fbpx
MOTIVAR – Descargá – Main
HomePosts Tagged "Veterinaria"

Fixture. ¿Quiénes son los principales rivales de  Argentinaen el Mundial de las industrias veterinarias?

El mercado global de salud animal facturó cerca de US$ 39.000 millones en 2021. Trazando un paralelismo con Qatar 2022, emulamos el “fixture” de los países con mayor penetración, las cifras de Argentina y los rivales en la fase de grupos.


Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar 

Este año terminará antes de lo habitual. El 21 de noviembre, cuando ruede la pelota en el estadio Al Bayt, iniciará la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022; una pausa esperada, justo antes de las Fiestas. Sin embargo, hay una industria que no se detendrá y donde se vive otro mundial: el de los productos para la salud animal.
En ese marco de celebración, la industria veterinaria global también tiene motivos para festejar: sólo en 2021 este negocio se valoró en US$ 39.000 millones.
Es decir, un monto incluso por encima de lo generado por el complejo exportador de granos y derivados de la Argentina (US$ 32.807 millones) durante ese mismo año.
A su vez, se espera que el sector de salud animal experimente una tasa de crecimiento anual del 10% entre 2022 y 2030.
En las siguientes líneas, MOTIVAR reúne y analiza informes y estimaciones globales para repasar quién es quién entre los países que dominan la escena de esta industria en crecimiento; qué lugar ocupan los países que se cruzarán con la Argentina en la fase de grupos de Qatar y cuáles son las naciones con más chances de llevarse la Copa en este certamen lúdico que proponemos.

Contexto

El mercado veterinario estuvo impulsado el año pasado en gran medida por el incremento en la demanda de proteína animal y la mayor incidencia de enfermedades zoonóticas y transmitidas por los alimentos a nivel mundial.
Este aumento sin precedentes llevó también a las empresas del rubro a producir vacunas y productos farmacéuticos cada vez más avanzados.
La gran demanda también da lugar a un aumento en el número de compañías que realizan esfuerzos por presentar tecnologías para controlar los riesgos que generan las enfermedades sobre las producciones, tal como coinciden las reportes consultados por MOTIVAR, contribuyendo así al crecimiento del mercado.
A esto se suma, sin dudas, la mayor tasa de medicalización (y aumento en valores de los productos) vivida también en el sector específicamente destinados a los animales de compañía, principalmente en los países en desarrollo.

Los números del globo

En la industria global de salud animal, el segmento de animales de producción (bovinos, aves, cerdos, ovinos, equinos y animales acuáticos) dominó el mercado y representó la mayor participación de ingresos, superando el 58% del total en 2021.

Hablando de regiones, América del Norte domina la escena de la salud animal y, solo el último año, significó la mayor parte de los ingresos con casi un 30% de la torta.

Vale decir que, según reportes internacionales, en las economías emergentes, los productos alimenticios de origen animal representaron un tercio del consumo humano de proteínas, lo que lleva a un aumento en la productividad del ganado.
Estos factores serían responsables de la participación significativa capturada.
En ese marco, el rubro de productos farmacéuticos explicó cerca de un 70% del mercado de la salud animal global el año pasado y se estima que mantendrá su posición dominante hasta al menos 2030, en relación a las vacunas.

Vale aquí destacar que cuando se habla de productos farmacéuticos se incluyen principalmente antiparasitarios, antibióticos y antiinflamatorios, entre otros que vienen en franco crecimiento.

En cuanto a los animales de compañía, también se aceleró la adopción de productos farmacéuticos y vacunas para ayudar a aumentar la longevidad y el bienestar de perros y gatos. Además, adquisiciones como la de Bayer por parte de Elanco; o la de Merial a manos de Boehringer Ingelheim tiempo atrás, promoverían el avance del sector en el corto, mediano y largo plazo.

La mención de esta operación no es antojadiza: diversas fuentes del mercado coinciden que las fusiones y adquisiciones se consideran uno de los factores clave que contribuyen al crecimiento del segmento a lo largo de los años.
Varios factores, como el creciente gasto en salud animal, el aumento de la incidencia de enfermedades zoonóticas y el incremento del número de veterinarios y sus ingresos en las economías desarrolladas, también son responsables del crecimiento del mercado ligado a las mascotas.
Por su parte, los laboratorios están invirtiendo en la expansión de sus instalaciones de fabricación en distintas partes del mundo, lo que se espera impacte positivamente en el negocio de la salud animal en general.
Crece la demanda y la oferta responde.

“El Grupo de la muerte”

Es popularmente sabido que Estados Unidos no tiene los mayores créditos en el fútbol, aunque una vez más estará presente en la Copa del Mundo de noviembre.

Sin embargo, su suerte cambia si se trata de medirlo en la industria veterinaria global. La mayor economía del planeta también lidera el volumen de ventas en lo que refiere al negocio de salud animal.
Solo en 2021, el país aportó el grueso de los US$ 11.800 millones que generó el sector en América del Norte, siempre según cifras oficiales. Eso representa que esta región genera en solo dos semanas las ventas equivalentes a un año completo de la industria veterinaria argentina.
La industria de sanidad animal de Europa occidental es el otro candidato destacado en este certamen, ya que superó los US$ 7.900 millones en ventas durante 2021, según los últimos datos proporcionados por Animal Health Europe, organización que agrupa a las empresas y asociaciones nacionales de esta parte del Viejo Continente.
Esta organización y sus empresas miembro, aseguran cubrir el 90% del mercado europeo e invertir más de US$ 500 millones en investigación y desarrollo cada año. Además, presentaron datos crecientes a pesar de ser un ejercicio aún marcado por la pandemia provocada por el COVID19.
En cuanto a los datos del sector durante el 2021, exponen que como productos más vendidos de manera individual en Europa se encuentran las vacunas con un 32% de las ventas totales y en segundo lugar, los antiparasitarios (29%).
Le siguen los antimicrobianos (antibióticos) con un 11%; y el resto de los insumos representan el 28% del total.

Ahora bien, si llevamos nuestro análisis al punto de comparar el peso de cada especie animal, veremos que los productos para mascotas son la figura destacada ya que, a diferencia de lo que ocurre en los mercados latinos, representan el mayor porcentaje de ventas con más del 40% del total.
Del otro lado del Atlántico, se encuentra Brasil, la economía más pujante de América Latina. El pentacampeón no es la excepción cuando de industria veterinaria se trata. El año pasado, los ingresos del sector en ese país superaron los US$ 1.700 millones, completando más de una década de crecimiento a una tasa anual promedio del 8%.
En ese marcos, los rumiantes se llevaron la mitad más uno del sector, seguido por animales de compañía. Asimismo, las producciones intensivas de aves y cerdos, donde Brasil también se destaca como proveedor global, completan el mercado con participaciones similares entre sí.
A la hora de observar el desempeño según la clase terapéutica, al igual que ocurre a nivel mundial, los fármacos son los protagonistas donde los antiparasitarios explican el 27% de los dólares facturados por la industria de salud animal brasilera.
Brasil, una vez más, es uno de los tantos “cucos” a vencer en el Mundial que sea, y en el de las industrias veterinarias, también.

Ahora bien, si llevamos nuestro análisis al punto de comparar el peso de cada especie animal, veremos que los productos para mascotas son la figura destacada ya que, a diferencia de lo que ocurre en los mercados latinos, representan el mayor porcentaje de ventas con más del 40% del total.
Del otro lado del Atlántico, se encuentra Brasil, la economía más

¿Qué lugar ocupa la Argentina?

La industria local de salud animal se puede analizar de diversas maneras.
Sin considerar la facturación correspondiente a la vacunación antiaftosa (como en todos los otros casos), veremos que el sector que opera en nuestro país generó ingresos por algo así como $50 mil millones, a un dólar oficial promedio en 2021 de $107 (US$ 470 millones).
Este monto, según estimaciones de MOTIVAR, se dividiría de la siguiente manera:
Bovinos de carne y leche: 44%.
Animales de compañía: 20%.
Avicultura: 17%.
Otros grandes animales (cerdos, ovinos, equinos): 15%.
Otros: 4%.
En el mercado total, la división entre categorías de productos se repartió de la siguiente manera: fármacos: 65%, biológicos: 30% y otros: 5%.

Por su parte, el primer rival de la Argentina en la fase de grupos de Qatar 2022, Arabia Saudita es, al igual que en el fútbol, uno de los rivales más “débiles que nos podían haber tocado”, con una industria veterinaria que -siendo generosos- podría haber llegado a los US$ 50 millones el año pasado.
Más allá de esto, en ese mercado se destacan las aves de corral, que explicarían dos tercios de los ingresos de la industria veterinaria. Mientras tanto, un stock de más de 18 millones de ovejas y cabras, más de 1,4 millones de camellos y medio millón de vacas lecheras explican el tercio restante de la demanda de salud animal en la península.
En el caso de México, segundo contrincante para la Argentina explica un 5% de las ventas de América del Norte.
De hecho y contemplando tanto a las empresas que se encuentran dentro, como fuera de Infarvet, habrían logrado en 2021 la friolera de al menos US$ 700 millones en ingresos anuales para una industria que reúne a cerca de 100 laboratorios.
En el país azteca hay casi 8.000 productos farmacéuticos registrados, 37% de ellos para atender a rumiantes, 27% a porcinos, 24% a mascotas, 11% a aves y solo un 1% a especies acuícolas.
Adicionalmente, se estima que un 42% de los biológicos veterinarios que cuentan con registro se destinan a la industria avícola; 23% para bovinos, ovinos y caprinos; 19% para cerdos y 16% para el creciente segmento de las mascotas.
¿Y Polonia? Sin dudas es para nosotros la gran incógnita, representando cerca del 10% de la facturación de una Europa del Este que en 2021 habría alcanzado los US$ 1.900 millones. Si bien esos US$ 190 millones anuales no le da a la industria veterinaria polaca la chapa que en el fútbol les otorga Robert Lewandowsky, no deberíamos subestimar a un país que es considerado entre los principales productores de genéricos veterinarios en toda Europa.
Se viene el Mundial de Qatar y las expectativas por el rendimiento de la Scaloneta crecen día a día. ¿Podrá nuestra industria veterinaria aportar para volver a traernos la Copa? Ojalá que sí. Veremos. Ojalá.

