “Contamos con depósitos / sucursales en Rosario, Córdoba y Reconquista”, resaltó Trabattoni al tiempo que destacaba la fuerza de comercial compuesta por 25 vendedores y tres gerentes zonales, por medio de los cuales se abastecen 2.400 comercios veterinarios.

“Nos hemos posicionado fuertemente en toda la provincia de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos”, explicó nuestro entrevistado. La empresa también avanza en el sur de Corrientes, norte de Buenos Aires, sureste de Santiago del Estero y, desde principios de 2016, incursiona en el este de San Luis.

“Trabajamos de manera directa con los más importantes laboratorios de origen nacional y multinacional. Actualmente, la venta de insumos / fármacos veterinarios explica más de 80% de nuestro negocio”, agregó Trabattoni, quien en diálogo con MOTIVAR también compartió su visión sobre la comercialización de productos en nuestro país.

“Vemos un cambio cada vez más acelerado hacia la venta a profesionales. La industria se fue dando cuenta que quien verdaderamente impone un producto es el veterinario”, sostuvo.

Y profundizó: “Sin embargo, el mercado de la farmacia veterinaria no va a facturar más hasta que no se capacite al veterinario en la transferencia tecnológica”.

Vale decir también que Esperanza Distribuciones lleva adelante la distribución y comercialización exclusiva de alimento para mascotas de Nestlé, Purina Pet Care, en toda la región centro y norte de Santa Fe y en la ciudad de San Francisco, Córdoba.

Laboratorio de diagnóstico

Con 234 clientes activos, el Laboratorio de Análisis Veterinario de Esperanza Distribuciones integra la Red del Senasa y la Red de la Agencia Santafecina de Seguridad Alimentaria.

Asimismo, cuenta con un plantel de 10 personas y un sistema de gestión de la calidad certificado por ISO 9001, desde el año 2010.

El mismo está instalado dentro del predio de la empresa, en un nuevo edificio inaugurado en el año 2015 que comprende cinco laboratorios: Microbiología y parasitología Clínica; Bioquímica Clínica; Análisis Químico de Agua, y Alimentos de consumo animal; Serología de diferentes enfermedades por diferentes técnicas (ELISA-IFI) y Biología molecular (PCR).

“Vemos que los profesionales cada vez envían más muestras al laboratorio y esto sin dudas tiene que ver, por un lado, con la mayor cantidad de herramientas tecnológicas con las que contamos y, por el otro, conque el precio actual de la carne e, inclusive, el de la leche, permiten avanzar en trabajos sanitarios y de prevención, con alto impacto sobre la producción”, explicó Trabattoni.

Y reforzó: “En la lucha contra la tuberculosis, hoy es viable vender vacas enfermas y reponer vaquillonas sanas”, nunca se había dado esta situación favorable para el saneamiento de los campos”.

Por último, uno de los titulares de Esperanza Distribuciones valorizó la apuesta que realiza la empresa con la concreción de 9 cursos capacitación al año, por medio de los cuales apuntan a dar información técnica para fidelizar a sus clientes.

“El valor agregado es la relación con los profesionales; es el servicio que les brindamos”, finalizó Enrique Trabattoni.

 

Laboratorios y distribuidoras de productos veterinarios cierran un año complejo pero de saldo positivo en distintos aspectos del negocio.

De la redaccion de MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

Ampliaciones edilicias; inversiones en equipamientos, capacitaciones y personal; lanzamientos; aniversarios; promesas y certificaciones. Estos y varios temas más dieron forma a un activo 2015 para el sector veterinario local.
Con novedades en materia de innovaciones presentadas en los diferentes segmentos del mercado y propuestas novedosas en término de modelos de negocio, laboratorios y distribuidores lograron, en la mayoría de los casos, cumplir con una serie de objetivos acordes a un año políticamente convulsionado.
Lejos de poder brindar cifras oficiales, la percepción generalizada indica que la facturación de la industria logró resultados similares a los de un buen 2014, mientras que el canal comercial manifestó un desempeño algo superior.
Independientemente de este análisis, vale reconocer la cantidad y calidad de acciones que el sector en su conjunto llevó adelante en los últimos meses, mostrando una clara vocación por seguir invirtiendo en la mejora continua de los procesos de elaboración, almacenamiento y distribución de productos veterinarios.
Comprendiendo esto, es que en las próximas páginas de este MOTIVAR podrán encontrar una serie de artículos y entrevistas a empresarios y referentes de distintos rubros, destacando las acciones concretadas este año, así como también mencionando sus expectativas tanto para el mercado interno, como para las exportaciones en el corto y mediano plazo…

