fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomePosts Tagged "mastitis"

80% Se reduce la incidencia.

80% Se reduce la incidencia.

Los beneficios incluyen una disminución de la incidencia del 80% durante los 3 primeros meses de lactancia, reducción de la pérdida en producción de leche, mortalidad y descarte.

Dr. Eial Izak Consultor en Mastitis y Calidad de Leche

Los casos de mastitis clínica severas por coliformes (Escherichia coli y Klebsiella spp.), se presentan principalmente al inicio de la lactancia y en rodeos que han controlado los patógenos contagiosos. Los tratamientos son costosos y no siempre las resuelven, progresando a la muerte del animal. Cha et al. (2013), demostraron que en vaquillonas un primer caso de Klebsiella spp. tiene 4,5 veces más riesgo de mortalidad y 3,3 veces para Escherichia coli, comparadas con las vaquillonas sin un primer caso de mastitis. El riesgo de descarte en vaquillonas para un primer caso de Klebsiella spp. fue de 6,7 veces y de 3,1 veces para Escherichia coli. En vacas un primer caso de Klebsiella spp. tiene 3,7 veces más riesgo de mortalidad y 3 veces para Escherichia coli. Oliveira et al. (2013), encontraron que el 34% de los casos de mastitis clínica por Escherichia coli fueron severos y el 37% para Klebsiella spp. La reducción en producción de leche fue de 11,2 litros/vaca/día (-23%). La mastitis severa tuvo el triple de probabilidad de descarte, comparada con las mastitis leves y moderadas. El 31% de las vacas con mastitis severas fueron descartadas. Heikkila et al (2012), demostraron que el descarte prematuro por mastitis incrementó en un 28% el costo de la enfermedad y la pérdida principal fue la producción de leche a largo plazo. Bradley et al. (2013), encontraron que la pérdida en las vacas descartadas los primeros 120 días de lactancia fue de 2.741 litros. Otro aspecto a tener en cuenta es el impacto de la mastitis en la fertilidad. Fuenzalida et al (2015), demostraron que las vacas con mastitis severas reducían en un 50% la probabilidad de preñez al primer servicio comparadas con las vacas sanas. Las vacas con un balance energético negativo al principio de la lactancia son particularmente susceptibles a las mastitis coliformes, debido a la inmunodepresión del sistema de defensas. Debido a todo lo mencionado, la prevención de la enfermedad es considerada la mejor opción y puede consistir en reducir la exposición de la punta del pezón a coliformes del medio ambiente y el incremento del sistema de defensas a la infección. La vacunación es una opción viable preventiva. La severidad de la inflamación y la ocurrencia de mastitis clínica severa por coliformes puede reducirse por el uso de la vacuna J5. Los beneficios de la misma incluyen una reducción de la incidencia del 80% durante los 3 primeros meses de lactancia (Gonzalez et al., 1989), reducción de la pérdida en producción de leche, mortalidad y descarte (Wilson et al., 2007, 2008, 2009). Kessels et al. (2016), demostraron que la vacuna J5 incrementó el retorno neto en todos los escenarios evaluados con respecto a las decisiones de descarte.

Vacuna J5 en vacas

Pol et al. (2008), realizaron un estudio en un tambo de Argentina con 1.200 vacas en ordeño con una vacuna de Rotavirus bovino serotipos 6 y 10 y Escherichia coli J5 (Rotatec J5, Biogénesis Bagó). El riesgo relativo de adquirir un caso clínico fue 1,44 veces mayor en el grupo control negativo (sin vacunación) comparado con el grupo vacunado. El grupo control tuvo un riesgo 1,86 veces mayor que el vacunado para manifestar mastitis clínicas severas por coliformes. El riesgo relativo de que un animal muriera o fuera descartado fue 7,83 veces mayor para el grupo control, comparado con el grupo vacunado. La tasa de incidencia de mortalidad y descarte en el grupo control fue del 87,2%, debido a la falta de vacunación. En el Cuadro N° 1, se resumen los resultados obtenidos.

Cuadro N° 1. Eficacia de la Vacuna J5 en Argentina.
       
Parámetro Control Vacuna J5 RRGC Reducción Vacuna J5 (%)
Morbilidad MC (%) 29,4 20,4 1,44 -30,61
Morbilidad MC Severas (%) 16,9 9,1 1,86 -46,15
Mortalidad y venta (%) 4,7 0,6 7,83 -87,23

MC: mastitis clínica – RRGC: riesgo relativo grupo control. Molina et al. (2013), evaluaron la vacuna Rotatec J5 en vacas. Las vacas vacunadas redujeron la prevalencia de infecciones intramamarias (IIM) por Escherichia coli, comparando el secado con el post-parto en un 87,52% vs. un 39,98% para el grupo control no vacunado. La vacuna J5 redujo la ocurrencia de mastitis clínica por Escherichia coli en el post-parto. El 66,60% de IIM por este patógeno se convirtieron en clínicas en el grupo control no vacunado, en comparación a ningún animal vacunado. La vacuna J5 redujo la ocurrencia de mastitis clínica por Escherichia coli en los primeros 100 días de lactancia en un 45,14%, comparada con el grupo control no vacunado. El 7% de las vacas vacunadas presentaron mastitis severas por Escherichia coli vs. ninguna del grupo vacunado. En los primeros 100 días de lactancia las vacas vacunadas incrementaron un 7,20% la producción de leche, comparadas con el grupo control.

También en vaquillonas

Gentilini et al. (2012), evaluaron la Vacuna Rotatec J5 en vaquillonas. Se administraron 3 dosis de la vacuna: la primera a los 60 días pre-parto, la segunda a los 30 días pre-parto y la tercera en la primera semana post-parto. La vacuna J5 redujo la ocurrencia de mastitis clínica por Escherichia coli en el post-parto. El 100% de IIM por este patógeno se convirtieron en clínicas en el grupo control no vacunado, en comparación a ningún animal vacunado. La vacuna J5 fue eficaz en reducir la ocurrencia de mastitis clínica en los primeros 100 días de lactancia. Los resultados evidencian una eficacia de la vacuna en la prevención de la ocurrencia de mastitis clínica al inicio de la lactancia, incluso cuando el animal ya se encontraba infectado por Escherichia coli en el post-parto. Hogan et al. (1992), demostraron que la vacuna J5 puede aumentar la capacidad de defensa a la infección, a través de la estimulación de la producción de anticuerpos específicos contra antígenos del núcleo del lipopolisacárido, que son comunes a todas las bacterias Gram-negativas (por ello su acción no es solamente contra Escherichia coli, sino también contra Klebsiella spp.), promoviendo la eliminación del patógeno sin la presentación de signos clínicos. Smith et al. (1999), observaron que durante los primeros 90 días de lactancia el riesgo de presentar mastitis clínica por coliformes fue 5 veces menor en los animales vacunados comparados con los no vacunados. Otro beneficio del estudio de Gentilini et al., fue el incremento de la producción de leche en las vaquillonas vacunadas, comparadas con el grupo control sin tratar. En los primeros 100 días de lactancia las vaquillonas vacunadas produjeron 3,08 litros/día más (incremento del 17,44%), comparadas con el grupo control. Los resultados del estudio indican que la vacuna J5 estuvo relacionada a un retorno más rápido de la producción de leche después del caso clínico (al reducir la severidad y duración), permitiendo el restablecimiento de las funciones productivas de la ubre, reduciendo los efectos deletéreos en la producción de leche durante la lactancia. Es muy importante administrar la tercera dosis de la vacuna, ya que el estudio evaluó la misma vacuna con 2 dosis a los 60 y 30 días pre-parto. El 12,5% de IIM por Escherichia coli se convirtieron en clínicas. En los primeros 100 días de lactancia las vaquillonas vacunadas con 2 dosis produjeron 3,33 litros/día menos (reducción del 16,06%), comparadas con las vacunadas con 3 dosis. Por lo tanto, es de suma importancia completar las 3 dosis. La tercera dosis no es recomendable administrarla al parto, debido a la inmunodepresión presente. Los trabajos recomiendan el suministro entre 10 a 14 días post-parto (Steele et al., 2019; Vangroenweghe et al., 2020). El régimen de dosificación al secado, 30 días antes del parto y 10-14 días post-parto fue avalado para vacas y vaquillonas. En el Cuadro N° 2, se resumen los resultados obtenidos.