POR UNA MAYOR SUSTENTABILIDAD DE LOS SISTEMAS

El torneo de las producciones animales

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Argentina ya tiene los rivales para la fase de grupo de Qatar 2022: Arabia Saudita, México y Polonia. ¿Quién es quién si lo que está en juego es la producción pecuaria?

La Selección Argentina de fútbol encabezará el grupo C en la primera fase del Mundial de Qatar 2022 donde se enfrentará a Arabia Saudita, México y Polonia. El equipo dirigido por Lionel Scaloni y bajo la capitanía de Lionel Messi hará su debut el 22 de noviembre y cerrará la primera etapa el miércoles 30 de noviembre. A solo seis meses del comienzo del certamen, hay otra competencia en juego: “El mundial de las producciones”.
Argentina es un histórico referente en producción de carne bovina y la participación en otras carnes, como avicultura y cerdos, creció con fuerza en las últimas dos décadas. Asimismo, la fama ganada como portador de “la mejor carne del mundo” contagia a la industria veterinaria como proveedor de la sanidad de este y todos los sectores orientados a transformar granos en canre. ¿Cuál es el rol de la producción animal en los países que enfrentaremos en la fase de grupos en Qatar 2022? ¿Dónde se destacan? ¿Cuál es la escala respecto al territorio argentino?

Arabia Saudita: vuela con la avicultura

En el árido territorio del reino más importante de la península arábiga los camellos pueden ser los animales más icónicos, pero seguramente no los más consumidos. La dieta proteica de los árabes tiene al pollo en el centro de la escena.
De hecho, se espera que la producción de carne de pollo continúe aumentando a medida que Arabia Saudita persigue una meta de 80% de autosuficiencia para 2025. Hoy, ese porcentaje ya supera el 60%.
La producción de carne de pollo de ese país fue estimada en 930.000 toneladas, en 2020. Y según las proyecciones del USDA, ese monto trepó a 950.000 el último año. Sin embargo, las importaciones siguen jugando un papel central y también están al alza acompañando el crecimiento del consumo interno.
En 2020, las importaciones rondaron las 550.000 toneladas y se estima en 625.000 el monto importado en 2021. Si bien la Argentina es un proveedor de ese mercado, es Brasil quien suministra la mayor parte de las importaciones de aves de corral de Arabia Saudita. Esto sucede a tal nivel que es el segundo país más importante para el mercado externo de pollos brasileños representando un 14% de los envíos, solo detrás de China (19%).

México: reina en producción (y consumo) de huevos

Por su precio y calidad, el huevo es uno de los productos favoritos de los mexicanos, posicionándo como el primero del mundo en consumo con una ingesta de 23,7 kilos per cápita, es decir, algo más de 430 huevos por persona cada año.
En México hay casi 170 millones de gallinas de postura de la raza Bovans, Lohmann o Hy line que ponen un huevo a diario. Solo para tener una referencia, en la Argentina ese número se reduce a 40 millones de gallinas de postura y el consumo per cápita se estima en cerca de 300 huevos.
Aproximadamente 98% de la producción a nivel nacional de ese país consta de huevo blanco, el restante es de color rojo, de acuerdo con datos de la división Avicultura de MSD Salud Animal, en México.
Y más allá que lidera la tabla de consumo desde hace dos décadas, el consumo de huevo en México tuvo un incremento aproximado del 50% entre 2019 y finales de 2020, al pasar de dos millones de toneladas a tres millones, de acuerdo con el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), aumento ocasionado por la pandemia, su bajo costo, facilidad para cocinarse, sabor y contenido de proteína, afirman especialistas de la UNAM.

Polonia: campeón en lechería

Polonia es el quinto mayor productor de leche y tiene el tercer stock de vacas lecheras más grande de la Unión Europea. En 2019, este país fue responsable del 1,7% de la producción mundial de leche y del 8,5% del total de las entregas de ese fluido entre los miembros de la UE-28, justo después de los Países Bajos, que representaron el 9,7% de las entregas.
La exportación de productos lácteos es muy importante para Polonia porque su nivel de autosuficiencia es del 121%, es decir, debe destinar más del 20% a las exportaciones, de las cuales más del 74% se colocan en otros países de la Unión.
La industria láctea polaca experimentó una transformación después de la adhesión del país a la UE (2004). La producción de leche y productos lácteos se concentró, lo que se tradujo en economías de escala. De hecho, en el periodo 2005-2019, los ingresos de las empresas involucradas en el procesamiento de leche aumentaron en más del 90%. Asimismo, en 2019 se observó una tendencia al alza en la producción de leche debido a que la mejora en la productividad compensa la disminución de la población de vacas lecheras. En diciembre de 2019, el número total de vacas lecheras fue de 2,16 millones de cabezas, un 2,3% inferior al del año anterior. Sin embargo, una vez más, en contraposición con el mercado argentino, tanto el stock como la oferta de leche polaca es superior.

Fuente: USDA

Fixture. ¿Quiénes son los principales rivales de  Argentinaen el Mundial de las industrias veterinarias?

El mercado global de salud animal facturó cerca de US$ 39.000 millones en 2021. Trazando un paralelismo con Qatar 2022, emulamos el “fixture” de los países con mayor penetración, las cifras de Argentina y los rivales en la fase de grupos.


Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar 

Este año terminará antes de lo habitual. El 21 de noviembre, cuando ruede la pelota en el estadio Al Bayt, iniciará la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022; una pausa esperada, justo antes de las Fiestas. Sin embargo, hay una industria que no se detendrá y donde se vive otro mundial: el de los productos para la salud animal.
En ese marco de celebración, la industria veterinaria global también tiene motivos para festejar: sólo en 2021 este negocio se valoró en US$ 39.000 millones.
Es decir, un monto incluso por encima de lo generado por el complejo exportador de granos y derivados de la Argentina (US$ 32.807 millones) durante ese mismo año.
A su vez, se espera que el sector de salud animal experimente una tasa de crecimiento anual del 10% entre 2022 y 2030.
En las siguientes líneas, MOTIVAR reúne y analiza informes y estimaciones globales para repasar quién es quién entre los países que dominan la escena de esta industria en crecimiento; qué lugar ocupan los países que se cruzarán con la Argentina en la fase de grupos de Qatar y cuáles son las naciones con más chances de llevarse la Copa en este certamen lúdico que proponemos.

Contexto

El mercado veterinario estuvo impulsado el año pasado en gran medida por el incremento en la demanda de proteína animal y la mayor incidencia de enfermedades zoonóticas y transmitidas por los alimentos a nivel mundial.
Este aumento sin precedentes llevó también a las empresas del rubro a producir vacunas y productos farmacéuticos cada vez más avanzados.
La gran demanda también da lugar a un aumento en el número de compañías que realizan esfuerzos por presentar tecnologías para controlar los riesgos que generan las enfermedades sobre las producciones, tal como coinciden las reportes consultados por MOTIVAR, contribuyendo así al crecimiento del mercado.
A esto se suma, sin dudas, la mayor tasa de medicalización (y aumento en valores de los productos) vivida también en el sector específicamente destinados a los animales de compañía, principalmente en los países en desarrollo.

Los números del globo

En la industria global de salud animal, el segmento de animales de producción (bovinos, aves, cerdos, ovinos, equinos y animales acuáticos) dominó el mercado y representó la mayor participación de ingresos, superando el 58% del total en 2021.

Hablando de regiones, América del Norte domina la escena de la salud animal y, solo el último año, significó la mayor parte de los ingresos con casi un 30% de la torta.

Vale decir que, según reportes internacionales, en las economías emergentes, los productos alimenticios de origen animal representaron un tercio del consumo humano de proteínas, lo que lleva a un aumento en la productividad del ganado.
Estos factores serían responsables de la participación significativa capturada.
En ese marco, el rubro de productos farmacéuticos explicó cerca de un 70% del mercado de la salud animal global el año pasado y se estima que mantendrá su posición dominante hasta al menos 2030, en relación a las vacunas.

Vale aquí destacar que cuando se habla de productos farmacéuticos se incluyen principalmente antiparasitarios, antibióticos y antiinflamatorios, entre otros que vienen en franco crecimiento.

En cuanto a los animales de compañía, también se aceleró la adopción de productos farmacéuticos y vacunas para ayudar a aumentar la longevidad y el bienestar de perros y gatos. Además, adquisiciones como la de Bayer por parte de Elanco; o la de Merial a manos de Boehringer Ingelheim tiempo atrás, promoverían el avance del sector en el corto, mediano y largo plazo.

La mención de esta operación no es antojadiza: diversas fuentes del mercado coinciden que las fusiones y adquisiciones se consideran uno de los factores clave que contribuyen al crecimiento del segmento a lo largo de los años.
Varios factores, como el creciente gasto en salud animal, el aumento de la incidencia de enfermedades zoonóticas y el incremento del número de veterinarios y sus ingresos en las economías desarrolladas, también son responsables del crecimiento del mercado ligado a las mascotas.
Por su parte, los laboratorios están invirtiendo en la expansión de sus instalaciones de fabricación en distintas partes del mundo, lo que se espera impacte positivamente en el negocio de la salud animal en general.
Crece la demanda y la oferta responde.

“El Grupo de la muerte”

Es popularmente sabido que Estados Unidos no tiene los mayores créditos en el fútbol, aunque una vez más estará presente en la Copa del Mundo de noviembre.