ACCIONES DE VINCULACION EMPRESARIA

VIA y Calier, juntos en España

VIA - CallierEn el marco del trabajo conjunto que han venido desarrollando a lo largo de este 2015, entre los días 28 de noviembre al 7 de diciembre pasados, Laboratorios Calier concretó una acción promocional en Europa, junto con Veterinarias Integradas de Argentina (VIA) y algunos de sus clientes.
En ese marco, el grupo de compatriotas arribó a la ciudad de Barcelona, España, lugar donde -además de presenciar un partido del ya recuperado Lionel Messi-, pudieron conocer las instalaciones centrales de Laboratorios Calier.
Posteriormente, viajaron a Roma, en Italia, donde combinaron una recorrida turística con la visita técnica a un establecimiento lechero de primer nivel internacional.
El Tour Calier – VIA 2015 continuó por la capital española, Madrid, lugar en que el grupo de argentinos asistió también a un centro de reproducción, para retornar días más tarde a Buenos Aires.

Esperanza Distribuciones se amplía

La distribuidora de productos veterinarios radicada en Esperanza, Santa Fe, ha iniciado una nueva etapa dentro de su extensa trayectoria en el rubro.

Parte de ello está ligado a la inauguración de sus nuevas instalaciones (Fotos), en las cuales se unifica la administración, los depósitos de medicamentos y alimentos balanceados y el laboratorio de análisis.

Nuevo. La empresa presentó las instalaciones.

Nuevo. La empresa presentó las instalaciones.

Nuevo. La empresa presentó las instalaciones.

Nuevo. La empresa presentó las instalaciones.

 

 

A continuación, se exponen los hallazgos generados el año pasado en la Cuenca Lechera Central. Se señala la necesidad de su correcto diagnóstico.

E.M. TRABATTONI; V. AMHERDT
Esperanza Distribuciones – Laboratorio de Análisis
enriquetrabattoni@hotmail.com

Gráfico 1La producción lechera ha alcanzado en las últimas décadas un importante desarrollo científico y tecnológico en favor de de aumentar su rendimiento habitual.

La Cuenca Lechera Central (centro – este y noreste de Córdoba y centro de Santa Fe) no escapó a esta realidad, encontrándose a la vanguardia en innovaciones que la han colocado entre las más importantes de América Latina.

Sin embargo, las mejoras en el área de la sanidad animal han quedado a menudo relegadas, con sus correspondientes pérdidas productivas y, por ende, económicas.

Una de las causas sanitarias más importantes en cuanto a mermas directas e indirectas en los establecimientos lecheros de la zona es la diarrea neonatal en terneros, enfermedad que se manifiesta durante las primeras semanas de vida de los animales.

Gráfico 2La mayor parte de los casos se presenta entre los 2 y los 21 días, aunque puede encontrarse en animales de hasta 30 o 60 días.

Actualmente, esta enfermedad produce en la zona una mortalidad aproximada del 15%, siendo el desafío reducir la misma a un máximo de 5%. Para lograr esto será primordial conocer a fondo los factores que la producen.

Uno de los principales aspectos a tener en cuenta es que se trata de una enfermedad multifactorial, en donde se combinan -por un lado- factores ambientales, de manejo y nutricionales y -por el otro- diversos agentes biológicos que suelen presentarse en forma combinada, dando lugar a infecciones mixtas, a la vez de complicar su diagnóstico y tratamiento.

Sobre las consultas recibidas desde establecimientos de la zona, hemos podido extraer numerosos datos e información útiles para la orientación del diagnóstico.

En primer lugar, es importante poder saber qué muestras se deben remitir a los laboratorios.

Se trata de una enfermedad multifactorial, en donde se combinan factores ambientales, de manejo y nutricionales, y diversos agentes biológicos.

Las más frecuentes, y con las que se han obtenido mejores resultados, son aquellas de materia fecal de animales vivos extraídas en bolsas de polietileno, aunque también puede considerarse como alternativa los hisopados rectales.

Para el caso de animales muertos, puede realizarse necropsia y extracción de bilis (con jeringas estériles) y materia fecal. En cualquier caso, es importante obtener más de una muestra por brote.

 

Resultados

En 2013 recibimos en nuestro laboratorio 332 muestras de 64 veterinarios de la zona, correspondientes a 138 casos, siendo la mayoría de materia fecal de animales vivos, las cuales fueron sometidas a análisis microbiológico e inmunocromatografía.

Los resultados a esta última técnica (en porcentajes de prevalencia) se muestran en el Gráfico N° 1. La mayor parte resultó positiva al protozoo Cryptosporidium spp. y algunas de ellas a Rotavirus, ya sea en forma solitaria o combinada con el primer agente.