Grupo IIM PP – MC E. coli* (%) Producción 100 d** (Lts.)
Vacuna J5 0 2.074
Control sin vacunar 100 1.766

*Infecciones intramamarias por Escherichia coli en el post-parto que se convirtieron en mastitis clínica. **Producción de leche en los primeros 100 días de lactancia.

Conclusiones

La intensificación de los sistemas de producción de leche y factores ambientales como barro y lluvia, favorecen la aparición de mastitis coliformes. La vacuna J5 es eficaz contra mastitis por Escherichia coli y Klebsiella spp. La vacuna J5 sigue siendo la más probada y estudiada en mastitis. Los beneficios incluyen la reducción de la incidencia, severidad y duración de los casos clínicos, días en hospital, impacto de mastitis y fertilidad, abortos, muertes, descartes e incremento de producción de leche. La vacuna Rotatec J5 presenta la ventaja de tener una doble acción: mastitis coliformes y diarrea neonatal de las terneras en la guachera. Es de destacar que en el estudio de Argentina murieron 8 animales del grupo control como consecuencia de los casos de mastitis que experimentaron, mientras que se detectó por esta causa un animal muerto en el grupo vacunado. Esta observación debe ponerse en perspectiva al considerar que, salvar una vaca de cada 100 en lactancia de contraer un caso severo de mastitis clínica por coliformes justifica económicamente la administración de la vacuna J5.

Es clave recordar que el costo total de un tratamiento es la suma del costo de los pomos usados más el costo de la leche descartada.

Martín Pol
Lactodiagnóstico Sur

Martín Pol

Martín Pol

La mastitis bovina es una infección de la glándula mamaria de la vaca: la duración del tratamiento y su frecuencia, realizada cada 12 o 24 horas, debe ser acordada con el médico veterinario y todo va a depender también de las drogas que se utilicen para la terapia. Se debe tener en cuenta que determinadas drogas necesitan actuar durante mayor tiempo sobre la concentración inhibitoria mínima de las bacterias (tiempo dependiente), mientras que otras drogas logran su efecto a partir de una dosis muy superior a la concentración inhibitoria mínima de las bacterias (concentración dependiente).

 

En el mercado argentino, la mayoría de los antibióticos disponibles son “Tiempo Dependientes”, ya que estos requieren una serie de días de tratamiento para que la cura sea realmente efectiva. Si utilizamos drogas de la familia de la Penicilina, la eficacia será mayor, cuanto más largo sea el tratamiento.

A los datos

En un informe canadiense de la British Mastitis Conference, de Truchetti de 2014, se observó que cuando se trataban casos clínicos con una aplicación diaria de Ceftiofur durante 2 u 8 días, se obtenían curas clínicas (leche y cuarto normal) similares (89% cura clínica). Sin embargo, la cura bacteriológica (efectivamente eliminar la infección) casi se duplicaba (32% vs. 61%) con el tratamiento prolongado. La importancia de prolongar el tiempo de tratamiento es más alta para algunos patógenos como Staphylococcus aureus, mientras que para otros patógenos (como los estafilococos coagulasa negativa) extender la terapia tiene un efecto menos marcado. En el caso de los estreptococos, también se observó un aumento en las tasas de cura al prolongar los tratamientos.
Esto resalta la necesidad de que el veterinario cuente con información de cultivos para diseñar los protocolos de tratamientos. Cuando se utiliza un antibiótico tiempo dependiente en tratamientos cortos, podemos observar altas curas clínicas, pero existe el riesgo de lograr bajas curas reales (curas bacteriológicas). Consecuentemente, es de esperar un mayor riesgo de cronicidad en el caso de que esas mastitis se repitan como clínicas después de un intervalo de tiempo.
La importancia de extender la terapia para drogas tiempo dependiente como los betalactámicos y otras, se observó también en un estudio previo en Holanda enfocado a la mastitis clínica producida por Staphylococus aureus.
Sol y colaboradores (2000) observaron que los tratamientos de 3,5 días en general tenían una mejor tasa de cura bacteriológica (74%) que los tratamientos de 1,5 días (48% cura bacteriológica) cuando la infección era producida por Staphylococcus aureus no productores de betalactamasas (enzimas producidas por la bacteria que destruyen a los antibióticos betalactámicos).
No se observaron beneficios en extender la terapia para vacas infectadas por cepas de Staphylococus aureus productoras de betalactamasas (aunque el antibiótico usado no fuera un betalactámico). Esto pone de relieve la importancia de contar con información de laboratorio para la toma de decisiones.

¿Y en nuestro país?

En Argentina hay relativamente poca información sobre la eficacia de drogas que permitan tratamientos cortos de mastitis, con drogas concentración dependientes. En 2018 fue publicada una experiencia realizada en un establecimiento lechero comercial de Casbas, provincia de Buenos Aires, que ordeña alrededor de 800 vacas. El objetivo era probar la eficacia de cura clínica y bacteriológica, para una droga concentración dependiente, y compararla con los resultados de las terapias largas tradicionales. El ensayo fue presentado en el 2019 en el congreso nacional de mastitis en Estados Unidos.
Allí las vacas con mastitis clínica se asignaron aleatoriamente a tratamiento convencional (1) o a tratamiento experimental (2). Se incluyeron solamente casos de mastitis clínicas (Severidad 1).
Los tratamientos de dos días recibieron 1 pomo intramamario cada 24 horas, mientras que los animales en el tratamiento de un día recibieron un solo pomo intramamario. Los casos estudiados no recibieron antimicrobianos adicionales ni antiinflamatorios. Los ordeñadores identificaron la mastitis clínica y la definición de caso fue: leche anormal con inflamación leve o sin hinchazón de la glándula (Los casos clínicos con signos sistémicos fueron excluidos del estudio).
El productor lechero evaluó la cura clínica el día 4 para decidir si el caso debería recibir tratamientos adicionales o no. La falla de la curación clínica se definió como el tratamiento adicional de un caso (cambio de protocolo) o el tratamiento repetido antes de los 15 días del caso inicial.
Se tomaron muestras para cultivo antes del tratamiento y muestras para cultivo post tratamiento a los 15 y 21 días para evaluar cura bacteriológica.
La toma de muestras antes del tratamiento fue realizada por personal del establecimiento y las muestras post tratamiento por un veterinario que asistía con una frecuencia semanal. La cura clínica fue excelente en ambos grupos, observándose que las vacas volvían rápidamente a producir leche normal, independientemente de cuántos pomos hubieran recibido (Ver Gráfico 1).
En general, en tambos comerciales no es posible evaluar la cura bacteriológica. La misma es evaluada generalmente en trabajos de investigación y puede variar de acuerdo a factores de la vaca y del patógeno. En general se logran mejores curas bacteriológicas en animales jóvenes (lactancia 1 y 2), con infecciones recientes (sin historia de altas CCS) y sin lesiones en el cuarto (sin fibrosis o lesión de pezón). En cuanto a los patógenos, algunos son relativamente fáciles de curar (estafilococos coagulasa negativo, por ejemplo), mientras que otros son muy difíciles de curar (Staphylococcus aureus). En general, se considera que tasas de cura superiores al 60% son muy buenas.
En el presente estudio se lograron tasas de cura clínica muy altas (mayor que 90%), mientras que las tasas de cura bacteriológica (mayor que 60%) son comparables a las logradas con tratamientos más prolongados.
Ventajas adicionales de estos tratamientos se observan a partir de que las vacas pasan menos tiempo en descarte de leche:
Menos aplicaciones de pomos, que resultan en menor trabajo para el personal y menor riesgo de introducir patógenos por aplicaciones repetidas de pomos con técnica poco higiénica.
Tratamientos más cortos, resultan en menor descarte de leche. Debemos recordar que el costo total de un tratamiento es la suma del costo de los pomos usados más el costo de la leche descartada.
Es importante que veterinarios y productores asuman la responsabilidad del uso de antibióticos, de manera tal que podamos usar tanto antibiótico como sea necesario, y tan poco como sea posible.