Sin embargo, su suerte cambia si se trata de medirlo en la industria veterinaria global. La mayor economía del planeta también lidera el volumen de ventas en lo que refiere al negocio de salud animal.
Solo en 2021, el país aportó el grueso de los US$ 11.800 millones que generó el sector en América del Norte, siempre según cifras oficiales. Eso representa que esta región genera en solo dos semanas las ventas equivalentes a un año completo de la industria veterinaria argentina.
La industria de sanidad animal de Europa occidental es el otro candidato destacado en este certamen, ya que superó los US$ 7.900 millones en ventas durante 2021, según los últimos datos proporcionados por Animal Health Europe, organización que agrupa a las empresas y asociaciones nacionales de esta parte del Viejo Continente.
Esta organización y sus empresas miembro, aseguran cubrir el 90% del mercado europeo e invertir más de US$ 500 millones en investigación y desarrollo cada año. Además, presentaron datos crecientes a pesar de ser un ejercicio aún marcado por la pandemia provocada por el COVID19.
En cuanto a los datos del sector durante el 2021, exponen que como productos más vendidos de manera individual en Europa se encuentran las vacunas con un 32% de las ventas totales y en segundo lugar, los antiparasitarios (29%).
Le siguen los antimicrobianos (antibióticos) con un 11%; y el resto de los insumos representan el 28% del total.

Ahora bien, si llevamos nuestro análisis al punto de comparar el peso de cada especie animal, veremos que los productos para mascotas son la figura destacada ya que, a diferencia de lo que ocurre en los mercados latinos, representan el mayor porcentaje de ventas con más del 40% del total.
Del otro lado del Atlántico, se encuentra Brasil, la economía más pujante de América Latina. El pentacampeón no es la excepción cuando de industria veterinaria se trata. El año pasado, los ingresos del sector en ese país superaron los US$ 1.700 millones, completando más de una década de crecimiento a una tasa anual promedio del 8%.
En ese marcos, los rumiantes se llevaron la mitad más uno del sector, seguido por animales de compañía. Asimismo, las producciones intensivas de aves y cerdos, donde Brasil también se destaca como proveedor global, completan el mercado con participaciones similares entre sí.
A la hora de observar el desempeño según la clase terapéutica, al igual que ocurre a nivel mundial, los fármacos son los protagonistas donde los antiparasitarios explican el 27% de los dólares facturados por la industria de salud animal brasilera.
Brasil, una vez más, es uno de los tantos “cucos” a vencer en el Mundial que sea, y en el de las industrias veterinarias, también.

Ahora bien, si llevamos nuestro análisis al punto de comparar el peso de cada especie animal, veremos que los productos para mascotas son la figura destacada ya que, a diferencia de lo que ocurre en los mercados latinos, representan el mayor porcentaje de ventas con más del 40% del total.
Del otro lado del Atlántico, se encuentra Brasil, la economía más

¿Qué lugar ocupa la Argentina?

La industria local de salud animal se puede analizar de diversas maneras.
Sin considerar la facturación correspondiente a la vacunación antiaftosa (como en todos los otros casos), veremos que el sector que opera en nuestro país generó ingresos por algo así como $50 mil millones, a un dólar oficial promedio en 2021 de $107 (US$ 470 millones).
Este monto, según estimaciones de MOTIVAR, se dividiría de la siguiente manera:
Bovinos de carne y leche: 44%.
Animales de compañía: 20%.
Avicultura: 17%.
Otros grandes animales (cerdos, ovinos, equinos): 15%.
Otros: 4%.
En el mercado total, la división entre categorías de productos se repartió de la siguiente manera: fármacos: 65%, biológicos: 30% y otros: 5%.

Por su parte, el primer rival de la Argentina en la fase de grupos de Qatar 2022, Arabia Saudita es, al igual que en el fútbol, uno de los rivales más “débiles que nos podían haber tocado”, con una industria veterinaria que -siendo generosos- podría haber llegado a los US$ 50 millones el año pasado.
Más allá de esto, en ese mercado se destacan las aves de corral, que explicarían dos tercios de los ingresos de la industria veterinaria. Mientras tanto, un stock de más de 18 millones de ovejas y cabras, más de 1,4 millones de camellos y medio millón de vacas lecheras explican el tercio restante de la demanda de salud animal en la península.
En el caso de México, segundo contrincante para la Argentina explica un 5% de las ventas de América del Norte.
De hecho y contemplando tanto a las empresas que se encuentran dentro, como fuera de Infarvet, habrían logrado en 2021 la friolera de al menos US$ 700 millones en ingresos anuales para una industria que reúne a cerca de 100 laboratorios.
En el país azteca hay casi 8.000 productos farmacéuticos registrados, 37% de ellos para atender a rumiantes, 27% a porcinos, 24% a mascotas, 11% a aves y solo un 1% a especies acuícolas.
Adicionalmente, se estima que un 42% de los biológicos veterinarios que cuentan con registro se destinan a la industria avícola; 23% para bovinos, ovinos y caprinos; 19% para cerdos y 16% para el creciente segmento de las mascotas.
¿Y Polonia? Sin dudas es para nosotros la gran incógnita, representando cerca del 10% de la facturación de una Europa del Este que en 2021 habría alcanzado los US$ 1.900 millones. Si bien esos US$ 190 millones anuales no le da a la industria veterinaria polaca la chapa que en el fútbol les otorga Robert Lewandowsky, no deberíamos subestimar a un país que es considerado entre los principales productores de genéricos veterinarios en toda Europa.
Se viene el Mundial de Qatar y las expectativas por el rendimiento de la Scaloneta crecen día a día. ¿Podrá nuestra industria veterinaria aportar para volver a traernos la Copa? Ojalá que sí. Veremos. Ojalá.

POR UNA MAYOR SUSTENTABILIDAD DE LOS SISTEMAS

El torneo de las producciones animales

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Argentina ya tiene los rivales para la fase de grupo de Qatar 2022: Arabia Saudita, México y Polonia. ¿Quién es quién si lo que está en juego es la producción pecuaria?

La Selección Argentina de fútbol encabezará el grupo C en la primera fase del Mundial de Qatar 2022 donde se enfrentará a Arabia Saudita, México y Polonia. El equipo dirigido por Lionel Scaloni y bajo la capitanía de Lionel Messi hará su debut el 22 de noviembre y cerrará la primera etapa el miércoles 30 de noviembre. A solo seis meses del comienzo del certamen, hay otra competencia en juego: “El mundial de las producciones”.
Argentina es un histórico referente en producción de carne bovina y la participación en otras carnes, como avicultura y cerdos, creció con fuerza en las últimas dos décadas. Asimismo, la fama ganada como portador de “la mejor carne del mundo” contagia a la industria veterinaria como proveedor de la sanidad de este y todos los sectores orientados a transformar granos en canre. ¿Cuál es el rol de la producción animal en los países que enfrentaremos en la fase de grupos en Qatar 2022? ¿Dónde se destacan? ¿Cuál es la escala respecto al territorio argentino?

Arabia Saudita: vuela con la avicultura

En el árido territorio del reino más importante de la península arábiga los camellos pueden ser los animales más icónicos, pero seguramente no los más consumidos. La dieta proteica de los árabes tiene al pollo en el centro de la escena.
De hecho, se espera que la producción de carne de pollo continúe aumentando a medida que Arabia Saudita persigue una meta de 80% de autosuficiencia para 2025. Hoy, ese porcentaje ya supera el 60%.
La producción de carne de pollo de ese país fue estimada en 930.000 toneladas, en 2020. Y según las proyecciones del USDA, ese monto trepó a 950.000 el último año. Sin embargo, las importaciones siguen jugando un papel central y también están al alza acompañando el crecimiento del consumo interno.
En 2020, las importaciones rondaron las 550.000 toneladas y se estima en 625.000 el monto importado en 2021. Si bien la Argentina es un proveedor de ese mercado, es Brasil quien suministra la mayor parte de las importaciones de aves de corral de Arabia Saudita. Esto sucede a tal nivel que es el segundo país más importante para el mercado externo de pollos brasileños representando un 14% de los envíos, solo detrás de China (19%).

México: reina en producción (y consumo) de huevos

Por su precio y calidad, el huevo es uno de los productos favoritos de los mexicanos, posicionándo como el primero del mundo en consumo con una ingesta de 23,7 kilos per cápita, es decir, algo más de 430 huevos por persona cada año.
En México hay casi 170 millones de gallinas de postura de la raza Bovans, Lohmann o Hy line que ponen un huevo a diario. Solo para tener una referencia, en la Argentina ese número se reduce a 40 millones de gallinas de postura y el consumo per cápita se estima en cerca de 300 huevos.
Aproximadamente 98% de la producción a nivel nacional de ese país consta de huevo blanco, el restante es de color rojo, de acuerdo con datos de la división Avicultura de MSD Salud Animal, en México.
Y más allá que lidera la tabla de consumo desde hace dos décadas, el consumo de huevo en México tuvo un incremento aproximado del 50% entre 2019 y finales de 2020, al pasar de dos millones de toneladas a tres millones, de acuerdo con el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), aumento ocasionado por la pandemia, su bajo costo, facilidad para cocinarse, sabor y contenido de proteína, afirman especialistas de la UNAM.