Aún con estos porcentajes (coincidentes con los resultados de otros trabajos ya publicados) se ha discutido largamente el papel de los dos microorganismos como causantes primarios de diarrea, considerándose que su función consiste en la destrucción y atrofia de las vellosidades, lo cual deja el intestino susceptible a la acción de otros agentes.

Lograr una reducción en las pérdidas por diarreas neonatales en el tambo debe convertirse en un desafío de baja inversión y alto impacto productivo que como profesionales no podemos dejar de asumir.

En este último grupo predominan las bacterias, que por diferentes mecanismos de patogenicidad, conducirían a un síndrome de malabsorción e hipersecreción intestinal, desencadenando el cuadro diarreico. Así, se aisló Escherichia coli en la totalidad de las muestras de materia fecal analizadas y Salmonella spp. en la cuarta parte de las mismas, dato importante si tenemos en cuenta que es un germen que en general se presenta a una edad promedio mayor de los terneros (30 – 60 días de vida).

Retomando los resultados de E. coli, puede observarse que en la inmunocromatografía sólo un pequeño porcentaje de muestras expresó el determinante antigénico K99, muy frecuentemente incluido en las vacunas contra diarrea.

Cabe entonces preguntarse cuál sería el papel de E. coli aislada de casos clínicos de diarrea, poniendo el énfasis en aquellos cofactores -infecciosos o no- que propiciarían un ámbito favorable para que la bacteria desarrolle su capacidad patógena. Entre ellos, ya se ha mencionado a Cryptosporidium spp. y Rotavirus, con cuya presencia aumenta notablemente la mortalidad, situación especialmente importante si se tiene en cuenta que los animales pueden infectarse a una edad tan temprana como el primer día de vida.

 

¿Qué hacer ante la diversidad de factores mencionada?

En primer lugar, debe pensarse en una terapia antibiótica específica en los casos en que se requiera, previo estudio de sensibilidad de las cepas bacterianas identificadas.

En el Gráfico N° 2 que complementa este artículo, se presentan los resultados del antibiograma de las cepas aisladas.

Puede notarse que existe una baja sensibilidad de E. coli a drogas que son utilizadas comúnmente en el tambo, o que han sido empleadas muchas veces como primera elección para el tratamiento de diarrea.

En comparación, Salmonella spp. conserva una sensibilidad relativamente alta a muchas de estas drogas, por lo cual cuando se trate de una infección mixta es preferible la elección del tratamiento antibiótico en base al resultado para Escherichia coli, para no correr el riesgo de elegir una droga que no se encuentre incluida en su cada vez más restringido espectro de sensibilidad.

Más allá de la terapia antibiótica, también debe evaluarse un tratamiento sintomático, siendo imperante tratar la deshidratación, incluyendo también antiinflamatorios no esteroides, antiespasmódicos y protectores intestinales.

En segundo lugar, quedan aún por considerar los factores no infecciosos que juegan un papel sumamente relevante en la aparición de los cuadros, sin lo cual ningún tratamiento etiológico tendrá resultados, o bien no podrá prevenirse la aparición de nuevos casos.

Dentro de los mismos, es importante hacer hincapié en la calidad microbiológica del agua de bebida, de la leche destinada a terneros, del calostro congelado y del sustituto lácteo.

Aproximadamente el 75% de las muestras de agua de crianzas artificiales de la zona analizadas en 2013 no fueron aptas para el consumo. Otro de los factores no infecciosos más importantes involucrados en la diarrea neonatal es el calostrado insuficiente, en cantidad y calidad, en las primeras horas de vida de los terneros.

En tercer lugar, no se puede pensar en la erradicación de la diarrea en las guacheras si no se instaura una mejora en las condiciones higiénicas del ambiente donde las mismas se encuentran emplazadas. Esto es principalmente importante en el caso de protozoos, donde el tratamiento de las instalaciones es ineludible.

Por último, es recomendable considerar la aplicación de vacunas.

En la zona de referencia donde se estudiaron los casos, la profilaxis vacunal contra diarrea neonatal en hembras preparto no es una práctica extendida y la mayoría de los casos se produjo en establecimientos donde no se implementaba.

Podemos concluir entonces que cualquier tratamiento que se aplique ante un brote de diarrea sin considerar estos últimos factores, indefectiblemente caerá en una repetición de los casos de la enfermedad, mientras persistan condiciones desfavorables.

Teniendo en cuenta el avance tecnológico en los tambos, no puede debe considerarse a la prevención y el control de la diarrea neonatal en el marco de la planificación de los establecimientos.

Ninguna mejora productiva estará a la altura de las expectativas si los aspectos sanitarios no se consideran como parte inherente de la misma.

Lograr una reducción en las pérdidas generadas por diarreas neonatales en el tambo debe convertirse en un desafío de baja inversión y alto impacto productivo que, como profesionales, no podemos dejar de asumir.