Este artículo fue publicado inicialmente en Infortambo.

El encuentro será el próximo 19 de septiembre en la Estación Experimental del INTA Rafaela. A su vez, ocupará un lugar central el manejo del medio ambiente.

Sanidad y Ambiente van de la mano y APROCAL le puso fecha al próximo encuentro de Actualización de estos dos temas relacionados al rodeo lechero. El próximo 19 de septiembre, en materia de Sanidad, la Mastitis se llevará el protagonismo con camas y manejo del compost para ganado vacuno, estrategias, control de Leucosis, y un taller sobre Mycoplasma. A su turno, «Manejo del agua y efluentes» será el título del capitulo Ambiente, donde se abordarán los siguientes temas: Contaminantes emergentes, nuevas reglamentaciones, buenas prácticas de manejo y ambiente.

A continuación el resumen del programa para la jornada que tendrá lugar en la Estación Experimental del INTA Rafaela:

ACTUALIZACIÓN EN SALUD ANIMAL DEL RODEO LECHERO Y MANEJO DEL AMBIENTE

BLOQUE I: Mastitis y Leucosis Bovina Horario: 8.30 – 12:00hs

Coordinadores: MV, PhD, INTA Rafaela, Luis Calvinho y M.V.Javier Chaves, APROCAL

8:30hs: ACREDITACIONES

9:00 – 9:45hs: El uso y manejo de las camas de compost para ganado vacuno lechero. Ing. Juan Monge (Universidad Nacional de Villa María).
Galpones con camas individuales.
Ing. Martín Bazterrica (GEA Farm Technologies Argentina).

9:45 – 10:30hs: Estrategia de control de la leucosis bovina enzoótica a través de la vacunación.
Dra. Karina Trono (Instituto de Virología – INTA Castelar). COFFEE BREAK
11:00 – 12:30hs Taller de Infecciones por Mycoplasma en el rodeo lechero, Mastitis y algo más. Aspectos sobre el diagnóstico, descripción de casos problema y control. Participantes: Maren Ebinger (Práctica profesional privada),
Enriqueta Bottini (Fac. Cs. Veterinarias, UNCPBA), Pablo Tamiozzo
(Fac. Agronomía y Veterinaria, UNRC), Verónica Neder (EEA INTA Rafaela), Javier Chaves (Lactodiagnóstico Sur).

BLOQUE II: Manejo del Agua y Efluentes e Impacto Ambiental. Horario: 14hs- 17hs

Coordinadores: Ing. Mag. Verónica Charlón (EEA INTA Rafaela) y Dra. Maria Alejandra Herrero (APROCAL)

14:00-14:30hs: Desafíos a encarar en los tambos. Las nuevas reglamentaciones ambientales en la lechería argentina.
Ing. P.A., Mag. Verónica Charlón, (EEA INTA Rafaela).

14:30-15:00hs: Factores de riesgos asociados a la presencia de plaguicidas en leche de tanque en Santa Fe. Desafíos.
Ing. Agr. Dianela Costamagna (EEA INTA Rafaela).

MESA REDONDA – 15.10-17.00 hs
Contaminantes emergentes: relaciones entre el ambiente, los patógenos y las drogas antimicrobianas. Dra. María Alejandra Herrero (APROCAL).
Impacto de la nutrición en el ambiente en tambos de Santa Fe.
Ing. Agr. María Paz Tieri (EEA INTA Rafaela).
Claves para el Uso Agronómico de Purines de tambos.
Aspectos Legales en Prov. Bs. As. Representante de Equipo Técnico asesoramiento Mesa Lechera provincial.

COFFEE BREAK
Adopción de Buenas Prácticas en el cuidado del ambiente. AgTech e Innovación.
Bqca., Mag. Livia Negri (ITA INTA Castelar).
Programa Buenas Prácticas de Tambos en Santa Fe. Red Nacional BPA y Avances en la Provincia de Santa Fe. Disertante a confirmar.

Espacio de Preguntas y Discusión. 17.00hs Cierre Jornada.

Precios y más información

BLOQUE I:
$600 antes del 26/08, luego $700

BLOQUE II:
$400 antes del 26/08 luego $500

JORNADA COMPLETA:
$1.000 antes del 26/08 luego $1.200

ALMUERZO OPCIONAL:
$250 (Se abona el mismo día)

Medios de pago:
Transferencia bancaria o con tarjeta mediante Mercado Pago con un recargo del 10%

Requiere inscripción previa

Más información: info@aprocal.com.ar WhatsApp: +549 -11- 3039-5562
(Magdalena Baraldi)

Martín Pol y Luis Calvinho hicieron escuela sobre esta histórica problemática en una charla montada por laboratorio Fatro Von Franken en las instalaciones de Insupec, en Rafaela. ¿Cuál es el rol de la Rifaximina a la hora de tratarla?

 

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

 

Martín Pol. El referente compartió su experiencia con los presentes.

Si bien en Argentina no existen estadísticas actualizadas acerca de los costos de la mastitis en la producción lechera, estimaciones realizadas durante la década del ´80 indicaban que las pérdidas por menor producción son de más de $ 220 millones al año (Almast, 1983).
A lo largo de las últimas décadas, mientras se dio un proceso de concentración de las unidades de producción y se incrementó el volumen de leche, el recuento de células somáticas experimentó una baja considerable. Sin embargo, la mastitis no deja de ser un problema en el país.
Es por eso que el laboratorio Fatro Von Franken reunió un grupo de productores y veterinarios en la distribuidora Insupec, en Rafaela, como parte de un ciclo de 15 charlas que están realizando en todo el país. Para ello, convocó a dos expertos en la materia para hacer escuela.
Los médicos veterinarios Martín Pol (Lactodiagnóstico Sur) y Luis Calvinho (INTA Rafaela) abordaron respectivamente temas como “Tratamientos de mastitis clínica. ¿Cuántos días y a quién tratar?” y “Uso de Rifaximina para el tratamiento de infecciones mamarias”.
Para Pol, “con la mastitis hay pérdidas directas que son las que el productor ve y está seguro que ocurren, como la leche tirada, la cual representa el doble de lo que se gasta en medicamentos”. A su vez, agregó algunos números para dimensionar el impacto del problema: “No hay duda que la vaca deja de producir entre 600 y 800 litros en la lactancia; es algo que no vuelve a producir nunca más”.

“Las terapias que duran menos días nos permiten mitigar la principal pérdida directa con la que convivimos en los tambos, que es el descarte de leche. Son valores que, analizándolos a lo largo de todo un año, representan mucho dinero para el productor”.

Como se dijo, MOTIVAR estuvo presente en Rafaela, Santa Fe, y también dialogó con Luis Calvinho, quien advirtió: “La estacionalidad en la aparición de los problemas de mastitis en nuestros tambos nos muestra que son muy pocos los meses del año donde tenemos un clima ideal ante la exposición de patógenos de la mastitis. Hay que tener en cuenta entonces métodos de control y bienestar para atender este problema casi todo el año” (Ver recuadro).

MOTIVAR: ¿Han mejorado los tratamientos en el tiempo?

Martín Pol: La enfermedad es estacional y entre noviembre y diciembre los niveles de células somáticas aumentan del mismo modo que la mastitis clínica para luego estabilizarse hacia el otoño. Seguramente hemos ido progresando en los últimos 20 años en su control. Sin embargo, hay marchas y contramarchas en este aspecto, lo cual creo que obedece a las señales de estímulo de precios y bonificaciones por calidad de leche por parte de la industria.
Cuando ésta quiere exportar, se encuentra con que necesita leche de más calidad y paga un mejor precio.

Teniendo en cuenta que los cultivos en tambo dan resultados de 50% bacterias Gram + y 50% sin desarrollo y Gram -; y entendiendo que solo sería necesario tratar las Gram +, ¿se estarían tratando innecesariamente entonces al 50% de las vacas?