Polonia: campeón en lechería

Polonia es el quinto mayor productor de leche y tiene el tercer stock de vacas lecheras más grande de la Unión Europea. En 2019, este país fue responsable del 1,7% de la producción mundial de leche y del 8,5% del total de las entregas de ese fluido entre los miembros de la UE-28, justo después de los Países Bajos, que representaron el 9,7% de las entregas.
La exportación de productos lácteos es muy importante para Polonia porque su nivel de autosuficiencia es del 121%, es decir, debe destinar más del 20% a las exportaciones, de las cuales más del 74% se colocan en otros países de la Unión.
La industria láctea polaca experimentó una transformación después de la adhesión del país a la UE (2004). La producción de leche y productos lácteos se concentró, lo que se tradujo en economías de escala. De hecho, en el periodo 2005-2019, los ingresos de las empresas involucradas en el procesamiento de leche aumentaron en más del 90%. Asimismo, en 2019 se observó una tendencia al alza en la producción de leche debido a que la mejora en la productividad compensa la disminución de la población de vacas lecheras. En diciembre de 2019, el número total de vacas lecheras fue de 2,16 millones de cabezas, un 2,3% inferior al del año anterior. Sin embargo, una vez más, en contraposición con el mercado argentino, tanto el stock como la oferta de leche polaca es superior.

Fuente: USDA

Profesionales que intervienen en las distintas etapas de la producción de carne bovina analizan el impacto concreto de su participación en la generación de alimentos sanos y seguros.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Para muchas personas puede ser difícil de creer, pero antes de probar bocado, el ojo de bife que nos predisponemos a comer es fruto de la intervención de varios veterinarios a lo largo de los casi tres años que insume el ciclo ganadero.
Interesante es adentrarse en el tema, en el marco de la nueva campaña de la Federación Veterinaria Argentina: #HAYunVeterinario, disponible en el Canal de YouTube y las redes sociales de @federacionvete.
A partir de esto, la FeVA busca destacar las múltiples actividades que realizan las y los veterinarios, con impacto en el día a día de los animales y también las personas.
En esta línea, MOTIVAR pone el foco sobre la actividad pecuaria más extendida del país y donde -por ahora- mayor número de veterinarios se involucra desde la producción primaria hasta la góndola del supermercado: la industria de la carne bovina.
Para dejar en claro el impacto de la participación en la instancia de la reproducción nos contactamos con Gabriel Bó, presidente del IRAC; mientras que fue Federico Berger, presidente de la FeVA y socio en Veterinaria Villa Minetti (Santa Fe), quien aportó la mirada en del trabajo a campo.
Asimismo, dialogamos con la Mg Vet Belén Schiaffino, docente y Jefa de Servicio en Senasa, con un ojo puesto en el trabajo de los veterinarios en las plantas frigoríficas y complementándolo con la visión de lo que sucede en un supermercado con Hugo Palópoli, docente y ex jefe de Inspección Veterinaria del Mercado Central de Buenos Aires.
Tras este repaso escrito en primera persona por cada uno de los entrevistados, no habrá dudas: los veterinarios son un eslabón clave en una industria que despacha más de 250 millones de kilos de carne cada 30 días.

El desafío: multiplicar las carnes

Por el Dr. Gabriel Bó (IRAC)

Donde todo inicia. Gabriel Bó repasó la participación de los profesionales al inicio del ciclo productivo.

Donde todo inicia. Gabriel Bó repasó la participación de los profesionales al inicio del ciclo productivo.

En Argentina, la reproducción es la especialidad más elegida por los médicos veterinarios, pero tenemos una deuda pendiente con la producción de carne debido al prolongado estancamiento de la tasa de procreo, en torno al 62%. Si bien, las causas son múltiples, históricamente, al criador tradicional solo le importaba la cosecha del mayor número de terneros al menor costo posible. Mientras tanto, para los productores mixtos, la vaca siempre fue una reserva.
Sin embargo, eso fue cambiando, porque hacer ganadería de forma eficiente hoy rinde más. Este cambio, se dio a partir de un mayor vínculo de veterinarios y productores que fueron creando el ambiente para aplicar las biotecnologías reproductivas.
A partir de la llegada de la IATF, en los 2000, los MV encontraron una herramienta que no solo les permitió aportar a la producción, sino también una aliada para incrementar su propia facturación. Asimismo, los resultados son fáciles de percibir en un período relativamente corto de tiempo.
Esto se dio en el marco de un cambio generacional que le dio paso a jóvenes que pueden ver los beneficios en los números.

En la práctica

En la Argentina se estima que son 3,5 millones los vientres dentro de los programas de IATF, pero aún queda mucho por recorrer. Solo por citar un ejemplo, Brasil ya está arriba de los 26 millones de cabezas.
La IATF no es la única herramienta, sino que a la hora de hablar de reproducción también tienen que ver el manejo y la nutrición. Hoy hay sistemas que se pueden aplicar y permiten mejorar los resultados.
Sin embargo, en el país la IATF no es solo un programa genético, sino que su principal objetivo es tratar de preñar antes las vacas. Y en esto, el rol de los veterinarios es estratégico para dar inicio a esa cdena que luego terminará poniendo un bife en el plato de los consumidores.
Hoy el veterinario cuando llega la época de servicio participa implementando el programa reproductivo, hace los tactos y, en los campos más ordenados, califica las vacas en cabeza, cuerpo y cola para saber cómo parirán.
En el período intermedio, tras el destete, selecciona qué vaca se descarta y cuál no. Hoy, en cría, el veterinario ha notado que hay que descartar todas las vacas vacías, no para venderlas ya, pero sí para mejorar su condición y luego destinarlas a faena con destino a China, por ejemplo. ¿Qué más hacemos? De marzo a octubre, la revisación de toros para saber cuáles están aptos, debido a que se hace una IATF y repaso con toros, etc.
El médico veterinario también forma parte de la implementación del protocolo y el seguimiento de todo el proceso y es quién define qué producto se compra y en qué medida se utiliza. A su vez, participa en el diseño y seguimiento del servicio desde el punto de vista del manejo reproductivo. En cuanto al manejo sanitario, la participación debe ser total, tanto en las enfermedades de cotrol obligatorio, como en la implementación de los programas de vacunación.

A campo: en la toma de decisiones

Por el Dr. Federico Berger, presidente de la FeVA – Vet. Villa Minetti

En el campo es donde más tiempo pasamos muchos veterinarios, a la par del productor y los animales. En los últimos años, el profesional se involucra en la planificación y proyecciones anuales en búsqueda de cumplir con los objetivos productivos y resultados económicos del establecimiento.
Con más frecuencia nos sentamos en la mesa de toma de decisiones. En la práctica profesional, un campo donde el veterinario ha avanzado mucho es la nutrición. Cuando asesoramos por primera vez un establecimiento, el primer paso es tratar de hacer un balance forrajero alimenticio anual para saber cuánto alimento necesitamos por cada vaca, debido a que su carencia es una de las principales razones de los bajos rendimientos en materia de preñez y destete.

El paso a paso

En el trabajo a campo se incrementó el foco sobre los residuos de los medicamentos.
Los veterinarios somos imprescindibles a la hora de garantizar los tiempos de carencia por ejemplo luego de emplear un garrapaticida, o certificar el uso o no de 17 Beta Estradiol en las inseminaciones, pensando en el mercado europeo sin ir más lejos.
En el área de cría se trabaja mucho sobre los reproductores. Se presta atención a los toros, sobre todo en evitar que tengan enfermedades venéreas, realizando un examen de aptitud reproductiva y garantizando que cumple con las condiciones asociadas al calendario de venta de los animales que se realiza en primavera y verano.
A su vez, hay un trabajo de manga con tecnología, a través de un ecógrafo para conocer los niveles de preñez y cumplir con los objetivos para lograr el mayor nivel posible de destetes. También preparamos las pariciones, atendiendo los partos y dando seguimiento del recién nacido con cuidados esenaciales hasta su registro.
La etapa siguiente es el destete, donde el veterinario acude a los campos por distintos motivos y capacita al personal para reducir el estrés en los establecimientos.
Además, se garantiza la provisión adecuada de agua y alimentación en búsqueda de lograr las mejores condiciones.
En la etapa de recría es clave atender las parasitosis, evaluando el uso adecuado de los productos. Dentro del plan vacunal se deben aplicar al macho vacunas contra enfermedades clostridiales y respiratorias; y en la hembra, una base inmunitaria para las enfermedades reproductivas.
En la etapa de terminación, no es lo mismo si trabajamos en feedlots donde el balance de dieta es central debido a la demanda nutricional, según su edad y peso. Esto requiere una especialización diferente a aquel que hace el trabajo de terminación a campo.
En lo que respecta a la vacunación de aftosa también tiene presencia del veterinario y en el marco de los planes oficiale también hacemos control y erradicación de enfermedades como brucelosis y tuberculosis.
Nuestra tarea incluye atender las urgencias, desde un animal con problemas hasta un lote enfermo, un problema de parto y muertes donde se realiza la necropsia en búsqueda de entender qué es lo que sucedió para evitar que vuelva a ocurrir.

Hacer escuela

En el campo. “Los veterinarios somos imprescindibles a la hora de certificar determinadas exigencias locales e internacionales”.

En el campo. “Los veterinarios somos imprescindibles a la hora de certificar determinadas exigencias locales e internacionales”.

Otra tarea no menor tiene que ver con la docencia del personal de los campos para capacitarlos en las distintas etapas.
Trabajamos sobre el manejo para que el personal garantice el bienestar animal, disminuimos el uso del caballo, aplicamos uso de banderas y evitamos que en la mayoría de los campos los perros estén en los corrales, entre otras tantas acciones.
Este es un trabajo clave y que debemos seguir haciendo los veterinarios.
Y es en la etapa final donde nosotros tenemos un rol clave debido a que sin las certificaciones del veterinario no hay comercialización y faena.
En ese sentido, todos los establecimientos deben llevar un libro de registros y tratamientos con la documentación de lo que se realiza sobre el animal durante el año y debería haber un veterinario con su firma certificando la utilización tal o cual producto en todo el proceso. Esta es una acción estratégica, al igual que las anteriores, en la posibilidad de garantizar la inocuidad de la carne bovina que todos consumimos.

El visto bueno ante y post mortem

Por la Mg Vet Belén Schiaffino, docente y Jefa de Servicio de Senasa

Belen Schiaffino. “Certificamos los productos”.