MP: Hay alguna variación de tambo a tambo, pero en general no es raro que los porcentajes se distribuyen en el modo que se plantea en la pregunta.
En general obtenemos más beneficios cuando tratamos las bacterias GRAM + siempre que hablamos de mastitis leves y moderadas.
Las mastitis que cursan sin desarrollo bacteriano o con bacterias GRAM – leve y moderada, se resuelven en la mayoría de los casos con el sistema inmune de la vaca logrando una cura espontánea satisfactoria.
Esa distribución de bacterias hace que sea más indicado hacer un uso racional de antibióticos, disminuyendo las dosis, atendiendo a las GRAM +.
El problema en el campo es que para saber qué tipo de bacterias tenemos, debemos realizar un cultivo en tiempo real. Se necesita una decisión rápida y hay algunas tambos que están realizando cultivos para definir en 24 horas si la vaca necesita o no los antibióticos.

En base al ensayo publicado en el NMC, los resultados de la utilización del Cefaximin L como terapia corta, tuvo los mismos resultados como las terapias largas tradicionales con mayor cantidad de pomos y descarte de leche. ¿Eso es correcto?

MP: Hicimos un estudio donde al azar tratamos a las vacas con uno o dos pomos de tratamiento de un día versus dos y las curas clínicas para ambos grupos fueron superiores al 90%.
Las curas bacteriologicas a los 14 y 21 días post tratamiento fueron similares a las terapias largas tradicionales, con porcentajes cercanos al 65 % en ambos casos. La cura bacteriológica es un parámetro que se evalúa solo en investigación y raramente en la práctica a campo y lo que privilegian los productores es la cura clínica.
Sin embargo, el objetivo es siempre lograr la cura bacteriológica de la infección.

Entendiendo que existen mismas eficacias entre terapias cortas y largas, ¿cuál sería la ventaja económica de una terapia corta, con menos pomos y menor descarte de leche?

MP: Como se dijo, la mayor pérdida directa con la que convivimos pasa por el descarte de leche. De allí la importancia de aplicar terapias que duran menos días, a fin de lograr tratamientos que tienen un periodo de descarte de leche corto.
Evaluando estos productos y comparándolos con los que son tiempo dependientes, observamos hasta tres días de reducción de leche descartada. Eso, anualizado, es mucho dinero.

LA OPINIÓN DE LUIS CALVINHO, DEL INTA RAFAELA

“Una droga que sea concentración dependiente puede simplificar los tratamientos”

Atentos. Veterinarios y productores.

En su diálogo con MOTIVAR, el experto del INTA Rafaela, Luis Calvinho, explicó que muchas veces el comportamiento del productor tiene que ver con el precio de su producto a la hora de atender la problemática ligada a la mastitis. “Por otro lado, hay que decir que, si bien se ha ido mejorando, siempre debemos dejar en claro que esta problemática no se puede erradicar sino controlar: todos los años hay que reforzar los conceptos sobre su control”, aseguró.

MOTIVAR: ¿Cuáles serían las ventajas de una droga concentración dependiente versus una tiempo dependiente, en función de la practicidad de la rutina y del costo de tratamiento, teniendo en cuenta, cantidad de pomos utilizados y descarte de leche?

Luis Calvinho: La Rifaximina es concentración dependiente y tiene cierto efecto tiempo dependiente a ciertas concentraciones. Si uno tiene la posibilidad de usar menos antibióticos es una terapia más racional, menos uso, menos posibilidades que quede el antibiótico en el ambiente y la leche. Todo esto debe conjugarse con una buena eficacia para lograr un ahorro de ambos lados

¿Cuál es el problema de utilizar una droga tiempo dependiente como si fuera terapia corta (concentración dependiente)?

LC: Si es tiempo dependiente, de las más comunes en el mercado, uno corre el riesgo de subdosificar. Es decir, vamos a emplear antibióticos por menos tiempo de lo que hace falta para lograr una cura bacteriológica. Es muy probable que no logremos eliminar el microorganismo; vamos a observar que la vaca mejoró (una mejora clínica), pero no se eliminó la infección. Y en un tiempo, quizás 20 días, aparece nuevamente la mastitis. Es un riesgo importante. En general hay una tendencia importante en nuestro país a subdosificar; algo que parte del desconocimiento: piensan que están haciendo algo bien y terminan con un problema.

¿Es interesante para el productor la utilización de una droga concentración dependiente para simplificar los tratamientos?

LC: Si porque está más acorde a lo que es la idea del productor porque se trata de usar menos cantidad de jeringas por tratamiento. Si está conjugado de esta manera puede ser una solución para muchos casos, pero hay que hacer hincapié en el uso racional y prudente para que sean más efectivos y se genera menos resistencia ayudando a que el productor gaste menos.

La V Reunión Anual de la Red Latinoamericana de Investigación en Mastitis (RELIM) seguirá un nuevo año en el Cono Sur: se realizará entre el 25 al 28 de noviembre en la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata.

La V Reunión Anual de la Red Latinoamericana de Investigación en Mastitis (RELIM) seguirá un nuevo año en el Cono Sur: se realizará entre el 25 al 28 de noviembre en la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata.

Siguiendo con el objetivo de RELIM en términos de mejorar el intercambio del conocimiento científico en salud de la ubre y la producción de leche de calidad para la población mundial, en el marco de la sustentabilidad y eficiencia de la producción lechera, es por lo que en el año 2019 el lema de la reunión será: “Calidad de Leche en una Sola Salud”. La iniciativa está dirigida a veterinarios, productores, investigadores, especialistas en extensión, proveedores de la industria, funcionarios, profesores y estudiantes.

Cierre fecha envío de Trabajos Científicos: 30 de junio de 2019 Notificación de la aceptación del Trabajo: A partir del 1 de agosto de 2019.

Correos electrónicos: 

Prof. Nora Mestorino: noram@fcv.unlp.edu.ar –  labofartox@gmail.com – nmestorino@yahoo.com. Secretaria MV Florencia Aliverti: florencia.aliverti@fcv.unlp.edu.ar – floraliverti@yahoo.com.ar

 ¿Qué es RELIM?

RELIM es una red de especialistas en el control de la mastitis bovina y la calidad de la leche de todos los países de Iberoamérica. Esta red tiene como objetivo mejorar el intercambio del conocimiento sobre las infecciones intramamarias que afectan el ganado en los distintos sistemas productivos lecheros presentes en los países miembros de manera de producir leche de calidad en un marco ambientalmente sustentable. Los miembros de la red incluyen profesionales miembros de la industria asociada a la producción de leche de calidad, investigadores y asesores especialistas en calidad de leche.

Descargar el Programa

Está disponible el curso online  “Terapia antibiótica de mastitis bovina” de APROCAL. A través de 6 clases virtuales y un foro, profesionales del sector debaten sobre el uso el racional de este tratamiento.

PHD LUIS CALVINHO
maildelautor@verLink.com.ar

El curso de la Asociación Pro Calidad de la Leche y sus derivados (APROCAL) sobre la terapia antibiótica en los tambos busca concientizar sobre la administración de estos fármacos.
El objetivo no se basa solo en lograr la correcta curación del animal, sino también en evitar consecuencias negativas para la salud pública.
Veterinarios y trabajadores del sector pueden tomar las clases en video de M.V. Ph.D. Luis Calvinho, M.V. Ph.D, Mariana Lucas y M.V. Javier Chaves dentro de los dos meses siguientes a la inscripción y recibir una certificación luego de haber rendido un examen online.
El primer módulo, a cargo de Luis Calvinho, apunta a conocer a los patógenos ya que ante una infección presentan comportamientos diferentes.

Calvinho. “Protocolos precisos hacen al éxito del tratamiento”.

Calvinho. “Protocolos precisos hacen al éxito del tratamiento”.

Al identificarlos, se puede pronosticar cuáles responderán a la terapia antibiótica y, así, decidir en qué casos no es útil aplicarla. Sin embargo, también es necesario tener en cuenta a la vaca como un factor determinante en la eficacia del tratamiento.
Los efectos del agente etiológico varían según el momento del ciclo de vida del animal.
“No es lo mismo tratar un caso de Estafilococo, de Estreptococo, o de Escherichia Coli en la mitad de la lactancia que cuando la vaca está inmunosuprimida”, aclara el docente e investigador del INTA Rafaela.
El uso racional de antibióticos en las vacas lecheras también es fundamental para detener el avance de cepas resistentes. Mariana Lucas, profesora e investigadora de la Universidad del Salvador, trata en el segundo módulo la eficacia terapéutica desde la farmacología clínica y aplicada.
En esta parte se analiza, en base a datos publicados, cuál es el comportamiento farmacocinético y farmacodinámico de los antimicrobianos más utilizados en la Argentina y, en consecuencia, cómo debe ser la recomendación médica.
La oradora reconoce que estos temas han sido centrales en su formación de postgrado como becaria doctoral (Conicet en la Cat. de Farmacología y Toxicología- FCV de la UNLP) y siguen siendo parte de su línea de trabajo.
Javier Chaves tiene una larga trayectoria en el desarrollo e implementación de programas de control de la mastitis bovina en la Argentina y en la región: está a cargo de la tercera y última unidad acerca de los protocolos terapéuticos.
Estos son una guía para implementar diferentes tratamientos según los cuadros clínicos que se presentan. A su vez, permiten hacer cambios en los procedimientos cuando no se logra la respuesta clínica esperada.
El veterinario destaca que en los últimos diez años el uso de este tipo de protocolos se ha ido incorporando a la práctica profesional en los tambos.
Allí los tratamientos antibióticos de las mastitis clínicas son llevados a cabo por tamberos u ordeñadores. “Nuestra tarea en conjunto con ellos es permanente y el uso de protocolos escritos y precisos hacen también al éxito de los tratamientos”, reflexiona el orador.
Este curso forma parte de la oferta de capacitaciones de APROCAL en torno a la calidad de leche. Se encuentra disponible durante todo el año.
Se reciben inscripciones e inquietudes vía info@aprocal.com.ar.

Durante el Simposio realizado por MSD Salud Animal, los expertos coincidieron en la importancia de avanzar en la adopción de medidas preventivas que permitan a los animales sobreponerse al nivel de desafío al que se enfrentan actualmente las vacas de tambo en nuestro país.

Los interesados en ver las entrevistas completas realizadas por MOTIVAR TV durante el encuentro realizado en Tandil, Buenos Aires, pueden hacerlo ingresando en motivar.com.ar o en nuestro Canal youtube.com/pmotivar.
“Si bien sabemos que los productores lidian con diversas complejidades en su día a día, es clave seguir insistiendo en el rol que ocupan las mastitis en todo el esquema productivo”, graficó la MV. Enriqueta Bottini (UNICEN – CONICET).
“Es la problemática sanitaria que mayores pérdidas genera en la productividad del ganado lechero mundial. En Argentina, perdemos $7.000 millones al año por la presencia clínica y subclínica de esta enfermedad”, reforzó Eial Izak, médico veterinario y consultor privado en mastitis y calidad de leche.
“La prevención es un punto clave en un programa de calidad de leche y muy pocas veces tenida en cuenta. Los tambos generalmente se centran en detección de casos clínicos y cómo tratar con antibióticos”, completó el médico veterinario Sergio Castro. A su vez, el profesional que asesora establecimientos en la Cuenca Oeste de Buenos Aires explicó que la intensificación que han venido sufriendo los tambos han expuesto a los vacas a situaciones de alto riesgo frente a microorganismos ambientales.
“Es clave trabajar sobre el manejo de los corrales y la correcta preparación de ubre, entre otras medidas de fácil adopción”, reforzó quien hoy coordina la Comisión de Mastitis en Aprocal.

Actualizar los conocimientos
“Durante el encuentro nos enfocamos en el impacto de las mastitis sobre la fertilidad. Se ha demostrado que afecta parámetros reproductivos como los días al primer servicio, promedio de días abiertos y servicios por concepción”, le comentó Izak a MOTIVAR. Y agregó: “Hoy contamos con nuevas categorías de antiinflamatorios de síntesis no esteroide y protocolos con GNRH y prostaglandinas que permiten reducir el impacto de las mastitis clínicas y subclínicas, con mejoras también en la tasa de concepción entre un 40 y 50%”.
Más allá de esto, el referente se refirió a la necesidad de que el sector avance en la capacitación de las personas que en el mismo se desenvuelven. “La mastitis es una enfermedad del hombre que se traslada a las vacas. Podemos contar con las mejores tecnologías, pero no terminaremos de aprovecharlas si no contamos con el recurso humano adecuado”, explicó.
Por su parte y en el marco de la importancia de contar con un Programa de Calidad de Leche, Castro sostuvo que, como asesores, los veterinarios deben concientizar al productor y a los integrantes de la empresa, respecto de los daños económicos y trastornos en el manejo que genera la enfermedad, para luego avanzar con recomendaciones tendientes a reducir nuevas infecciones y bajar el nivel de patógeno de vacas crónicas. “La mastitis es una enfermedad multifactorial compleja y si uno no tiene un esquema de trabajo ordenado puede no tomar en cuenta algunos factores. Debemos comenzar por el diagnóstico de situación, para luego plantearnos objetivos concretos a lograr para aplicar medidas correspondientes y monitorear la enfermedad”, aseguró.

El laboratorio multinacional llevó adelante dos jornadas, una en Villa María (Córdoba) y otra en Tandil (Buenos Aires), de las cuales participaron más de 70 veterinarios especialistas en Calidad de Leche.

Con el objetivo de compartir conocimientos, novedades, técnicas y herramientas que permitan reducir la presencia de enfermedades en los rodeos lecheros para así eficientizar su producción, MSD Salud Animal llevó adelante su primer Simposio de Salud Mamaria en Argentina.
La iniciativa se concretó los días 11 y 13 de septiembre, con dos jornadas realizadas en Villa María (Córdoba) y Tandil Buenos Aires, respectivamente, a las cuales asistieron más de 70 veterinarios especialistas en Calidad de Leche.
“MSD apuesta por reforzar su participación en el sector lácteo argentino, no solo promoviendo y difundiendo el uso de sus tecnologías, sino también poniendo al alcance de productores y asesores una completa Plataforma de Salud Mamaria que también brinda soporte para mejorar la productividad”, aseguró Daniel Zuddio, gerente general del laboratorio multinacional.
Asimismo, Zuddio adelantó futuros lanzamientos por parte de la empresa, entre los cuales destacó la llegada de una tecnología específica para el control de Cristoporidium a campo y una vacuna contra rotavirus, entre otros. “Queremos ser un jugador clave, también en este sector”, completó el directivo.

Los temas
La agenda de los eventos fue desarrollada por los representantes zonales del laboratorio y giró en torno a un tema central: la presencia de mastitis en los tambos le generan a la producción local pérdidas por $7.000 millones al año.
En ese marco, se llevaron adelante una serie de disertaciones específicas: el MV. Sergio Castro compartió con los asistentes el paso a paso para desarrollar y monitorear un Programa de Calidad de Leche; al tiempo que el MV. Eial Izak describió nuevas estrategias para reducir el impacto de las mastitis en la fertilidad. Por su parte, la MV e investigadora adjunta del CONICET, Fernanda Imperiale, repasó las principales pautas para un uso racional de fármacos antimicrobianos en el tratamiento de las mastitis y sus residuos en leche; mientras que la MV. Enriqueta Bottini (UNICEN – CONICET) expuso sobre “Mecanismos de acción patógena” y “Pruebas de susceptibilidad Cocos Gram +”. A ellos se sumaron Dante Gangetto, Luciano Bussi y Julieta Bruschi, quienes disertaron sobre el impacto de la máquina de ordeñe en la salud mamaria; anaplasmosis bovina y el plan de mejora en la competitividad del Cluster quesero de Tandil, respectivamente.

En Villa María se concretó el debút de las jornadas organizadas por MSD.

Más de 30 personas estuvieron presentes en el encuentro realizado en Villa María, Córdoba.