Belen Schiaffino. “Certificamos los productos”.

En los hechos, los médicos veterinarios tenemos que determinar en primera instancia la sanidad del animal tanto en el ante mortem, como en el postmortem.
Es muy importante evaluar si existe alguna señal o lesión que nos indique alguna enfermedad del animal, por ejemplo, hallazgos de cisticercosis, tuberculosis o hidatidosis, por citar algunos ejemplos de enfermedades que pueden afectar al consumidor.
Con este objetivo, durante el proceso de inspección postmortem en el frigorífico se realiza la inspección de cabeza y lengua, ganglios y vísceras.
A su vez, en el cuarteo y desposte se hace un seguimiento para que las tareas se hagan de forma adecuada contemplando tanto la higiene de las instalaciones y los utensilios, como la aplicación de buenas prácticas de manufactura. Nuestra tarea continúa con el control preembarque y la certificación antes de embarcar al país destino o que el producto se destine a góndola.
Hay otros tres grandes escenarios donde tenemos un rol crucial en materia de control: buenas prácticas de manufacturas, los procedimientos estandarizados de limpieza y el análisis de puntos críticos de control.
Es un trabajo importante que se hace en equipo, cada uno con su rol, pero siempre trabajando en pos del consumidor.
En nuestro caso, por parte del Senasa, somos un equipo interdisciplinario, donde me acompañan dos veterinarios, una Licenciada en alimentos y siete técnicos que trabajan en la línea de faena. A su vez, la empresa tiene un equipo de control de calidad formado por 22 personas donde nueve de ellos son médicos veterinarios abocados al bienestar animal, actividades de laboratorio, controles en la línea de faena, desposte y el control de los productos terminados.
Nuestra terea es de policía, pero también ayudamos a que se tomen las decisiones correctas y para lograrlo estamos en constantes procesos de capacitación de todo el personal, con el objeto de lograr la inocuidad de los alimentos que allí se producen.
Primera etapa: Al ingresar la hacienda, se controla la documentación y los veterinarios y sus ayudantes realizan el control ante-mortem, observando al animal en movimiento durante la descarga, y también en el corral de descanso. Si es necesario dejar algún animal en observación, se cuenta con corrales específicos para tal fin. Si hay sospecha de alguna enfermedad infectocontagiosa, esos animales deben dirigirse al corral de aislamiento hasta definirse un diagnóstico.
Del mismo modo, el rol del veterinario es fundamental en caso de que haya que realizar una faena de emergencia (por ejemplo por la recepción de un animal fracturado) o realizar una necropsia en caso de que un animal llegue muerto. Aquellos animales que no demuestran ningún signo de enfermedad van al corral de descanso por lo mínimo seis horas, donde disponen de agua y espacio suficiente para realizar el descanso previo a la faena. El veterinario deja registrada toda actividad en la tarjeta de correspondiente a la tropa que está presente en cada corral.
En planta, previo a la autorización del inicio de actividades, se hace un control preoperacional para verificar que las condiciones higiénico-sanitarias del establecimiento sean correctas.
Segunda etapa: La playa de faena tiene tres grandes áreas: sucia, intermedia y limpia. Desde el momento del noqueo, la presencia del veterinario es crucial para verificar que el animal sea insensibilizado de forma correcta. Luego, llega el momento del cuereado y el control post mortem. Todos los animales después de sacrificados son sometidos a un examen macroscópico de sus órganos y tejidos, complementándolo, cuando sea necesario, con un examen microscópico y/o bacteriológico. Esta función es exclusiva del Servicio de Inspección Veterinaria.
Durante la faena se controlan el cumplimiento de las buenas prácticas de manufactura y del sistema HACCP (análisis de peligros y puntos críticos de control), con especial atención a la presencia de mancha verde por ingesta o de materia fecal en la media res. Otros controles que se llevan a cabo son la concentración de cloro en agua, la temperatura del agua (82° C) para esterilizar las herramientas o (45 °C) en el agua para el lavado manos. A su vez, tanto los profesionales del Senasa como los de la empresa realizan muestreos microbiológicos para verificar el correcto trabajo.
Algunos muestreos oficiales son el control de E. coli o Salmonella en medias reses y análisis fisicoquímico de agua.
Es importante también nuestra participación en el cumplimiento del Plan Nacional de Control de Residuos e Higiene en Alimentos (CREHA) que permite detectar la presencia de residuos y contaminantes que superen los valores establecidos en la legislación en los productos destinados al consumo humano.
Tercera etapa: La media res pasa por una cámara de oreo y luego se traslada a las de maduración. Es en esta etapa donde el músculo del animal se convierte en carne. Permanecen en cámara durante 24 horas a una temperatura específica. Luego de controlarse el correcto descenso del pH, se autoriza el cuarteo y su posterior desposte, empaque y almacenamiento en temperaturas óptimas según el producto.
Puede comercializarse enfriado o congelado. Antes de cada despacho, el Veterinario certifica los productos a comercializarse por última vez a través de un control preembarque y el análisis de toda la documentación pertinente al producto a embarcar.

Momento de las góndolas

Por el MV Hugo Palópoli, docente y ex Jefe de Inspección Vet. del Mercado Central de Buenos Aires

Palópoli. “Los inspectores y auditores veterinarios juegan un rol central en los canales minorista y mayorista”.

Palópoli. “Los inspectores y auditores veterinarios juegan un rol central en los canales minorista y mayorista”.

El método de selección del personal de inspección y auditoria en materia de alimentos difiere según si el ámbito es nacional, provincial o municipal. Lo que no difiere es que en todos los casos los médicos veterinarios tienen una presencia relevante.
En el caso de la industria de la carne bovina, al salir del frigorífico, su comercialización se canaliza por dos grandes vías: los canales minorista y mayorista.
En ambos, el papel que juegan los veterinarios toma fuerza tanto en inspecciones como auditorias que si bien, deberían estar planificadas, suelen ejecutarse al azar.
Desde 1997, las Buenas Prácticas de Manufacturas contemplan la existencia de un Manual de Buenas Prácticas, Higiene y Desinfección y el Manejo Integral de Plagas en aquellos establecimientos que comercializan alimentos, como la carne vacuna.
A nivel municipal, este punto mayormente no se pide, por ende no se evalúa y el control se reduce solo a lo que se ve en el momento.
En la mayoría de los municipios hay una inspección rutinaria por parte de los médicos veterinarios municipales, a través de la cual se revisan instalaciones y alimentos, pero no se controlan los procesos.
En la práctica, se observa el aspecto, es decir, si la carne está abombada, cuál es el nivel de higiene tanto en el establecimiento como en la manipulación y se controlan las cámaras de frío y su temperatura. A su vez, otra cuestión que debe atenderse son las picadoras de carne, porque no suele hacerse el procedimiento de higiene adecuado.
En el caso de los veterinarios que son auditores, también deben solicitar la existencia de un punto para eliminar contaminantes en la carnicería, si bien es difícil que existan debido a que se trata de espacios donde se manipulan productos crudos, se intenta evitar que se agreguen.
Este tipo de controles son más frecuentes en carnicerías de gran envergadura e incluso cámaras de acopio.
Por último, para expender en una carnicería productos fraccionados, como hamburguesas, carne picada o milanesas, en todos los casos, deben prepararse a la vista del consumidor, sin embargo, sabemos que por lo general ya lo tienen elaborado previamente.
En esos casos, el médico veterinario debería hacer el decomiso de ese producto porque no existe esa habilitación y a través de muestras se determina si hay presencia de Escherichio coli.
Este punto es central, porque, cada año, aún son entre 300 y 500 los niños con problemas de riñones por este tema.

Organizada por Old Prince, el 13 de mayo se llevará adelante un Webinar abierto para veterinarios de todo el país, a cargo de Luciano Aba, editor de MOTIVAR y Revista 2+2.

Luciano Aba, editor de esta Revista 2+2 y MOTIVAR, brindará un webinar sobre gestión y tendencia veterinaria en tiempos de COVID19 abierto para los veterinarios de todo el país.

El objetivo es describir las tendencias actuales y los cambios en el consumo tanto de alimentos balanceados para mascotas, como también de productos veterinarios, en el actual contexto de cuarentena por COVID19.

Así de simple es la propuesta que Old Prince, MOTIVAR y la Revista 2+2 llevarán adelante el próximo miércoles 13 de mayo a partir de las 19.00 horas por medio de un Webinar abierto a profesionales de todo el país.

Registrate acá para la presentación de Luciano Aba
https://zoom.us/webinar/register/WN_aPOB5l-nQU-KnwKAMEJGhg

Esta jornada sobre gestión y tendencia veterinaria en tiempos de COVID19 es acompañada también por las distribuidoras Kronen y Muñoz.

Para participar de esta charla, https://zoom.us/webinar/register/WN_aPOB5l-nQU-KnwKAMEJGhg

El antiséptico y desinfectante Sterilón ayuda a combatir al Covid-19 en ámbito pecuario. Desinfecta desde la ropa y el instrumental del operario hasta el agua de bebida del animal.

Ante la pandemia de coronavirus y sumado a las recomendaciones para la población emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación, resulta importante recordar la importancia de la desinfección de superficies, tales como: bederos, mamaderas, parideras, comederos, feed-lot, máquinas, ordeñadoras, tarros, pezoneras, instalaciones, frigoríficos y ropa e instrumental clínico, con el objetivo de evitar contagios.
Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente). Fuente: www.argentina.gob.ar/coronavirus
Limpiar con desinfectante, lavarse las manos, utilizar alcohol gel y evitar tocarse los ojos, la boca o la nariz disminuye el riesgo de transmisión.
Por eso, recomendamos utilizar Sterilón antiséptico y desinfectante a base de cloruro de benzalconio (un amonio cuaternario) que no irrita la piel ni las mucosas, a diferencia de la lavandina común. Además, no es tóxico: en su correcta dilución carece de color, olor y sabor, siendo apto para la industria alimenticia, para tratar a sus animales y para desinfectar sus instalaciones.
Este producto puede aplicarse mediante pulverizador o paño sobre las superficies a desinfectar. Y podés conseguirlo en sus dos presentaciones de 1 y 5 litros.