Presencia internacional
Tanto del encuentro llevado adelante en Villa María (Córdoba), como del que se concretó en la Facultad de Ciencias Veterinarias de Tandil (Buenos Aires) participó Jantijn Swinkels, holandés que hace más de 10 años se desempeña como referente técnico global de la Plataforma Salud Mamaria en MSD.
Swinkels compartió las nuevas investigaciones que el laboratorio multinacional se encuentra desarrollando específicamente para controlar las mastitis a campo. “Hablamos de una problemática sanitaria que no solo afecta la economía de los productores, sino que también impacta en el bienestar de los animales”, explicó el veterinario holandés. Y completó: “El mayor desafío a futuro pasa por llevar adelante prácticas simples pero indispensables, sin apuros y con el foco puesto en evitar que los problemas se agraven”.
Más allá de esto, Swinkels destacó el rol central que juegan los veterinarios como difusores de conocimiento entre sus clientes: “Será clave comunicar mejor las acciones a realizar y lograr un cambio verdadero en el comportamiento de los productores respecto de estos temas”.

En el la Biblioteca Central del campus de la Universidad del Centro (Tandil) tuvo lugar el segundo encuentro con los profesionales organizado por MSD.

El 1° Simposio de Salud Mamaria, organizado por MSD, reunió a profesionales de primera línea entre disertantes y oyentes.

Plataforma MSD Salud Mamaria
“Sabemos que el diferencial pasa por brindar un servicio técnico que le de soporte a los productos que ofrecemos y es ese el principal objetivo de nuestra Plataforma de Salud Mamaria”, explicó el gerente técnico y de Marketing de la línea rumiantes para MSD en Argentina, Alejandro Bottaro.
Y agregó: “En ese marco, contamos con tres pilares: una paleta de productos específicos; asistencia a campo y Capacitaciones”.
Vale decir que más allá de esto, Bottaro compartió resultados en el control de Mastitis clínica y Terapia de secado, destacando las principales características de Cobactan LC®, Cobactan 2.5® y Cepravin®, tecnologías altamente efectivas en el tratamiento de mastitis clínicas, subclínicas y tratamiento de secado.
“Contamos con una completa plataforma para asistir a productores y colegas en lo que a salud mamaria respecta, comprendiendo que muchas veces no alcanza con una buena terapia, sino que se deben contemplar otros factores, como son la rutina de ordeñe, el manejo del ambiente (máquina de ordeñe), la capacitación de los productores y su personal, el confort animal, la nutrición y la generación y seguimiento de registros fiables”, completó el médico veterinario.

A cargo del experto uruguayo Marcelo Chaffer el curso de “Diagnóstico y Tratamiento de la Mastitis” se realizará el 22 de agosto en la sede porteña de Intermédica, con el auspicio de Boehringer Ingelheim. Abierta la inscripción. Cupos limitados.

INFORMACION PARA PARTICIPAR DEL CURSO

Los interesados en acceder a mayor información o bien inscribirse al curso que dictará Chaffer el 22 de agosto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán contactarse con la organización vía: eventos@intermedica.com.ar (Asunto: Mastitis) o bien al (54 11) 4961-7249 / 9234 – 4962-3145.
• Valor de la inscripción: US$ 140 ($2.000).

El próximo 22 de agosto (entre las 8.30 y las 17 horas) se llevará adelante un curso de actualización en Diagnóstico y Tratamientos de Mastitis en bovinos, el cual estará a cargo del experto uruguayo Marcelo Chaffer.

La iniciativa es auspiciada por Boehringer Ingelheim, se realizará en la sede porteña de Intermédica (Av. San Martín 4428, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) e incluirá en su programa aspectos centrales para los profesionales veterinarios interesados en la materia: Glándula mamaria (anatomía, fisiología e inmunidad); Epidemiología de la mastitis; Detalles importantes de las bacterias (Staphilococcus aureus, Streptococcus agalactiae, Mycoplasma, estafilococos coagulasa negativos y E. Coli, entre otros); Diagnóstico; Pérdidas económicas en la producción de leche; Tratamiento y Control.

También participará Yanina Pedevilla (Boehringer Ingelheim), quien abordará el vínculo entre el “Manejo del dolor, Mastitis y Fertilidad”.

En ese marco, compartimos la segunda parte de una completa entrevista realizada por nuestro medio con Marcelo Chaffer, en la cual el profesional se focaliza en las pérdidas que ocasiona la presencia de la enfermedad en los tambos.

 

MOTIVAR: ¿De qué manera podría resumir el impacto negativo de las mastitis en los tambos?

EXPERIENCIAS INTERNACIONALES

Chaffer es Dr. en Medicina y Tecnologías Veterinarias, egresado de la Universidad de la República, Uruguay, y PhD en Ciencias Animales (Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel). Asimismo, el profesional que visitará nuestro país el próximo 22 de agosto se ha desempeñado 18 años como investigador del departamento de Bacteriología del Instituto Veterinario Kimron (Israel), estando también a cargo del Programa Maritime Quality Milk (MQM) de la Universidad de la Isla Príncipe Eduardo (Canadá). Actualmente, el experto uruguayo en diagnóstico y tratamiento de mastitis se posiciona como consultor internacional en calidad de leche, desempeñándose en California, lugar en el cual se concentra más del 20% de las vacas lecheras de los Estados Unidos.

Marcelo Chaffer: Si bien es un concepto arraigado en los veterinarios que se dedican al tema, es clave destacar la importancia del conteo de células somáticas en este aspecto. Este indicador de calidad de leche se basa en la medición de  células blancas que aumentan a medida se incrementa la inflamación en la glándula mamaria. Una vaca sin problemas puede presentar 20.000 células por cada mililitro de leche, contra las 50.000 que podrían surgir de una glándula inflamada. Estos conteos sin dudas traen aparejados perjuicios tanto en la calidad, como en la cantidad de leche que aporta la ubre. A mayor inflamación, menos leche y de menor calidad. Por eso, las células somáticas sirven como termómetro para saber qué está ocurriendo en la glándula mamaria.

 

¿Podría darnos un ejemplo?

Un trabajo realizado en Wisconsin (Estados Unidos) deja en claro la pérdida de leche en la primera lactancia, según conteos celulares. Si la vaca tiene un conteo de 25 a 50 mil células somáticas no pierde leche, pero a medida que se incrementa (a 100.000, por ejemplo), la una vaca de primera lactancia pierde 100 litros de leche y cerca de 200, si es de segunda lactancia.

Esta situación se incrementa proporcionalmente a medida que aumenta el número de células somáticas. Ejemplo: 800.000 células generan pérdidas de 400 y 800 litros en las vacas de primera y segunda lactancia, respectivamente.

Claro que las mastitis no solamente afectan la cantidad, sino también –como se dijo- la calidad de la leche. Es un perjuicio “invisible” que se transforma en el mayor dolor de cabeza para el productor.

La industria procesadora también ha estudiado el tema, determinando que a medida que aumenta el número de células somáticas, se reducen otros elementos valiosos de la leche como la caseína.

Sin presencia de mastitis, el 82% de la proteína en la leche es caseína, pero a medida que aumentan las células somáticas, este porcentaje disminuye llegando inclusive al 70% cuando se suman un millón de células somáticas.

Esto es vital por ejemplo, para la producción de queso. De esta manera, la industria bonifica a aquellos que tienen bajos niveles de células desde hace años.

 

¿Qué conceptos deben tener en cuenta los veterinarios?

Los veterinarios están presentes en los tambos para controlar las mastitis que deben ser tratadas, pero también trabajando en mejorar la calidad de leche a partir del manejo del rodeo.

Los profesionales deben poder supervisar la cantidad de leche se pierde por mastitis tanto clínicas, como subclínicas.

En la capacitación que llevaremos adelante el 22 de agosto presentaremos datos, estadísticas y tendencias globales respecto de estos temas, con ejemplos concretos que nos permitan aportar posibles soluciones ante cada caso.

Los próximos 10 y 11 de agosto se realizará un nuevo encuentro para el sector lechero en O’higgins, provincia de Buenos Aires.

La Asociación Pro Calidad de leche y sus derivados (Aprocal) presenta la tercera entrega del programa «La vaca alrededor de la ubre». En está edición, que se realizará en la localidad de O’higgins (Buenos Aires) los próximos 10 y 11 de agosto, se abordarán las siguientes temáticas:

  • Impacto del estrés calórico en la producción, reproducción y mastitis.
  • Manejo sanitario en situaciones extremas.
  • Sistema de ordeño voluntario.
  • Alternativas de confinamiento para vacas lecheras.

Entre los disertantes se contará con la presencia de Jorge Ghiano, Julián Bartolomé, Martín Pol, Gustavo Lagioia, Eduardo Puente, Luis Calvinho, Mario Sirvén, José de Nicolás, Enrique Bombal y Gonzalo Bader.

A cargo del experto uruguayo Marcelo Chaffer el curso se realizará el 22 de agosto en la sede porteña de Intermédica, con el auspicio de Boehringer Ingelheim. Abierta la inscripción. Cupos limitados.

El próximo 22 de agosto (entre las 8.30 y las 17 horas) se llevará adelante un curso de actualización en Diagnóstico y Tratamientos de Mastitis en bovinos, el cual estará a cargo del experto uruguayo Marcelo Chaffer.
La iniciativa es auspiciada por Boehringer Ingelheim, se realizará en la sede porteña de Intermédica (Av. San Martín 4428, Ciudad Autónoma de Buenos Aires) e incluirá en su programa aspectos centrales para los profesionales veterinarios interesados en la materia: Glándula mamaria (anatomía, fisiología e inmunidad); Epidemiología de la mastitis; Detalles importantes de las bacterias (Staphilococcus aureus, Streptococcus agalactiae, Mycoplasma, estafilococos coagulasa negativos y E. Coli, entre otros); Diagnóstico; Pérdidas económicas en la producción de leche; Tratamiento y Control. La jornada contará con la participación de Yanina Pedevilla de Boehringer Ingelheim, quien abordará el vínculo entre el “Manejo del dolor, Mastitis y Fertilidad”.

Experiencias internacionales
Chaffer es Dr. en Medicina y Tecnologías Veterinarias, egresado de la Universidad de la República, Uruguay, y PhD en Ciencias Animales (Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel). Asimismo, el profesional que visitará nuestro país el próximo 22 de agosto se ha desempeñado 18 años como investigador del departamento de Bacteriología del Instituto Veterinario Kimron (Israel), estando también a cargo del Programa Maritime Quality Milk (MQM) de la Universidad de la Isla Príncipe Eduardo (Canadá).
Actualmente, el experto uruguayo en diagnóstico y tratamiento de mastitis se posiciona como consultor internacional en calidad de leche, desempeñándose en California, lugar en el cual se concentra más del 20% de las vacas lecheras de los Estados Unidos. En ese marco, conociendo su experiencia a campo y con el objetivo de saber más sobre los contenidos que desarrollará en su visita al país, MOTIVAR tomó contacto con el profesional uruguayo en una completa entrevista, cuya primera parte compartimos:

MOTIVAR: ¿Por qué es importante que los veterinarios argentinos actualicen sus conocimientos en relación a la mastitis?
Marcelo Chaffer: Hay por lo menos dos cuestiones centrales. En primer lugar, es clave tener presente que la presencia de mastitis genera pérdidas económicas importantes para la producción. De hecho, hay trabajos que muestran cómo vacas con entre 200.000 y 400.000 células somáticas pueden llegar a perder hasta 500 litros de leche al año.
Si bien este es el primer perjuicio que nota el productor, la presencia de células somáticas también produce una pérdida en la calidad de la leche que se genera, reduciendo –entre otros- sus niveles de proteína y afectando, en consecuencia, también a la totalidad de la industria.
Esto nos lleva a destacar la importancia de que los establecimientos cuenten con el asesoramiento de un veterinario capacitado, capaz de conocer al detalle lo que ocurre dentro de cada tambo, a fin de ofrecer un servicio de diagnóstico y tratamiento acorde a las necesidades reales. Claro que los productores también juegan un rol central, estando al tanto de los pasos necesarios para establecer las medidas de control que sean necesarias. Siempre están dispuestos a recibir novedades y propuestas para luchar contra la enfermedad.

¿Ante qué situaciones deben estar atentos los profesionales?
Una de las claves será que los veterinarios conozcan puntualmente cuál es la epidemiología de cada tambo ya que podemos interactuar con distintos tipos de bacterias. En la lucha contra las mastitis e independientemente de la estrategia de control, será crucial disminuir la carga bacteriana alrededor de la vaca y/o en la ubre. Frente a esto, es clave avanzar (como lo haremos en el curso) en la clara diferenciación entre los agentes con los cuales podemos encontrarnos.
En primer lugar encontraremos a los “contagiosos”: son aquellos que a nivel general producen la mayor cantidad de mastitis subclínicas, afectando hasta a un 40% de los animales del rodeo. En este caso el contagio de la enfermedad se da de vaca a vaca y será clave establecer acciones en la sala de ordeño para avanzar en su prevención y control. Además, existen los “ambientales”, que producen mastitis clínicas (visibles) y requieren de otro tipo de estrategias.
Pero estos no son todos, ya que también podríamos enfrentarnos a agentes “oportunistas” (por ejemplo los coagulasa negativos), que entran en juego cuando la situación aparenta estar controlada.
En definitiva, durante el curso estaremos repasando todos estos temas, a los cuales sin dudas se sumarán experiencias prácticas realizadas durante estos años con el fin de evaluar los distintos tratamientos que hay disponibles actualmente. Asimismo, avanzaremos sobre la importancia en la toma de muestras a enviar al laboratorio y otros temas que sin duda permitirán mejorar el desempeño profesional a campo.

Información para participar del curso
Los interesados en acceder a mayor información o bien inscribirse al curso que dictará Chaffer el 22 de agosto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán contactarse con la organización vía: eventos@intermedica.com.ar (Asunto: Mastitis) o bien al (54 11) 4961-7249 / 9234 – 4962-3145.
• Valor de la inscripción: US$ 140 ($2.000).

Esta fue una de las conclusiones a las que arribaron un grupo de líderes de opinión en calidad de leche y otro especializado en reproducción, durante un encuentro en el cual disertó el Dr. Scott McDougall.

DE LA REDACCION DE MOTIVAR
redaccion@motivar.com.ar

A mediados de mayo, Boehringer Ingelheim llevó adelante un Taller sobre manejo de dolor, mastitis y fertilidad en el Hotel Sheraton de Pilar (Buenos Aires), con la participación especial del neozelandés, Scott McDougall.
“El experto internacional visitó nuestro país con motivo de presentar un trabajo publicado en el Journal of Dairy Science, donde se relaciona el manejo del dolor sobre las mastitis leves y moderadas y su impacto la fertilidad”, le explicó a MOTIVAR el gerente Técnico y de Marketing de la línea Ganadería de la multinacional, Juan Manuel Nimo.
Y siguió: “aprovechando esto fue que generamos este encuentro entre profesionales que se dedican a Calidad de Leche, especialistas en reproducción y veterinarios clínicos. Queremos darles más herramientas para poder implementar nuevas tecnologías que aporten a mejorar los resultados productivos en los tambos que asesoran”.