Dosificaciones
Para un correcto uso de Sterilón estas son sus dosificaciones:

  • Desinfección del agua de bebida: 1ml cada 20 litros de agua.
  • Desinfección de bebederos, mamaderas, parideras, comederos, feed-lot: 1ml cada 10 litros de agua.
  • Desinfección de instalaciones y frigoríficos: 1ml cada 10 litros de agua.
  • Desinfección de campo operatorio, heridas y cortes quirúrgicos: 1ml cada 10 litros de agua.
  • Desinfección de ropa e instrumental (clínica y cirugía): 1ml cada 5 litros de agua.
  • Desinfección de máquinas ordeñadoras, tarros y pezoneras: 1ml cada 10 litros de agua.
  • Desinfección y lavado de pezones: 1 ml cada 2 litros de agua.

Para conocer más, hace click acá

La población está preocupada, la prensa está activa, las autoridades atentas y la amenaza acecha. El objetivo de esta columna es tratar de echar algo de luz sobre el problema con información actual disponible que cambia día a día frente a la dinámica del fenómeno.

Jorge O. Errecalde
Titular de la Cátedra de Farmacología de la FCV y de la Facultad de Medicina de La Plata

Los coronavirus

En humanos, los coronavirus causan desde resfriados comunes hasta el MERS-CoV (Síndrome Respiratorio de Medio Oriente), SARS-CoV (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y el actual COVID-19. El SARS-CoV se transmitió de la civeta al humano y el MERS-CoV del dromedario al humano. Ambas zoonosis -enfermedades transmitidas de los animales al hombre-, exigen la necesidad de una visión muy amplia de la salud en el planeta.

Todos los virus emergentes provienen de los animales. La especie humana es demasiado “novata” en la tierra, y el hombre ha recibido virus de especies mucho más antiguas y mejor adaptadas. La fuente directa del coronavirus MERS son los dromedarios: la gente se infecta al beber su leche o comer su carne. Pero los dromedarios seguramente han recibido el virus de murciélagos. Y es probable que los murciélagos también hayan vectorizado el SARS.

Se debe prestar mucha atención a los murciélagos. Estos son mamíferos mordedores capaces de volar, lo que les da gran alcance, mayor similitud fisiológica con otros mamíferos y la capacidad de incorporar virus por mordedura.

En diciembre de 2019, se reportaron neumonías humanas de origen desconocido en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, China. El 31 de diciembre de 2019 China comunicó a la OMS la existencia de esta patología. Se identificó un nuevo coronavirus como agente etiológico. Allí se origina esta noxa y desde allí hacia el resto de Asia y luego, rápidamente, a otras regiones del mundo.  

El Comité Internacional para la Taxonomía de los Virus (ICTV, por sus siglas en inglés) bautizó a este agente SARS-CoV-2. También se lo llama virus del COVID-19.

La vía de transmisión predominante del COVID-19 parece ser directa o indirectamente, de humano a humano.

Se sospecha actualmente que, como los otros coronavirus mencionados, tiene origen animal. Se investiga activamente aunque sin evidencia aún, sobre el origen animal, especies, y papel de las mismas en la cadena epidemiológica.  

La secuenciación del virus muestra que es un pariente cercano de otro coronavirus que se aisló de murciélagos. Como hipótesis, podría haber habido un huésped intermediario (pangolín, serpiente?).

La información y las acciones

Como claramente se ve, hablamos de “parece ser”, “se sospecha”, “pariente cercano” o “como hipótesis”. Es todo muy nuevo, pero sí sabemos que el agente es muy contagioso.

La falta de información frente a un agresor casi desconocido ha sido claramente descripta por el Director General de OMS hace muy poco: “Todavía hay muchas cosas que no sabemos, pero cada día que pasa aprendemos más y trabajamos las 24 horas del día para colmar las lagunas de nuestro conocimiento”.

Hay algunas medidas que a esta altura, ya todos debemos conocer. Asimismo, es importante mantenerse informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19 utilizando fuentes confiables.

Buscar rápidamente asesoramiento médico ante la presencia de síntomas respiratorios, ya que podría deberse a una afección grave, más aún si usted tiene 60 años o más. Considere importante mencionar la interacción con viajeros.

Por otro lado, es crítico que se manejen los alimentos con el máximo cuidado, aplicando buenas prácticas para asegurar su inocuidad: la carne cruda, la leche sin pasteurizar o los órganos de los animales deben manipularse con precaución para evitar una posible contaminación trasversal con alimentos cocidos y la carne procedente de animales sanos que se cocina bien hecha es apta y sana para el consumo. 

Nunca será suficiente la insistencia sobre el correcto tratamiento de los alimentos. Se deben tomar en cuenta las Reglas de Oro de OMS para manipulación, preparación y cocción de alimentos. Si ese decálogo fuera enseñado en la escuela primaria, seguramente existirían mucho menos patologías transmitidas por la alimentación.

¿Qué le pasa al enfermo?

La sintomatología del COVID-19 abarca fiebre, cansancio y tos seca. A eso se puede agregar en algunos pacientes, dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. La pérdida del olfato y el gusto han sido identificadas como manifestaciones de esta enfermedad en un 30% de los pacientes. Algunas personas se infectan, pero no desarrollan síntomas. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera sin ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. Hasta ahora, alrededor del 2-3% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica rápidamente.

La mortalidad varía en los diferentes países. Eso puede deberse a diferencias en los protocolos de cuarentena, en la calidad y cantidad de atención y equipamiento en los sistemas de salud, en las diferencias demográficas y culturales. 

Pero claramente, los sistemas de salud de los diversos países deben responder adecuadamente a este desafío. Eso requiere capacidad técnica, capacidad logística e infraestructura adecuadas. Las organizaciones internacionales están preparadas para asistir a los países en la elaboración de sus planes de contingencia.

Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra infectada. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca despedidas cuando una persona infectada tose, exhala o estornuda. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan esas gotículas. Por eso es importante mantenerse a más de 1,5 metros de distancia de un enfermo. La persistencia del virus sobre superficies ha sido objeto de discusión. Nada se puede asegurar, dado que depende de las condiciones medioambientales: Humedad, temperatura, etc. Pero lo que está claro es que no desaparece al caer sobre alguna superficie siendo vehiculizado por gotìculas luego de toser, o a través del contacto directo de manos sobre superficies. En condiciones favorables puede persistir horas o días. 

La OMS publica cada día actualizaciones sobre la situación de la COVID-19 en el mundo, que se pueden consultar, en inglés, en la página (https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports/)

¿Es Corea del Sur un ejemplo?

Todos los días insistimos sobre el éxito de Corea del Sur en el control de la COVID-19. Es evidente, los números así lo acreditan, Corea ha desarrollado una estrategia adecuada y ha controlado la pandemia. Sin embargo es muy bueno considerar las diferencias del país asiático con la Argentina. Corea tiene una superficie de unos 100000 km2, parecida a la superficie de Catamarca. Claro, en Corea viven 50 millones de personas  y en Catamarca 200000.Sin embargo, Corea tiene varias ventajas: está rodeada por el Mar de Japón y el Mar de China, excepto en su frontera con Corea del Norte (una de las más seguras del mundo). La entrada crítica al país es el aeropuerto internacional de Incheon (aunque hay algunos otros más fáciles de controlar). Todos los pasajeros que llegan a Incheon son testeados por COVID-19, son retenidos hasta tener resultados (un día), si el test es positivo y tiene síntomas son derivados a hospitales, si dan positivo y tienen síntomas leves son derivados a unidades de baja complejidad. Si dan negativo al test, son derivados a sus domicilios para cumplir una cuarentena de dos semanas. Quienes cumplen cuarentena en sus domicilios tienen una aplicación en sus teléfonos móviles que registran su localización y, dos veces por día, deben declarar si están bien o si tienen algún síntoma. Si violan la cuarentena deben responder a la justicia. Si sumamos esto a la idiosicrasia de la región (Corea, China, Japón), resulta evidente que la cosa debería funcionar bien.

Si bien estamos a una gran distancia geográfica, tecnológica, cultural, etc. Tenemos la enorme ventaja de poder trabajar sobre evidencia ajena. No la podemos desaprovechar, tenemos por delante un invierno muy duro.

¿Y los animales?

La transmisión y propagación actual del virus COVID-19 es de humano a humano. Si bien se han reportado dos perros positivos al COVID-19 en China y un gato en Bélgica, esos animales habían estado en estrecho contacto con sus dueños, enfermos de COVID-19 y no desarrollaron síntomas. Hasta el día de hoy, no existe evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad. Por el momento, no es necesario tomar medidas que afecten su bienestar. De todas maneras, se requieren más investigaciones para establecer si ciertos animales pueden verse afectados por el virus COVID-19 y si es así, de qué manera. La OIE sigue de cerca este tema.

En el contacto y cuidado de animales, se deben tomar siempre medidas básicas de higiene. Estas medidas incluyen lavarse las manos antes y después de estar con o manipular animales, su comida o sus artículos, así como evitar besar, lamer o compartir comida.

Las personas que estén afectadas por el COVID-19 deben evitar el contacto con sus mascotas y dejar su cuidado a otras personas del entorno cercano. 

Las autoridades nacionales de Salud Pública, así como el Servicio Veterinario deben trabajar en colaboración utilizando el enfoque Una Sola Salud con el fin de compartir información en todos los casos y realizar la evaluación de riesgos cuando una persona afectada por el virus COVID-19 informa estar en contacto con animales de compañía u otros animales.

Si tras la evaluación de riesgos se decide realizar las pruebas a un animal que esté o haya estado en contacto directo con una persona/dueño infectado por el virus COVID-19, se recomienda su realización mediante PCR en tiempo real, en muestras orales, nasales y fecales/rectales.

Mientras no existan pruebas de existencia o inexistencia de transferencia de la infección por COVID-19 de un animal a otro, se considera una buena práctica mantener alejados a los animales que hayan dado positivo al virus COVID-19 de otros animales.

¿Hacia dónde vamos?

Estamos ante un escenario futuro imprevisible dada la falta de conocimiento sobre el enemigo.
Terapéuticamente no tenemos herramientas. Sin embargo, en función de la necesidad, se están utilizando algunos fármacos cuya eficacia frente al nuevo coronavirus no se conoce, pero sobre los que existe sospecha de que puedan resultar de ayuda. Entre ellos la cloroquina es un antiguo antipalúdico sobre el que no existe evidencia concluyente de eficacia en este momento y se lo debe reservar para casos graves. Este fármaco se suele combinar con azitromicina, un muy eficaz antimicrobiano utilizado, entre otras indicaciones, para tratar infecciones por gérmenes oportunistas en pacientes inmunodeprimidos. El remdesivir, es un antiviral utilizado frente al ébola, que se está probando en varios centros en diversos países. La combinación ritonavir-lopinavir es una asociación que se ha usado en el tratamiento del SIDA y está en estudio. También se está estudiando esta última asociación combinada con interferón, una molécula capaz de bloquear la entrada de virus a las células. Claro que además de la cloroquina, otras viejas terapias están resurgiendo. La administración de suero de pacientes curados de la COVID-19 a enfermos, equivale a proveerlos de anticuerpos con los cuales combatir con éxito la enfermedad. La investigación funciona a toda velocidad, si bien es difícil coordinar protocolos para trabajar en diferentes países al mismo tiempo, eso da la ventaja de contar con muchos pacientes y de obtener resultados muy rápidamente.

Dado que este tipo de virosis es impredecible en su evolución, hay posibilidades diversas hacia el futuro. Una posibilidad -las más deseable- sería la extinción de la pandemia con la llegada del verano. Claro, eso en el hemisferio norte. Nosotros, Australia, el sur de Africa, estamos en el comienzo de la pandemia. Tenemos, por lo menos, un invierno para lidiar con el virus por delante. Pero es factible -y deseable- que la llegada de la próxima temporada cálida, nos libere del flagelo. La segunda posibilidad, también está vinculada a la estacionalidad, y consistiría en una atenuación del número de casos estival, con el retorno de la etapa de alta incidencia en el período invernal en forma cíclica, como la gripe común.

Claro que este ciclo podría ser interrumpido por la aparición de una vacuna. Países altamente desarrollados están invirtiendo en este tema. Pero debemos sea realistas, para que un producto biológico de este tipo llegue al mercado requiere pasos ineludibles que requieren tiempos que no se pueden acortar, de modo que, en el mejor de los casos, la aparición de una vacuna llevaría bastante más de un año y, una vez aprobada, no estaría disponible en grandes cantidades, muchísimo menos para tratamientos poblacionales en masa.

Nunca será suficiente insistir en que la única herramienta que funciona comprobadamente en las actuales circunstancias es la estricta cuarentena. Con periodos de incubación comprobados en todos los casos por debajo de las dos semanas, si la cuarentena se cumple, se corta la cadena.

Es de crítica importancia que las Autoridades de Salud Pública trabajen coordinadamente recolectando, analizando, y difundiendo información responsablemente.  Debe mantenerse informado al público con información clara, concreta y fehaciente, desmintiendo las noticias y recomendaciones falsas que alarman, confunden y desorientan a la población. Es esa cooperación entre responsables de Salud Pública, Salud Animal, Fauna Silvestre y Medio Ambiente que garantizará la coherencia y pertinencia de la comunicación y gestión de los riesgos en el marco del enfoque de Una Sola Salud para el beneficio de la población del país, de la región y del planeta.

Laboratorios garantizan el abastecimiento; distribuidores comprometen su “máximo esfuerzo” y veterinarios siguen trabajando, aunque con horarios y actividades restringidas. 5 claves para pensar lo que viene.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Cerca de 1.000 millones de personas pasaron el fin de semana del 21 y 22 de marzo en sus casas por el avance del nuevo coronavirus COVID-19. Son ya cerca de 40 los países que impusieron cuarentenas obligatorias en sus territorios para mitigar el impacto de una enfermedad que pone en jaque a la salud y la economía del planeta.
Cientos de contagios y muertes a diario en nuestro país desde que se confirmó el primer caso de coronavirus autóctono se sucedieron hasta llegar al momento actual. De la sugerencia a la obligatoriedad, cuarentena para todos.
Pero en realidad, no para todos.
Es que tanto el decreto, como la extensión anunciada por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, exceptúa de la obligatoriedad de cuarentena a una serie de rubros, entre los cuales se encuentran:

  • Los profesionales veterinarios.
  • Los consultorios, hospitales y comercios veterinarios.
  • Los laboratorios veterinarios.
  • Las producciones agroalimentarias.
  • La cadena de distribución de fármacos y vacunas veterinarias.

Todos se encuentran desde mediados de marzo con actividades restringidas respecto de “la normalidad” con la cual venían trabajando en este 2020, pero con la firme vocación (tal como lo manifestaron sus representantes en un comunicado conjunto) de seguir abasteciendo a la cadena, tomando los máximos recaudos y exceptuando a aquellos que por distintas características pueden estar mayormente expuestos a las inclemencias de este nuevo virus (las embarazadas y los mayores de 60 años, por citar algunos ejemplos).

MIRÁ EL COMUNICADO CONJUNTO DE LAS ENTIDADES VETERINARIAS

El alerta sanitario es global y la conciencia sobre esto es real y notoria en la sociedad (más allá de los casos excepcionales que podemos ver a diario en la televisión o en las redes sociales). Sin embargo, la actividad sigue. Y como bien le dijo un distribuidor de productos veterinarios del interior de nuestro país a MOTIVAR la semana pasada: “No es que vamos a ver qué hacemos, tenemos que trabajar. Somos un actor clave para la sociedad”.
Les compartimos 5 claves para repasar y proyectar como fueron las últimas semanas y cómo serán los próximos días de la cuarentena en veterinaria.

Sueldos pagos

Si bien hace solo un mes comentábamos en la edición de marzo de MOTIVAR que la industria veterinaria había iniciado este 2020 con el pie derecho (Ver nota Visión 2020), en las últimas semanas el envión se detuvo. Como en todo.
Home Office para las áreas de administración, cobranzas y marketing. WhatsApp, redes sociales y cientos de llamadas telefónicas para viajantes, vendedores y promotores de los laboratorios. Horarios reducidos para guardias en áreas de calidad y las máximas precauciones para que las plantas de elaboración de fármacos y vacunas veterinarias sigan funcionando, como (a nivel general y no sin excepciones) lo seguirán haciendo en los próximos días. Entre tanto, se hizo fin de mes: se venció el IVA, IIBB y se pagaron los sueldos. Si, se pagaron. En algunos casos tomando créditos y cerrando ventas hasta el último minuto. Pero se hizo. Otra vez. ¿Y van?

Stocks garantizados

La respuesta de la industria es clara. Existe stock de fármacos y vacunas veterinarias para abastecer a los distintos segmentos del mercado al menos por dos meses. ¿En todos los productos? No. ¿Todas las empresas? Tampoco. Pero a nivel general, y entre otro tanto pueda haber en la cadena comercial, la extensión de la cuarentena obligatoria hasta el fin de Semana Santa no parece poner en riesgo el aprovisionamiento de las plantas que producen en nuestro país, tanto como para el mercado interno; como para el externo y para terceras empresas que también lo colocan en el mercado.
Como se dijo, en el caso de las plantas que siguen funcionando (la mayoría) se tomaron las máximas precauciones para garantizar la salud de aquellos que deben seguir yendo a las empresas. A la vez, se busca también favorecer su traslado diario y reconocer el trabajo diario de quienes siempre fueron (pero ahora se hace más notorio) indispensables para que la rueda siga girando.
¿El riesgo? Que comiencen a aparecer casos de contagios en los grupos de trabajo y esa situación obligue a enviar a todo el personal (o a una parte) de manera preventiva a sus casas.

Pagos: que no se corte

Blancos, clearing, mutuales, efectivo, cheques (¿electrónicos?). Plata. También tenemos que hablar de plata. Y de pagos. “Tenemos al Virus y a los Vivos”, nos decían también hace una semana los más pesimistas en cuanto a lo que podría ocurrir llegado fin de mes. ¿Problemas? Cientos. ¿Llamadas para adelantar o cancelar cheques? Otras tantas. Pero como se dijo, la cadena siguió.
Sabido es que la cobranza “a distancia” no es una de las fortalezas del rubro, razón por la cual se espera poder establecer reglas claras para que, en los distintos segmentos del mercado, se reestablezca el ritmo normal de cobranzas. “No hay aún razones lógicas para que esto no sea así. Estamos atentos”, resumen desde los laboratorios. Tanto que hasta incluso distribuidores medianos y grandes le comentaban a MOTIVAR que los pocos días laborales de la semana pasada, tuvieron un interesante ritmo de movimiento y rotación de productos. ¿Es la inercia con la que se venía? ¿Se están adelantando compras “por las dudas” de lo que pase en un mes? La primera de las opciones es la que destacan en la industria. Y esto que siguió ocurriendo con la parte de fármacos y vacunas veterinarias, también se percibió en las oficinas de venta de las marcas de alimentos balanceados.
¿Qué puede pasar en adelante? La mayoría espera ya que empiecen a surgir inconvenientes operativos en las cobranzas y un enlentecimiento paulatino de las ventas en las próximas semanas. ¿Será? En unas semanas les contamos.