A las pruebas
Dejando en claro que “todos los productores tienen un margen para mejorar su eficiencia”, el Dr. McDougall expuso una serie de investigaciones en las cuales se demostraba que el uso de Metacam (Meloxicam) asociado a, por ejemplo, Ubrolexin mejora la fertilidad de las hembras involucradas.
“Si evaluamos los resultados obtenidos en un estudio que involucraba a dos grupos de animales, uno tratado con Meloxicam y otro en que sólo se cumplía con la terapia antibiótica, veremos que el retorno de la inversión adicional en el producto es de aproximadamente tres veces”, aseguró el disertante internacional. Y agregó: “esta situación contempla mejoras en la tasa de concepción, menor cantidad de inseminaciones necesarias para conseguir una preñez y la cantidad de leche total por lactancia, entre otras variables centrales en la operatoria diaria de los establecimientos lecheros”.
Culminando su presentación, McDougall avanzó en cómo los profesionales deberían proponer la adopción de este tipo de protocolos a sus clientes. “Será clave no imponer nosotros como veterinarios un tratamiento, sino primero escuchar las necesidades del productor y comenzar por resolver aquellas variables que más le significan, buscando siempre mejorar los parámetros de calidad de leche o reproducción que tenga ese tambo”, resumió el disertante.
Vínculos que suman
Por su parte y en diálogo con MOTIVAR, Nimo analizó el vínculo real que existe entre veterinarios especialistas en reproducción, con aquellos dedicados a Calidad de Leche en los tambos argentinos. “Si bien en algunos casos puede existir, generalmente no trabajan de manera coordinada, propiciando que en algunos casos la recomendación de uno interfiera en el trabajo del otro; lo cual complica la efectiva transmisión de conceptos claros al productor”, explicó. Asimismo, graficó los motivos por los cuales estas dos especialidades deben trabajar en conjunto: “en buena parte de los campos, el 90% de las mastitis subclínicas se producen en los primeros 100 días de lactancia, coincidiendo con el período en que se deben preñar las vacas. Debemos trabajar en forma preventiva para que ese impacto de las mastitis en la reproducción sea el menor posible”.
El Taller contó también con un tiempo de discusión entre los asistentes, los cuales debieron responder una serie de interrogantes e intercambiar opiniones respecto del trabajo de cada profesional en el tambo. “La mastitis es sin dudas el principal enemigo de la reproducción”, concluyeron los veterinarios.
“Los profesionales hoy tranquilamente pueden recomendar la incorporación de Metacam en los protocolos de tratamiento de los distintos grados de mastitis”, concluyó Juan Nimo desde Boehringer Ingelheim.

NOVENO SEMINARIO

Fundación «Charles Louis Davis» en Salta

El 23, 24 y 25 de septiembre se desarrollará en la Facultad de Ciencias Agrarias y Veterinarias de la Universidad Católica de Salta el 9º Seminario de la Fundación «Charles Louis Davis». La temática estará ligada a la Patología de los pequeños rumiantes y camélidos sudamericanos. Además, se realizará la 7º Reunión del Foro Permanente de Educación de la Patología Veterinaria. Disertarán Luis Lujan (España); Franklin Riet-Correa (Brasil) y Federico Giannitti (Uruguay), entre otros. Info: extensión.veterianria@ucasal.net.

HIDATIDOSIS

Descubren nueva cepa en Neuquén

Investigadoras de la Universidad Nacional del Comahue descubrieron una nueva cepa del parásito que genera la hidatidosis. Así, Florencia Debiaggi explicó que en Neuquén ya habían detectado cepas G1, G6 y G7, y que por primera vez encontraron la G3, la cual está presente mayormente en ovejas. Además, descubrieron características diferentes como por ejemplo que tienen un período de crecimiento y desarrollo más corto. Por esto se debería adecuar el cronograma de desparasitación canina. «Deberían realizarse cada 30 o 35 días».

INICIATIVA DEL INTA

Ya funciona el primer tambo robotizado

En el marco de la 21° edición de Agroactiva se puso en marcha del primer tambo robotizado del país y de toda América Latina. La instalación es finalizada por el INTA Rafaela y se implementará en un sistema pastoril intensificado con tres sectores de alimentación: dos de pastoreo directo y uno donde se distribuirá una dieta TMR -ración totalmente mezclada-. El componente central de la tecnología es un robot que realiza las prácticas de rutina, ordeña las vacas en forma automática, mide la producción, detecta problemas de mastitis y suministra alimentos, entre otras funciones.

BRUCELOSIS Y TUBERCULOSIS

Saneamiento conjunto en Misiones

El plan de saneamiento para brucelosis y tuberculosis se concretará entre el 2 y 8 de agosto en Misiones: lo ejecutarán conjuntamente Senasa, INTA, INTI, la Secretaría de Agricultura Familiar, el Ministerio del Agro y la Producción y los municipios de Aurora, 25 de Mayo, Alba Posse y El Soberbio, entre otros.

El dato surgido de la Universidad Nacional de Río Cuarto, Córdoba, deja en claro el impacto de las mastitis en la producción. ¿Qué se puede esperar de la vacuna generada desde el INTA, la UNL y el CONICET?

Innovación. “Moderar el problema”.

Innovación. “Moderar el problema”.

La mastitis es una enfermedad que disminuye la calidad de la leche y provoca pérdidas en la producción de un 5 a un 10%, lo que representa hasta U$S 1,2 diarios por vaca. Por esto, investigadores del INTA, de la Universidad Nacional del Litoral y del CONICET desarrollaron una vacuna que previene la aparición de la bacteria Staphylococcus aureus, causante de la infección.

Luis Calvinho, especialista en mastitis bovina y calidad de leche del INTA Rafaela -Santa Fe- y uno de los responsables del proyecto, expresó que controlar la enfermedad permitirá atenuar su impacto negativo en el sector productivo debido a “los elevados costos que tienen los tratamientos antibióticos para estas infecciones y la consecuente disminución en la calidad de la leche”.

Un estudio de la Universidad Nacional de Río Cuarto -Córdoba- determinó que en la cuenca lechera de Villa María se observaron pérdidas diarias de U$S 1,04 a 1,2 por vaca.

En este sentido, la vacuna obtenida a partir del trabajo de un equipo integrado por investigadores del INTA, la Universidad Nacional del Litoral y del CONICET será una alternativa para moderar los efectos de la mastitis.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, la cuenca lechera argentina produce cerca de 11.600 millones de litros de leche anuales. En este sentido, Córdoba se destaca por contribuir con un 37% a la producción nacional y se estima que la mastitis llega a provocar pérdidas en los rindes de hasta el 10%.

Córdoba contribuye con un 37% a la producción nacional de leche y se estima que la mastitis llega a provocar pérdidas en los rindes de hasta el 10%.

A causa de esta enfermedad, los tamberos deben reemplazar prematuramente a los animales del rodeo afectados y se pierden partidas de leche por el uso indiscriminado de antibióticos.

Además, aumentan los costos en el servicio veterinario por mayor uso de la mano de obra del tambo que se destina a tareas de control de la enfermedad.

 

La novedad

“Desarrollamos una vacuna con bacterias lisadas -inactivadas-. Al preparado le agregamos antígenos proteicos obtenidos por tecnología recombinante y un adyuvante inmunoestimulante de última generación, lo que nos permitirá reforzar las defensas del hospedador”, señaló el especialista del INTA Rafaela. Y agregó: “Como se trata de una tecnología preventiva, se realizaron pruebas en vaquillonas preñadas libres de infección”.

Se están efectuando ensayos de aplicación de la vacuna en animales con menos de diez meses, para reforzar la respuesta defensiva. “Si bien la infección se presenta cuando la vaca entra al tambo, hay estudios previos que demuestran que una ternera puede infectarse con este microorganismos antes del parto”, indicó.

Con más de siete años de trabajo, el de-sarrollo se encuentra en su etapa final.

“Las pruebas para determinar la respuesta inmune y humoral arrojaron resultados promisorios pero parciales”, dijo Calvinho y agregó: “Es necesario complementar estos resultados con pruebas experimentales a campo para asegurar su efectividad y transferir la tecnología”.

 

El problema, en detalle

La mastitis es la inflamación de la glándula mamaria producida por bacterias, hongos y micoplasmas, causada por Staphylococcus aureus.

“Un control eficiente de esta enfermedad implica realizar una rutina que garantice la higiene y limpieza de los pezones antes y después del ordeño”, puntualizó Calvinho. Y sostuvo: “Si bien los métodos de control son ampliamente difundidos y utilizados, se detectaron casos en donde resultan ineficientes para prevenir infecciones o eliminar las infecciones crónicas. Esto orientó la investigación hacia la búsqueda de métodos de control alternativos, como el empleo de vacunas o sustancias naturales”.

Hay otras razones que motivan el uso de alternativas de prevención de la enfermedad, ya que el tratamiento antibiótico “puede generar riesgos cuando hay errores de aplicación que generan la presencia de residuos de antibióticos en la leche de los tanques de frío y determinan una pérdida importante”, aseguró Calvinho.