Logística y distribución, la clave

Los laboratorios pueden mantener su ritmo de producción, las personas dándole de comer y atendiendo la salud de sus mascotas, las producciones animales en marcha y los veterinarios en sus clínicas y en el campo. Pero si los productos no llegan, no llegan. Y está ahí el cuello de botella. No tanto para las empresas que emplean un sistema logístico formal y tercerizado, pero sí para muchos que utilizan canales algo más informales para que sus productos lleguen al destinatario final en todo el país.
¿Se puede resumir en pocas líneas cómo vivió la antesala de la cuarentena, sus primeras semanas y como vivirá los próximos tiempos la cadena de distribución de productos veterinarios? No. Pero lo intentaremos, claro.
Mientras algunos optaron por acatar inmediatamente la cuarentena obligatoria a partir del viernes 20 de marzo y por 14 días, otros distribuidores buscaron caminos alternativos para darle sustento a la excepción mencionada y recibida por decreto presidencial. No sin inconvenientes en los controles, demoras en las entregas y disputas con comisionistas, remises y transportistas no exclusivos del rubro veterinario, el sector sigue promoviendo sus ventas a través de Apps electrónicas, venta On Line a través de páginas Web y mucho, pero mucho WhatsApp. Esa es la vocación y visión de la cadena comercial, sustentada en una logística que, con parches en su engranaje, asegura poder seguir funcionando al menos por los próximos 14 días. En el medio, claro, no podemos obviar que existen aún distintos municipios “cerrados” alrededor de todo el país y que la falta de hoteles y la reducción de actividades en el rubro de las estaciones de servicio, entre otros, claramente complica la operatoria.

Veterinarios: ¿todo sigue igual?

Desde una distribuidora líder en el rubro urbano de productos para los animales de compañía fueron contundentes con MOTIVAR. “Vemos que entre un 70 y un 75% de las veterinarias están abiertas. Sin embargo, buena parte de ellas lo hace en horario reducido y por ahora de manera no muy organizada” … ¿Es extrapolable la situación al campo de las veterinarias de grandes animales? Difícil saberlo. Lo que sí es cierto es que al campo los veterinarios van: cuando es absolutamente necesario para la producción y tomando los recaudos del caso. Pero van. También están en sus veterinarias, aunque como se dijo, con pautas clara de cantidad de personas dentro de los locales, horarios reducidos y demás precauciones.
Como es evidente, nos encontramos ante un contexto excepcional, en el cual muchas son las posturas en cuanto a qué debe hacerse y qué no; cuáles son los alcances de la excepción a los profesionales y cuál el posicionamiento que los mismos toman frente a la sociedad.
Vivimos una situación excepcional y el paso del tiempo es sin dudas quien dirá cuál de todas las posturas que en las últimas semanas se han escuchado en cuanto al rol como agente primario de salud que tienen los veterinarios. Mientras tanto, la ciudad y el campo han demostrado en las últimas semanas que necesitan de manera primordial al sector veterinario en su conjunto.

Con foco en Emergencias y Cirugías, el evento se realizará en el Hotel Alto Calafate, los próximos 27 y 28 de septiembre con la participación de reconocidos profesionales. Además, los asistentes podrán disfrutar de todo el atractivo turístico de Santa Cruz.

Del encuentro participarán los médicos veterinarios chilenos Marcos Carvallo Zuñiga, quien disertará sobre “Principios de cirugía en trauma torácico”, “Manejo inicial del paciente politraumatizado” y “Hernia diafragmática”; y el emergentólogo César Villalta Riesco, quien hará lo propio con una actualización en nefrointensivo, abarcando también temas estratégicos como “Trauma medular agudo” y “Trauma torácico, manejo médico y quirúrgico”.

 

Costo del Congreso $4.600.

 

Incluye: ingreso a los dos días del Congreso. Dos almuerzos (27 y 28/10). Cena Patagónica Austral en el Hotel Alto Calafate con vista al Lago Argentino el 27/10. Excursión al Glaciar Perito Moreno el día 29/10, paseo en barco (opcional). Chocolate caliente en la Chocolatería tradicional Laguna Negra. Entrada al turístico Bar de Hielo Yeti Ice Bar.

No incluye alojamiento.

 

Lugar: Alto Calafate, Hotel Patagónico.

 

Más información: agostinacambarieri@gmail.com

 

Se llevará adelante del 21 al 23 de noviembre, desde una plataforma digital gratuita y exclusivamente diseñada por el laboratorio multinacional. Tendrá su foco en la medicina preventiva. Conocé el programa e inscribite On Line.

Del 21 al 23 de noviembre, MSD Animal Health llevará adelante su Primer Congreso Virtual de Animales de Compañía (Ver Sitio Web).

Se trata de un encuentro único, destinado a médicos veterinarios y ATV, en el que la tecnología se pone al servicio de la difusión del conocimiento en medicina preventiva para animales de compañía, de la mano de los mejores expertos.

Además, se compartirán contenidos y experiencias orientadas a mejorar el marketing profesional y la comunicación con los clientes de las veterinarias.

 

Inscribite gratis desde este Link.

 

En ese marco, se llevarán adelante ponencias diarias en directo, atractivos stands, gran cantidad de recursos didácticos que potenciarán la creatividad de los participantes, poniendo a prueba sus conocimientos profesionales.

 

Conocé el programa completo, sus fechas y horarios desde este Link

 

Agenda

Primera jornada: martes 21/11.

  • Barómetro económico de las clínicas veterinarias 2017.
    • Pere Mercader Menéndez.
  • Medicina preventiva animal y salud humana: la práctica del One Health en la clínica veterinaria.
    • Fernando Fariñas Guerrero.
  • Tengo un plan para ti: Medicina Preventiva y Planes de Salud.
    • Miguel Ángel Valera Arnanz.
  • Las 4 claves para mejorar la comunicación con tus clientes.
    • Núria Tabares Rivero
  • El auxiliar como el mejor asesor para la prevención en parasitología.
    • Enrique Barreneche Martínez.

 

Inscribite gratis desde este Link.

 

Segunda jornada: miércoles 22/11

  • Novedades en medicina interna felina: del diagnóstico a la terapéutica.
    • Félix Vallejo López.
  • Cómo introducir la prevención integral en tu clínica.
    • Jose Luis Blázquez Lumbreras.
  • Responsabilidad Profesional del Veterinario en el área de oncología: manejo de citostáticos.
    • Alfredo Fernández Álvarez.
  • ¿Qué cuesta cuánto? Cómo hablar de dinero sin que importe.
    • Luis Sainz Pardo.
  • Prevención de las principales enfermedades vectoriales transmitidas en el perro y en el gato.
    • Xavier Roura López.
  • Responsabilidad Profesional del Veterinario en el área de oncología: manejo de citostáticos.
    • Alfredo Fernández Álvarez.

 

Inscribite gratis desde este Link.

 

Tercera jornada: jueves 23/11

  • Dermatopatía: a partir de mañana lo hago así…
    • Massimo Beccati.
  • Cómo usar la comunicación digital para atraer y fidelizar a los propietarios.
    • Javier Nuviala Ortín.
  • Actualización de los conocimientos y control de los flebótomos en España.
    • Javier Lucientes Curdi.
  • Comunicación activa para entusiasmar a los propietarios: recursos y trucos.
    • Javier Nuviala Ortín.
  • El perfil del propietario de perro y de gato: ¿son distintos? ¿cómo debemos tratarlos?
    • Jaume Fatjó Ríos.

 

Inscribite gratis desde este Link.

 

Para más información: redaccion@motivar.com.ar / info@dosmasdos.com.ar

 

#CongresoVirtualMSD | #ClinicasVeterinarias

 

Organiza:

Media Partners en Argentina:


El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires convoca, una vez más, a los profesionales de todo el país a las 10º edición se realizarán los días 25 y 26 de agosto de 2017, en el Sheraton Hotel de la ciudad de Mar del Plata, Argentina.

Las Jornadas Internacionales de Veterinaria Práctica son, desde hace más de 15 años, uno de los eventos más destacados de la profesión veterinaria a nivel nacional. Cada dos años, este encuentro reúne a los exponentes nacionales e internacionales más prestigiosos y propone un espacio de encuentro para la comunidad veterinaria, en el que se desarrolla una capacitación de excelencia y de intercambio de novedades relativas al sector. Durante dos días circulan alrededor de 900 personas de todo el país entre docentes, investigadores, estudiantes, profesionales veterinarios y de actividades relacionadas.

Siempre con el objetivo de brindar el mejor nivel de capacitación y actualización profesional, la propuesta temática se organiza en seis áreas de trabajo de desarrollo simultáneo: Pequeños Animales, Grandes Animales, Bromatología y Tecnología de los Alimentos, Equinos, Animales no Tradicionales y Aves.

En esta oportunidad, las Jornadas cuentan con más de 20 expositores nacionales e internacionales de renombre, entre los que se destacan Mark Papich (USA), Sheilah Ann Robertson (USA), Noemí del Castillo Magán (España), Ramiro Isaza (Colombia) y María Edith Barrandeguy (Argentina), entre otros.

Se trata de un evento en el que la articulación entre el rigor científico de las disertaciones teóricas con la aplicabilidad de los temas abordados en la práctica profesional diaria, y la importantísima exposición comercial, constituye un espacio convocante para los profesionales de organismos sanitarios, como docentes, investigadores y profesionales en general.

Los espacios donde se desarrollan las conferencias están distribuidos en distintos niveles con salones provistos con la mejor tecnología, asistencia permanente y equipamiento para traducción simultánea en conferencias que así lo requieran. Y, como todos los años, también tendrá lugar una amplia exposición comercial donde las principales empresas del rubro presentan sus novedades y desarrollos.